PENSAMIENTO SEMANAL

¿TE DEBE ALGO LA SOCIEDAD? 21 de Abril 2016

¿Piensas que te debe algo la sociedad o que tú le debes algo? El Presidente Jack Kennedy dijo: “Compatriotas americanos: no pregunten qué puede hacer su país por ustedes – pregunten qué pueden hacer ustedes por su país.” Fue una excelente declaración.  Era muy verdadera entonces y es muy verdadero hoy.

Desgraciadamente mucha gente solamente vive para recibir y no para dar. Si no puedes dar con júbilo y voluntariamente, entonces tienes que transformar tu mente y cambiar el modo de pensar (Romanos 12:2). Ya que hayas vencido eso, podrás determinar en tu corazón cuándo dar, cuánto dar, qué dar, cómo dar, por qué dar, con qué propósito dar, dónde dar, y a quién darle (2 Corintios 9:7).

DOES SOCIETY OWE YOU? April 21, 2016

Do you think society owes you something or that do you owe something to it? President Jack Kennedy said:  “And so, my fellow Americans: ask not what your country can do for you – ask what you can do for your country.” That was very well stated.  It was very true then and it’s very true now.

Unfortunately many people are out to see what they can get, instead of thinking of ways to give of themselves.  They are takers and not givers. If giving does not come normally to you, then you have to transform your way of thinking about it (Romans 12:2).  Once you do that, then you will be able to purpose in your heart what to give, how much to give, why give, when to give, where to give, for what purpose to give, and who shall be the recipient (2 Corinthians 9:7).

ES COMO TERMINO 

Dios no me juzgará por lo que fui, por lo que soy hoy, pero sí me juzgará por lo que termine siendo.  (14 de Abril 2016)

¿QUIÉN CAMBIA A QUIÉN?

La intención de una iglesia cristiana debiera ser de cambiar al mundo para que la gente pudiera pasar la eternidad con Dios, y para que se hiciera la voluntad de Dios aquí en la tierra.  Lo opuesto ocurre; la iglesia está cambiando. Para estar políticamente correcta, la iglesia comenzó por aceptar a los divorciados (en los días de Moisés), y ahora acepta a los homosexuales, el aborto, a los pedófilos, y ¿quién sabe a que más?  Ya no queda mucho que la iglesia no acepta.  Ni idea tenemos de lo que aceptará en veinte años.  Sin embargo Dios dice, “Yo soy igual ayer, hoy y por siempre.” – Hebreos 13:8     8 de Abril 2016

NO LES HUYAS A LOS PROBLEMAS

Puedes pensar que tú eres el único con problemas.  ¿Sabes qué? Todos los tenemos. Que no te dé lástima contigo mismo ni les huyas a los problemas. No se van a resolver solos.  Busca la raíz del problema; nos las síntomas. Ya que sepas eso, haz un plan de acción y ponlo en operación.         31 de Marzo 2016

EL MUNDO PUEDE CUMPLIR LA MAYORÍA DE TUS DESEOS (24 de Marzo 2016)

El mundo puede cumplir casi todos tus deseos, pero no puede darte salvación.  Tal vez la fe en Jesucristo no te cumpla todos tus deseos, pero puede cumplirte el más importante que es la salvación de tu alma.

UN PENSAMIENTO ES TODO LO QUE ES (10 de Marzo 2016)

Un pensamiento es exactamente eso – un pensamiento.  Solamente toma vida cuando tú le pones acción.  Por eso, si es un mal pensamiento, descártalo inmediatamente, y no producirá malos resultados.  A lo contrario, si es un buen pensamiento, ponle acción, y alguien de seguro se beneficiará.

PENSAMIENTO SEMANAL – Marzo 3-9

Tu futuro no depende de tu pasado, sino que depende de tu hoy, y tu hoy depende de ti.  Deja el pasado en el pasado, voltea la hoja, y planea para un mejor mañana.

NO ERES VÍCTIMA (25 de Febrero 2016)

No eres víctima de tus circunstancias.  Estás pagando las consecuencias por las malas decisiones que hiciste en el pasado.  De aquí en adelante haz mejores decisiones, y las consecuencias serán positivas.

POLÍTICAMENTE CORRECTO (18 de Febrero 2016)

El tratar de ser políticamente correcto está destruyendo las verdades absolutas.  Éstas ya se están desapareciendo. La gente tiene miedo de mencionar las verdades absolutas por temor de estar políticamente incorrecta y de ser acusada de ser racista, sexista, discriminadora, antigua, malévola o de todas esas cosas.

¿CUÁL ERES TÚ? (11 de Febrero 2016)

¿Eres persona alentadora o desalentadora? ¿Eres optimista o pesimista? ¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío? ¿Ves lo bueno en las personas o solamente ves sus faltas? ¿La gente se alegra al verte llegar o cuando te despides? Esto te da algo en que pensar.

QUE TE CONOZCAN POR TU INTEGRIDAD (4 de Febrero 2016)

Según el diccionario una de las definiciones de integridad es:  Cualidad de una persona íntegra, recta, honesta.  Si no eres una persona de integridad, ¿te puedes mirar en el espejo? Si dejas un legado de haber sido una persona de integridad excelente por toda tu vida, será porque habrás vivido una vida justa, recta, honesta y cabal. 

¿A QUÉ VALORIZAS MÁS?   (27 de Enero 2016)

amla ut onis ,sogima sut in ,orenid ,ojabart , ailimaf ut res ebed oN. Lee de derecha a izquierda. Si eso no es lo que valorizes más que todo, tienes que reorganizar tus prioridades.

TUS VERDADES (21 de Enero 2016)

Es posible que tus verdades no sean absolutas, pero son tus verdades, y tú las vives, sea como sea.  Ellas determinan tu calidad de vida.  Si, en realidad, deseas cambiar tu calidad de vida, tienes que cambiar tus verdades.

CONVALIDA TU EXISTENCIA (14 de Enero 2016)

Puedes convalidar tu existencia ante los hombres al ser buen hijo, buena pareja, buen padre, buen abuelo, buen trabajador, buen ciudadano, pero para convalidarla ante Dios tienes que vivir por fe poniendo en sus manos tu vida y tu alma sin reservaciones, seguirlo incondicionalmente, y hacer buenas obras.

PODEMOS SOPORTARLO Y AGUANTARLO (7 de Enero 2016)

Debemos aguantar y soportar las tentaciones y las presiones del mundo sin importar que tan fuertes sean.  Dios no nos da más de lo que podemos soportar o aguantar.  En Corintios 10:13, la biblia nos dice:  “ No les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no los dejará ser tentados más de lo que puedan resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que puedan soportar.”

No caigas en ninguna tentación, presión, amenaza ni en cualquier otra cosa que no venga de Dios, porque de seguro viene del enemigo – el diablo.

¿DESEAS PROPERAR? (Primero de Enero 2016)

Si deseas prosperar en un área que jamás hayas prosperado, tendrás que pensar como nunca has pensado, y tendrás que hacer las cosas que jamás hayas hecho, y probablemente las tendrás que hacer como jamás hayas procedido en el pasado.

¿CUÁL ES TU POSESIÓN MÁS VALIOSA?  (10 de Diciembre 2015)

Vamos a comenzar con una pregunta básica…¿Cuál es tu posesión más valiosa? Permíteme darte algunas pistas. No es tu riqueza, tu casa, tu familia, tus negocios ni siquiera tu posición en el mundo empresarial. Tampoco es tu salud, aunque ésta debiera ser alta prioridad.

Tu posesión más valiosa es tu alma, porque es eterna, y porque puede regocijarse eternamente con Dios, o puede sufrir en el lago de fuego con el diablo por toda una eternidad.  Nadie puede fijarle precio. Es  única, invaluable e inapreciable.  No hay dos iguales en la historia de la humanidad.

¿Qué tan valiosa es? Es tan valiosa que Dios Padre envió a su Hijo Jesucristo para que sufriera, muriera, y resucitara para pagar por tus pecados.  Con esa acción te rescató de tus pecados, del diablo, del infierno, del lago de fuego, y de la segunda muerte, la cual te separaría eternamente de Dios.

Aunque Jesucristo pagó con su propia vida para rescatar tu alma, si no recibes ese sacrificio, terminarás en el lago de fuego.  Permíteme darte un ejemplo muy similar: Supongamos que tu papá en su testamento te dejó millones de dólares, pero o no lo sabías, o no te preocupaste por retirar el dinero.  Eso sería como si no lo tuvieras.

Para que puedas recibir el regalo más valioso de todos – la salvación – tienes que recibir a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Puedes hacerlo ahorita al orar en fe y en toda sinceridad la siguiente oración:  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor perdóname. Le pido al mismo Jesucristo quien sufrió, murió y resucitó al tercer día para pagar por mis pecados que sea mi Señor y Salvador.  También le pido al Espíritu Santo que viva en mí. Gracias, Dios Padre.  Amén.”

 

NUESTRO OBJETIVO PRINCIPAL (4 de Diciembre 2015)

Nuestro objetivo principal no debe ser de inventar un producto nuevo, de reinventar la rueda, de hacernos famosos ni de acumular todas las riquezas posibles.  Debe ser de buscar y encontrar maneras de ayudarnos a todos para que tengamos una mejor vida.  Si hacemos eso, le estaremos sirviendo a Dios, y estaremos haciendo su perfecta voluntad para nuestras vidas, y esa es exactamente la razón por nuestra existencia.

 

DIOS DESEA QUE SEAS FRUCTÍFERO (26 de Noviembre 2015)

Dios desea que seas fructífero (Jeremías 17:7-8, Juan 15:5, Romanos 7:4). Eso significa que debes estar dando fruto.  A propósito, siendo que no eres un árbol frutal, no hablamos de fruta, tal como las peras o las naranjas.  Hablamos del fruto del Espíritu.  Según Gálatas 5:22-23 ese fruto es:  “Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza.”

La pregunta es…¿El fruto del Espíritu está presente en tu vida? Si no lo está, tienes que expulsar lo que sea que lo impide.  Eso puede ser odio, envidia, celos, que eres tacaño, no has perdonado, orgullo falso, falta de arrepentimiento y cualquier otra cosa que sea pecado contra Dios.

 

LA AMENAZA DE VIOLENCIA (19 de Noviembre 2015)

Sabiendo que hay una amenaza de violencia contra varios países del mundo, ¿piensas que es bueno que varios países acepten refugiados de Siria sabiendo que entre ellos pueden llegar varios terroristas?

A esa pregunta debemos darle mucha consideración, porque si hacemos lo incorrecto podría traernos severas consecuencias.

EL TEMOR DE DIOS  (12 de Noviembre 2015)

El temor de Dios es el comienzo de la sabiduría.  Así es que si no tienes temor de Dios, por la razón que sea, no tienes sabiduría.  Mira y lee las siguientes escrituras:

Proverbio 9:10

“El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

Salmo 111:10

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos;  su loor permanece para siempre.”

Proverbio 1:7

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;  los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.”

Job 28:28

“Y dijo al hombre:  He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal, la inteligencia.”

¿Tienes temor de Dios?  Si eres cristiano – seguidor de Jesucristo – no debes tener temor, pero si no lo eres, debes tenerlo, porque vas a terminar en el lago de fuego por toda una eternidad.

BUSCA Y HALLARÁS   (5 de Noviembre 2015)

La sabiduría viene por medio del conocimiento.  El conocimiento nos llega al buscar.  Comenzamos a buscar por el deseo de saber.  Tenemos el deseo de saber, porque somos hacedores.  Somos hacedores, porque esa es nuestra esencia.  Nuestra esencia depende del carácter que hemos desarrollado por las experiencias que tuvimos por las circunstancias fuera de nuestro control, y por las que participamos por nuestra propia voluntad, porque sabíamos que iban a ser beneficiales para nosotros.

En Mateo 7:7-8, Jesucristo mismo nos dice:  “Pide, y se te dará; busca, y hallarás; llama, y se te abrirá.  Porque cualquiera que pide, recibe, y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá.” No creo que esto pudiera ser más claro.   5 de Noviembre 2015

CREE EN TI (29 de Octubre 2015)

El creer en ti es saber que puedes hacer algo, aunque las circunstancias y otras personas digan lo opuesto.  Si tienes un sueño, sigue soñándolo, y ponle manos a la obra.  No permitas que gente negativa te lo robe.  Los que nunca logran nada significativo encuentran miles de excusas para no intentar hacer algo que valga la pena.  Sin embargo, todo lo que necesitas es una buena razón para hacerlo y triunfar. Esa razón ya está en ti.

ENFRENTA TUS FOBIAS  (22 de Octubre 2015)

No sé qué fobias, incertidumbres,  dudas tengas o temores pero sean los que sean, tienes que enfrentarlos.  Si no lo haces, te torturarán por el resto de tu vida.  Si les haces frente, te percatarás que no son tan peligrosos, poderosos o tan atroces como pensabas.  Después que los derrotes, serás libre el resto de tu vida. ¡Buena suerte!

¿DEBO PLANEAR PARA MI FUTURO?  (15 de Octubre 2015)

Porque hay mucha incertidumbre en el mundo, mucha gente joven se pregunta, “¿Debo planear o no para mi futuro?  Sí, debes planear para tu futuro, porque va a llegar, hagas lo que hagas o lo que no hagas.  Si planeas en el mañana vas a estar en una mejor situación que si no lo haces.

Otra cosa que debes hacer es orarle a Dios para que él te ayude a prepararte para el futuro.  Él no solamente sabe lo que viene en el futuro, sino que sabe lo que es mejor para ti.  Él desea ayudarte.  Está esperando que tú le ores tus peticiones.  Lee Hebreo 4:16.

¿QUÉ VES?  (8 de Octubre 2015)

Cuando hay un obstáculo en el camino, unas personas no ven salida, otras ven una oportunidad.  ¿Qué ves tú?  Según lo que veas depende si vas a sobresalir o ser simplemente mediocre.

 

¿LOS RICOS PUEDEN LLEGAR AL CIELO? (18 de Septiembre 2015)

Jesús dijo en Mateo 19:24:  “De nuevo les digo que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja  que un rico entre en el reino de Dios.” ¿Dijo Jesucristo que los ricos no pueden entrar en el reino de Dios? ¡Para nada! Algunos evangelistas por la televisión dan la idea que Dios desea que todos seamos ricos. ¿Es verdad eso?  ¡Para nada!

Dios nos da talentos en diferentes áreas.  Lo que desea es que los usemos para avanzar su reino aquí en la tierra. Algunos cristianos que son muy ricos dan millones de dólares para servir a Dios. Vamos a convivir con ellos eternamente en el cielo.  Otros millonarios usan sus fortunas para divertirse, pecar, defraudar y cosas así.  ¿Llegarán al cielo?  ¡Claro que no! Algunos pastores y evangelistas están sirviendo a Dios para hacerse famosos, ricos y para vanagloriarse.  Siendo que Dios no puede ser engañado, no llegarán al cielo.

Dios mira el corazón del hombre.  Todo lo demás es secundario.  A pesar de tu edad, sexo, raza, país de residencia, idioma que hables, estado social, nivel educativo, religión, atributos físicos que tengas o no tengas, talentos, Dios desea que busques primero su reino y su justicia para que todo lo demás te llegue por añadidura (Mateo 6:33).  Desde luego que lo más importante que te llegará será la salvación.

LA PRESIDENCIA ESTADOUNIDENSE (10 de Septiembre 2015)

Al pasar el tiempo los Estados Unidos de América se va alejando más y más de Dios.  Al hacerlo, va perdiendo las bendiciones de Dios.  Porque Donald Trump es el candidato más fuerte puede ser elegido Presidente, y si eso sucede nuestro país se puede alejar aún más de Dios.  La razón es simplemente que la gente pondría su confianza en Donald Trump y no en Dios.  Donald Trump es simplemente otro ser humano, pero Dios es Dios.

Si es incrédulo y no está de acuerdo con lo que escribí, no me escriba, porque que el Sr. Trump sea Presidente y que la gente ponga su confianza en él son suposiciones.  Sólo el tiempo nos dirá.

NO LE PIDAS A UNA ESTRELLA (4 de Septiembre 2015)

Si Walt Disney estuviera vivo tal vez te dijera que le llevaras tus deseos a una estrella sin importar quien fueras tú, pero yo te digo que eso sería una tontería.  Si has de pedirle a algo o a alguien que sea al que hizo todas las estrellas – ese, desde luego, es Jesucristo.  No tan solo creó las estrellas, sino todo lo que está en existencia (Juan 1:3).

Jesucristo nos dice que cualquier cosa que le pidamos al Padre en su nombre (Jesucristo), el Padre nos lo otorgará (Juan 14:13, 15:16 y 16:23).  Se sobreentiende que lo que pidamos tiene que estar dentro de la voluntad del Padre.

TRATEMOS DE CAMBIAR LA SOCIEDAD

No cabe duda que nuestra sociedad se va volviendo más y más permisiva, flexible, y acomodadiza a los caprichos de la gente.  Nosotros los cristianos debemos tratar de no ser tan tolerantes, permisivos, flexibles ni dejarnos llevar por la corriente.  No debemos permitir que la sociedad se desvíe, y donde ya lo ha hecho, no debemos participar.

Si nuestra sociedad continúa desobedeciendo  las reglas, los principios, las leyes, y la voluntad de Dios, tarde o temprano nos va a llegar su justicia.  Porque le llueve al justo igualmente que al injusto (Mateo 5:45), nosotros también vamos a pagar las consecuencias.  Piensa en esto:  “Si no eres parte de la solución, eres parte del problema.”

¿ESTÁS POLITICAMENTE CORRECTO?  (12 de Agosto 2015)

Si siempre estás social y políticamente correcto, me das lástima.  Si eso es lo que persigues, me dice que simplemente vas siguiendo la manada. Si eso es lo que haces, no piensas por ti mismo. Permites que otros piensen, y tú simplemente sigues como si fueras un cordero.

Unos consejos:  piensa por ti mismo, sal de tu zona de comodidad, y no sigas la manada a menos que vaya en la dirección correcta.  No la sigas, porque es popular o por ser social y políticamente aceptado.  ¡Haz lo propio tuyo!

LA NECESIDAD MÁS GRANDE  (6 de Agosto 2015)

La necesidad más grande que tiene una persona es de sentir que la gente la ama, la necesita, la toma en cuenta y la aprecia, mientras que la desilusión más grande es cuando una persona se siente desamada, ignorada, que no la necesitan, y que no la aprecian.  Piénsalo y llegarás a la misma conclusión.  Si tú te sientes así, de una manera razonable, haz lo que sea posible para cambiar tu situación.

Una de las maneras de hacerlo es de enfocarte en otras personas y en otras cosas en vez de mantener el enfoque en ti.  Busca maneras de traerles felicidad a otros, de levantar a otros para que puedan triunfar, y de regocijarte cuando otros hacen el bien y cuando reciben buenas noticias.  Recuerda; Jesucristo vino a servir, no para que le sirvieran (Marcos 10:44-45).

¿QUÉ ES LO QUE PERSIGUES?  (30 de Julio 2015)

Lo que persigues, lo conseguirás, y lo que consigues, lo tendrás.  Lo que tengas te puede tener a ti, y hasta puede afectar tu estilo de vida. Muchas veces el estilo de vida que llevas define, en realidad, quien eres tú.

Si no has tenido éxitos en tus propios ojos, si no estás feliz, o si no estás satisfecho, simplemente es porque has estado persiguiendo lo que es incorrecto para ti.  La solución:

persigue lo que, en realidad, te importa y te  trae felicidad.

ESTABLECE UNA BUENA REPUTACIÓN  (22 de Julio 2015)

Toma toda una vida para establecer una buena reputación, pero solamente toma un tiempo muy breve para dañarla o destruirla.  Da tu máximo esfuerzo para adquirir una excelente reputación y para protegerla.  Si lo haces, dejarás un legado excelente, y tus descendientes tendrán orgullo de que tú eres uno de sus antepasados.

¿CUÁLES PRINCIPIOS SIGUES TÚ?  (15 de Julio 2015)

¿Vives por los principios divinos bíblicos, los cuales son permanentes y jamás cambiarán, o sigues los principios de la sociedad, los cuales son política y socialmente correctos, pero van cambiando constantemente?  ¿Tienes un criterio de ética moral o simplemente sigues al rebaño como oveja?

¿POR QUÉ CREES EN RELIGIÓN?  (9 de Julio 2015)

¿Por qué crees en religión?  Ninguna religión tiene poder.  Sus creyentes pueden desterrarte, reprenderte, castigarte, encarcelarte y hasta martirizarte en el nombre de su llamado dios o religión, pero su religión por sí misma no tiene nada de poder.  El que tiene el poder es el Dios que creó el cielo,  la tierra (Génesis 1:1) y todo lo que existe.  ¡Piensa en eso!

ARTICULOS

¿TIENES LA PAZ QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO?

Si le preguntaras a un judío, “¿Cuál es el mejor estado del mundo?” Sin duda te contestaría, “El Estado de Israel?” Un californiano te diría, “El Estado de California.” Pero en toda realidad y sinceridad, el mejor estado es cuando uno tiene paz, armonía, tranquilidad y buena salud.

Una persona puede tener mucho éxito en todas las áreas de su vida, pero si no tiene armonía, paz, tranquilidad, y buena salud, es como si no tuviera nada.  Lo más probable es que si pudiera cambiaría todos sus éxitos por paz en su vida.  Aparte de estar en buena salud, saber que tenemos salvación, y que pasaremos la eternidad con Dios, nada es más importante que la paz, la armonía, y la tranquilidad en nuestras vidas.

Muchas personas ricas, quienes están seriamente enfermas, cambiarían todo su dinero por buena salud.  Muchos hombres y mujeres, quienes están casados y peleando constantemente con su pareja, cambiarían su estado matrimonial por estar solteros o casados con otra persona con la cual pudieran disfrutar una vida de paz, armonía y tranquilidad. Es muy posible que ya conozcas personas en esa situación.  Espero que no seas una de ellas.

No es necesario que todo sea perfecto en tu vida para que disfrutes de esa paz que sobrepasa todo entendimiento. Tienes que aprender a vivir en paz bajo toda situación y circunstancias. Por su importancia voy a reiterar lo que ya dije.  Tarde o temprano vas a encontrarte en una situación pésima, y no necesariamente por tu culpa.  Tienes que aprender a estar contento y feliz durante esos tiempos.  Lo decides conscientemente. No permitas que las circunstancias, la situación ni tus sentimientos te gobiernen; tú los gobiernas a ellos.

La alegría, la felicidad, y el regocijo no llegan automáticamente. Te llegan cuando tú decides ser una persona feliz. No puedes ser verdaderamente feliz cuando eres simplemente un espectador u observador.  Recibes mucha más satisfacción cuando eres participante. Tu participación debe ser acompañada por una actitud positiva.  Los resultados no son tan importantes como disfrutar la participación, y hacer amigos en el proceso.

Sin importar lo que sea la situación, debes disfrutarla a lo máximo. No se trata de ganarle al prójimo , o que te paguen mucho dinero, sino de divertirse y ayudarles a otros que se diviertan también. El ver que otros tengan éxito, y que disfruten la vida debe darte felicidad. Si les envidias el éxito a otras personas, vivirás una vida miserable.

No te compares con otros, porque si lo haces, nada bueno resultará.  Si te comparas con un indigente, vas a creer que eres más de lo que eres, y si te comparas con una persona, quien ha tenido mucho éxito, pensarás que eres un rechazado, un fracasado o un perdedor.  En vez de compararte con otros, toma inventario de tu vida, y haz los cambios necesarios para mejorar tu situacion.

Todos tenemos problemas de una clase u otra.  La persona a quien admiras puede tener más problemas que tú. Lo que tiene el vecino siempre se mira mejor que lo que tú tienes, pero, en realidad, lo que tú tienes puede ser mejor.  Es posible que él sepa manejar la situación bastante bien o que sepa disimular y no divulgar nada de lo personal.

Siendo que tarde o temprano pasarán cosas malas en el mundo, tu país, estado, ciudad, vecindad, familia o en tu vida, es bueno que seas compasivo, misericordioso, comprensivo,  que sepas perdonar, y que no permitas que la situación te afecte negativamente.  Tan pronto como puedas entierra lo negativo en el pasado. Ahí es donde pertenece.  Sigue adelante con tu vida. Es muy corta para que la pases recordando lo que has sufrido en el pasado.  Si continúas recordándolo, te lastimará con toda seguridad.  ¡Garantizado!

Para que puedas presenciar esa paz que sobrepasa todo entendimiento (Romanos 12:2) tienes que cambiar al renovar tu mente, tu modo de proceder, pidiéndole a Dios que te ayude, y él lo hará. No puedes esperar que las cosas cambien si tú no cambias. Todo comienza contigo. La persona es según sus pensamientos (Proverbio 23:7).

Los siguientes son consejos para que recibas esa paz que sobrepasa todo entendimiento que se menciona en la biblia (Filipenses 4:7): 1. Decide ser una persona feliz. 2. Al despertarte declara en voz alta que tendrás un día feliz y fructífero. 3. No permitas que las circunstancias ni la situación te perturben. 4. Aprecia lo que tienes, y no anheles lo que no tienes. 5. No envidies a otros ni lo que tienen. 6. Disfruta todos tus hoys – no te preocupes del mañana. Muchas veces las preocupaciones del mañana no se materializan. 7. Borra y olvida todas las cosas negativas del tus ayeres. 8. Perdona a todos los que te hayan lastimado. Si no lo haces, continúan corriendo tu vida y arruinándola. 9. Controla tus sentimientos o te controlarán a ti. 10. Olvida tus fracasos del pasado.  Es un día nuevo. Un fracaso es simplemente una experiencia, pero no es tú. 11. Eres importante para Dios, tu familia, tus amigos y para otras personas. 12. Préstales ayuda a otros con los dones que Dios te ha dado.  Eso te hará sentirte bien de ti mismo. 13. Deja cualquier vicio que tengas. Si no has podido hacerlo, pídele a Dios que te ayude. Les ha ayudado a muchos otros. 14. Si has lastimado a alguien, arrepiéntete, pídele a Dios que te perdone, y perdónate tú mismo. Si es posible pídele perdón a la otra persona, pero si no te perdona, tú quedas limpio de a todos modos. 15. Si necesitas amigos, hazte miembro de una iglesia cristiana (no católica), e ingresa a uno de sus grupos bíblicos. 16. Si has estado distanciado de Dios, por la razón que sea, ve hacia él, y Jesucristo te dará la paz que andas buscando.

Escribí este artículo específicamente para ti. No lo has leído por accidente.  Dime si le pegué al clavo. Recuerda – la vida es para vivirla en paz, ayudándonos los unos a los otros.

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com   21 de Abril 2016

laluzviviente.com             thelivinglights.net             thelivinglights.com

DO YOU HAVE THE PEACE THAT SURPASSES ALL UNDERSTANING?

If you were to ask a Jewish person which is the best state in the world?  Undoubtedly he would tell you the State of Israel.  A Californian would tell you the State of California.  But in all seriousness and reality the best state is the state of peace, harmony, tranquility and excellent health.

A person could be extremely successful in almost every area of his life, but if he is not experiencing peace and harmony, he is miserable.  He would probably trade all his successes for peace, quiet and harmony in his life.  Other than being in good health, knowing that we have salvation and that we will spend eternity with God, nothing is more important than peace, quiet and harmony in our lives.

Many wealthy people, who are seriously ill, would trade all their money for good health. Many men and women, who are married and fighting constantly with their spouses, would trade their conjugal life for being single or married to another person enjoying peace, harmony and tranquility in their lives.  You probably know some of those people.  Hopefully you are not one of them.

Is it necessary for everything to be perfect in order for you to have peace, harmony and tranquility? Not necessarily.  You have to learn to be at peace under any and all circumstances.  Let me reiterate that because of its importance.  At one time or another, you will find yourself in a bad situation, and not necessarily of your own doing. You have to learn to be happy through those times. It is a conscious decision you make. You do that by not allowing the situation, the circumstances or the feelings to govern you; you must govern them.

Contentment, joy and happiness are not automatic. It all starts by you making a decision to be happy.  You cannot truly be happy when you are a bystander.  You get so much more out of it when you participate.  That participation should be accompanied by a positive attitude.  The results are not as important as your healthy participation, enjoying it and getting along with others as best you can.

Regardless of the situation you should make the most of it.  It’s not necessarily about winning or earning lots of money out of the experience, but rather enjoying it and helping others enjoy it as well. Seeing others succeed and being happy should make you happy.  If you envy other people’s success, you will always be a basket case.

Do not compare yourself to others, because if you do nothing good will come of it.  If you compare yourself to a homeless person, you will think that you are a lot more than you really are.  If you compare yourself to somebody who is extremely successful, you will feel like a reject, a failure or a loser.  Instead of comparing yourself to others, take an inventory of your life and start improving where needed.

All of us have problems of one sort or another.  The person you admire or envy may even have more problems than you do.  The grass always looks greener on the other person’s yard, but in essence his circumstances may be a lot worse than yours. Maybe he is handling them quite well or just prefers not to discuss them.

Since sooner or later bad things are going to happen in the world,  your country,  your state,  your city, your neighborhood, your family and to you, be compassionate, merciful and forgiving, but don’t let them affect you in a big way.  As soon as you can bury them in the past.  That’s where they belong.  Go on with your life.  Life is too short to spend it worrying about past hurts. If you hang on to the past, it will hurt you – guaranteed!

In order to experience that peace that surpasses all understanding (Romans 12:2) you have to change yourself by renewing your way of thinking, changing your way of proceeding, asking God to help you and He will. You cannot expect things to change if you don’t change. It all starts with you.  A man is as he thinks (Proverb 23:7).

The following is some advice on how to have that peace that surpasses all understanding that is mentioned in the Bible (Philippians 4:7).  1. Make a decision to be a happy person. 2. When you get up in the morning, verbally declare that you will have a happy and fruitful day. 3. Don’t let the situation or the circumstances annoy you.  They will pass. 4. Appreciate what you have and don’t yearn for what you don’t have. 5. Don’t envy others or what they have. 6. Enjoy all your nows – don’t worry about the tomorrows. The fears that many people have about the tomorrows, in most cases don’t come to pass.  7. Erase and forget all the bad  things about your yesterdays.  8. Forgive anybody who has ever hurt you. If you don’t, they are still running and ruining your life.  9. Control your feelings or they will control you.  10. Forget your past failures.  This is a new day.  A failure is just an experience; it is not you. 11. You are important to God, your family, your friends and probably to other people. 12. Help others with whatever God has gifted you and that will make you feel good about yourself.  13. Quit any vices you may have. If you haven’t been able to do it, ask God to help you.  He has helped many others.  14. If you have hurt somebody, repent, ask God to forgive you, and forgive yourself.  If possible ask the other person to forgive you, but if he doesn’t you are clean anyway. 15. If you need friends, join a born-again Christian church and join the group that is most suited to you. 16. If you have been alienated from God, for whatever the reason, come to Him, and He will give you the peace you never had.

I wrote this article specifically to help you.  Let me know if I hit the mark. Remember – life should be about all of us trying to help each other.

rlsalvation@sbcglobal.com    rlsalvation@gmail.com  April 21, 2016

thelivinglights.net             laluzviviente.com          thelivinglights.com

¿QUIÉN ESTÁ CAMBIANDO A QUIEN?

Es la voluntad de Dios que todos seamos salvos (2 Pedro 3:9,  1 Timoteo 2:4 y Juan 3:15-18).

Hasta mandó a su Hijo Jesucristo para que sufriera, muriera, y resucitara al tercer día de entre los muertos para que pudiéramos ser salvos.  Sin embargo, la mayoría de la humanidad se va a perder, porque siguen otras religiones, adoran ídolos, desobedecen la palabra de Dios, y algunos hasta niegan su existencia.

En Mateo 28:19, Jesucristo nos dio a todos lo que es conocido como “La Gran Comisión.” Dice:

“Por tanto, vayan, y hagan discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.” Todos debemos traer a otros a conocer a Jesucristo, porque él es el camino, la verdad y la vida, y nadie puede venir al Padre o a la salvación, sino por él (Juan 14:6).  De la única manera que se llega a la salvación es cuando uno recibe a Jesucristo como su Señor y Salvador.

En Éxodo 20:1-17, Dios nos dio “Los Diez Mandamientos” para que los viviéramos.  Las instrucciones son bien claras.  No hay modo de confundirlas.  Sin embargo, los pastores y los evangelistas enseñan que no debemos obedecerlos, porque estamos bajo un nuevo convenio – una nueva era de dispensación, y que ya no estamos bajo la ley del Viejo Testamento.  Su razonamiento es que Jesucristo vino para ofrecernos gracia (favor inmerecido).

En Mateo 5:17-20, Jesucristo mismo nos explica los mandatos del Viejo Testamento:   No piensen que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque les digo que si su justicia no fuera mayor que la de los escribas (los que escribían todos los documentos oficiales) y fariseos (los fariseos eran los líderes religiosos de esos días), no entrarán en el reino de los cielos.”

Nosotros los cristianos debemos cambiar al mundo por nuestra manera ejemplar de vivir, al orar, y al llevarles la palabra de Dios a las almas perdidas quienes no la saben.  Es posible que no la sepan, porque nunca la han oído, estaban en una religión falsa, no era el tiempo correcto en sus vidas, demostraban indiferencia, o nadie había tomado el tiempo para explicársela. Sin importar la razón, los cristianos debemos ser la sal y la luz del mundo (Mateo 5:13-16).

Sí, nosotros los cristianos debemos ser agentes de cambio, pero resulta que muchos somos cómplices de los pecadores.  La sociedad va alejándose más y más de Dios, y los cristianos le siguen la pista, la cual en muchos casos es una aberración para Dios. En Noruega la iglesia luterana está casando hombre con hombre y mujer con mujer.  Claro, esto también está ocurriendo en otras iglesias y en otros países. Va haciéndose más popular día tras día.

La biblia nos dice en Romanos 1:24-28 – “Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.  Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen.”

Dios odia el homosexualismo, el lesbianismo, la prostitución, el adulterio, la fornicación, y la pornografía, pero la sociedad y las iglesias tolerantes aceptan todo eso como si fuera algo de que enorgullecerse.  En vez de que la iglesia cambie a la sociedad, la sociedad está cambiando a la iglesia. ¡Qué vergüenza!

Los pastores y los evangelistas se dejan corromper por la fama, la popularidad, y el dinero.  Algunos de ellos se han convertido en millonarios.  Muchas de las mega iglesias han llegado a ese estado, porque los pastores dan mensajes para agradar y complacer a su clientela.  No mencionan el pecado ni nada que ofendería a los miembros de su congregación.  Esto fue profetizado en 2 Timoteo 4:3 – “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias.” En  1 Timoteo 4:1, la palabra dice:  “El Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.”

Dios odia a las personas y a las iglesias tibias. Dice que las escupirá fuera de su boca (Apocalipsis 3:15-16). ¿Eres un cristiano tibio? Jesucristo explica que no todo el que le diga, “Señor, Señor” llegará al cielo (Mateo 7:21).  Él quiere cristianos sinceros y verdaderos (los que siguen sus mandamientos).  A él no se le puede engañar.

Presta mucha atención si estás tibio y eres pastor, evangelista o creyente cristiano.  No digas el nombre de Dios en vano (Éxodo 20:7), y no uses la iglesia como cueva de ladrones. Dios te llamará a cuentas.  Recuerda que ni en el infierno ni en el lago de fuego todo seguirá siendo normal.  Un consejo; cambia al mundo, y no permitas que el mundo te cambie a ti.

rlsalvation@sbcglobal.net   rlsalvation@gmail.com   14 de Abril 2016

thelivinglights.net              laluzviviente.com            thelivinglights.com

LA INFLACIÓN

Todos hemos oído la palabra inflación cuando se refiere a la economía, y muchos de nosotros hemos sido afectados por ella.  Según el diccionario – “El Pequeño Larousse Ilustrado” – la definición de inflación en su sentido económico es: “Desequilibrio económico que se caracteriza por una alza general de los precios y por un aumento de la circulación monetaria.” La causa, desde luego, es el aumento de la circulación monetaria.

El diccionario no solamente nos dice lo que es inflación, sino que también nos da la causa de ella.  Así como van alzándose los precios, el dinero va perdiendo su valor. La gente pierde la habilidad de comprar lo que podían comprar anteriormente. Para resolver el problema y para estimular la economía, el gobierno imprime más dinero, y se lo hace disponible al público a bajo interés. Parece ser la perfecta solución viable, pero no es.

El problema es que entre más dinero imprima el gobierno, baja el valor del dólar.  La razón es que no hay nada que lo sostenga.  Es simplemente un papel rectangular con un número  imprimido que dice lo que debe de valer, pero en realidad no vale eso. Entre más les debamos a otros países más disminuye el valor de nuestro dinero.  Cada año que pasa el dólar pierde más de su valor.

En el año 1873 Los Estados Unidos y Alemania comenzaron a participar en el estándar de oro, el cual era una garantía que el gobierno redimiría en oro cualquier cantidad del dinero de papel. Un ejemplo sería que si uno tuviera mil dólares en dinero (monedas o papel), y si lo quisiera cambiar por oro, el gobierno tuviera que darle ese valor en oro legítimo. El dinero pierde su valor rápidamente, pero el oro sube.

Hasta 1971 estábamos en el estándar de oro, pero el Presidente Nixon lo abandonó. Hasta ese tiempo nuestro dinero estaba respaldado por oro, aunque el dólar ya había perdido poco de su valor.  En realidad, hasta entonces teníamos barras de oro en Fort Knox, Kentucky que respaldaban a cada dólar que se imprimía.

Tal vez hayas visto la película de James Bond, “Gold Finger,” en la cual el villano trataba de infiltrarse a Fort Knox para contaminar el oro con radiación para que nuestro dinero perdiera su valor y nuestra economía se desplomara completamente. Si ese complot hubiera sido verdadero y se hubiera realizado sí nos hubiera causado mucho daño.

Nuestra economía es afectada adversamente por la deuda nacional que tenemos.  Nuestra deuda nacional va llegando rápidamente a los diecinueve trillones de dólares. Nos tomó poquito más de un año para subir de los diecisiete a los dieciocho trillones de dólares de deuda. En poco tiempo llegaremos a los veinte trillones. En caso que no sepas lo que es un trillón, escribe un uno, y agrégale doce ceros (1.000.000.000.000).

Otro factor negativo es el déficit comercial. Compramos grandes cantidades de productos de otros países, pero ellos compran muy poco de nosotros. Todo está hecho en la China y de muy mala calidad, pero están ganando millones y millones de dólares. Un mes estuve en Japón, y en ese tiempo sólo vi un coche americano y era un clásico de los sesentas.  ¿Has visto coches japoneses donde vives?

En conclusión voy a mencionar algunos de los factores que han causado, están causando, y van a causar inflación en Los Estados Unidos, y que nos van a convertir en un país del tercer mundo. 1. El dólar no está respaldado por oro. 2. El gobierno continúa imprimiendo más y más dinero. 3. Con bajo interés el gobierno hace el dinero muy disponible. 4. El gobierno y los ciudadanos continúan viviendo con dinero prestado. 5. El gobierno y los ciudadanos gastan más de los ingresos que reciben. 6. Los negocios grandes se van a otros países. 7. Nuestro déficit comercial es astronómico. 8. Ya no fabricamos como antes. 9. Les regalamos dinero a otros países. 10. Gastamos miles de millones de dólares protegiendo militarmente a otros países.

¿Cómo reacciona el gobierno a estos factores? Imprime más dinero. ¿Quisieras poder hacer lo mismo? Si necesitas un coche, ¿te gustaría poder imprimir veinticinco mil dólares?  Yo no soy pesimista, pero sí soy un realista quien ve y entiende la realidad.  Tarde o temprano nuestra economía va a desplomarse completamente, y tal vez jamás se recupere.

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com     8 de Abril 2016

thelivinglights.net             laluzviviente.com              thelivinglights.com

LOS ESTADOUNIDENSES LE AYUDAN AL ENEMIGO

Si, por la razón que sea, el enemigo no sabe como derrotarnos, muchos americanos le dicen exactamente qué hacer.  Lo hacen por medio de libros, discos compactos, discos de video, y por programas radiales y televisivos.  Nos ponen en peligro al revelar nuestros puntos débiles y nuestra vulnerabilidad.

Esas personas creen ser muy patriotas, piadosas, y que están supliendo información que el público necesita, pero en realidad hacen lo opuesto.  Si infundirles miedo a los ciudadanos no fuera suficiente, están proveyéndole información al enemigo que tal vez éste no tengo, o que ni haya pensado en tomar esas medidas.   

No mencionaré cosas específicas, porque si lo hiciera, sería parte del problema y no de la solución. Simplemente sería otro pesimista, y cómplice a cualquier ataque contra nuestro país. No puedo participar ninguna de esas dos cosas. 

Ya que es de tremenda importancia que la comunicación y la información sean dos de los componentes más fuertes de una sociedad libre, también es un hecho que el gobierno no debe revelar los planes y los recursos que tiene para proteger al país y a sus ciudadanos.  Cuando los ciudadanos revelan algunos de esos secretos ponen a la nación en peligro.

¿Cuál es la razón que algunos estadounidenses sean pesimistas, revelen nuestras debilidades, y nos pongan en peligro? Como con todo, puede haber muchas razones – algunas personales y otras impersonales.  Voy a discutir las dos más predominantes – el dinero y la fama. La biblia nos dice que el amor al dinero es la raíz de toda maldad (1 Timoteo 6:10). En realidad, no necesito dar más explicaciones, pero sí elaboraré un poco para que lo comprendas bien, y no te quede ninguna duda.

Los profetas pesimistas, quienes – por la mayor parte – son pastores o evangelistas, escriben libros, graban discos compactos, y filman discos de video. Para promover sus libros y otros productos utilizan los medios de comunicación, y se presentan en todos los programas radiales y televisivos que estén disponibles.  Y luego de la bondad de su corazón, y porque se preocupan tanto por nuestro bienestar, nos dan la oportunidad de comprar sus productos por cierta cantidad de dinero, que por lo normal no es nominal.

Otra razón por la cual escriben los libros es que se hacen famosos.  Al ser famosos venden sus productos fácilmente, y van de sitio en sitio para dar sermones.  Hay pastores y evangelistas que cobran hasta cien mil dólares por dar servicios cristianos un fin de semana en una iglesia, estadio o centro de convenciones.  Aparte de lo que cobran, venden sus productos.

No es mi intención de descreditar a los pastores o evangelistas honestos y sinceros.  Unos de ellos están haciendo una obra excelente por todo el mundo.  Aunque algunos de ellos están acumulando tesoros aquí en la tierra, muchos están haciendo tesoros en el cielo (Mateo 6:19-20) al traerles la palabra de Dios a las personas quienes la necesitan. No hay tesoro más grande que recibir la salvación.  Si no estás haciendo tesoros todavía, háblales a otros de Dios para que puedan pasar la eternidad con Dios y no con el diablo.

Te recomiendo que busques en el internet para que sepas cuanto capital tienen algunos de los pastores y evangelistas famosos.  Muchos tienen millones y millones de dólares.  Sin embargo continúan pidiendo más. No me refiero a Enlace, TBN, ni a Daystar. Ellos necesitan millones para mantenerse en el aire.  Aparte de eso, en diferentes lenguas están tocando millones de almas alrededor del mundo. ¡Ojalá toquen aún más!

Para concluir quiero darte los consejos siguientes: 1. No le digas los puntos débiles de tu país a ningún extranjero. 2. Órale a Dios que proteja tu país del terrorismo.  3. No seas pesimista.  4. Si no te gusta tu país, no lo critiques. Vete a otro.  5. Si sospechas que una persona o un grupo es terrorista, avísale al gobierno.  6. No seas un profeta de puro pesimismo. 7. Debes ser un buen ejemplo para la gente que te rodea.  8. No creas todo lo que oyes de pastores o evangelistas.  Búscalo en la biblia.  9. No confíes mucho en el hombre; confía en Dios.  10. No le mandes dinero a un ministerio que te prometa un milagro, o que te diga que Dios va a multiplicarte lo que tú des.  Los milagros no se compran.  Dios nos los otorga por nuestra oración, necesidad, fe, por su fidelidad, y porque nos ama. 11. Olvídate de religión y establece una relación personal con Dios Padre, Jesucristo y con el Espíritu Santo.  Si lo haces, no importa lo que pase, Dios te protegerá.  12. Busca una iglesia cristiana para que te congregues allí.  Aprenderás la palabra de Dios para que la puedas poner en práctica.

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com  31 de Marzo 2016

laluzviviente.com               thelivinglights.com             thelivinglights.net

LA GENTE DESAGRADECIDA

Hace muchísimos años un señor cuadrillonario (la palabra no existe, pero sería un uno (1) con quince (15) ceros) filántropo, quien quería hacer un experimento con el comportamiento humano, compró una isla gigantesca que jamás había sido habitada. Siendo que era tan rico tenia millones y millones de conocidos.  Decidió bendecir a cien mil hombres y a cada uno le dio cuatro mil hectáreas y tres millones de dólares para que pudieran iniciar e impulsar la economía.

Para asegurarse que nada faltara, el filántropo importó gente profesional, tal como doctores, abogados, profesores, policías, mecánicos, científicos y de otras profesiones. Entre tanto algunos de los recipientes se convirtieron en rancheros, granjeros, comerciantes, banqueros e industrialistas. Éstos fabricaban todo lo que se necesitaba para que funcionara perfectamente la sociedad.

El experimento parecía ser todo un éxito.  La isla era autosuficiente y la prosperidad se veía en todo.  El filántropo estaba muy feliz con el progreso que se veía día tras día.  Estaba tan contento que decidió dar una fiesta gigantesca en honor de su hijo quien se acababa de comprometer para casarse en tres años y medio.

Empleó a los mejores arquitectos del mundo, a los mejores ingenieros, y a la mejor compañía constructora para que le construyera el centro de convenciones más enorme de todo el mundo – uno que pudiera albergar medio millón de personas.  Tomó dos años en construirse, pero fue el más bello, el más seguro, el más práctico, el más cómodo, el más lujoso, el más gigantesco, y el más moderno de todos los tiempos.

La boda del hijo se aproximaba, así es que el padre les envió invitaciones grabadas en oro a todas las familias de la isla. La mayoría no se tomo la molestia de contestar, y los que contestaron dijeron que tenían otros asuntos más importantes que necesitan su atención.  No es necesario mencionarse que el señor se sentía defraudado e insultado.  No esperaba que la gente fuera tan desagradecida.

Aunque el señor ya sabía desde el principio lo que tenía que hacer, no tomó la decisión inmediatamente, porque deseaba tomar el tiempo necesario para pensarlo bien.  Sin embargo, Inevitablemente llegó a la conclusión que los hombres a quienes había bendecido no merecían las bendiciones. Decidió deponerlos de sus posesiones y de extraerlos de la isla.

En un tiempo los habitantes de la isla habían encontrado favor en los ojos del cuadrillonario, pero por su ingratitud, no solamente perdieron eso, sino que también perdieron todo lo que habían acumulado. Este cuento parece haber sido copiado de un cuento de hadas, pero en realidad es algo que está sucediendo diariamente por todo el mundo.

Desenmascaremos a los personajes principales para que puedas comprender el verdadero significado de este cuento.  El cuadrillonario, desde luego, es Dios Padre y la isla es el mundo.  El centro de convenciones es el cielo donde los cristianos vivirán por toda una eternidad. El hijo del señor es Jesucristo (el único camino a la salvación), y nosotros – los cristianos – somos la novia.  Los habitantes de la isla son las personas quienes reciben bendiciones de Dios, pero no las aprecian y hasta desprecian la salvación.  Las personas profesionales son aquellos quienes son buenos servidores de la sociedad, pero no son seguidores de Jesucristo. No tendrán salvación.

Hagamos este cuento personal.  Dios te dio la vida y todo lo que es positivo a tu alrededor. ¿Lo aprecias? ¿Le das gracias? ¿Oras? ¿Asistes a una iglesia cristiana? ¿Le estás sirviendo a Dios? ¿Les das testimonio a otros? Y la pregunta más importante de todas…¿Has recibido a Jesucristo

en tu corazón? Si no lo has hecho, pasarás la eternidad en el lago de fuego.  Ese no es un día de campo.  Será puro sufrimiento.

En caso que desees asegurarte de pasar la eternidad regocijándote en el cielo con Dios, y no sufriendo con el diablo en el lago de fuego,  en sinceridad de lo más profundo de tu corazón, órale a Dios la siguiente oración:  “Dios Padre, te pido que me perdones de todo pecado, y le pido a Jesucristo que sea mi Señor y Salvador, porque creo y confieso que él sufrió y murió para pagar por mis pecados, pero que resucitó al tercer día de entre los muertos.   Permite que el Espíritu Santo viva en mí, y dame vida eterna contigo.  Gracias, Dios Padre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com    27 de Marzo 2016

laluzviviente.com               thelivinglights.com                thelivinglights.net

UN BUEN PLAN CUMPLIDO

Mucha gente falla en sus esfuerzos, porque no planean.  El dicho dice: “Si fallas de planear, planeas fallar.”  Otros sí planean, pero hacen malos planes.  Si comienzas con premisas equivocadas o erróneas, en la mayoría de los casos los resultados serán defectuosos y hasta desastrosos.

El primer paso es que te hagas las siguientes preguntas: ¿Se necesita el proyecto? ¿Vale la pena? ¿Es necesario? ¿Tendré los recursos necesarios? ¿Los recursos serán bien gastados? ¿Soy yo el que debe hacerlo? ¿Podré terminarlo? ¿Es el tiempo correcto para hacerlo? Si las respuestas para las preguntas no satisfacen tu criterio, no es demasiado tarde para abandonar o descartar el proyecto, porque el mejor tiempo para hacer eso es antes de comenzar.  Nada ganado, pero nada perdido tampoco.

El segundo paso después de haber hecho todas las preguntas que deben preguntarse, y que hayas recibido comentarios y reacciones positivas, entonces, y solamente entonces debes decidir si continuar con el proyecto o no.  Sin embargo antes de hacer eso, debes tomar inventario de lo que ya tienes.  No solamente lo material, sino también la experiencia, la inteligencia, la sabiduría, las ganas de hacerlo, tu propia perseverancia y tus alientos.

El tercer paso ya que pienses continuar con el proyecto debe ser de analizar la situación para ver si el proyecto tiene la posibilidad de cumplirse, si producirá los resultados deseados, si es el tiempo y el lugar adecuado para hacerse, y si tú eres la persona quien debe hacerlo. Si esas condiciones no están presentes, olvídate de hacerlo.  Es posible que ni el tiempo ni las circunstancias sean favorables.  Es posible que el proyecto sea para otro tiempo, otro lugar, y hasta para otra persona.

El cuarto paso: Si el proyecto tiene buenas posibilidades, y si ya tienes los recursos necesarios o si sabes que puedes obtenerlos, procede.  Es hora de iniciar un plan de acción.  Si necesitas consejería experta y práctica, consíguela, porque la experiencia no tiene substituto.  Está en tu propio interés de hacerlo.

El quinto paso:  Ya que hayas puesto el plan en operación, préstale mucha atención, porque aunque tengas el mejor plan del mundo, habrá cositas que tendrás que cambiar o arreglar.  Es mucho mejor prevenir que lamentar. Muchas cositas si no se arreglan a tiempo pueden arruinar y destruir tu proyecto.  Sin embargo cuando se arreglan a tiempo, el daño es mínimo.

Recuerda…lo que cuenta no es comenzar fuerte, sino terminar y terminar bien.  Estoy seguro que has visto este principio llevarse a cabo en muchos partidos de varios deportes.  El proyecto más importante en el que participarás es el proyecto de la vida.  No se trata de cómo empezaste, sino de cómo terminarás.  ¿Qué legado dejarás?

Un buen plan bien cumplido no solamente te beneficiará a ti, sino a muchas otras personas.  Piensa en personas como Jesucristo, Simón Bolívar, Cristóbal Colón, la Madre Teresa, Martín Lutero, Paul Crouch – (fundador de TBN), Marcus Lamb – (fundador de DayStar), Pablo – (el apóstol) y muchos más. Todos ellos hicieron una gran diferencia.

En 2 Timoteo 4:7-8…El apóstol Pablo lo dice así: “ He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor (Jesucristo), juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos (los cristianos quienes han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador)los que aman su venida.”

Son mis sinceros deseos que este artículo te ayude a planear mejor, a ser mejor persona, a involucrarte en proyectos los cuales beneficien a muchas personas, y que te acerques más a Dios.

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com    17 de Marzo 2016

laluzviviente.com               thelivinglights.com                thelivinglights.net

 

TEN CUIDADO, PERO NO SEAS PARANOICO

Hay un dicho que dice:  “Mejor prevenir que lamentar.”  Es un consejo muy bueno para la mayoría de las personas en la mayoría de los casos.  Debes tomar mucha precaución cuando tomes decisiones que te afectarán a ti y a otras personas. La razón es que cuando se toma una decisión normalmente sigue la acción, y ésta te puede traer consecuencias negativas a ti, y  a otras personas que estén asociadas contigo de una manera u otra.

Poco miedo es bueno, porque te fuerza a ser más cauteloso que de costumbre.  Hasta puede salvarte la vida. La gente atrevida a veces muere antes de su tiempo.  Siempre y cuando las circunstancias te lo permitan debes anticipar los peligros que puedan suceder y practicar la prevención.

Confía en ti mismo, pero no excesivamente, porque eso te puede llevar a no prepararte adecuadamente.  La falta de preparación no te permite dar lo mejor de ti mismo.  Eso significa que no vas a desarrollar tus talentos ni lograr llegar a tu máximo potencial.  No solamente te robas a ti mismo, sino que les robas a los que te rodean.

Antes de tomar cualquier decisión mayor, debes pensar en todos los escenarios que pudieran resultar a causa de tu acción.  Porque la mayoría de las decisiones grandes requieren cambio, pueden traer serios riesgos con ellas.  Normalmente algunos factores son desconocidos, en ese caso, tienes que considerar los pros y los contras, tomar una estimación fundamentada, hacer un plan, y llevarlo a cabo.

Sin embargo antes de tomar cualquier decisión debes investigar todos los hechos, recibir consejería experta, y estar dispuesto a asumir la responsabilidad pase lo que pase.  No debes culpar a otra persona si los resultados no fueron de tu agrado.  El Presidente estadounidense Harry Truman dijo:  “The buck stops here.” La mejor traducción sería:  “Hasta aquí llegó.” Es decir él asumía la responsabilidad en su totalidad.  No se la pasaba a nadie más.

Al vivir tu vida y al hacer decisiones, no puedes ser demasiado cauteloso, pero al mismo tiempo, no puedes ser paranoico.  La paranoia no permite que logres tu potencial.  Aquella y el miedo de fracasar han paralizado y prohibido que muchas personas realicen sus sueños y que no maximicen su potencial.  ¡Que no te suceda a ti!

No es demasiado tarde para que te despidas del miedo de fracasar y de la paranoia.  Si has perdido tu sueño, resucítalo, revitalízalo, actualízalo, y ponle acción.  Por la razón que haya sido, tal vez el pasado no era el tiempo correcto para que pusieras tu plan en acción, pero ahora sí lo es.  Los tiempos, las circunstancias y las condiciones cambian.  Lo que fue bueno ayer, puede ser malo hoy, y lo que fue malo ayer, puede ser bueno hoy.

Encuentra un balance vigente entre tener cuidado, ser cauteloso, tener poco miedo, no ser paranoico para que puedas tomar acción y triunfar.  Todo es posible para aquel que cree en Dios (Marcos 9:23).  Dios puede abrirte puertas que han estado cerradas, cerrarte otras que han estado abiertas que pudieran causarte problemas, y guiarte para que sobresalgas y cumplas tu destino.

rlsalvation@sbcglobal.net              rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  10 de Marzo 2016

ASÍ DEBES RESPONDER

A lo largo de tu vida te encontrarás con millones de diferentes tipos de situaciones. Muchas de éstas serán de rutina, pero otras serán únicas.  Sin importar lo que sean, debes tener un patrón de procedimiento bien definido.

Desde luego que la mejor manera de comenzar es comunicándote con Dios.  Le puedes preguntar, “¿Qué harías tú en esta situación?” o “¿Qué recomiendas que yo haga?” Si le oras a Dios, y si tu pregunta es clara y sincera, Dios te responderá de un modo o de otro.

Antes de tomar cualquier clase de acción, debes asesorar la situación para saber cuál es el verdadero problema. No puedes resolver ningún problema a menos que sepas cual es el verdadero problema y cuál fue la causa. Luego debes pensar en dos o tres soluciones.  El siguiente paso es que escojas la más práctica para ti. La mejor puede ser impráctica, y hasta puede ir totalmente contra la voluntad de Dios. Por eso la descartas.

Lo más importante que puedes hacer con tu vida es ser luz de Jesucristo para el mundo al ganar almas para el reino de Dios.  Con eso harás tesoros en el cielo. Si dices que amas a alguien, pero no le hablas de Dios por miedo que se enoje o que te tire a loco, en realidad no lo amas, porque terminará su vida sufriendo quemándose en el lago de fuego.  Es tu responsabilidad de explicarle el plan de salvación; si él no lo acepta, tú has hecho tu labor, y Dios estará contento contigo.

Trata de vivir la regla de oro lo más posible que puedas.  No importa lo que sean las circunstancias no trates al prójimo como no quisieras ser tratado.  Ojalá te trates bien a ti mismo y así debes tratar al prójimo. Siempre y cuando sea posible, ayúdales a los que necesitan ayuda. No solamente me refiere financieramente, sino en cualquier área de sus vidas.  Todos necesitamos ayuda tarde o temprano.

Jesucristo nos dice en Juan 8:32:  “y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” Si vives por la verdad de Dios, jamás te sentirás culpable y actuarás correctamente. Muchas veces la verdad del mundo está en directa oposición con la verdad de Dios. El mundo te dice que salgas adelante sea como sea, pero la palabra de Dios te dice que lo ames a él, que te ames a ti mismo, y que ames al prójimo (Mateo 22:37-40).

Siempre responde a la situación que sea en justicia; no en negatividad ni políticamente correcto. Dos acciones incorrectas jamás te llevan a lo correcto, aunque la sociedad crea que sí.

Haz lo justo venga lo que venga, y no te dejes engañar ni arrastrar por los vientos de los tiempos, tal como: la corrupción, el fraude, la decepción, el egoísmo, la frialdad, ni por la tolerancia al pecado.

Debes actuar en amor, aunque la otra persona no lo haga.  Si lo haces, puedes perder la batalla física, pero ganas la espiritual.  Según los principios de Dios no hay nada más fuerte que amar. Dios mismo es amor puro.  Recuerda que Dios es humilde, manso, justo, recto,  misericordioso,

omnisciente, omnipotente, omnipresente, y mucho más.  Debes tratar de emularlo.

No vivas por tus sentimientos, porque si lo haces, pelearás fuego con fuego. Eso te permitirá ganar algunas batallas, pero en el final perderás la guerra. Siempre controla tus sentimientos, porque si no, te controlarán a ti. El no controlarlos le ha traído serios problemas a la gente por toda la eternidad.

Hazle frente a cualquier situación con sabiduría divina, y cuando sea posible con amor. No permitas que tus circunstancias, sentimientos u otras personas te amaguen o te descarrilen.  Te mantienes fuerte en la palabra de Dios y persevera en hacer su voluntad.

rlsalvation@sbcglobal.net            rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  5 de Marzo 2016

NECESITAS TENER VALORES ABSOLUTOS

Debes vivir por valores absolutos, y no me refiero a los números de matemáticas ni a ninguna fórmula. Hablo de valores humanos que no cambian, sin importar las circunstancias o cualquier otra cosa.  Me refiero a los valores por los cuales Dios desea que vivas.  Un buen ejemplo se encuentra en la biblia en Mateo 22:37-40.

No debes vivir por valores culturales, porque muchos de ellos fueron formados por tradición.  Si fueras un nativo en la India muriéndote de hambre, y estuviera una vaca pasteando a tu lado, primero te morirías que matarla para comerla, porque sería divina para ti.  Si fueras un feto de niña en la China u otro país semejante te abortarían o te matarían al nacer, porque las niñas no tienen valor humano en esos países.

Si hubieras nacido en un país comunista como Cuba, Corea del Norte, o la antigua Unión Soviética, no te dejarían salir del país, y tal vez te pagarían un dólar al día por tu trabajo.  No suena muy emocionante, ¿verdad? Dale gracias a Dios que no vives en Venezuela ni en uno de esos países.  Sabemos de seguro que los líderes de esos países no tienen valores cristianos.

Supongamos que pudieras robar diez mil dólares  y nadie sabría.  Sería tentador, pero si tienes valores cristianos absolutos, no lo harías.  Otra suposición: estás solo en una isla remota con tu peor enemigo, y tienes la oportunidad de matarlo. Jamás lo supieran y nunca te condenarían; ¿lo matarías?  Si tienes valores absolutos cristianos ni lo pensarías.  Pero si no tienes valores absolutos cristianos es muy posible que sí lo harías.

Supongamos que eres policía y un chico que te irrita y te odia es el novio de tu hija.  Lo encuentras en el campo con un rifle en la mano, porque anda de cacería. ¿Lo matarías y declararías que fue en defensa propia? Si no tuvieras escrúpulos si lo harías, pero si, en realidad, fueras un buen cristiano ni lo pensarías.

Digamos que eres juez en México, y te llega el caso del Chapo Guzmán.  El acusado te ofrece tres millones de dólares para que lo encuentres inocente. ¿Lo declararías culpable o inocente? Si fueras juez corrupto te dejarías sobornar, pero si fueras una persona que jamás se desvía de sus valores absolutos, no lo harías. Aunque esta es una situación hipotética, casos semejantes a este han sucedido muchísimas veces y continuarán ocurriendo.

Pensemos por un momento que vives en un país democrático donde se cumplen los deseos de la mayoría por el voto.  Digamos que la mayoría decidió que todas las personas mayores de setenta y cinco años deben ser exterminadas porque le contribuyen muy poco a la sociedad. Como un gobierno democrático no tiene valores absolutos todos los ancianos morirían. Aunque este ejemplo parezca ridículo, pudiera suceder actualmente o en el futuro.

Varias personas cristianas han sido secuestradas por terroristas musulmanes, y les han dado la opción de renunciar a Jesucristo como su Señor y Salvador, o de morir.  Muchos de ellos han sido ejecutados, pero no han renunciado a su Dios ni a sus valores absolutos.  Si tú enfrentaras esa situación, ¿qué harías?

Si deseas ser buen ciudadano, padre, hijo, empleador, empleado, político, o seguidor de Jesucristo, debes tener y mantener buenos valores absolutos cristianos.  Se encuentran en la biblia.  Desgraciadamente muchos líderes cristianos han abandonado los valores cristianos absolutos.  ¿Cómo lo sé? Algunos pastores casan homosexuales y lesbianas.  Otros no mencionan el pecado en sus sermones, porque muchos seguidores dejarían su iglesia.  Traicionan la palabra de Dios para hacerse famosos, ganar seguidores, y para recibir mucho más dinero.  Es obvio que no tienen valores cristianos absolutos.  Sin embargo, Dios es absoluto. El dice, “Yo soy igual, ayer, hoy y por siempre.” – Hebreos 13:8.

Espero que tus padres te hayan enseñado buenos valores cristianos, pero si no lo hicieron, puedes aprenderlos por tu propia cuenta. Lee la biblia. Medita en la palabra de Dios. Asiste a una iglesia cristiana. Reúnete con amigos cristianos maduros en la cristiandad.

rlsalvation@sbcglobal.net               rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  25 de Febrero 2016

NO DESCUIDES TU FUTURO

El futuro llegará, ya sea que nos hayamos preparado o no.  Lo seguro es que nunca es demasiado tarde para prepararnos esperando su llegada.  Los que no se preparan, por la razón que sea, pagan las consecuencias. Espero que no seas uno de ellos.

Si eres joven y haces tus estudios en el nivel que sea, es fácil para ti.  Continúa y haz lo mejor que puedas. Aprovecha esta oportunidad.  Estudia, escoge una carrera, y prepárate. Escoge una que te encante y que la harías aunque no te pagaran.  En ella estarás feliz.

Si ya has dejado los estudios y tienes entre veinte y sesenta años no es demasiado tarde para que cambies de profesión o para que te prepares por la primera vez.  Puedes asistir a la universidad tiempo completo, tomar clases nocturnas o tomarlas por el internet.  Lo más importante es que salgas adelante y que estés feliz en tu empleo. 

Es posible que ni tengas que tomar clases.  Puedes aprender o haber aprendido un oficio que te gusta y hasta puedes abrir tu propio negocio haciendo lo que te dé satisfacción.  Reiteremos – lo más importante es que ganes lo suficiente y que hagas lo que te hace feliz.  Se trata de disfrutar la vida y no de pasarla amargadamente. 

Otra buena idea para mejorar tu vida es que leas libros de motivación o que participes en programas de lo mismo.  Aplica lo que aprendas a tu vida cotidianaEl éxito y el fracaso tienen su inicio en tu mente.  La persona sólo puede llegar tan lejos como lo lleve su mente.  Si tu mente es limitada, tú estás limitado. En Proverbio 23:7, la biblia lo dice así: “Porque cual es su pensamiento en su alma, tal es él…” Eres lo que piensas que eres.

Convéncete que puedes y lo harás.  El otro lado de la moneda es que si te convences que no puedes, no puedes.  A la única persona que tienes que convencer es a ti.  Eso es lo más difícil.  Convéncete y nadie podrá detenerte. Ya que te hayas convencido que puedes, lo demás es fácil para ti.

Remueve la gente negativa de tu vida y reemplázala con personas positivas.  La mayoría de esas personas nunca va a prosperar y no quieren que tú prosperes. Si holgazaneas con las gallinas jamás podrás volar con las águilas. La gente negativa es piedra de tropiezo.  Siempre se tropieza y te hará tropezar a ti también.  Retírate de ellos lo más rápido que puedas.

Un buenísimo modo de prepararte para el futuro es de ahorrar dinero.  El dinero nunca llega tarde ni en el tiempo inapropiado.  A veces es la diferencia entre la vida y la muerte.  Claro, la mayoría de los casos no son tan extremos, pero el dinero puede ser una ayuda tremenda. No creo que tenga que convencerte.

La experiencia más importante que afectará tu futuro no es cuánto dinero acumules, que tan alto subas  en el escalafón empresarial, cuantas licenciaturas tengas, cuantas batallas ganes, que tan poderosos sean tus amigos o que tan perfecta sea tu familia.  La decisión más importante es si aceptas a Jesucristo como tu Señor y Salvador o no. 

Es que esa decisión te afectará por toda la eternidad.  La eternidad es exactamente eso – nunca se terminará.  Si la pasas con Jesucristo, estarás contento, saludable, lleno de energía, disfrutando la vida a lo máximo.  Si la pasas con el diablo en el lago de fuego, te estarás quemando, sufriendo, enojado, triste, y sin ninguna esperanza.  Esa decisión solamente tú la puedes hacer. 

¡No descuides tu futuro! Prepárate ya.  No es demasiado tarde.  No te dejes engañar ni siquiera por tu propia mente.  Dios desea que seas el ganador, no el perdedor; el próspero, no el fracasado;  la cabeza, no la cola; lo de encima, no lo de abajo (Deuteronomio 28:13).

rlsalvation@sbcglobal.net                rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  18 de Febrero 2016

LA MEJOR COMPUTADORA

Hay varias marcas de computadoras, y muchas más saldrán al mercado en el futuro.  Ya que más y más naciones participen en la tecnología moderna habrás más marcas de computadoras disponibles al público.  Sin duda podrán hacer mucho más que las actuales.

Sin embargo hay una computadora que jamás será obsoleta o que jamás será reemplazada, porque simplemente es superior.  No es una de IBM, Dell, Apple, Toshiba, Lenovo, Samsung, Hewlett-Packard o de cualquier otra marca. De hecho, no fue hecha por máquinas, ni por inteligencia humana, sino fue creada por Dios.

Sí, la mejor computadora que existió, que existe, y que existirá es el cerebro humano.  Ha existido desde el jardín del Edén cuando Dios creó a los dos primeros seres humanos – Adán y Eva.  Dios continúa creando computadoras humanas.  Cada vez que nace un bebecito, comienza a funcionar otra computadora nueva que se va actualizando día tras día.

Tu cerebro es tu órgano más importante de tu cuerpo y de tu vida.  Igualmente como cualquier órgano y músculo necesita ejercicio, tu cerebro lo necesita también.  Si no lo ejercitas ni tratas de mejorarlo, no se mantendrá tan saludable como debiese.  Su rendimiento será pésimo, lo que significa que no lograrás tener mucho éxito en tu vida.

El cerebro es el centro de control de nuestros cuerpos y nuestras vidas. Continuamente y constantemente le manda mensajes a todas las partes de nuestro cuerpo. De las partes del cuerpo recibe mensajes, tal como;  “me duele,” “necesito oxígeno,” “se siente bien,” y otras comunicaciones.  También controla las emociones, los sentimientos, la memoria, la inteligencia, la sabiduría, lo espiritual, y otros aspectos de nuestras vidas.

Porque el cerebro tiene tantas funciones,  las células cerebrales están constantemente comunicándose para lograr su objetivo.  Se crean nuevas conexiones cerebrales cada vez que formamos una nueva memoria, y eso, desde luego, es un proceso interminable.  De Hecho, cuando dormimos el cerebro se relaja un poco, pero continúa trabajando.

Por su plasticidad el cerebro continúa creando nuevos pasajes neutrales y altera a otros que ya existen para adaptarse a nuevas experiencias.  Mientras vivamos el cerebro no dejará de funcionar y cambiar.  Es muy posible que funcione eternamente, porque como nosotros los cristianos ya sabemos tenemos vida eterna.  Las experiencias que encontremos en el más allá serán totalmente diferentes a las que habremos experimentado en esta vida.

Igualmente como una computadora, tu cerebro sólo es tan bueno como la información que le provees.  Tú eres su programador. ¿Cómo lo estás programando? ¿Controlas lo que le entra o no le pones cuidado a eso? ¿Lo estás animando o desanimando? ¿Lo estás alimentado positivamente o negativamente? ¿Estás cuidando tu cerebro o lo está desatendiendo?

El propósito de este artículo es de hacerte pensar, meditar, y que tomes acción para que puedas lograr mucho más de lo que estás logrando.  Es posible que estés cumpliendo con tus expectativas, pero no con tu potencial.

rlsalvation@sbcblobal.net                rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  11 de Febrero 2016

CONTROL DE LAS ARMAS

Yo sé que muchos estadounidenses estarán en desacuerdo con este artículo. Probablemente las armas los hagan sentirse muy machos, protegidos, independientes o iguales a los demás. Los que estarán de acuerdo conmigo son los que han perdido a un ser querido a la violencia de armas.  A propósito no voy a dar estadísticas, pero sabemos que mucha gente muere diariamente a causa de las armas.  Si escuchas las noticias sabes de qué hablo.

Como nación no queremos que los otros tengan armas nucleares que puedan matar a miles o a millones de personas. Sin embargo, permitimos que dentro de nuestras fronteras las personas tengan todas las armas peligrosas que puedan comprar.  Tal vez te haga sentido a ti, pero a mí no. Se publica una lista de los violadores de niños, pero no se sabe quien tiene armas en nuestras vecindades.

No estoy en contra de las armas.  Sé cómo usarlas bastante bien, pero pienso fuertemente que deben usarse con precaución con buen propósito y por gente madura.  Deben usarse en el lugar y tiempo adecuado.  Muchas personas usan rifles y escopetas para cazar.  Algunos lo hacen por placer y otros para traer comida a la mesa.  Eso debe ser un derecho y privilegio que jamás se deben perder.

Yo entiendo el dicho que las armas no matan que son las personas las que matan. Sin embargo si no hubiera armas, menos personas morirían.  Digamos que dos hombres están en un violento desacuerdo y se pelean.  Si no tienen armas, lo peor que puede suceder es que salgan con los ojos morados, la nariz sangrienta y tal vez con algunos otros daños.  Ahora digamos que uno o ambos traían armas.  El resultado sería horrible.

Muchos dueños de armas son muy irresponsables. Hemos visto casos donde un niño de seis años ha llevado una pistola cargada a la escuela. La pistola le pertenecía a uno de sus padres, y la había dejado donde el niño pudiera encontrarla. Algunos niños hasta han matado a uno de sus hermanitos.  Jamás debiera haber pasado, pero sí sucedió.

Han sucedido muchos casos, ya sea por accidente o a propósito, donde un miembro de la familia mató a otro miembro o miembros de su familia. Si esa persona no hubiera tenido acceso a una pistola, la otra persona o personas todavía estuvieran vivas.  Desafortunadamente han ocurrido casos donde el esposo mató a su pareja, a los niños, y luego se suicidó él.

Aunque soy seguidor de Jesucristo y no de Barack Obama, concuerdo con éste en restringir la compra de armas.  No tenemos el control suficiente.  Necesitamos cuidadosamente revisar el historial de cada comprador de armas.  Si no lo hacemos los locos, los terroristas, los violentos, los ex convictos, y los malhechores podrán comprar todas las armas que quieran para cometer sus crímenes.

Las armas automáticas, las ametralladoras, las granadas, las bombas – materiales para hacerlas, y los rifles de asalto no deben ser vendidos al público bajo ningunas circunstancias. En realidad, ningún ciudadano los necesita. Han sido utilizados para matar muchas personas en los teatros, estadios, centros comerciales, escuelas, eventos especiales, y en otros lugares.

Si no estás de acuerdo conmigo, no me escribas. No lo leeré. Las personas quienes han muerto por causa a la violencia no lo leerán tampoco.

SUSTENTAR A UNA FAMILIA

La mayoría de las personas piensan que al casarse todo les saldrá bien y que ya no tendrán problemas.  Desgraciadamente si no están preparados como persona o como matrimonio, los problemas apenas les están comenzando.  Cada uno tiene que estar lo suficiente maduro para aceptar las responsabilidades que vienen con la pareja, y más tarde con los hijos.

Porque Dios nos creó hembra y varón, necesitamos una pareja. Cuando esa necesidad se hace evidente en nuestras vidas buscamos a nuestra media naranja.  Luego nos enamoramos, y casi todas las personas piensan que eso es suficiente, pero no es así. Tiene que haber un compromiso serio por ambas personas.  La frase, “en las buenas y en las malas,” que se prometen los recién casados tiene que ser una realidad.  Si no la es, esa promesa se hizo en vano.

Cada miembro de una pareja tiene que dejar el egoísmo atrás. Ya no son dos individuos distintos, sino una unidad.  Más tarde cuando procrean hijos tienen que pensar en toda la familia cuando toman acciones o hacen decisiones que afectan a todos ellos.  Sin importar lo que sean las necesidades, ambos adultos deben participar en el proceso de hacer decisiones.  Eso casi totalmente elimina los malos entendimientos.

El matrimonio debe ser flexible donde uno da (lo bueno y lo malo) y recibe (lo bueno y lo malo).  Cada miembro debe tener la flexibilidad para someterse a las necesidades de otros.  Sin embargo, la familia no puede manejarse como si fuera una democracia o una dictadura.  Pero los padres sí tienen que tomar las riendas, porque si no el caos reinaría en ese hogar.

Cada familia tiene que tener reglas definidas.  Cada miembro de la familia tiene que saber cual es su papel y como desempeñarlo cotidianamente.  No puede haber confusión.  A veces el papel designado a cada miembro puede cambiar según sean las circunstancias en ese momento. Si es necesario someterse a otro miembro por el cambio de circunstancias, se debe hacer sin ningún problema.  En realidad, no importa lo que sean las condiciones o circunstancias, todos deben tratarse con respeto.  Éste jamás debe perderse.

Las tentaciones van a llegar tarde o temprano.  Cada miembro debe saber cómo enfrentarlas.  Si un miembro no tiene la fortaleza o la sabiduría suficiente, otros deben ofrecerle ánimo y ayuda.  Lo principal es que la persona del problema sea honesta y pida ayuda.  El dicho que dice, “Dos cabezas son mejores que una,” es muy verídico.

Porque no hay substituto por la comunicación, es bueno que una persona le confiese sus tentaciones a otra persona, y, claro, también a Dios.  Dios puede hacer lo que ningún doctor, consejero, siquiatra, sicólogo, pastor o sacerdote puede hacer. Él puede sanar a una persona física, espiritual, emocional, sicológica, financieramente, y en cualquier área de su vida. Para Dios todo es posible (Marcos 10:27).

Como nadie es perfecto, antes lejos de ello, los padres y cada miembro de la familia deben ser comprensivos cuando alguno de ellos comete algún error.  En vez de juzgarlo o de desasociarse de él deben tener misericordia, comprenderlo y ayudarle.

Existe una línea muy fina entre comprender a alguien y ser cómplice en su flaqueza humana, sea la que sea.  Uno no puede ser cómplice cuando se están arruinando la vida usando drogas, bebiendo licor excesivamente, fumando, cometiendo crímenes, participando en sexo ilícito o siendo parte de algo que va contra la naturaleza humana, contra la sociedad o contra Dios. Dios ama al pecador, pero aborrece el pecado.  Es el deber y la responsabilidad de las personas quienes los aman de decirles que van en un camino destructivo.

Toma amor, madurez, valor, comprensión, el perdonar, misericordia, trabajo, dedicación, perseverancia, aguante, y paciencia para sostener y sustentar un matrimonio y a una familia.  No todos tienen esa habilidad o capacidad.  Si no la tienen no deben casarse ni tener familia. Si lo hicieran, sería una injusticia para las pobres personas afectadas.

rlsalvation@sbcglobal.net            rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  27 de Enero 2016

NO ESTÁS EN NINGUNA COMPETENCIA

Disfruta la vida a lo máximo. Sólo tienes una oportunidad. Sácale todo lo que puedas. Eres único. No existe, nunca ha existido, y jamás existirá alguien que sea como tú. Disfruta esa singularidad.  Dios te creó así por razones especiales.  No cuestiones su sabiduría.  Sus caminos son mucho más altos que los tuyos (Isaías 55:8-9).

No tienes que competir con los demás.  vida no es una competencia.  La No debes compararte con nadie.  Ellos tienen su destino, y tú tienes el tuyo.  Hay buenas razones por qué son como son, y por qué están en la situación que están.  El césped del vecino siempre se ve más verde que el de uno, pero uno no sabe por las que están pasando.  Todos tenemos diferentes problemas. Pueden ser bendecidos financieramente, pero estar en mal estado de salud.  Pueden tener buena salud, pero su matrimonio es un infierno.  En todo pueden estar perfectamente bien, pero no tienen salvación, y terminarán sufriendo por toda una eternidad en el lago de fuego.  Las apariencias engañan.  No envidies a nadie.

Todos tenemos talentos en un área u otra.  Descubre cuáles son tus talentos y desarróllalos según tus capacidades.  Al practicar tus talentos, sentirás felicidad a pesar de tu condición o situación por la que estés pasando.  El dinero o las posesiones no necesariamente te brindan felicidad, pero si haces lo que te gusta con tus seres queridos, eso sí lo hace.  Que te salga la felicidad del alma, no de otras personas, ni de tus posesiones.  No permitas ni que el dinero ni las posesiones gobiernen tu vida. La biblia nos dice que la raíz de todo el mal es el amor al dinero (1 Timoteo 6:10).

Aprende a ser feliz bajo todas circunstancias.  En Filipenses 4:10-13, el apóstol Pablo nos dice: “ En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin han revivido su cuidado de mí; de lo cual también estaban solícitos, pero les faltaba la oportunidad.  No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.  Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” En la mayoría de los casos las cosas no son perfectas, pero así como el apóstol Pablo tenemos que aprender a estar contentos. Tú puedes hacerlo.

Si por la razón que sea no estás contento contigo mismo, estudia y analiza tu situación.  Busca cual es el problema, y encuéntrale una buena solución. Aprende a estar contento contigo mismo, y no te desanimes por lo que otros piensen. No puedes agradar al mundo, pero sí te puedes agradar a ti mismo.  Si tratas de agradar a todos, agradarás a unos, pero desagradarás a otros.  Si haces eso, llevas todas las de perder.

Cuando otros sobresalgan, no les tengas envidia. Si esperas pacientemente en fe y continúas esforzándote, tarde o temprano te llegará tu oportunidad.  Hay un tiempo y lugar para todo.  El rey Salomón lo diría así:  “No hay nada nuevo bajo el sol,” o “Hay tiempo para esperar, y tiempo para recibir.” 

Disfruta el presente a lo máximo, aprovechando cada oportunidad, y espera el futuro con anticipación, esperando que algo bueno te llegue, y te llegará a su debido tiempo.  Las bendiciones les llegan a los que las buscan, las esperan, y las reciben.  Tú debes de ser una de esas personas.

rlsalvation@sbcglobal.net                  rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com   21 de Enero 2016

CASI NO ES BASTANTE BUENO (14 de Enero 2016)

Por la razón o las razones que sean, muchas personas se satisfacen con “casi,” sin percatarse que ese casi nunca fue, nunca es, y jamás será lo suficiente bueno.  El decir casi te puede dar un sentido de satisfacción, pero los resultados no son positivos.  La verdad es…no cumpliste con las expectativas.  Tal vez la situación haya estado fuera de tu alcance, no te preparaste bien o no debías haber estado en esa competencia por la razón que fuera.

Puedes decir, “Pudiera haber sido la primera dama.  Casi me casaba con el hombre quien llegó a ser presidente.” Ese casi no significa absolutamente nada, porque no te casaste con el señor, y consecuentemente no fuiste la primera dama.  Eres simplemente otra mujer que deseaba haber sido la primera dama.

Tal vez hayas asistido a una universidad muy prestigiosa, pero un mes antes de recibir tu diploma dejaste de asistir.  Puedes decir, “Casi me gradué de esa universidad.”  Tu casi no valdría nada en caso de buscar empleo o de impresionar a otras personas.  Tal vez hayas sobresalido en todas las clases para ser abogado, pero si fracasaste el examen para recibir tu licenciatura, no puedes ejercer esa profesión.  El casi fui abogado no te sirve de nada.

Es posible que hayas solicitado para ser astronauta e ir al planeta Marte.  Puedes haber quedado en el tercer lugar.  Eso te llevaría a decir, “Casi fui a Marte.”  Ese casi te mantuvo aquí en la tierra con el resto de nosotros.  Eso es porque la mayoría del tiempo ese casi no es lo suficiente bueno.

Colombia mandó una señorita para que la representara en el Concurso de Miss Universo.  Por error fue coronada Miss Universo por cuatro minutos, y luego le quitaron la corona.  En realidad ella salió en segundo lugar.  Ella puede decir, “Casi fui Miss Universo.”  Sin embargo Miss Universo es la representante de las Islas Filipinas, y el casi no le sirve de nada a la señorita Colombiana.

Un criminal quien es aprendido veinte años después de haber cometido el crimen puede decir, “Casi no me aprenden.”  Ese casi no le ayuda de nada, porque si no paga con su vida estará encarcelado el resto de su vida.  Puede festejar ese casi todo lo que quiera, pero las circunstancias jamás le cambiarán.

No te conformes con casi o con no terminar.  Haz lo mejor que puedas, y no digas, “Casi lo logré.” Si estás haciendo algo bueno, termínalo, y si no es bueno déjalo inmediatamente. No gastes tu tiempo en lo que no vale la pena.

Si estás consumiendo drogas, no casi dejes de consumirlas. Déjalas por completo. Si fumas mucho, no casi dejes de fumar, deja el tabaco en su totalidad antes que te enfermes de cáncer o de los pulmones.  Si tu pareja y tú pelean como los perros y gatos, no casi dejen de pelear, dejen de pelear para evitar la violencia o el divorcio.  En vez de pelear, ámense y vivirán una vida de paz y armonía. 

Las dos cosas más importantes en tu vida son tu alma, y dónde pasarás la eternidad.  Asegúrate de no decir, “Casi llegué al cielo o casi tenía salvación.” Con Dios no hay un casi. Si quieres asegurarte de pasar la eternidad con Dios, lee mi artículo titulado, “Cómo Agradar A Dios.” Se encuentra en mi página bajo “ARTÍCULOS.”

Espero que no hayas casi leído este artículo. Ojalá lo hayas leído todo, y que hayas aprendido algo.

Laluzviviente.com   rlsalvation@sbcglobal.net

VIVE POR LOS PRINCIPIOS DE DIOS

Si quieres vivir una vida placentera y exitosa, vive por los principios de Dios.  Solamente voy a mencionar cinco  de los más básicos e importantes.  Si mencionara todos los que puedes aplicar tendría que escribirte un libro o pedirte que leyeras toda la biblia.

El primero y tal vez el principio más importante se encuentra en Mateo 6:33, y dice:  “Busca primero el reino de Dios y su justicia, y todas las cosas te llegarán por añadidura.” La clave es de buscar a Dios ante todo. La declaración, “todas las cosas” incluye todo lo que puedas necesitar para vivir.

Otro principio importante se encuentra en Mateo 22:37-40, donde Jesucristo nos dice:  “Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de toda tu mente,” y “amarás al prójimo como a ti mismo.” Lo que nos dice en esencia es que debemos amar.  Sin amor nuestras vidas serían tan inútiles como un poema lírico sin melodía, un perfume sin fragancia o una mascota sin amo.

Para ser lo que Dios desea que seamos debemos buscarlo, amarlo, amar al prójimo, y hacerlo todo por fe y en amor.  En 2 Corintios 5:7, la biblia nos dice:  “Porque por fe andamos (vivimos), no por vista.” Luego en Hebreos 11:6, la palabra de Dios nos dice:  “Sin fe es imposible agradar a Dios, porque es menester que el que llega a Dios, crea que él existe, y que es galardonador de los que lo buscan.” La clave es tener fe.  Sin fe es obrar en vano.

Todos somos pecadores y merecemos ser castigados eternamente en el lago de fuego, pero porque Dios es amable y misericordioso, nos perdona si nos arrepentimos y recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  Así como él nos perdona, espera que nosotros perdonemos a los que nos lastiman.  En Mateo 6:14-15, Jesucristo nos dice:  “Porque si perdonas a los hombres sus ofensas, tu Padre celestial te perdonará también, pero si no perdonas a los hombres sus ofensas, tampoco el Padre perdonará tus ofensas.” Bien claro está…tenemos que perdonar al prójimo.

Otro principio de Dios es que demos libremente de lo que tenemos.  En 2 Corintios 9:6-7, su palabra nos dice:  “Esto les digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra en abundancia, en abundancia también segará.  Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, o por necesidad; porque Dios ama al dador alegre.” No se refiere  únicamente al dinero, aunque sí puede serlo, sino que a todas las cosas: ayuda física, tiempo,  talentos, habilidades, consejos, etcétera.

Otra escritura complementaria al previo párrafo es Lucas 6:38, que dice:  “ Da, y se te dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en tu regazo; porque con la misma medida con que mides, te volverán a medir.” Tal vez ya hayas captado el principio…debemos dar libremente de lo que tenemos, sea lo que sea.

Te he dado cinco principios de Dios.  Si los aplicas, Dios te bendecirá.  El primero – busca su reino. Lo haces al asistir a una iglesia cristiana, leer y meditar en la palabra de Dios, aprender de otros cristianos, orarle a Dios, servirle a Dios en cualquier capacidad que tengas disponible, y al hablar con Dios como si fuera tu mejor amigo.

El segundo – ama a Dios y ama al prójimo.  Al obedecer a Dios le estás demostrando que lo amas. A las otras personas les puedes demostrar tu amor de muchas maneras.  Puedes ayudarles con las necesidades específicas que tengan.  Estas pueden ser físicas, mentales, espirituales, emocionales, sicológicas o financieras.  La gente tiene necesidades de toda clase.

El tercero – vivir por fe y no por vista.  Cuando sabes que toma más de tus recursos para lograr la misión que sea, en fe le oras a Dios, y sabes que él te ayudará.  No tienes que saber cómo lo hará.  Todo lo que tienes que saber y esperar es que él lo hará, porque para él todo es posible.  Eso es vivir por fe.

El cuarto – perdonar a los que te han lastimado.  Es muy difícil, pero si no se te olvida que Jesucristo te perdonó, puedes perdonar a los otros.  Eso no necesariamente significa que esa persona tiene que ser tu mejor amigo; simplemente significa que no tienes rencor contra esa persona.

El quinto – da, da y da.  Da de ti mismo.  Si lo piensas, Jesucristo dio su vida por ti.  Según tus capacidades puedes ayudarles a otros de muchos modos – depende de la necesidad.

Espero que estos principios te ayuden a vivir según la voluntad de Dios.  Si vives por ellos, serás una bendición para muchos, Dios te bendecirá, y vivirás una vida placentera. ¡Que Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net            rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com    thelivinglights.com  8 de Enero 2016

UN DÍA A LA VEZ

Hay un refrán que se le atribuye al filósofo chino Lao Tzu. Dice así:  “La jornada de mil millas comienza con el primer paso.” Si uno no toma el primer paso la jornada jamás se llevará a cabo. Cualquier jornada, esfuerzo, proyecto o hazaña comienza con el primer paso, y luego continúa hasta terminarse.

Cuando nace un bebé es completamente indefenso.  Primero aprende a pararse, luego a caminar y a correr, después a hablar, más tarde a leer y escribir, y luego todo lo demás.  La persona comienza a fortalecerse física, emocional, mental, sicológica, y ojalá espiritualmente. Adquiere conocimiento sobre muchas cosas y tal vez hasta sabiduría.  Todo esto se hace un paso a la vez.

Hay una película estadounidense llamada, “What About Bob?” Bill Murray hace el papel de un personaje manipulador, narcisista compulsivo y muy obsesivo con muchos problemas mentales. Su psicoterapeuta (Richard Dreyfuss) le dice que tome “pasos de bebé.” Lo que le decía era que no tratara de hacer todo a la vez – que comenzara con pasos pequeños.  Siendo que la película es una comedia,  el paciente se sanó al tomar los pasos de bebé, y el psicoterapeuta terminó perdiendo la mente.  Si tienes sentido del humor, y te gusta reír, te recomiendo que veas la película.

Si tienes problemas matrimoniales, de alcoholismo, drogas, enojarte fácilmente, depresión, bajo autoestima o en tu trabajo, toma esos pasos de bebéNo trates de solucionarlo todo de unas.  Si lo haces así puedes terminar deprimido, fracasado y sin alientos de continuar.  Comienza con pasos pequeños para remediar la situación y verás los resultados.  Lo importante es que comiences a hacer algo para mejorar la situación.

Todo atleta al principio comienza despacio para aprender.  Al pasar el tiempo le dan más tiempo al deporte y hacen cosas más difíciles. Al final llega a la cima, y todo ese esfuerzo valió la pena.  Hay un refrán que dice:  “La práctica hace al maestro.” Aún cuando los atletas ya son profesionales comienzan despaciosamente para calentarse. 

Toma la vida un día a la vez.  No te mortifiques del mañana ni de las cosas que no puedes cambiar.  En Mateo 6:34, Jesucristo mismo – Dios encarnado – nos dice:  “Así que, no se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su preocupación. Le basta a cada día su propio mal.” En otras palabras, ocupémonos de los problemas de hoy, y dejemos los de mañana para mañana.  No hace sentido preocuparnos de antemano.

Otro punto relacionado con esto es que muchas veces nos preocupamos por algo que no sucede.  Hubiéramos estado mucho mejor si no nos hubiéramos preocupado. Piensa en las veces que te preocupaste por algo que pensabas que iba a pasar y no sucedió. Es muy posible que te haya ocurrido varias veces.

Si todavía no estás donde quisieras estar, no te desalientes.  Tómalo un paso a la vez, un día a la vez, un obstáculo a la vez, y si no te das por vencido, llegarás a tu meta.  No te impacientes, no te frustres, no te desalientes, y no tires la toalla. Sigue adelante y tarde o temprano se te cumplirán tus sueños.

Si eres cristiano recuerda que el mundo se ganará un alma a la vez.  No trates de hacerlo en un día ni de hacerlo solo.  No eres “El Lobo Solitario.”  Si eres nuevo en la cristiandad, y tienes problemas que no has podido vencer, recuerda que todavía eres una obra en progreso. Dios no ha terminado contigo todavía.  Él va a cambiarte conforme a su imagen, pero tomará tiempo. Simplemente haz lo mejor que puedas, y Dios hará el resto.  Él sabe que eres humano y que tienes limitaciones.

Me gustaría concluir diciéndote que tomes un respiro a la vez, un paso a la vez, un día a la vez, un obstáculo a la vez, y que no te mortifiques, afanes o preocupes por nada, porque no te serviría de nada.  No he oído de ningún problema que se haya solucionado mortificándose.  

rlsalvation@sbcglobal.net                       rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  17 de Diciembre 2015

UNA NACIÓN DE EXPERTOS

Nosotros (los estadounidenses) tenemos una nación de expertos.  Cada vez que ocurre una catástrofe los expertos salen por televisión para explicar lo que sucedió.  El único problema con eso es que los llamados peritos cierran la puerta de la caballeriza después que los caballos se han salido.  ¿Por qué no dan sus consejos antes que suceda el incidente para prevenir que  ocurra?

Cuando un avión pasajero se desploma, por la razón que sea, los expertos explican lo que sucedió. ¿Por qué no nos advirtieron antes que sucediera? ¿Sería porque no sabían? Tal vez los peritos, en realidad, no sean expertos.  Después que un partido de futbol se haya perdido, es fácil explicar cómo debía haberse jugado.

Después que haya ocurrido un ataque terrorista, los expertos salen por los medios de comunicación explicando por qué sucedió. ¿Dónde estaba su astucia antes que ocurriera para que les pudieran avisar a las autoridades respectivas antes que sucediera? ¿Sería que no tenían la menor idea de lo que iba a suceder?  Es fácil saber lo que deberíamos haber hecho después del hecho.

Cuando nuestra economía sufre los expertos dan razones por su caída. Siendo que nos afecta a todos, ¿por qué no hacen algo para prevenir que suceda?  Hablar por hablar no nos lleva a ningún lugar. La biblia dice que la fe sin obras está muerta (Santiago 2:14-17).

Nuestro país con todos sus expertos no ha podido trazar  un buen plan para que no se utilicen las armas de asalto, los rifles, las pistolas ni las bombas caseras para matar a ciudadanos inocentes.  Sin embargo cuando sucede un incidente donde varias personas pierden sus vidas, entonces sí salen los expertos con sus opiniones.

Después que estés muerto, no trates de ser un perito para explicar por qué hay o no hay vida después de la muerte. Será demasiado tarde. Sí podrás explicar por qué estás en el infierno, pero no podrás cambiar tu destino hasta que Dios te mande al lago de fuego para que pases la eternidad sufriendo por no haber creído en Jesucristo.

Yo no soy perito, pero leo la biblia, y el 1978 Jesucristo se me apareció en una visión.  También me da palabra de conocimiento, palabra de sabiduría, y profecía, la cual ha sido comprobada porque se ha cumplido.  Ni nadie ni yo sabe lo que viene en el futuro, pero Dios, cuando es su voluntad, me ha dejado ver algunas cosas.

Olvídate de los expertos que te dicen que la vida comenzó con un gran trueno.  ¿Sabes qué?

Aún si sucedió así…¿quién causó ese trueno? Jamás algo se ha producido de la nada. La nada siempre nos dará nada.  Si crees en la evolución, tengo mil hectáreas en el sol, y te las vendo baratas por cinco mil dólares.  ¡Qué ganga!

Siendo que soy pragmatista y no experto, te digo que Dios y el diablo existen, que el cielo y el infierno son verdaderos, y que si tu nombre no está escrito en el cielo en “El Libro del Cordero de la Vida” terminarás sufriendo eternamente en el lago de fuego.  Afortunadamente Dios es justo y te da la oportunidad de pasar la eternidad con él.  ¿Qué hacer? Arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador.

Si no sabes cómo comenzar, simplemente di: “Dios Padre, quiero conocerte. Hazte verdadero para mí.  Tócame de una manera que yo sepa que eres Tú.” Lee todas las categorías en mi página y eso te ayudará mucho.

rlsalvation@sbcglobal.net                         rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com    thelivinglights.com   10 de Diciembre 2015

TENEMOS PROBLEMAS GIGANTESCOS

Tenemos problemas urgentes en nuestro país (los Estados Unidos de América), y no es políticamente correcto mencionarlos, pero lo haré de todos modos.  Donald Trump le pone el dedo en la pura llaga. Ve los problemas claramente, pero desgraciadamente no sabe como verbalizarlos, articularlos, expresarlos o decirlos en palabras aceptables al público. Como consecuencia los que han creado los problemas, los que no han hecho nada para resolverlos, los que quieren agradar a todo el mundo, y hasta los que han sido víctimas reaccionan de una manera negativa contra él.

De ninguna manera estoy defendiendo a Donald Trump, pero sé que si implementáramos algunas de sus ideas nuestro país se beneficiaría. Nuestra fuerza laboral recibió un golpe fatal cuando las industrias se fueron a China.  Casi todos los productos que consumimos son hechos allí.  La calidad es inferior, pero como los precios son bajos, la gente los compra.

La mayoría de los inmigrantes y refugiados quienes llegan a nuestro país se convierten en buenos ciudadanos.  Sin embargo hay una pequeña minoría que ya lo son o que se convierten en terroristas.  Definitivamente debemos revisarlos rigurosamente antes de permitirles entrar a nuestro país y de ser parte de nuestra sociedad.

Sin ninguna duda, debemos tomar el liderazgo en derrotar completamente a ISIS. Si no lo hacemos, quitarán muchas vidas alrededor del mundo.  No podemos permitirles que crezcan. Nuestra meta debe ser de erradicarlos completamente, porque eso es lo que ellos intentan hacernos.  Llamémosle a la religión musulmana lo que es – violenta. Lee el Alcorán de punta a punta, y sabrás que quieren matar a los infieles.  Un infiel es cualquier persona quien no cree como ellos. Para ellos tú eres un infiel y mereces morir.

“La Encuesta del 2007 de Armas Pequeñas” nos dice que los Estados Unidos es el país que tiene más armas por persona.  Cada cien personas tienen 112 armas de fuego.  No se pasa una semana sin que haya un tiroteo, mueran personas, y muchas otras queden heridas.  Yo sé que personas matan a personas y que no son las armas, pero en un país sin armas muchas menos personas morirían.

Yo sé que la NRA (Asociación Nacional de Rifles) y muchos de ustedes, los dueños de armas, no están de acuerdo conmigo, pero mientras las armas se consigan fácilmente, la mortandad continuará. ¿Cuándo será demasiado? Yo quisiera poder decir, “El sentido común prevalecerá,” pero no creo que ese será el caso.  La gente se aferra a sus modos.

¿Tenemos un problema racial? ¡Claro que sí! ¡Los blancos son los únicos culpables! ¡Claro que no! Los negros, los hispanos, los orientales, y la gente de otras razas también son racistas.  El racismo proviene de la ignorancia, del bajo autoestima, del miedo a la competencia, del no conocer otras culturas, y de otros factores personales.

Últimamente muchos policías blancos han matado personas de la raza negra quienes no estaban armadas.  Es muy verídico que algunas de estas personas habían cometido crímenes, y que merecían ser encarceladas, pero no merecían morir.  A esos policías deben enjuiciarlos

y castigarlos con todo el peso de la ley.

El otro lado de la moneda del racismo es que por la televisión cada comercial, cada programa, cada noticiero, y cada película tiene personas de la raza negra, pero nunca se ve un hispano. Aquí en nuestro país el porcentaje de la población negra es 13.2% y el de los hispanos es 17%.   Sin embargo si los hispanos no tuvieran sus propios programas, no nos tomarían en cuenta los medios de comunicación. Es discriminación no importa de qué punto de vista se vea.

A los políticos en Washington se les olvida que fueron elegidos para que nos representaran, y no para que hicieran lo que les da la gana.  Pasan leyes que van contra el bienestar y la voluntad de nuestro pueblo.  Tuercen la constitución para favorecer a las mega corporaciones, a los monopolios, a los ricachos, y a veces hasta a otros países.

Tenemos muchos problemas, pero en vez de criticar, quejarnos o esconder la cabeza en la arena podemos trabajar juntos para mejorar la situación.  Si hacemos eso, podemos vencer cualquier obstáculo u obstáculos que se nos presenten.  Tenemos la solución en nuestras manos.

No te enojes conmigo porque soy cristiano y creo que cada persona es importante, que todos somos hijos de Dios, que debemos amarnos los unos a los otros, que debemos ayudarnos en lo que podamos, y que debemos obrar unidos para que todos tengamos un mejor futuro.   Si no estás de acuerdo conmigo, no me escribas.  Tú tienes derecho a tu opinión, y yo a la mía.

rlsalvation@sbcglobal.net        rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com   3 de Diciembre 2015

COMO SALVAR Y MEJORAR TU MATRIMONIO

Hay muchas estadísticas que indican que la tasa de divorcio estadounidense es del 50 por ciento o más alta.  En otras palabras, de cada dos matrimonios uno termina en divorcio.  Esto, desde luego, no incluye a los que están viviendo juntos sin casarse y luego se separan.  Esas uniones casi no son exitosas.

Cuando la situación se ve mal, siempre hay esperanzas si los participantes hacen los cambios necesarios.  Si tu matrimonio anda por los suelos, no te desanimes.  Hay pasos que tu pareja y tú pueden tomar para salvarlo.  No es difícil de hacerse, pero tu pareja y tú tienen que trabajar juntos para lograrlo.

Primer punto: Tienen que admitir que tienen problemas.  Es muy probable que ambos hayan causado los problemas.  No le eches toda la culpa a tu pareja.  Si lo haces, eso simplemente empeora la situación.

Segundo punto:  Dejen el pasado en el pasado.  No permitan que el pasado se repita.  Si tuvieron problemas como pareja o en la familia, no continúen recordándolos y culpando a la otra persona.  Comiencen con pizarra limpia.

Tercer punto:  Comuníquense todo el uno al otro.  Nada es tan insignificante que no debe decirse. Los secretos deshacen a los matrimonios, porque se pierde la confianza.

Cuarto punto:  Recuerden que no son “El Llanero Solitario.”  Son un equipo, una unidad, una familia.  No importa que decisión hagan, háganla juntos.  Si la decisión sale mal nadie culpa a nadie.  El egoísmo no pertenece en una pareja o familia.

Quinto punto:  Dios tiene que ser primero en tu vida – no tu empleo, no tus pasatiempos, no tu esposa, no tus hijos, no tus padres ni nada más.  Sin Dios no tienes nada.

Sexto punto:  Tu pareja tiene que ser tu prioridad después de Dios.  Tus hijos, tus padres, y tu empleo no pueden estar delante de tu pareja.  Muchas personas les dan más importancia a los hijos o al empleo que a la pareja – eso los lleva al divorcio.

Séptimo punto:  Trátense el uno al otro con respeto, cariño y amor.  Tu pareja necesita saber que la amas, la respetas y la aprecias.

Octavo punto:  Pasen tiempo de calidad entre ustedes.  Cuando estén juntos olvídense del trabajo, de la familia y de otras cosas.  Participen en actividades juntos que ambos disfruten.

Noveno punto:  Acompaña a tu pareja no solamente en actividades que ambos disfruten, sino también en actividades que tu pareja tenga que asistir, aunque a ti no te gusten.

Décimo punto:  Haz cositas especiales para tu pareja – comprarle un regalito, ayudarle con sus quehaceres y darle felicitaciones cuando sean merecidas.

Undécimo punto:  No permitas que los niños pongan a uno contra el otro.  Ambos tienen que ponerse de acuerdo en la disciplina de los niños. Cuando uno de ustedes disciplina a un niño la pareja no debe interrumpir.

Duodécimo punto:  Traten a todos los niños igual – no favoritos.  Denle responsabilidades a cada niño, y asegúrense que las cumpla.

Décimo tercio punto:  Siempre hay que reforzar el buen comportamiento de los niños.   Ellos necesitan saber que están orgullosos de ellos.

Décimo cuarto punto:  Ora por tu familia y tu matrimonio todos los días.  Cada miembro de la familia necesita protección física y espiritual.  Necesita acercarse más a Dios, y tal vez a ti también.  También necesita que se haga la voluntad de Dios en su vida.

Si tienes problemas en tu matrimonio o en tu familia, aplica estos catorce puntos, y verás cambios positivos para el mejoramiento de todos.

rlsalvation@sbcglobal.net      rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com     thelivinglights.com   26 de Noviembre 2015

NO CULPES A OTROS POR TUS PROBLEMAS

Toda persona que vive en este mundo tiene problemas de una clase o de otra.  Nadie se puede escapar de ellos.  Los problemas que combatimos son diferentes para cada persona, porque tienen que ver con nuestro sexo, edad, lugar donde vivimos, tiempo en el que vivimos, el nivel educativo que tengamos, la clase social a la que pertenezcamos, el empleo que tengamos, nuestra religión, nuestra filosofía de la vida, nuestra motivación, nuestro modo de pensar, y muchos otros factores.

Muchos de nuestros problemas provienen de una mala decisión que hayamos hecho en el pasado.  Otros vienen de las decisiones que otras personas hicieron, pero nos impactan a nosotros directamente.  Podemos evitar algunos problemas, pero de otros no nos podemos escapar.  Tenemos que confrontarlos queramos o no.

Lo mejor que se puede hacer es tratar de evitar los problemas.  Muchas veces podemos hacerlo, pero en muchas ocasiones la única opción que nos queda es de confrontarlos.  La mayoría de las veces no son tan malos como pensábamos.

Cuando somos culpables por nuestros problemas, lo mejor que hacer es admitirlo y seguir adelante.  Lo peor que podemos hacer es culpar a otras personas.  Desgraciadamente eso es lo que hacen muchas personas.  No quieren tomar la responsabilidad por sus acciones.  Es mucho más fácil culpar al prójimo o culpar al destino.

Muchas personas fracasan en la vida, y le echan la culpa a sus padres por haber crecido en una familia disfuncional.  Eso puede ser muy verídico, pero en vez de culpar a sus padres, deben aprender de sus errores para no cometer los mismos con sus familias.  Deben de planear para su futuro, porque les llegará más pronto de lo que piensan.  Si no planean están planeando fracasar.

Cada persona es responsable por su propia vida.  Para triunfar es menester que aceptemos el cambio, y que hagamos cambios cuando sean necesarios. Tenemos que prepararnos y buscar las oportunidades  que nos llevarán al éxito.  No podemos quedarnos estancados en un sitio, empleo, relación, o en nuestro modo de pensar.

Si triunfamos o no tiene que ver con la manera como nos vemos a nosotros mismos, con el esfuerzo que pongamos, como vemos las dificultades que se nos presentan; ¿son barreras impasables, o son retos para hacernos crecer?  ¿Culparemos a otros personas o al destino por nuestra falta de motivación?

Si piensas que tienes que culpar a alguien, mírate en el espejo, y acepta parte de la culpa – no necesariamente toda.  Estoy seguro que podrías haber hecho algo para prevenir que sucediera lo que sucedió, o si no, podrías haber hecho algo para minimizar el impacto negativo que tuvo sobre ti.

No puedes cambiar el pasado, ni puedes hacer que cambie la gente, pero sí puedes cambiar tú. Perdónate, y en vez de culpar a los que te hicieron daño, perdónalos.  Si no los perdonas vas a ser esclavo del odio y de ellos por toda tu vida.  ¡Eso sería horrible!  Comienza a moverte en una dirección y manera positiva.  Recuerda…no estás derrotado, a menos que te rindas.

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com   laluzviviente.com    thelivinglights.com

19 de Noviembre 2015

¿POR QUÉ ME AMARÍA DIOS A MÍ?  (12 de Noviembre 2015)

¿Por qué me amaría Dios a mí?  Aunque esa pregunta parezca absurda, ridícula, infundada, prepóstera, insensible, increíble, e irracional para muchas personas hay otras que se la están preguntando.  Y porque están preguntándosela, necesita una respuesta.  Por eso mismo les daré algunos puntos en que pensar.

Dios nos creó simplemente porque él necesitaba una familia.  Toda persona necesita una familia, ya sea que lo admita o no.  La razón es que necesitamos amar y ser amados.  En ese respeto, Dios es igual.  Necesita amarnos y que nosotros lo amemos.  Su deseo es que pasemos la eternidad con él para amarnos incondicionalmente y que nosotros lo amemos a él.  Por su necesidad de amar y ser amado, y por tu necesidad de lo mismo, Dios te ama.

Aunque Dios creó todo lo que existe, nosotros fuimos los únicos que fuimos creados a su imagen (Génesis 1:26).  Claro, eso nos hace que seamos muy especiales.  Ya que somos tan especiales, él nos dio dominio sobre todo (Génesis 1:28-30).  Dios te ama tanto que te hizo a su imagen, y confía en ti tanto que te dio dominio sobre casi todo.  Como hijo de Dios, tu deber es de amarlo a él, y de tomar dominio sobre tu vida.

Dios te ama, porque desea que seas su hijo, y que lo representes bien aquí en esta vida.  Si sigues sus principios, amarás a Dios, amarás al prójimo y te amarás tú mismo.  Como resultado de tu amor y obediencia darás testimonio de la bondad de Dios y de su plan de salvación.  Eso hará que otros reciban a Jesucristo como su Señor y Salvador, y el reino de Dios se extenderá. Es decir, otros también podrán ser sus hijos y recibir sus bendiciones.

Te ama, porque le oras, y porque has puesto tu confianza en él.  Si todavía no lo has hecho, comienza ya.  Desea ayudarte con tus problemas.  Lo que es imposible para ti, es muy posible para él (Marcos 10:27).  Más que todo, él quiere bendecirte para que tú seas una bendición para otros.  Ese es amor verdadero.

Dios te ama, porque él sabe que eres débil, y por eso mismo, está esperando que le pidas ayuda cuando la necesites.  No te engañes a ti mismo – todos necesitamos ayuda.  Podemos pensar que somos una roca de fortaleza, pero cuando nos llega la adversidad por medio de enfermedad, divorcio, pérdida de empleo, destrucción de nuestra vivienda, accidente automovilístico, o cualquier otro percance serio, nos percatamos que no somos tan fuertes.  En tal momento hasta los ateos acuden a Dios.

Dios Padre te demostró su amor cuando envió a su Hijo que muriera en la cruz por tus pecados.

Con su sufrimiento, su muerte y su resurrección borró todos tus pecados para que no tuvieras que pasar la eternidad sufriendo en el lago de fuego.  Lo que tú tienes que hacer es arrepentirte,  confesarle tus pecados,  pedirle perdón a Dios, aceptar a Jesucristo como tu Señor y Salvador, y tratar de vivir una vida que le complazca a Dios.  Dios te ama tanto que perdona todos tus pecados sin excepción.  Ese es amor verdadero.

El amor que Dios te tiene no tiene nada que ver con tu inteligencia, talentos, cuantas obras de caridad hayas hecho, o que tan buena persona seas, pero sí tiene todo que ver con quien es Jesucristo.  Él es amor (1 Juan 4:8).  No puede cambiar (Hebreos 13:8).  Espero que hayas entendido cuanto te ama Dios.

Si este artículo te ha ayudado, escríbeme declarando eso.  Dime donde vives para que yo tenga una idea hasta donde llega mi página.

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com    laluzviviente.com     thelivinglights

ACEPTA LA RESPONSABILIDAD

Casi todos nosotros estamos de acuerdo que el mundo está en un estado malísimo. Si pensamos lógicamente llegamos a la conclusión que hay razones por eso.  Hay varias razones, pero la primordial es que nosotros los seres humanos no hemos aceptado ni la realidad ni nuestras responsabilidades.

Desde nuestra infancia hasta morir tenemos responsabilidades.  Como niños debemos obedecer a nuestros padres, obedecer personas en autoridad,  ,mantener nuestra inocencia, aprovechar lo que esté a nuestra disposición, aprender todo lo que podamos y ponerlo en práctica, y desarrollar los talentos que tengamos.

Como jovencitos tenemos varias responsabilidades.  Una de ellas es prepararnos para unirnos a la fuerza laboral.  Eso indica escoger un oficio, carrera o profesión y prepararnos adecuadamente.  Lo que escojamos debe existir durante nuestros años laborales y pagarnos lo suficiente para que podamos mantener una familia.

De jovencitos también tenemos la responsabilidad de escoger a nuestra pareja.  Debemos tomar la frase “Hasta que la muerte nos separe”  literalmente.  Los jóvenes no la toman en serio y se divorcian con mucha frecuencia.  En un divorcio todos sufren, pero, sin duda, los más afectados son los niños.  Se ha comprobado vez tras vez que los niños quienes crecen en un hogar disfuncional tienen menos éxito que los que se crían con ambos padres.  La mayoría de las personas encarceladas vienen de un hogar disfuncional.  Muchos de ellos si siquiera saber quién es su padre, y si lo saben no lo conocen.  No importa en qué país vivamos,  el mundo estaría mucho mejor si todos fuéramos buenos padres con nuestros hijos.

Si cada empleado, empleador, patrón, gerente, o dueño del negocio aceptara su responsabilidad, fuera amable, sincero, bondadoso y desempeñara su posición lo mejor que pudiera,  y tratara a los demás con cariño, justicia y respeto el sitio laboral sería un placer, y los empleados rendirían más y mejor trabajo.  Desgraciadamente eso no es lo que sucede normalmente.

Si los políticos aceptaran la responsabilidad de serles fieles a sus promesas de campaña, a su país, y a sus seguidores, el gobierno operaría eficazmente y todo el país se beneficiaría. En vez de hacer eso, son fieles a sus partidos políticos.  Como resultado, pasan la mayoría del tiempo peleando contra el otro partido  o partidos políticos.

Si aceptáramos  las responsabilidades que nos ha otorgado nuestro Dios, este mundo sería el lugar ideal. En Mateo 22:37, Jesucristo nos dice:  “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.”  Si amáramos a Dios así como él lo pide, no hubiera incrédulos, religiones violentos como la de los musulmanes, ni religiones falsas como la masona,  la mormona, la budista, la de los testigos de Jehová o muchas otras que ha inventado el hombre.  Los católicos no aman a Dios con todo el corazón, el alma ni con toda la mente, porque aman más a sus vírgenes y a sus santos. En realidad no sabemos si  estos llamados santos estén en el cielo o en el infierno.

En Juan 13:34, Jesucristo nos da un nuevo mandamiento:  “ Un mandamiento nuevo les doy: Que se amen unos a otros; como yo los he amado, que también se amen unos a otros.” Eso significa amar a los que son diferentes a nosotros.  Si aceptáramos esa responsabilidad no hubiera ninguna clase de perjuicio en este mundo.  ¡Sería maravilloso!

Si aceptas tus responsabilidades como persona, ciudadano, hijo de Dios, hijo de tus padres, miembro de una sociedad global, pareja, padre, abuelo, miembro de la fuerza laboral,  miembro de tu comunidad local, y cualquier otra responsabilidad que te corresponda, este mundo será mucho mejor para ti y para las personas en tu esfera de influencia.

rlsalvation@sbcglobal.net       rlsalvation@gmail.com    laluzviviente.com    thelivinglights.com     5 de Noviembre 2015

PERMÍTELE A TU LUZ QUE ILUMINE   (29 de Octubre 2015)

Todos tenemos cierta cantidad de luz que hemos recibido, ya sea por estudios, experiencia, consejos,  otros medios o por  medio de la palabra de Dios.  Esa luz debemos compartirla con los otros que todavía se encuentran en la oscuridad en esa área de sus vidas, por la razón que sea.  A la luz que me refiero es conocimiento.  El que no tiene conocimiento comete errores, porque es como si estuviera ciego.  Sin conocimiento es casi imposible hacer buenas decisiones y actuar con sabiduría.

Una luz no ilumina en la claridad, pero sí ilumina en la oscuridad.  Entre más oscuro esté la luz ilumina más fuerte. Entre más ignorancia exista, más luz se necesita.  Estoy aludiendo a la luz del conocimiento.  Los países del tercer mundo necesitan más luz que los del primer mundo, porque éstos ya la tienen a cierto punto.

Necesitamos llevar la luz de la tecnología moderna a las tribus indígenas.  Desgraciadamente hay grupos de gente que todavía viven como si vivieran en los tiempos medievales.  La civilización no les ha llegado.  No tienen los recursos básicos que casi todos disfrutamos en los países desarrollados.

Para nosotros los que vivimos en las naciones desarrolladas, el compartir la tecnología, recursos, y los avances actuales que poseemos es un privilegio, y tal vez una responsabilidad. Si tomáramos más consciencia, el mundo estaría mucho mejor de lo que está.  Hay suficientes recursos, pero están mal distribuidos.  Hablo de bondad y caridad humana, no del socialismo, comunismo ni de dictaduras.

Desgraciadamente la oscuridad en este mundo no solamente existe en falta de tecnología, de no saber de los nuevos avances, en escasez de  lo material, sino que también en lo espiritual. Es muy posible que por no comprender lo espiritual sufra la gente en lo demás.  La palabra de Dios en Mateo 6:33 nos dice:  “Busquen primero el reino de Dios y su justicia, y todo les llegará por añadidura.”

Muchos de esos pueblos del tercer mundo están completamente en la oscuridad en relación a la palabra de Dios.  En vez de buscar primero el reino de Dios y su justicia, adoran a otros dioses, santos, vírgenes, animales, y ¿quién sabe que más?  Dios nos dice claramente en su palabra – Éxodo 20:2-5 – que no tengamos otros dioses ni que le pidamos u oremos a nadie más aparte de él.  Al hacerlo, lo estamos insultando.

Desde luego que los indígenas – las tribus – todavía adoran animales, el sol, la luna y muchas otras cosas.  Están completamente en la oscuridad espiritual.  Gracias a Dios que algunos misioneros dejan la comodidad de sus países sacrificándose para llevarles la luz de Dios por medio de la biblia.  Esos misioneros están haciendo la labor de Dios ganando almas para su reino, y, al mismo tiempo, están haciendo tesoros en el cielo (Mateo 6:19-20).

Si tú tienes conocimiento de cualquier clase, compártelo con tus hijos y con otras personas.  Puedes ayudar físicamente y aconsejar a los que lo necesitan.  Si eres cristiano – seguidor de Jesucristo – y sabes la palabra de Dios bastante bien, compártela con tu grupo de influencia para que ellos también puedan ir al cielo.

Lo más importante para cada persona, sin excepción, es donde pasará la eternidad. Esta vida pasa rápidamente, pero la otra vida es eterna.  El purgatorio no existe.  Sólo vamos a pasar la eternidad en uno de dos lugares; el cielo o el lago de fuego.  Sólo tú puedes decidir donde estarás durante toda la eternidad.

Si estás en la oscuridad espiritual y deseas llegar a la luz de Dios, acércate a él para que te reciba.  Él no rechaza a nadie.  No importa lo que hayas hecho en el pasado.  Él te perdona si te arrepientes.  Órale la siguiente oración en voz alta en sinceridad, y él te oirá, te perdonará, y escribirá tu nombre en “El Libro de la Vida” en el cielo.  Cuando tú llegues allá buscarán tu nombre en el libro y al encontrarlo te dejan quedarte allí.

“Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Te pido que me perdones.  Creo y confieso que Jesucristo es tu Hijo, que sufrió, murió y resucitó de entre los muertos para pagar por mis pecados.  Lo recibo como mi Señor y Salvador.  Gracias que vas a permitir que el Espíritu Santo viva en mí para que me guíe y me proteja. Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com      laluzviviente.com

¿QUIÉN NOS DICE LA VERDAD?  (22 de Octubre 2015)

Por curiosidad y porque el futuro las afectará muchas personas desean saber lo que está por venir.  Hacen centenares de cosas por saber, pero desgraciadamente para ellos el único que sabe el futuro es Dios.

El internet y los medios de comunicación solamente se interesan en dar las noticias lo más pronto posible.  Muchas veces no investigan los hechos a fondo, y lo que reporta no es necesariamente la verdad.  Aunque es bueno que nos mantengamos informados, no podemos basar nuestras vidas ni planear nuestro futuro en lo que vemos por las noticias o lo que leemos en el internet.

La comunidad científica nos puede decir que un asteroide va a destruir nuestro planeta, o que al sol se le acabará la energía lo que le traería el fin al sistema solar.  Hasta nos pueden decir que el calentamiento global nos llevará a la destrucción.  Es posible que ya existan otras teorías o que algunas nuevas surjan en el futuro.  La ciencia y las teorías cambian constantemente, pero la palabra de Dios permanece igual.  La biblia nos dice que Dios es igual ayer, hoy, y por siempre (Hebreos 13:8).

Los religiosos no están de acuerdo en lo que sucederá en el futuro.  Hay un grupo que dice que estamos condenados a ser destruidos por la ira de Dios.  Son los mismos que dicen que cambiemos o seremos destruidos.  No predican el amor de Dios, sino su ira.

También tenemos los predicadores quienes predican que nuestros mejores días están por venir.  Según ellos, Dios desea que todos seamos ricos, saludables, y que no nos mortifiquemos de nada.  Aunque Dios sí desea eso, no mencionan que las promesas de Dios tienen condiciones. Por ejemplo, si queremos recibir sus bendiciones, debemos diezmar, honrar a nuestros padres, vivir por fe – no por vista, orarle a Dios, arrepentirnos, pedirle a Dios que nos perdone, y recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  La biblia menciona otras cosas que debemos hacer, pero por ahora éstas son suficientes.

Para vender libros y otros artículos, los evangelistas sacan nuevas teorías o puntos de vista con frecuencia.  Pueden declarar una fecha cuando se acabará el mundo, cuando vendrá Jesucristo, cuando la luna parezca ser de sangre, o cuando ocurrirá un desastre.  Luego cuando se llega la fecha, y nada ocurre, se quedan callados.

Algunos pastores no mencionan el pecado, porque si lo hicieran muchos miembros de la congregación dejarían su iglesia.  Eso no les conviene, porque menos dinero le entraría a su presupuesto general.  Sólo predican lo positivo o medias verdades.

¿Cuál es la verdad?  En Juan 14:6, Jesucristo mismo nos dice:  “Yo soy el camino, la verdad, y la vida.  Nadie llega al Padre, sino por mí.”  Si quieres saber la verdad, lee toda la biblia y específicamente el libro de Juan. Escucha las noticias, busca en el internet, y préstales atención a los descubrimientos científicos.  Debes estar bien informado.  A propósito, la ciencia y la biblia no se contradicen.  Los descubrimientos científicos simplemente afirman y confirman lo que dice la biblia.  ¡Busca la verdad!

Lo que oigas interesante de un político, negociante, científico, doctor, profesor universitario, pastor, evangelista,  periodista, llamado experto o de cualquier otra persona, analízalo, estúdialo, escudríñalo, y medítalo. No lo aceptes simplemente por aceptarlo.  ¡Busca la verdad!

rlsalvation@sbcglobal.net         laluzviviente.com          thelivinglights.com

¿ESO ES TODO LO QUE HAY?  (8 de Octubre 2015)

Mucha gente triunfadora se pregunta…¿Eso es todo lo que hay?  Es posible que seas uno de ellos.  Tal vez tengas todo lo que pensabas tener, y hasta hayas logrado todas las metas que te habías propuesto, pero  ya que estás ahí, te sientes como si algo te hiciera falta.  Claro, sí hay algo que te hace falta, si no fuera así no te sintieras como te sientes.

Tal vez tengas más riquezas de lo que te habías imaginado, pero, sin embargo, te sientes muy vacío.  No importa cuántas riquezas adquieras o acumules en el futuro, ese vacío permanecerá en ti.  Las riquezas no pueden llenar ese vacío que sientes.

Es probable que hayas ascendido en los escalafones del éxito en una corporación hasta llegar a ser el presidente o el dueño, pero ese vacío no te deja en paz, porque tú sabes que eso no es todo lo que hay.  Si piensas así estás cien por ciento en lo correcto.  Hay mucho más y tú puedes obtenerlo.

Tal vez te hayas hecho muy famoso, pero aún en grandes grupos de personas con cámaras todo alrededor te sientes solo.  Sabes que te hace falta algo, pero no sabes exactamente lo que es. Esa alegría, felicidad y regocijo que pensabas tener es como un pensamiento fugaz que nunca se ha hecho realidad en tu vida.  No importa cuanta fama te llega, ese vacío no se separa de ti. No lo entiendes, y por eso no sabes qué hacer.

Si eres rico, famoso o tienes una alta posición en una corporación o en el gobierno, tienes muchas personas quienes tratan de complacerte en todos tus caprichos, pero sabes que no son ni verdaderos amigos ni sinceros.  En realidad, no sabes quién es sincero o quien lo hace por interés y conveniencia.

Es posible que tengas muy buenos amigos, una pareja que te ama, hijos excelentes, y nietos quienes te adoran, pero sientes que necesitas algo más.  Eso que te falta, eso algo más, y ese vacío que sientes es por no tener una relación con Dios.  No hablo de religión – hablo de tener una relación personal e íntima con Jesucristo. Hay un vacío en tu vida que solamente Dios puede ocupar.

En Mateo 16:26, Jesucristo nos dice:  “Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganara todo el mundo, y perdiera su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” Puedes tener todo lo que pensabas que te daría felicidad, pero no estás feliz, y sabes que tiene que haber más. En otras palabras lo que tienes no es suficiente.  Necesitas algo más en tu vida y ese algo es Dios.

No importa como hayas vivido, que hayas hecho, y que jamás hayas creído en Dios, él te ama de todo corazón, y desea que vengas a él para llenarte ese vacío, ese espacio, y para darte felicidad verdadera.  Debes seguir estos pasos:  echa afuera la incredulidad, arrepiéntete, pídele perdón a Dios, pídele a Jesucristo que sea tu Señor y Salvador, comienza a vivir por fe – no por lo que ves, y acércate a Dios.  Tu vacío se desaparecerá.

Lee la siguiente oración varias veces, y cuando, en realidad, la entiendas, órasela a Dios en voz alta en fe con toda sinceridad. Dios hará lo demás.  Ese vacío, ese hueco, y esa soledad ya no estarán contigo.  No tan sólo verás y sentirás la diferencia, sino que otras personas también la verán en ti.

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados. Por favor perdóname.  Porque creo y confieso que Jesucristo sufrió, vertió su sangre, murió, y resucitó al tercer día para pagar por mis pecados, le pido que sea mi Señor y Salvador.  También le pido al Espíritu Santo que viva en mí. Gracias, Padre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net           laluzviviente.com        thelivinglights.com

LA GENTE Y LAS IGLESIAS ESTÁN MUERTAS ESPIRITUALMENTE

(24 de Septiembre 2015)

Las iglesias estadounidenses están enriqueciéndose más y más día por día, pero por varias razones van llegando a la bancarrota espiritualmente.  La razón primordial es que se han convertido en iglesias complacientes para atraer más feligreses.  Entre más grande sea la base contributiva, más dinero le entra a la iglesia, y entre más dinero le llegue, mejor vida tiene el pastor.

Para atraer más gente, el mensaje se ha debilitado y diluido completamente.  Siendo que las personas involucradas en el pecado no desean que se lo mencionen, la mayoría de las iglesias no tocan tales temas como: el adulterio, la prostitución, el homosexualismo, la pornografía, el divorcio, la infidelidad, el alcoholismo, la drogadicción, robar, mentir, defraudar, el divorcio, y otros pecados.

En la mayoría de las iglesias cristianas no se menciona el infierno ni las maldiciones de Dios las cuales les llegan a las personas quienes lo desobedecen  abiertamente.  Tampoco mencionan las actividades que son ilícitas, ilegales o inmorales.  Entonces la gente piensa que si el pastor no da sermones contra esas cosas, han de ser permitidas o, tal vez, a Dios no le importe si uno participa en ellas o no.

De lo que sí se predica en las iglesias es de:  las bendiciones de Dios, la prosperidad que nos espera, la buena fortuna que está por llegarnos, cuanto nos ama Dios, que todos nuestros problemas se van a solucionar, que nadie nos puede lastimar porque Dios nos tiene en su mano, que el cielo nos está esperando ansiosamente, y muchas cosas más que serían buenísimas si nos sucedieran – en esencia todo lo positivo.  Aunque mucho de lo que enseñan es cierto, no predican el otro lado de la moneda.  Dios también castiga y manda al infierno a los que son sus enemigos. 

Si nos comparamos con otros países del mundo donde se está moviendo fuertemente el Espíritu Santo,  en nuestro país (Los Estados Unidos de América) casi nada está sucediendo.  No confundas en crecimiento de iglesias gigantescas con la espiritualidad.  Son dos cosas totalmente diferentes.  La razón principal que el Espíritu Santo no se siente tanto en nuestro país es que en vez de depender de Dios la gente depende de su dinero, amigos, fuerza, inteligencia, los doctores, la medicine, la tecnología, el gobierno, y de cualquier otra cosa, menos de Dios.  Todo lo mencionado tiene su lugar en la sociedad, pero no debe reemplazar a Dios.  Cuando la gente reemplaza a Dios, ya no se necesita la fe, y sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6).

Desde luego que todavía tenemos un grupo de buenos cristianos en nuestro país.  Nuestro país se ha mantenido fuerte por sus oraciones y su servicio no solamente a Dios, sino que también a nuestro país.  Desgraciadamente no sólo son una minoría en nuestro país, sino que también en las iglesias.  Los pastores se mueven al son de la voz de la mayoría, porque quieren que les crezca la iglesia para que los ingresos aumenten y ellos puedan tener mejor vida.  Se les ha olvidado que la voluntad de Dios es que él no desea que nadie perezca, sino que se arrepienta y tenga salvación (2 Pedro 3:9). Esa también debía ser la voluntad de los pastores.

Sí, la iglesia estadounidense se encuentra en un estado anémico.  En vez de ser el ejemplo para la sociedad, sigue a la sociedad en sus modos pecaminosos.  Las malas noticias es que eso continuará, porque ya está profetizado en la biblia.  Lo bueno es que si miramos hacia arriba nuestra redención ya está por llegar (Lucas 21:28).

rlsalvation@sbcglobal.net           laluzviviente.com       thelivinglights.com

¿LA RAZA HUMANA SE EXTINGUIRÁ?  (18 de Septiembre 2015)

El título parece no tener merito, pero si evalúas lo que está sucediendo, llegarás a la conclusión que sí puede ocurrir fácilmente.  Te voy a exponer varias razones para que sepas que la extinción de la raza humana es una posibilidad. Puede suceder en algunos años, meses, semanas o aún este día.

Todos sabemos los efectos que tuviera una guerra nuclear en el mundo.  Las explosiones, la destrucción y la radiación podían hacerlo imposible que el planeta fuera habitable.  Las bombas atómicas que fueron detonadas en Hiroshima y Nagasaki, Japón el 1945 causaron destrucción devastadora.

Esas dos bombas mataron más de 130.000 personas.  La mitad murió inmediatamente, y los demás fueron muriendo a causa de las quemaduras y la radiación.  Hay un museo en Hiroshima para recordar esa tragedia, y para que jamás se repita.  Yo estuve allí el 1981.  Vi la foto de la sombra de un hombre quien estaba sentado afuera en los escalones de su casa.  Su cuerpo se desintegró inmediatamente que lo único que quedó y que salió en la foto fue su sombra. ¡Es impresionante!

Las armas nucleares que los países tienen actualmente son mucho más poderosas que las bombas atómicas ya mencionadas. Los nueve países siguientes tienen armas nucleares: Los Estados Unidos, Rusia, China, Francia, India, Pakistán, Corea de Norte, el Reino Unido, e Israel. Irán está muy cerca de tener esa capacidad, y tal vez haya otros países  o grupos rebeldes que también estén experimentando con reactores nucleares.

Algo en que pensar: Zacarías 14:12 – “Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se disolverá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán sus ojos en sus cuencas, y su lengua se les deshará en su boca.”

Me parece a mí que Dios está describiendo los efectos de una guerra nuclear, la cual se predice en la biblia. Lo que está escrito en la biblia se va a cumplir (Mateo 24:35).

Asumamos que el mundo no es destruido por armas nucleares. Unos cuantos tsunamis en puntos estratégicos podrían hacer lo mismo.  Sólo mencionaré dos:  El 26 de Diciembre 2004, un terremoto de magnitud 9 en la escala Richter, desencadenó un tsunami devastador en Indonesia en la Isla de Sumatra. Miles y miles de personas murieron en varios países.  Luego el 11 de Marzo 2011, un terremoto que midió 8.9 le trajo un tsunami gigantesco al Japón.  Mató miles de personas y causó daño en los billones de dólares.  ¿Te puedes imaginar qué pasaría si cinco o seis tsunamis llegaran simultáneamente? ¡Casi es inimaginable!

No podemos ignorar el calentamiento global.  Los glaciares se están derritiendo y el nivel del mar va en ascenso.  Es muy posible que no solamente muchas islas desaparezcan (Apocalipsis 6:14 y 16:20), sino que mucha tierra que está muy cerca al nivel del mar también. Siendo que los océanos cubren como tres cuartos del planeta, el calentamiento global puede causar la extinción de la humanidad.

Sólo un ejemplo:  La sección norteña del Estante del hielo de Larsen B en Antártica – una sección más grande que el estado de Rhode Island – ha colapsado.  En los últimos veinte años, el área de la superficie  se ha disminuido a 60% de lo que era. Lo mismo está ocurriendo con otros glaciares en otras partes del mundo. Entre más y más se derritan los glaciares, el nivel del mar va a subir hasta que el mar cubra toda la faz de la tierra o la mayoría.  Es un peligro latente para nosotros.

Dejé para ultimo el problema de los homosexuales y las lesbianas.  Si más de ellos salen del ropero, y la sociedad en general acepta ese estilo de vida como si fuera lo más normal, se acabaría la humanidad. La ultima vez que investigué todavía se ocupaban un hombre y una mujer para reproducir.

Sin importar todas las razones por las cuales la humanidad pudiera extinguirse, no sucederá. ¿Cómo lo sé? Está bien explicado y esclarecido en la palabra de Dios – la biblia.  Vivimos en un mundo sin fin.  Cuando vuelva Jesucristo en su segunda venida va a gobernar al mundo de Jerusalén.  Te daría varias escrituras, pero es mejor que tú mismo las busques en la biblia.

¿Cómo puedo estar tan seguro?  Jesucristo se me apareció en una visión el 1978.  También me ha hablado con una voz audible – no ha sido mi imaginación.  He visto gente sanarse de cualquier enfermedad cuando se ha orado por ellos.  Dios es muy verdadero.  Él nos ama, y no va a permitir que este mundo sea completamente destruido, pero sí pasará por varias fuertes calamidades.

Siendo que vamos a pasar por tiempos difíciles, tienen dos opciones:  puedes vivir en miedo y temor, o puedes incrementar tu fe sabiendo que Dios protege a sus hijos.

rlsalvation@sbcglobal.net                laluzviviente.com             thelivinglights.com

MÁS ALLÁ DE LA TOLERANCIA 

(10 de Septiembre 2015)

Una de las definiciones que tiene el diccionario para tolerancia es:  “Diferencia aceptable en cualquier propiedad mensurable.”  Las palabras claves son diferencia aceptable.  Claro esa diferencia aceptable tiene límite, y ese límite debe ser absoluto.

Es muy evidente que nuestra sociedad no se ha adherido a esa definición.  Veamos algunos ejemplos.  La deuda nacional estadounidense ha pasado de los millones a los billones a los trillones, y en algunos años puede llegar a los cuatrillones.  Aparentemente no tiene límites y la diferencia aceptable puede estirarse hasta la infinidad.  Éste y otros factores eventualmente van a causar que nuestro país se desplome completamente.

La violencia, el lenguaje sucio y la pornografía en las películas y programas de televisión no tienen límites.  Entre más y más se convierten en suciedad, y eso no tendrá fin, porque Hollywood gana billones y billones de dólares al promover  esa basura.  Desgraciadamente hasta exporta su basura al extranjero.

Casi toda clase de respeto se ha perdido.  Nuestra gente respetaba la bandera, el país y nuestras leyes, pero a todo eso se lo ha llevado el viento del modernismo.  Respetábamos a las personas en autoridad: a los profesores, policías, bomberos, médicos, y a los políticos – ya no.

Eso ya es algo del pasado.  Antes había mucho respeto hacia los ancianos, padres, abuelos, tíos, padrinos, pero eso ha cambiado drásticamente.  Los padres ya ni siquiera pueden disciplinar a sus hijos por miedo de terminar en la cárcel.  Es como si el estado tuviera más poder sobre los niños que los propios padres.

Los abortos casi eran desconocidos en nuestro país.  Sucedían infrecuentemente en casos de violación sexual o cuando los padres se avergonzaban que la hija estuviera embarazada sin estar casada.  Estos días en todo nuestro país una chica de dieciocho años puede tener un aborto sin permiso de sus padres.  En ciertos estados una jovencita menor de 18 años también puede abortar sin el consentimiento y sin conocimiento de sus padres.

Un feto tiene vida y sería un ser humano si no fuera abortado, y si es abortado, en realidad, es un suicidio.  El aborto fue legalizado el 1973, y desde entonces cincuenta millones de bebés han sido destruidos.  ¿Piensas que Dios no se ha percatado de este problema?  Él es omnisciente – todo lo ve y todo lo sabe.  Tarde o temprano nos va a llegar su juicio.

En nuestra capital (Washington D.C.) están casando lesbianas y homosexuales.  Eso, desde luego, va mucho más allá de la tolerancia.  Va completamente contra la voluntad de Dios (Romanos 1:24-32,  Génesis 19:4-12,  Levítico 18:22,  20:13,  1 Corintios 6:9-11,  1 Timoteo 1:8-10).  Desde luego que también va en contra de las leyes de la naturaleza.  Si de aquí en adelante los hombres se casaran con hombres y las mujeres se casaran con mujeres en muy poco tiempo la raza humana dejaría de existir. 

A propósito…¿ has visto un perro homosexual o una gallina lesbiana? Tu respuesta tiene que ser enfáticamente “no.”  ¿Por qué es eso?  Simplemente porque no existen.  Dios creó a muchas especies macho y hembra para que pudieran procrear.  Ese es el plan divino.  No sucedió por azar.  Supongamos que Adán hubiera sido homosexual y que Eva hubiera sido lesbiana, toda la raza humana – incluyéndote a ti – no existiera.

En los Estados Unidos hasta hemos perdido “la libertad de expresión.” Si decimos cierta palabra o un grupo de palabras nos pueden acusar de crimen de odio.  Lo que ha sucedido es que al irnos más allá de la tolerancia hacia un grupo nos hemos ido a la intolerancia con la mayoría. Aparentemente hay diferentes criterios para juzgar a la gente.  Nuestra Declaración de Independencia dice que todos nacemos con ciertos derechos inalienables, pero eso no se está practicando.

Sí, en general, hemos traspasado la tolerancia en muchas áreas.  Parece que los límites no existen, y si existen son muy flexibles.  Dios sí tiene una diferencia aceptable.  Si no fuera así todos iríamos al infierno, y este mundo ya no existiera.  Sin embargo Dios tiene algunos límites de tolerancia de los cuales no debemos acercarnos y es bastante claro que ya estamos sobre ellos. 

Lo que está por venir es el juicio de Dios y lo tenemos bien merecido.  No soy profeta pesimista; simplemente veo la escritura en la pared (Daniel 5:24-28).  El que tiene oídos que oiga (Mateo 13:9), y el que tiene ojos, pues que vea.

rlsalvation@sbcglobal.net                        laluzviviente.com                  thelivinglights.com   

 

SIMPEMENTE VEN A DIOS 

(4 de Septiembre 2015)

¿Has pecado tanto que crees no tener remedio?  Si ese es tu caso, ven a Dios.  Su gracia – favor inmerecido – permitirá que seas completamente perdonado y que recibas sus bendiciones.  No, no mereces su perdón ni sus bendiciones, pero porque él es benevolente, te las ofrece a ti.

¿Te has caído o te han tumbado tantas veces que crees que ya no podrás levantarte?  No eres el único que piensa así.  Sin embargo miles de humanos que se han encontrado en la misma situación se han levantado más fuertes que nunca, porque sabían que Dios estaba con ellos. Si Dios está contigo no importa quién esté contra ti. (Romanos 8:31).  Si estás caído,  ¡levántate! Se ve la luz al final del túnel y esa luz viene de Dios.

¿Mereces un castigo por algo que hiciste? Dios desea enseñarte su misericordia.  Ven a él.  No importa lo que sea la situación, él puede y quiere ayudarte.  ¿Estás en una situación que no puedes con ella por la razón que sea? Si tu destino depende de la misericordia de otros, pídele a Dios.  Él puede moverles el corazón para que tengan misericordia contigo.

¿Necesitas que alguien tenga compasión contigo?  Hay varias buenas razones por las cuales esto puede suceder.  Muchas de ellas pueden ser la culpa de otra persona.  Pídele a Dios que tenga compasión contigo y que se mueva en los corazones de las otras personas para que se compadezcan de ti. Siendo que los caminos de Dios son más altos que los tuyos (Isaías 55:9),

él encuentra la manera de ayudarte, aunque para ti parezca imposible.

¿Te sientes desamado, que nadie te quiere y que no le importas a nadie?  Muchas personas se han sentido así, y en algunos casos, tal vez hasta sea cierto.  Sin embargo, el amor que Dios tiene para ti es incondicional.  Aún cuando pecas Dios te ama (Romanos 5:8), pero, claro, está esperando que te arrepientas.  Si te sientes desamado, por la razón que sea, ven a Dios para que te cubra con su amor eterno e incondicional.

¿Te sientes solo aún cuando estás en un grupo de gente?  Hay millones y millones de personas que se sienten así.  Hay muchas razones por sentirse así; algunas son legítimas, otras no, pero el problema es muy real.  Tú no tienes que pertenecer a ese grupo.  Jesucristo quiere ser tu mejor amigo y desea que el Espíritu Santo esté contigo en todo momento (Juan 14:16-26).

¿Te sientes triste por el modo que te trata la gente o porque perdiste algún ser querido? No permitas que el pasado arruine tu presente o tu futuro.  Deja el pasado donde pertenece …en el pasado. Disfruta cada momento de vida, porque no sabes cuál será el último.  Encuentra lo positivo en toda situación.  No mires lo negativo.  La negatividad lleva a muchas personas al fracaso.

¿Estás cansado de vivir la vida a tu manera y todo te sale mal? Si eso te describe a ti es simplemente porque has estado viviendo tu propia voluntad y no la de Dios.  Comienza a vivir tu vida según la voluntad de Dios.  Él Tiene buenos planes para ti (Jeremías 29:11).  Él desea que prosperes (Juan 10:10), y que tengas una vida larga en buena salud.

La felicidad no se encuentra en el poder,  la fuerza, la fama, el dinero, la carrera ni en los buenos amigos – aunque ellos ayudan muchísimo, sino en la paz que nos viene por medio de Jesucristo (Filipenses 4:7).  Si deseas tener felicidad, simplemente acércate a Dios.  Él te está esperando.  Si no sabes cómo hacerlo, lee la siguiente oración, y cuando la entiendas, en toda sinceridad,  órasela a Dios en voz alta.  Él te oirá y te aceptará como su hijo/a.

“Santo Dios, me arrepiento de mis pecados y te pido que me perdones.  Creo y confieso que Jesucristo es tu Hijo, que vertió su sangre en la cruz para pagar por mis pecados, que resucitó al tercer día y que está a tu diestra en el cielo haciendo intercesión por mí.  Lo recibo como mi Señor y Salvador, igualmente que al Espíritu Santo para que viva en mí.  Gracias, Padre.  Amén.”

¿Qué hacer ahora?  Lee la biblia. Comienza a asistir a una iglesia cristiana donde enseñen la palabra de Dios directamente de la biblia.  Hazte amigo de otros cristianos.  Órale a Dios todos los días (puede ser 5 minutos).  Orar es hablar.  Simplemente dile a Dios cómo te sientes, pídele ayuda si la necesitas, y dale las gracias por lo que tienes.   ¡Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net                              laluzviviente.com                    thelivinglights.com

EL CAMINO AL INFIERNO ESTÁ PAVIMENTADO CON BUENAS INTENCIONES   (28 de Agosto 2015)

Muchas personas piensan y creen que es suficiente tener buenas intenciones, pero desafortunadamente no es así.  El siguiente dicho americano lo explica muy bien; “El camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones.”  Significa que muchas personas con buenas intenciones terminarán en el infierno.

Muchas personas religiosas tienen buenas intenciones, pero desgraciadamente están en una religión falsa.  En su fidelidad creen, alaban, adoran, y le sirven a un dios que no es dios.  En la India adoran a miles de esos dioses.  La mayoría de esas personas son buenas, honestas, simpáticas y sinceras, pero desafortunadamente

pasarán por el infierno rumbo al lago de fuego.  Si tu dios no es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, tú serás parte de ese grupo.

Mucha gente tiene buen corazón, pero su razonamiento y modo de pensar están desviados, porque…tienen la información incorrecta, no tienen suficiente información, no entienden la información que tienen a su disposición, o simplemente no usan la información correctamente.  Si fallan en alguno de estos cuatro factores, los resultados pueden ser desastrosos.

En caso que no entiendas lo que trato de comunicarte, permíteme darte situaciones verdaderas.  Supongamos que tienes un hijo adulto, y que te pide tres mil pesos.  Sabiendo que está desempleado, se los das.  Tu hijo compra drogas y termina en la cárcel.  Tus intenciones eran buenas, pero los resultados fueron horribles.  Otro escenario:  Tienes un amigo bastante pobre.  Te pide que le prestes el rifle para cazar venados para alimentar a su familia.  Se lo prestas y mata a otra persona.  No es necesario que te lo explique.

Porque nuestros sentimientos nos traicionan, cuando creemos que le estamos ayudando a alguien a veces lo estamos perjudicando.  Tomemos por ejemplo el Sistema de Bienestar Social Estadounidense.  A las personas desempleadas o de bajos ingresos el gobierno les ofrece un subsidio para ayudarles.  Muchas personas dejan de buscar empleo, y por generaciones hay familias que viven solamente de eso.  No hay razón, estimulo ni motivo por trabajar.

Es bueno tener buenas intenciones. Todo lo que hacemos debía comenzar con ellas, pero antes de emprender cualquier proyecto de beneficencia debemos investigarlo y pensarlo bien.  Ya que sabemos cuál es el verdadero problema, podemos formular un buen plan de acción.  A veces la mejor solución es no hacer nada.

No permitas que te descarrile.  Si tienes buenas intenciones de hacer el bien, hazlo, pero asegúrate de no alcahuetear.  Si lo haces, eres parte del problema, y no de la solución.  El alcahuete es la persona que es partícipe  para que otra siga consumiendo drogas, bebiendo alcohol, viviendo sin trabajar, o cualquier otra cosa que no sea beneficial para él o para la sociedad.

Si te ha interesado este artículo, escríbeme un correo electrónico, y dime donde vives para que yo tenga una idea hasta donde llega mi página.

rlsalvation@sbcglobal.net             laluzviviente.com                   thelivinglights.com

QUE HAYA UN TRANSLADO DE FE  (12 de Agosto 2015)

Desde hoy en día mucha gente ha puesto su esperanza en algún candidato de uno de los dos partidos políticos.  Hay varias razones por eso – el mal estado de la economía, mal liderazgo de la Casa Blanca, y un presidente que no representa la voluntad, los deseos o los anhelos de la gente estadounidense.  Por la razón que sea, él parece tener su propia agenda.

Al saberse toda la verdad, el hecho es que no importa quién gane las elecciones para morar en la Casa Blanca, es muy probable que el estado en que se encuentra nuestra nación no cambie.

Los políticos son políticos y eso nunca cambiará – siempre será igual.  Mientras son candidatos prometen el sol, la luna y las estrellas, pero ya que son elegidos se les olvidan las promesas. Entre más cambian las cosas menos cambian.

Aún si asumimos que el presidente elegido tiene buenas intenciones y trata de cumplir con lo que prometió, el congreso y las organizaciones con intereses creados le ponen presión para que no lo haga.  Porque el presidente es humano sólo puede hacer lo que es humanamente posible.  Está a la misericordia de muchos factores los cuales controlan lo que hace.  Hay algunas desventajas como ésta de vivir bajo una democracia.

La gente estadounidense tiene que comprender que el problema no es quien es nuestro presidente, sino quien es nuestro Dios.  Si nuestro dios es el capitalismo, el poder, la posición o el dinero, tarde o temprano nos fallará.  Muchas culturas potentes han tenido a esos dioses y todas han fracasado.  Algunas de ellas son:  Grecia, Roma, Persia, Inglaterra, Francia, España, Alemania, Japón y Rusia.  No es una lista completa, pero te da la idea general.

Últimamente nuestro país ha puesto su fe y le ha prestado atención a las voces conflictivas más fuertes, las que le pertenecen a los ateos, agnósticos, incrédulos, abogados, políticos, y personas de grupos conflictivos, los cuales llevan su propia agenda.  Su agenda puede ser de darles el derecho de ser casados legalmente a homosexuales y lesbianas, de permitir que las chicas adolescentes tengan abortos sin notificar a sus padres, de remover la frase “Confiamos en Dios,” de nuestro dinero,  de quitar las palabras “Una nación Dios mediante” del saludo a nuestra bandera, de no permitir que una copia de “Los Diez Mandamientos” se demuestre en ningún lugar público, y ¿quién sabe con qué más aberraciones salgan en el futuro?

Dios ha bendecido a nuestra nación por haber sido fundada bajo principios cristianos.  Dios nos ayudó a prosperar, a florecer, y nos convirtió en la nación más fuerte de toda la historia.  Nuestro país se convirtió en el exponente y guardián de la democracia y libertad para todo el mundo.  Siendo que últimamente escuchamos a las voces conflictivas las cuales son contrarias a la voluntad de Dios, él está alejando su manto de protección de nuestras vidas.

¿Estamos perdidos? Lo estamos si no cambiamos de curso.  Tenemos que trasladar nuestra fe de tenerla en los políticos, riqueza, poder, y egoísmo a Dios, quien espera pacientemente para que volvamos a nuestros cinco sentidos como lo hizo el hijo pródigo (Lucas 15:11-32).  Si lo hacemos, él no nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13:8), pero si no, hasta sus maldiciones nos pueden llegar.  Esperemos que nuestro país no continúe provocándolo.

Sodoma y Gomorra recibieron las maldiciones de Dios, y también las sufrió todo el mundo durante el diluvio.  Dios fue muy paciente con ellos, y les dio varios avisos, igualmente como lo está haciendo con nosotros.  Sin embargo, hasta a Dios se le acaba la paciencia como fue demostrado varias veces por toda la historia bíblica. 

Si este artículo te ha interesado, dímelo por un correo electrónico. También dime en qué país vives para tener una idea adonde llega mi página.   ¡Gracias!

laluzviviente.com                          thelivinglights.com                 rlsalvation@sbcglobal.net

SE HA PERDIDO EL RESPETO  (6 de Agosto 2015)

Según el diccionario, “El Pequeño Larousse Ilustrado,” una de las definiciones de respeto es: “Sentimiento o actitud deferente o sumisa con que se trata algo o alguien, por alguna cualidad o estado.”  Aparentemente muchos jovencitos no tienen la menor idea de eso, porque no sienten ni enseñan actitud deferente hacia otras personas o a cualquier otra cosa.  En muchos casos no podemos culparlos. No han visto a nadie quien les modele el comportamiento correcto.

Muchos de los adultos quienes deben ser modelos para nuestra juventud han fallado miserablemente.  En vez de mencionar nombres, mencionaré carreras, profesiones, vocaciones y modos de ganarse la vida.  ¿Puedes pensar en algunos políticos, cantantes, estrellas de cine, atletas, negociantes o padres quienes se han portado mal?  ¡Claro que sí!  Salen por las noticias todos los días, y desgraciadamente esos son los modelos a quienes la juventud imita.

Hay varias razones para respetar a las personas. Primeramente, debemos venerar y respetar a Dios, porque él es el único Dios viviente (Mateo 16:15-16), el Creador ( Juan 1:1-3), nuestro Padre celestial (1 Juan 2:1-2), el sostenedor de todo lo que existe (Colosenses 1:17), y el único quien nos puede mandar al cielo o al infierno.  Es posible que no respetes a Dios, porque eres incrédulo, pero se llegará el tiempo que tus rodillas se doblarán y tu lengua confesará que Jesucristo es el Señor (Romanos 14:11).

Hay personas quienes merecen ser respetadas por la relación que tienen contigo.  Claro, los primeros deben ser tus padres, abuelos hermanos, parientes, y buenos amigos los cuales te han demostrado amor y respeto.  Algunas otras personas quienes merecen tu respeto pueden ser tus profesores u otras personas las cuales te han ayudado más allá de su deber sin ningún interés propio. 

Otro grupo sería el de personas profesionales cuyo trabajo es de cuidarte y protegerte.  Miembros de este grupo pueden ser policías, bomberos, doctores, enfermeras, dentistas, personal militar, pastores, y otras personas.  Hay otras personas profesionales a quienes debes respetar por su profesionalismo.  En otras palabras, se han ganado tu respeto, pero claro, hay otros llamados profesionales quienes por su mal comportamiento han perdido el privilegio de ser respetados.

Algunos ancianos merecen ser respetados por su edad, por su buen comportamiento, y porque han contribuido mucho a nuestra sociedad.  Muchos de ellos han adquirido conocimiento y sabiduría por su educación formal, experiencias, y por la escuela de la vida.  Puedes aprender mucho de ellos.

Deberíamos respetar nuestra nación, bandera, leyes, reglas, cultura, los derechos de otras personas, y a las personas en autoridad. Una sociedad sin leyes, reglas y sin orden sería un lugar caótico.  Al respetar las leyes y las reglas nos aseguramos de tener una sociedad sana, segura, pacífica, próspera, y eficiente.

Que nosotros los adultos nos ganemos el privilegio de ser respetados al obedecer las leyes, reglas, y la conducta necesaria en cada situación.  Debemos tratarnos con cortesía, sin importar lo que esté en cuestión.  Por hechos y palabra podemos enseñarle a la juventud que haga lo mismo.  No debemos decirles a los hijos, “Hagan lo que digo, no lo que hago.”  Los niños son esponjas que absorben todo.

Ya que el respeto casi se ha perdido totalmente, como adultos tratemos de ganar respeto para Dios, nosotros, nuestro país, nuestra sociedad, y para la humanidad en general.  Eso mejoraría a este planeta para todos nosotros.

Si este artículo te ha ayudado en algo, mándame un correo electrónico y dímelo. Dime donde vives para que yo tenga una idea hasta donde estamos llegando.  ¡Que Dios lo bendiga!

laluzviviente.com                              thelivinglights.com                          rlsalvation@sbcglobal.net

¿ADÓNDE SE HAN IDO LOS BUENOS HOMBRES?  (30 de Julio 2015)

¿Adónde se han ido los hombres buenos?  Es una buena pregunta que necesita respuesta.  Es muy probable que los padres y los abuelos de chicas jóvenes estén haciéndose esa pregunta.

La razón es que los hombres jóvenes no toman la vida seriamente.  Pueden comprometerse, pero no tienen la menor intención de cumplir sus promesas.  Ojalá tú no te encuentres dentro de ese grupo. 

Ya se han acabado los días cuando una persona daba su palabra, y hacía todo lo que fuera necesario para cumplirla.  No se necesitaban contratos; un apretón de mano era suficiente.  Hoy en día ni los contratos son suficientes.  Por eso las cortes tienen una lista de espera kilómetros de larga.  Todo el mundo demanda a don Reymundo y hasta a su perro.

Muchas parejas al casarse se prometen sobrevivir en las buenas y en las malas mientras tengan vida.  Las malas llegan más pronto de lo que pensaban, y se les olvida de mantener el matrimonio mientras que tengan vida. El divorcio les parece ser la opción más lógica.  Muy pocos niños crecen compartiendo un hogar con ambos padres.  Muchos niños viven en lo que en los Estados Unidos se le llama “a blended family,” que en español sería  “una familia mezclada.”

“Una familia mezclada” es cuando un hombre y una mujer deciden vivir juntos en matrimonio o sin casarse, y ambos traen hijos de una previa relación o matrimonio.  A veces estas familias se ajustan fácilmente, pero otras veces tienen serios problemas.  Es difícil que los niños acepten a otra persona como su padre o madre.  Muchas veces tienen dificultades en aceptar a otros niños como hermanos, cuando en realidad no lo son.

La pregunta no es solamente, ¿adónde se han ido los hombres buenos?, sino también, ¿adónde se han ido las mujeres buenas? Desafortunadamente hay muy poca gente responsable la cual cumpla con sus compromisos, sin importar el grado de dificultad.  Necesitamos personas quienes…cuando la situación se ponga fuerte,  ellos se pongan más fuertes.

Tenemos muchas personas quienes son irresponsables, inmaduras, indignas de confianza, insensatas, descuidadas, desconsideradas, egoístas e infieles.  Sólo piensan en ellos mismos buscando placeres personales.  No les importa si su estilo de vida lastima a sus seres queridos o a cualquier otra persona.

Si eres hombre o mujer, sin importar tu edad o tu condición social, acepta tu responsabilidad, sea lo que sea.  Recuerda que el mundo no gira alrededor de ti…hay muchas personas las cuales son afectadas por tus decisiones, tus actividades y tu comportamiento.  Cuando tu vida se haya terminado, Dios va a pedirte cuentas de que hiciste con ella.  Hay un juicio final donde te encontrarás cara a cara con Jesucristo.  No lo verás como el humilde e inocente cordero, sino como el juez soberano que declarará tu sentencia – el lago de fuego si no has recibido a Jesucristo en tu corazón, o el cielo si has dejado que él sea parte de tu vida.

Como diría el Presidente Abraham Lincoln:  “Puedes engañar a algunas personas todo el tiempo, a otras parte del tiempo, pero no puedes engañarlas a todas todo el tiempo, y sin duda no podrás engañar a Dios ninguna vez.”

En esencia, te quiero decir, “si te queda el zapato, póntelo,” pero si no te queda, déjalo, porque a otra persona si le queda.

laluzviviente.com                            thelivinglights.com                          rlsalvation@sbcglobal.net

APRENDICES DE TODO  (22 de Julio 2015)

No es mi intención de defender a los inmigrantes ni de degradarlos, sino de aclarar algunos puntos.  Primeramente, como con  todo otro grupo de humanos, hay personas buenas y malas. Nuestro país sí debería seleccionar cuidadosamente a quien permitimos entrar para que viva en nuestro país.  Debemos tener reglas y leyes las cuales deben ser esforzadas vigorosamente por las autoridades respectivas.

Nuestro país es uno de inmigrantes.  Los primeros fueron “Los Peregrinos” – un grupo de ingleses quienes dejaron Inglaterra y fueron a Holanda en busca de libertad de religión.  No pudieron acostumbrarse allí,  volvieron a Londres, fletaron un barco, “The Mayflower,” y partieron para el nuevo mundo.  No buscaban “separación de estado e iglesia,” sino pertenecer a la iglesia de su gusto y poder adorar a Dios a su manera. 

Los Peregrinos buscaban un lugar para vivir, donde no tuvieran que pertenecer a la iglesia gobernada por el estado, y donde pudieran prosperar.  Ellos no fueron los verdaderos americanos, sino lo fueron y lo son los nativos, a los que equivocadamente les llamamos “indios.”  Todos los demás somos descendientes de inmigrantes,  inmigrantes o hijos de ellos. Lo bueno es que todos andemos  buscando una mejor vida para nosotros,  para nuestros hijos,  y para nuestra descendencia.

Los inmigrantes quienes vienen buscando una mejor vida para sus familias normalmente son buenas personas trabajadoras.  Le ayudan a nuestro país al convertirse en aprendices de todo.  Algunos se convierten en mecánicos, carpinteros, albañiles, pintores, jardineros, cocineros, asistentes de profesores, meseros, limpia ventanas, obreros y mucho más.  Otros como yo hemos asistido a la universidad y conseguido licenciaturas para trabajar profesionalmente. Sin nuestra fuerza laboral este país no podría prosperar. 

Muchos de los trabajos que hacen los hispanos inmigrantes no lo haría cualquier otro  residente.  Por esa razón no es verdad que los hispanos les quitan empleos a los anglosajones. Antes desempeñan un lugar muy importante en la fuerza laboral.  Desgraciadamente muchas veces los empleos que por necesidad aceptan los inmigrantes hispanos son muy mal remunerados.  Por eso es tan importante que enfaticemos que nuestros hijos sobresalgan en sus estudios.

El señor Donald Trump estaba totalmente equivocado cuando dijo que México sólo mandaba a los criminales y violadores a los Estados Unidos.  Primeramente México no manda a nadie.  La gente se viene de su propia voluntad por necesidad. Quieren mejorar sus vidas.  Muchos estadounidenses hacen lo mismo al mudarse a Costa Rica, México y a otros países.  El dinero les rinde más en esos lugares.  ¡No los culpo!

Presta mucho cuidado en el grupo de gente que causa casi todo el terrorismo en nuestro país.  Pertenecen a cierta religión y vienen de cierta parte del mundo. No menciono la religión, el grupo de gente, ni la parte del mundo de donde vienen, porque si lo hago me pueden acusar de un crimen de odio.  Pero estoy seguro que ya sabes a qué grupo de gente me refiero. Mientras este país les abra las puertas a esas personas, el terrorismo va a continuar.

Busquemos a ver qué tiene que decir Dios sobre los inmigrantes y los forasteros.  Dios por medio de su profeta Moisés nos dice en Levítico 19:33-34: “Cuando el extranjero habite contigo en tu tierra, no lo oprimas.   Como a uno de ustedes trata al extranjero que habite entre ustedes, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuiste en la tierra de Egipto. Yo, Jehová, tu Dios.”  Esta escritura no necesita explicación.  Luego en Éxodo 22:21, Dios le dice a los judíos:  “Al extranjero no engañarás ni angustiarás, porque extranjeros fuiste tú en la tierra de Egipto.”  Es claro que Dios les hablaba a los israelitas, pero podía haber estado hablándonos a nosotros.

Si tienes un empleo bien remunerado, dale gracias a Dios, y si ves a algún hispano haciendo un trabajo necesario, pero donde le pagan muy poco, dale gracias a Dios que tiene empleo, y pídele a Dios que encuentre favor en sus ojos. 

laluzviviente.com               thelivinglights.com                rlsalvation@sbcglobal.net

ERES MÁS QUE TU CUERPO (15 de Julio 2015)

Tal vez sea por la imagen que Hollywood proyecta de cómo debe ser y parecer una persona o por los miles de comerciales por la televisión que muchos estadounidenses se preocupan de lucir bien.  Algunos estudios dicen que las mujeres estadounidenses gastan 426 miles de millones de dólares al año en productos de belleza.  Otros estudios dicen que los hombres americanos gastan más de 45 miles de millones de dólares en máquinas para perder peso. Yo no sé qué tan exactas sean esas cifras, pero lo que sí sé es que los estadounidenses se preocupan muchísimo por su apariencia física.

No saben que lo importante de una persona no es su apariencia,  su fuerza física, su posición social, ni la influencia que tenga sobre otros.  La belleza es superficial mientras que la fuerza física,  el poder, la posición social, y la influencia son temporales.  Cuando te mueras no te los ppdrás llevar contigo.

Hay un dicho estadounidense que dice, “No juzgues al libro por su portada.”  Le da al clavo en la pura cabeza.  Dios no te juzga por tu apariencia (1 Samuel 16:7 y Juan 7:24), pero sí te juzga por lo que haces o no haces.  Si Dios quien te creó no te juzga por tu apariencia, tú no debes juzgar a otros tampoco.  Si lo haces te estás condenando tú mismo.

Muchos hombres los cuales no eran bien parecidos, y muchas damas las cuales no eran bellas ni siquiera bonitas le han hecho tremendas contribuciones a la sociedad.  Lo pudieron hacer simplemente porque no se limitaron al “¿qué pensarán de mí?”  No se preocuparon de lo que pensaban los demás de ellos.  El otro lado de la moneda es que muchos hombres guapos y muchas damas físicamente hermosas vivieron sus vidas sin hacer el bien, sin ayudarle a nadie y sin dejar una huella de benevolencia en este mundo.  Ambos hombres y mujeres eran bien parecidos, pero espiritual, sicológica y emocionalmente estaban en bancarrota.

Tienes espíritu, alma y cuerpo.  Éste es simplemente uno de tres.  La razón que la gente le da tanta importancia es porque es el único de los tres que se ve.  El cuerpo, sin embargo, es temporal, mientras que los otros son permanentes.  Éstos vivirán eternamente; con Dios o en el lago de fuego.  Ya que sabes eso, debes nutrir tu mente, espíritu y tu alma todo lo que sea posible.

Ojalá que seas mucho más que tu apariencia o tu cuerpo.  Si todo lo que tienes es una cara bonita y un cuerpo de Adonis, en realidad, no tienes nada.  Debe ser más importante que tu cuerpo para ti  tener una  mente justa, un espíritu en contacto con Dios, y un alma pura.  Si los nutres con amabilidad, sinceridad, honradez, misericordia, armonía, paz, tranquilidad, regocijo, esperanzas, paciencia, compasión y amor, complacerás a Dios, y, simultáneamente tu experiencia por esta vida será mucho más placentera.

Cada vez que te veas en el espejo, debes pensar que ese no es el verdadero tú.  Ves un cascarón, pero lo que está adentro es lo que cuenta.  Bajo ningunas circunstancias debes menospreciarte por tu estatura, peso, color de tu piel, apariencia facial, contextura física, o tu edad cronológica.  Dios creó muchas cosas, pero lo más importante fue el ser humano – tú.

Si tu cara y tu cuerpo son hermosos, ¡felicidades!  Pero si no lo son, lo que cuenta es quién eres tú, en realidad.  En los ojos de Dios eres bello/a; especialmente si has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Si todavía no lo has hecho, hazlo lo más pronto que puedas para que esa belleza interna salga a la superficie.

laluzviviente.com                      thelivinglights.com                  rlsalvation@sbcglobal.net

EL GRANJERO DESAFORTUNADO (9 de Julio 2015)

Hace pocos siglos en una tierra muy lejana, cuyo nombre se me escapa de la memoria, vivía un granjero incrédulo y desafortunado llamado Necesidad.  Tenía una granja grande, pero operaba bajo la ley de Murphy – Si algo puede salir mal, va a salir mal.  Nada le salía bien. En todo le iba mal al pobre hombre.

Sembraba maíz, y cuando las plantitas crecían como a los 8 centímetros los conejos se las comían. Lo mismo pasaba con cualquier otra cosa que plantara. No le iba mejor con el ganado. Una manada de lobos se comían las becerritas, y a veces hasta le mataban las vacas.  Por falta de alimento sus dos toros estaban flacos y desnutridos.  En vez de asustar a los lobos, los lobos los asustaban a ellos.

Al comienzo Necesidad tenía cerca de cuatrocientas gallinas, pero como las comadrejas se comían los huevos y los coyotes mataban las gallinas, solamente le quedaban cien gallinas, dos gallos y unos pollitos.  La situación estaba tan mal que a los gallos hasta se les estaba olvidando como cacarear, y ni siquiera hacían su deber con las gallinas.

Tenía tres hijas bonitas cerca de los treinta años, pero como no tenía suficiente dinero para sus dotes nadie le pedía la mano de ninguna de ellas.  Sólo el pensar que sus hijas se quedarían para vestir santos y que jamás tendrían su propia familia les daba mucha tristeza al granjero y a su esposa.

Necesidad y su familia eran completamente ateos.  El creer en un dios a quien no podían ver ni oír no les hacía nada de sentido, pero como todos los otros granjeros eran cristianos, y porque estaban prosperando, él comenzó a pensar que tal vez tenían algo que le faltaba a él.  Cuando ya no pudo más, por la frustración, desesperación y falta de esperanzas decidió hacer un convenio con un dios a quien nunca había conocido.  No tenía nada que perder.  Si no le daba resultados no estaría peor que antes.

Siendo que no tenía la menor idea de cómo hacer el convenio con Dios, le preguntó a un granjero cristiano que lo aconsejara.  Su vecino lo hizo con mucho gusto.  Necesidad oró así: “Dios de los cristianos, si en realidad existes, hago un convenio contigo.  Prometo darte mis primeros frutos (Proverbio 3:9-10, Nehemías 10:35, Levítico 23:10-14), diezmar al final de la cosecha (Génesis 28:20-22, Malaquías 3:10,  2 Corintios 9:6), y si me bendices, te seguiré de aquí en adelante.”

El Dios de Abraham, Isaac e Israel oyó su oración y de allí en adelante Necesidad comenzó a prosperar.  Al ver que prosperaba, se cambió el nombre a Abundancia.  Dos años más tarde sus tres hijas se habían casado con granjeros cristianos quienes las amaban y las cuidaban excelentemente.  Dentro de muy poco tiempo, Abundancia y su esposa eran abuelos felices, disfrutando a sus nietecitos a lo máximo.   Abundancia y su familia jamás volvieron a dudar de la existencia de Dios o que su palabra se cumpliría (Mateo 24:35).

Sin duda la parte más importante de este cuento no es que Abundancia prosperó, sino que su nombre, el de su esposa, y el de sus hijas fueron escritos en “El Libro de la Vida del Cordero.” Eso significa que pasarán la eternidad con Dios – el Creador del cielo y de la tierra.

Solamente es un cuento que Dios me dio para que lo escribiera, pero Dios sí ha cambiado vidas por toda la historia y continúa haciéndolo.  Si estás pasando por una situación como Necesidad, entrégale tu vida a Dios.  Él puede y desea ayudarte.

laluzviviente.com        thelivinglights.com         rlsalvation@sbcglobal.net

EL DÍA DE LA INDEPENDENCIA  (4 de Julio 2015)

Primeramente quiero felicitar que recibieron su independencia en los meses de Julio, Agosto y Septiembre.  Hay muchos, pero solamente voy a mencionar algunos.  Por favor, dispénsenme si no menciono su país.

JULIO:  3 – Bielorrusia, 4 – Los Estados Unidos de América,  5 – Argelia, 9 – Argentina,  10 – Las Bahamas

20 – Colombia,  21 – Bélgica.

AGOSTO:  6 – Bolivia, 14 – Pakistán, 17 – Indonesia, 19 – Afganistán, 20 – Hungría, 24 – Ucrania

25 – Uruguay, 31 – Trinidad y Tobago.

SEPTIEMBRE:  15 – Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, 16 – México, Malasia, Papúa

Nueva Guinea, 18 – Chile, 21 – Armenia, Belice, 22 – Bulgaria, 30 – Botsuana.

En las próximas 13 semanas estos países y otros pequeños van a celebrar su “Día de Independencia,”

y con mucha razón.  Todo país merece ser independiente, sin importar su tamaño, locación geográfica o cualquier otro factor.

Nuestro país, Los Estados Unidos de América, celebró su independencia de Inglaterra el 4 de Julio, pero esa independencia nos llegó, porque habíamos confiado en Dios.  Nuestra nación fue fundada como una república cristiana, ya sea que Obama u otras personas lo admitan o no.  Nuestra constitución fue básicamente basada en principios bíblicos.  Hemos pasado más de dos siglos siendo una nación bajo la protección de Dios.  Sin embargo, últimamente parecemos ser “una nación bajo el modernismo, el socialismo, la permisividad, la tolerancia pecaminosa y…¿Quién sabe qué más?

Yo no sé en los otros países, pero en nuestro país deberíamos celebrar “El Día de Dependencia.”  No deberíamos depender en nuestras fuerzas militares, nuestro dinero, inteligencia, tecnología, sino en Dios.  Siempre nos ha protegido y proveído lo necesario.  Si permanecemos en él, él permanecerá en nosotros, y ningún arma forjada en contra de nosotros prosperará (Isaías 54:17).  Pero si continuamos alejándonos de él,  nos puede quitar su protección, y entonces terminaremos siendo un país del tercer mundo como así les llaman a los países pobres.

Yo he hablado de países, pero el mismo principio te aplica a ti como persona.  Que dependas en Dios y no en tu profesión, inteligencia, amigos poderosos, dinero o cualquier otra cosa. Si tú te acercas a Dios, él se acercará a ti.  Encontrarás favor en sus ojos y en los ojos de personas. 

Si tú dependes en tu gobierno, tu fuerza, religión, líder de tu iglesia, hijos, posición, dinero o cualquier otra cosa, tarde o temprano, vas a salir decepcionado.  Yo sé por experiencia y de seguro que si eso no te ha sucedido todavía, ya está por ocurrir.  Dios es el único que jamás te desilusionará. Eso es porque él es igual ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8).  ¡Depende en él!

laluzviviente.com            thelivinglights.com          rlsalvation@sbcglobal.net

Protected: ARTICULOS

This post is password protected. To view it please enter your password below:


ORACION SEMANAL

VÍCTIMAS DE TORNADOS E INUNDACIONES (Primero de Enero  2016)

Favor de orar por las víctimas de los tornados e inundaciones en los países de Argentina, Uruguay, Paraguay, México, Irlanda, Inglaterra y los estados de Texas, Oklahoma, Alabama, Mississippi, Tennessee, Missouri y Arkansas en los Estados Unidos de América. Algunas familias han perdido sus hogares y otras han perdido todas sus pertinencias – dañadas por las inundaciones.

 

ORA POR LA GENTE DE SAN BERNARDINO, CALIFORNIA (3 de Diciembre 2015)

Catorce personas perdieron sus vidas y muchas más fueron heridas en San Bernardino, California por dos o tres sicarios.  Por favor, ora por las familias de los difuntos y por los heridos para que se sanen bien y rápidamente.

 

FAMILIAS DE LAS VÍCTIMAS EN PARÍS (19 de Noviembre 2015)

Por favor oren por las familias quienes perdieron seres queridos el viernes pasado en París y también por las que tienen seres queridos heridos en los hospitales.  Oren que Dios les dé sabiduría a los doctores para que puedan salvar vidas.

 

LA POBRE GENTE DE SIRIA (8 de Octubre 2015)

Ora por la pobre gente de Siria.  Están siendo atacados por su propio gobierno, por Rusia, por los rebeldes y por ISIS.  Y si eso no fuera suficiente los Estados Unidos les están enviando armas a los rebeldes.  Por eso es que la pobre gente está huyendo y buscando refugio en los países europeos.  Están en un callejón sin salida.

 

OREN QUE TERMINE LA CRISIS EN SIRIA (10 de Septiembre 2015)

Yo no sé quien tenga o no tenga la razón en Siria.  Lo que sé es que mucha gente inocente ha muerte, otros están heridos, y muchos han huido de su país natal.  Por favor, oren para que se haga la voluntad de Dios, y para que haya una solución para el conflicto.

 

SIRIA Y COLOMBIA 4 de Septiembre 2015

Por favor, oren que la violencia termine en Siria.  Miles de personas han muerto, otras están por morir, muchas están heridas, y muchísimas están huyendo, saliendo con las manos vacías.

Oren por los colombianos quienes viven o vivían en Venezuela.  Muchos han sido deportados, otras están siendo expulsados dejando atrás  y perdiendo propiedades, pertenencias, amigos, empleos y familiares.

Oren para que Nicolás Maduro y su gobierno caigan derrotados a como dé lugar.  Ese gobierno va siguiendo el patrón de Cuba; derecho al socialismo, comunismo y a la dictadura.

 

ORA POR TU PAÍS  (4 de Julio 2015)

Si tu país es cristiano y se está alejando de Dios, ora para que vuelva a su primer amor que, desde luego, es Jesucristo.  Si tu país jamás ha estado cerca de Dios, ora para que el Espíritu Santo se mueva fuertemente.  Para Dios nada es imposible (Marcos 10:27).

 

OREN POR NUEVE FAMILIAS – 20 de Junio 2015

En Carolina del Sur en Los Estados Unidos, nueve familias perdieron un ser querido cuando un hombre endiablado entró a una iglesia y mató a nueve personas inocentes.  Por favor ore por esas nueve familias.  Una muerte natural es mala, una por accidente es peor, pero una por violencia es horrible y horrorosa.  ¡Que Nuestro Señor esté con esas nueve familias hoy y por siempre

 

OREN POR EL ESTADO DE TEXAS, USA.  (28 de Mayo 2015)

Hay serias inundaciones en el estado de Texas.  Las lluvias van a continuar.  Favor de orar que ceden las lluvias, que no causen dano a las viviendas y que nadie muera por causa de ellas.

 

ORA POR LA GENTE DE NEPAL  (1 de Mayo 2015)

Por favor, oren por la gente de Nepal.  Los que no perdieron sus vidas, perdieron sus hogares, miembros de su familia, la salud, negocios y empleos.  Oren que Dios les provea la asistencia necesaria en todas las áreas de sus vidas.

 

Por favor oren:        16 de Abril 2015

YA BASTA DE LA PERSECUCIÓN

Ya han pasado setenta años desde el Holocausto – uno de los periodos más oscuros y horribles de la historia.  No hemos aprendido, siendo que el anti-Semitismo diabólico (el odio contra los judíos) continúa manifestándose por todo el mundo.  Al ver que Israel observa Yom Hashoah (Día de Conmemoración del Holocausto), continuemos orando para que las cadenas de ignorancia, oscuridad, y odio se suelten para los judíos quienes son perseguidos, igualmente que para los cristianos quienes están siendo perseguidos en varios países.

 

18 de Diciembre 2014

¡SE NECESITA ORACIÓN URGENTEMENTE!

Por favor, ore con mucha fe para que Dios sane a Charlsie Wadley, una joven en sus treintas, que está en CCU (cuidados intensivos) en el hospital Tomball Regional Hospital en Tomball, Texas.  Ha estado en estado de coma desde el 11 de este mes.  ¡Que nuestro Señor lo bendiga por su obediencia a su llamado.

 

ORACIÓN DURANTE LA SEMANA DE NOVIEMBRE 20 – 26, 2014

Por favor, ore toda la semana que tengamos evangelización y avivamiento en el norte del estado de Nevada y en el norte del estado de California.  ¡Que nuestro Señor lo bendiga!

 

ORA POR AVIVAMIENTO (13 de Noviembre 2014)

Por favor, ora que tengamos avivamiento en el Norte de Nevada, y partes de California.  Si necesitas y deseas las bendiciones de Dios, ora por la paz de Jerusalén.  ¡Bendiciones de nuestro Dios!

MENSAJE SEMANAL DOS

¿CONVENIO O CONTRATO?

La mayoría de la gente no sabe la diferencia entre un convenio y un contrato.  Son diferentes en su naturaleza. Siendo que ambos se encuentran en la biblia, te los explicaré según la palabra de Dios. No es necesariamente como los explicaría un abogado o un juez, pero Dios es omnisciente, eterno y tiene potestad sobre todo lo que existe, y los otros no.

Rut 4:7-10

“Había ya desde hacía tiempo esta costumbre en Israel tocante a la redención y al contrato, que para la confirmación de cualquier negocio, el uno se quitaba el zapato y lo daba a su compañero; y esto servía de testimonio en Israel. Entonces el pariente dijo a Booz: Tómalo tú. Y se quitó el zapato. Y Booz dijo a los ancianos y a todo el pueblo: Ustedes son testigos hoy, de que he adquirido de mano de Noemí todo lo que fue de Elimelec, y todo lo que fue de Quelión y de Mahlón. Y que también tomo por mi mujer a Rut la moabita, mujer de Mahlón, para restaurar el nombre del difunto sobre su heredad, para que el nombre del muerto no se borre de entre sus hermanos y de la puerta de su lugar. Ustedes son testigos hoy.”

Tres puntos: 1.  Un pariente cercano podía redimir a una persona quien no podía pagar sus deudas. 2. Los contratos eran vigentes y válidos.  3. Testigos presenciaban un contrato. 4. Para sellar el contrato los dos participantes intercambiaban zapatos. 5. Rut fue parte del trato. 6. A los contratos se les podía hacer cambios, no a los convenios.

Éxodo 21:2-5

“Si compras siervo hebreo, seis años servirá; mas al séptimo saldrá libre, de balde.  Si entró solo, solo saldrá; si tenía mujer, saldrá él y su mujer con él.  Si su amo le ha dado mujer, y ella le da hijos o hijas, la mujer y sus hijos serán de su amo, y él saldrá solo.  Y si el siervo dice: Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre.”

Estos eran los términos del contrato al comprar esclavos.  El contrato especificaba cuantos años serviría el esclavo. Éste podía decidir si quería permanecer esclavo o recibir su libertad.  El dueño podía vender al esclavo, pero su esclavitud se terminaba después de seis años.

Génesis 29:18-21

“Y Jacob amó a Raquel, y dijo (a su tío Labán): Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor. Y Labán respondió: Mejor es que te la dé a ti, y no que la dé a otro hombre; quédate conmigo. Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba. Entonces dijo Jacob a Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo se ha cumplido, para unirme a ella.”

Jacob y Labán tenían un contrato, pero si lees más allá del versículo 21, verás que Labán cambió los términos o las condiciones del contrato varias veces.  Los contratos pueden perder su validez si uno de los participantes no cumple con los términos. Los convenios jamás pierden su validez.

Génesis 2:15-17

“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardara. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;  mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comas, ciertamente morirás.”

Éste fue un convenio entre la primera pareja humana y Dios.  Adán y Eva rompieron el convenio, por consecuencia el pecado y la muerte espiritual entraron al mundo. El romper un convenio con Dios tiene serias implicaciones y consecuencias.

 

Génesis 9:15

(Yo Dios) me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y ustedes y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne.”

Por medio de un convenio, Dios le hice una promesa a Noé y a todo ser viviente que jamás nos mandaría otro diluvio. Dios jamás rompe sus convenios o promesas.

Génesis 12:1-3

“Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Dios hizo este convenio con Abraham y se ha cumplido al pie de la letra.  El convenio es para nosotros también si somos hijos de Dios.  Si bendecimos a los judíos, (el pueblo escogido de Dios) él nos bendice a nosotros. ¿Sabes qué? Dios ha removido sus bendiciones de Los Estados Unidos, porque hemos dejado de bendecir a Israel.

Juan 14:1-3

“No se turba su corazón; creen en Dios, crean también en mí.  En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo se lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para ustedes. Y si me voy y les preparo lugar, vendré otra vez, y los tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, ustedes también estén.”

Jesucristo hizo un convenio con sus discípulos, pero también es para nosotros. Dijo que volvería al cielo, pero que volvería a la tierra para llevarnos con él. Ese evento se conoce como “el rapto.”Puede suceder cualquier momento, porque todas las señales que dijo Jesucristo que ocurrirían ya han sucedido.

La pregunta es… ¿estás bien con Dios? Si tu respuesta es “no,” este es el tiempo perfecto para que te acerques a él.

HAZ CONVENIO CON DIOS, Y ASEGÚRATE DE IR AL CIELO

Si te molesta pensar que pasarás la eternidad en el lago de fuego sufriendo con el diablo, sus demonios, y con la otra gente que jamás quiso aceptar a Jesucristo como su Dios, lee la oración siguiente.  Cuando la entiendas y la creas, en fe y con toda sinceridad, órasela a Dios en voz alta. Él te escuchará, y te aceptará como su hijo/a.  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor, perdóname, vive en mí, y bendíceme.  Creo y confieso que Jesús es tu hijo, que murió por mis pecados, que resucitó de entre los muertos al tercer día, y que está a tu mano derecha intercediendo por mí.  Por su sacrificio viviré contigo por siempre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net  rlsalvation@gmail.com  21 de Abril 2016

laluzviviente.com           thelivinglights.net            thelivinglights.com

COVENANT OR CONTRACT?

Most people don’t know the difference between a covenant and a contract.  They are very different in nature.  Since both of them are found in the Bible, I will explain them according to the word of God. It may not be necessarily what a current judge or lawyer would say, but God is eternal and supreme over everything, while they are not.

Ruth 4:7-10

“Now this was the custom in former times in Israel concerning redeeming and exchanging, to confirm anything: one man took off his sandal and gave it to the other, and this was a confirmation in Israel. Therefore the close relative said to Boaz, “Buy it for yourself.” So he took off his sandal.  And Boaz said to the elders and all the people, “You are witnesses this day that I have bought all that was Elimelech’s, and all that was Chilion’s and Mahlon’s, from the hand of Naomi. Moreover, Ruth the Moabitess, the widow of Mahlon, I have acquired as my wife, to perpetuate the name of the dead through his inheritance…”

Three points: 1. A kinsman redeemer was a person who could rescue a relative who was financially in trouble.  2. Contracts were binding.  3. Witnesses had to be present. 4. To seal the deal the two parties would exchange shoes.  5. Ruth was part of the deal. 6. Contracts can be changed.

Exodus 21:2-5

“If you buy a Hebrew servant, he shall serve six years; and in the seventh he shall go out free and pay nothing. If he comes in by himself, he shall go out by himself; if he comes in married, then his wife shall go out with him. If his master has given him a wife, and she has borne him sons or daughters, the wife and her children shall be her master’s, and he shall go out by himself.  But if the servant plainly says, ‘I love my master, my wife, and my children; I will not go out free.”

These were the terms of the contract when buying slaves. The contract specified how many years the person who had been bought would remain a salve.  The latter could decide to stay as a slave after the six years were up.  The owner of the slave could sell him to somebody else.

Genesis 29:18-21

“Now Jacob loved Rachel; so he said (to Laban his uncle), “I will serve you seven years for Rachel your younger daughter.”And Laban said, “It is better that I give her to you than that I should give her to another man. Stay with me.” So Jacob served seven years for Rachel, and they seemed only a few days to him because of the love he had for her. Then Jacob said to Laban, “Give me my wife, for my days are fulfilled, that I may go in to her.”

Jacob and Laban had a contract, but if you read beyond verse 21, you will see that Laban changed the terms of the contract many times.  Contracts can become null and void if one of the two parties does not comply with its terms.  Covenants do not become null and void.

Genesis 2:15-17

“Then the Lord God took the man (Adam) and put him in the garden of Eden to tend and keep it. And the Lord God commanded the man, saying, “Of every tree of the garden you may freely eat;  but of  the tree of the knowledge of good and evil you shall not eat, for in the day that you eat of it you shall surely die.”

This was a covenant between Adam, Eve and God.  The first human couple broke the covenant and consequently sin and spiritual death came into the world. Breaking a covenant has serious implications and consequences.

Genesis 9:15

“I (God) will remember My covenant which is between Me and you (Noah) and every living creature of all flesh; the waters shall never again become a flood to destroy all flesh.”

God made a promise (to Noah and to mankind) in a covenant that the earth will never ever be destroyed by water and when God enters into a covenant it will come to pass.

Genesis 12:1-3

“Now the Lord had said to Abram: “Get out of your country, From your family And from your father’s house, To a land that I will show you. I will make you a great nation; I will bless you And make your name great; And you shall be a blessing.  I will bless those who bless you, And I will curse him who curses you; And in you all the families of the earth shall be blessed.”

God made this covenant with Abraham and it has been fulfilled to the latter, but it also applies to us.  If we bless Israel, God will bless us, but if we curse it, God will curse us.  Guess what? God has removed His blessings from the United States because we are turning our back to Israel.

John 14:1-3

“Let not your heart be troubled; you believe in God, believe also in Me (Jesus Christ). In My Father’s house are many mansions; if it were not so, I would have told you. I go to prepare a place for you.” And if I go and prepare a place for you, II will come again and receive you to Myself; that dwhere I am, there you may be also.”

Jesus made a covenant with His disciples, but it also applies to us. He said that He was going back to heaven, but that He would come back to take us with Him.  That event is called “the rapture.”  It could happen any day now because all the signs He said would happen before His coming have already happened.

The question is…are you in good standing with God? If you are not, this is the perfect time to make it right.

MAKE A COVENANT WITH GOD AND MAKE SURE YOU WILL GO TO HEAVEN

If you do not cherish the thought of spending eternity in the lake of fire suffering with the devil, his demons and all the people who refuse to receive Jesus Christ as their Lord and Savior, read the prayer below.  When you truly understand it and believe it, in faith and in all sincerity pray it to God in a loud voice. He will hear you and make you his son/daughter.  “Father God, I repent of all my sins. Please forgive me, live in me and bless me.  I believe and confess that Jesus Christ is your Son, that He died to pay for my sins, that He resurrected from the dead and that He is at your right hand in heaven interceding for me even now.  Because of His sacrifice I will live with You forever. Thank You, Father.  Amen.”

rlsalvation@sbcglobal.net   rlsalvation@gmail.com   April 21, 2016

thelivinglights.net           laluzviviente.com          thelivinglights.com

LA OVEJA PERDIDA

En caso que no seas creyente, que no tengas idea de la biblia, y que no sepas quienes son las ovejas perdidas, son las personas que, por la razón que sea, nunca han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador.  Tú puedes ser una oveja perdida, y si eres, es buena idea que leas todo este mensaje, porque puede cambiar lo que te suceda en la eternidad.

Juan 10:14

“Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.” Juan 10:11 – “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.”

Jesucristo se refiere a si mismo como el buen pastor, y nosotros, los cristianos, somos las ovejas de su redil.  Nos conoce muy bien, y hasta dio su vida por nosotros.

Jeremías 50:6

“Ovejas perdidas fueron mi pueblo; sus pastores las hicieron errar, por los montes las descarriaron; anduvieron de monte en collado, y se olvidaron de sus rediles.”

Las primeras ovejas que se descarriaron fueron Adán y Eva, y de allí en adelante la gente continuó apartándose de Dios. Los pastores quienes hacen errar a las ovejas son los pastores, evangelistas y líderes religiosos quienes cambian y endulzan la palabra de Dios para que la gente la reciba con júbilo. Sólo hay un camino al cielo, y ese es Jesucristo (Juan 14:6).

Mateo 28:19

“Por tanto, vayan, y hagan discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.”

Jesucristo les dio este mandato a sus discípulos, pero también es para nosotros los cristianos. Nuestro deber y tarea es de buscar a las ovejas perdidas y traerlas al redil de Jesucristo.

Lucas 15:1-7

“Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.  Entonces él les refirió esta parábola, diciendo:  ¿Qué hombre de ustedes, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gocen conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Les digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.”

Jesucristo vertió su sangre en la cruz, murió en ella, fue enterrado, y resucitó al tercer día, para que todos pudiéramos ser salvos – vida eterna con él.  Desafortunadamente mucha gente no acepta su sacrificio y termina sufriendo eternamente en el lago de fuego.  Esas son las ovejas perdidas. ¿Eres oveja perdida?  Si ese es tu caso, Jesucristo está buscándote. Si no te escondes y le permites que te encuentre, él se regocijará y tú tendrás vida eterna con él.

Lucas 15:8-10

 ¿O qué mujer que tiene diez monedas, si pierde una ,moneda, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gocen conmigo, porque he encontrado la moneda que había perdido.  Así les digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.”

La moneda perdida representa un alma – una persona.  Un alma perdida es cualquier persona quien no acepta a Jesucristo como su Señor y Salvador, y termina sufriendo eternamente en el lago de fuego.  ¿Eres moneda perdida?  Si estás perdido/a, Jesucristo anda buscándote, y si le permites que te halle, le dará salvación a tu alma.

Lucas 15:11-16

“(Jesucristo) también dijo: Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde;  y les repartió los bienes.  No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.  Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.”

El padre esperaba ansiosamente para que el hijo recuperara su sentido común y volviera a casa.

Cuando, por fin, el hijo prodigo volvió, el padre lo recibió con los brazos abiertos.  Igualmente Dios te está esperando a ti con los brazos abiertos para que vuelvas a él.  ¿Lo harás?

1 Pedro 2:25

“Porque ustedes eran como ovejas descarriadas, pero ahora han vuelto al Pastor y Obispo de sus almas.”

Pedro, el apóstol, le dice esto a cualquier persona quien se haya alejado de Dios, y que ha vuelto para tener una relación personal con él.  ¡Sería bueno que tú fueras uno de ellos!

ASEGÚRATE DE NO SER OVEJA PERDIDA

Si te molesta pensar que eres oveja perdida, y que pasarás la eternidad en el lago de fuego sufriendo con el diablo, sus demonios, y con la otra gente que jamás quiso aceptar a Jesucristo como su Dios, lee la oración siguiente.  Cuando la entiendas y la creas, en fe y con toda sinceridad, órasela a Dios en voz alta. Él te escuchará, y te aceptará como su hijo/a.  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor, perdóname, vive en mí, y bendíceme.  Creo y confieso que Jesús es tu hijo, que murió por mis pecados, que resucitó de entre los muertos al tercer día, y que está a tu mano derecha intercediendo por mí.  Por su sacrificio viviré contigo por siempre.  Amén.”

Si le oraste a Dios, ya no eres oveja perdida.  Ahora eres oveja de Jesucristo y pasarás la eternidad con él regocijándote eternamente.

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com    14 de Abril 2016

laluzviviente.com               thelivinglights.net             thelivinglights.com

¿QUÉ CLASE DE TIERRA ERES TÚ?

Hay treinta clases de grupos de tierra, y dentro de esos grupos hay muchísimos subgrupos. Cada cultivo tiene su clase de tierra que prefiere.  Lo sabemos porque los cultivos no producen igual en todos los terrenos.  Los granjeros lo saben muy bien.  Saben en qué clase de tierra sembrar la semilla, plantar árboles, arbustos o plantas para que les den los mejores resultados. También saben cómo preparar la tierra, regarla, fertilizarla y cuidarla hasta que les llegue la cosecha.

Jesucristo se refiere a la palabra de Dios como la semilla y a las personas como el terreno.  Qué clase de terreno es cada persona depende como recibe la palabra de Dios, y que hace con ella. Cada persona recibe la palabra de Dios de una manera diferente.  Hay muchos factores en cuenta, pero los principales son que recibas la palabra con la mente abierta, que seas flexible, que tengas un buen corazón, que recibas la palabra como la verdad absoluta, y que Dios por ser  omnisciente, omnipotente y omnipresente es Rey de reyes y Señor de señores.

Mateo 13:3-4

Jesucristo le hablaba a la gente por medio de parábolas.  “He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.”

Mateo 13:19

Jesucristo explica la semilla que cayó junto al camino.  Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo (el diablo), y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.”

Mateo 13:5-6

Jesucristo les dice de la semilla que cayó en el pedregal. “Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;  pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.”

Mateo 13:20-21

Jesús les explica de la semilla que cayó en el pedregal.  “Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo;  pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.”

Mateo 13:7

Pero unas semillas cayeron entre espinos . “ Y parte (de la similla) cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.”  Desde luego que se refiere a gente.

Mateo 13:22

Jesús nos explica quien es la gente que cayó entre los espinos. “El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.”

Mateo 13:8

El mejor terreno es… “ Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.” A un granjero le encanta sembrar en tierra fértil, y a Dios le fascina encontrar gente ansiosa por aprender y poner en práctica su palabra.

Mateo 13:23

Jesucristo nos explica para que sepamos cual es el buen terreno. “Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.”

La pregunta era, es, y siempre será…¿Qué clase de terreno eres tú? ¿Eres inútil, inservible para Dios o le estás sirviendo? ¿Recibes la palabra de Dios por una temporada y luego te olvidas de él? ¿Vas de religión en religión, de iglesia en iglesia, o de doctrina en doctrina?  ¿Andas buscando, pero no sabes qué y no lo encuentras?

Donde pasarás la eternidad depende en qué clase de tierra seas. Si eres buena tierra, encontrarás aún mejor tierra en el cielo.  Si eres mala tierra, encontrarás tierra muy caliente e infértil en el infierno, y será peor en el lago de fuego.  Pero, ¿sabes qué?  No importa qué clase de terreno hayas sido, lo puedes cambiar de aquí en adelante. Puedes fertilizarlo (lee la palabra de Dios).  Puedes prepararlo (comienza a asistir a una iglesia cristiana). Y también debes regarlo (recibe al Espíritu Santo en tu corazón).  De mucha importancia es que puedes dar buen fruto (háblales a otros de Dios para que también puedan ir al cielo). Claro, también cosecharás una buena cosecha (pasarás la eternidad con Dios).

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com   7 de Abril 2016

laluzviviente.com            thelivinglights.com             thelivinglights.net

NO MUERAS EN TUS PECADOS

Todos pecamos, y la persona que dice, “Yo no peco,” es muy mentiroso (1 Juan 1:8).  O es mentiroso por naturaleza o lo es por ignorancia.  El apóstol Pablo lo dice claramente en Romanos 3:23 que todos hemos pecado, y que a menos que esos pecados sean pagados, pasaremos la eternidad sufriendo en el lago de fuego.

Romanos 3:22-24

 La justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,  por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,  siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.”

Cuatro puntos:  1. Aunque hemos pecado, Dios nos justifica si recibimos a su hijo como nuestro Señor y Salvador. 2. No importa a cual raza, nacionalidad, religión o sexo pertenezcamos, Dios nos perdona si nos arrepentimos, recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, y dejamos el pecado atrás. 3. Todos hemos pecado (Romanos 3:9), y merecemos ser castigados, pero 4. Jesucristo murió en la cruz para redimir a toda la humanidad.  Ninguna religión puede salvarte.  Tienes que dejar la religión, y establecer una relación personal con Jesucristo – el único camino al cielo.

1 Juan 1:7-10

 Si andamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.  Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.  Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.”

Jesucristo vertió su sangre para limpiarnos de todo pecado.  Cuando nacemos de nuevo (nos convertimos al cristianismo/Juan 3:3) estamos blancos como la nieve, y lo más limpios posible, porque Dios borra nuestros pecados.

Romanos 6:23

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Todos pecamos y merecemos ir al infierno, pero siendo que Dios es misericordioso y bueno, envió a su hijo para que muriera en nuestro lugar.  Aunque la salvación es gratuita y está disponible para todos, no se recibe automáticamente. Para recibirla uno tiene que arrepentirse, pedirle perdón a Dios, tratar de dejar el pecado en el pasado, recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador confesando que él pagó por nuestros pecados, resucitó al tercer día y está a la diestra de Dios Padre intercediendo por nosotros.

1 Corintios 15:17

“Si Cristo no resucitó, su fe es vana; aún están en sus pecados.”

En otras palabras, si no aceptas el hecho que Jesucristo murió en la cruz para pagar por tus pecados, que resucitó al tercer día de entre los muertos, que está a la derecha de Dios Padre haciendo intercesión por ti, entonces todavía estás en y con tus pecados. Si ese es tu caso, al morirte irás al infierno y luego al lago de fuego.  ¿Es lo que deseas?  Sólo tú puedes contestar esa pregunta.  Nadie puede decidir por ti.

Juan 8:24

“Por eso les dije que morirán en sus pecados; porque si no creen que yo soy (Jesucristo – el hijo de Dios), en sus pecados morirán.”

Cuando no aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, al morir primeramente vamos al infierno, y luego pasamos la eternidad sufriendo en el lago de fuego.  Jesucristo, siendo Dios en persona, derramó su sangre y dio su vida para que nosotros pudiéramos tener la opción de ser salvos.  Si no deseas morir en tus pecados, pÍdele a Jesucristo que entre a tu corazón, y que sea Señor de tu vida y Redentor de tu alma.

Si, en realidad, deseas tener una eternidad placentera, pero no has entendido completamente este mensaje, en una biblia cristiana lee Juan 1:12, Juan 3:3, Juan 3:15-17, Juan 14:1-3, Juan 14:6, 1 Pedro 3:18, Romanos 4:24-25, y Romanos 10:9.

ASEGÚRATE DE IR AL CIELO

Si te molesta pensar que pasarás la eternidad en el lago de fuego sufriendo con el diablo, sus demonios, y con la otra gente que jamás quiso aceptar a Jesucristo como su Dios, lee la oración siguiente.  Cuando la entiendas y la creas, en fe y con toda sinceridad, órasela a Dios en voz alta. Él te escuchará, y te aceptará como su hijo/a.  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor, perdóname, vive en mí, y bendíceme.  Creo y confieso que Jesús es tu hijo, que murió por mis pecados, que resucitó de entre los muertos al tercer día, y que está a tu mano derecha intercediendo por mí.  Por su sacrificio viviré contigo por siempre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com   31 de Marzo 2016

laluzviviente.com                 thelivinglights.com             thelivinglights.net

EL DIABLO NO TIENE NINGUNA ATADURA EN MÍ QUE YO NO PUEDA ROMPER

Mucha gente cree que el diablo puede hacer todo lo que quiera, que Dios no puede frenarlo, y que nosotros somos indefensos.  Antes que el diablo pueda hacernos algo, tiene que recibir el permiso de Dios (Job 1:8-12).  No somos indefensos; tenemos a nuestra disposición el arma más poderosa – la palabra de Dios (Hebreos 4:12 y Efesios 6:10-11).

Cualquier atadura que el diablo tenga sobre nosotros la ha obtenido por mentiras o engaño. La palabra de Dios nos puede liberar si la sabemos y la ponemos en práctica correctamente.

Efesios 6:10-13

“Por lo demás, hermanos míos, fortalézcanse en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vístanse de toda la armadura de Dios, para que puedan estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomen toda la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.”

El diablo es verdadero y trata de atacarnos cada oportunidad que tiene (1Pedro 5:8). Lo podemos derrotar fácilmente si vivimos una vida justa, vivimos por fe y no por vista, le servimos a Dios, diezmamos, oramos, alabamos y adoramos a Dios, y si rechazamos al maligno con la palabra de Dios en el nombre de Jesucristo.

Santiago 4:7

“Sométanse, pues, a Dios; resistan al diablo, y huirá de ustedes. Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes.”

Yo no le huyo al diablo.  Él me huye a mí.  Simplemente debo saber el poder que tengo por medio de Jesucristo, y luego ponerlo en práctica en el momento preciso. No le permito al diablo que tenga una atadura en mí. No hablo por hablar, ni creo por creer.  En el nombre de Jesucristo y por su sangre he expulsado demonios de hogares y de gente.  No tienen otro recurso sino huir.

Isaías 54:17

“Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Ésta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.”

El diablo sólo puede entrar a mi vida y atarme si yo se lo permito.  Si trata de hacerlo, puedo rechazarlo y derrotarlo en el nombre de Jesucristo.  Tiene que huir.  No tiene otra opción.

Hebreos 4:12

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Claro que el diablo tratará de atarnos en el pecado si lo permitimos.  Necesita una buena razón para hacerlo.  Le damos esa razón o permiso cuando nos embriagamos, usamos drogas, nos enojamos, cometemos adulterio, o hacemos cualquier cosa que vaya contra la voluntad de Dios. Si el diablo nos ata, podemos romper esa atadura al dejar ese pecado específico, y al declarar la palabra de Dios.  Esa es una buena razón para aprender las escrituras.  No las podemos utilizar eficazmente si no sabemos lo que dicen, donde se encuentran, o como usarlas en cualquier situación.

Es posible que el diablo tenga una atadura en ti, y ni siquiera lo sepas.  Si eres adicto a las drogas, el licor, el cigarrillo, el sexo ilícito, la mentira, robar, discutir, chismear, maldecir, culpar a otros, remedar, deshonrar o descreditar el diablo te tiene atado. Además si eres celoso, envidioso, miedoso, te da lástima de ti mismo, tienes bajo autoestima, no sueltas el pasado, o le tienes miedo al cambio el diablo está controlándote.  Te tengo buenas noticias…Puedes ser liberado.

En Juan 8:36, Jesucristo mismo nos dice: “Así que, si el Hijo los libera, serán verdaderamente libres.”

¿Libres de qué? Libres de: sentirse culpables, la condenación de Dios, el castigo de Dios, el pecado, el poder del diablo, el miedo, el bajo autoestima, el odio, los celos, la envidia, y de cualquier otra cosa que nos tenga atados. 

Si usas la palabra de Dios, te puedes liberar de cualquier adicción que tengas.  Es probable que hayas tratado de dejar la adicción por tu propia cuenta y no pusiste hacerlo, pero con la ayuda de Dios y su palabra sí podrás.  Ata la adicción fuera de tu vida, y suelta el poder de Dios en tu vida.  En Mateo 18:18, Jesucristo nos dice:  “De cierto les digo que todo lo que aten en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo

que desaten en la tierra, será desatado en el cielo.”

Para darte un ejemplo de cómo debes orar, digamos que las drogas te tienen atado.  Si ese es tu caso podrás orar algo así:  “Dios Padre, me arrepiento de usar drogas.  No he podido romper la adicción por mi propia cuenta. En el nombre de mi Señor Jesucristo, por favor ayúdame a romper esa adicción este mismo instante. Gracias, Padre. Amén.”

Cuando tengas ganas de usar drogas, rechaza al diablo al orar así:  “Diablo y demonios detrás de mi uso de drogas, en el nombre de mi Señor Jesucristo y por la sangre que él derramó en el Calvario, los rechazo y les ordeno que salgan de mi mente, de mi cuerpo, y de mi vida inmediatamente.” “Dios Padre, guíame, protégeme, y fortaléceme por medio de tu Espíritu Santo.”

Para que no vuelvas a caer en tu rutina, comienza a asistir a una iglesia cristiana.  Es muy probable que tengan un grupo de apoyo que te pueda ayudar.  Siendo que necesitas a Dios y a otras personas, no trates de pelear la batalla tú solo.  ¡Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmmail.com  24 de Marzo 2016

laluzviviente.com                thelivinglights.com                  thelivinglights.net

 

UNA IRA JUSTA

Es probable que estés pensando… ¿Hay ira justa? Puedo asegurarte que sí la hay.  Te lo voy a comprobar por medio de algunas escrituras bíblicas. Más que todo Dios odia la desobediencia – cualquier cosa que vaya contra su voluntad.  Jesucristo la odia también, y nosotros debemos odiarla por consecuencia.

Apocalipsis 12:7-9

 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.”

Lucifer era uno de los ángeles favoritos de Dios, pero por la desobediencia y orgullo falso de aquél, Dios en su ira justa lo mandó sacar del cielo.

Génesis 3:17-19

“Y al hombre (Dios le) dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer (Eva), y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.”

En su justa ira, por la desobediencia de Adán y Eva, Dios le dio un castigo fuerte a toda la humanidad. Lo que Dios más odia es precisamente la desobediencia, y esa es la razón por la cual mucha gente no tiene salvación y otros que sí la tienen no reciben las bendiciones de Dios.

Génesis 6:5-8

“Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.  Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.”

Porque la humanidad desobedecía y se burlaba de los principios de Dios, él la destruyó con la excepción de Noé y su familia.  Ellos eran justos, y por eso encontraron favor en los ojos de Dios. Si no hubiera sido por la misericordia de Dios la raza humana se hubiera extinguido en su totalidad.

Génesis 19:24-26

“Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.”

Dios desenfrenó su ira justa contra la gente de Sodoma y Gomorra, porque los hombres eran perversos (homosexuales y bisexuales).  Puedes comprobarlo en Génesis 19:1-9 y Romanos 1:26-32). Dios odia el homosexualismo, el lesbianismo, la prostitución, y el adulterio.  Hoy en día están políticamente correctos, pero van completamente en contra de la voluntad de Dios.  El juicio y la maldición de Dios le van a venir a los Estados Unidos de América, y a cualquier otro país que esté favoreciendo y sosteniendo ese estilo de vida como si fuera lo más normal.

Éxodo 14:26-29

“Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería.  Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar. Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda.”

El juicio y la ira de Dios cayeron sobre los egipcios por maltratar a la gente escogida – los judíos.

Proverbio 6:16-19

“Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.”  Debes odiar las mismas cosas.

Ojalá hayas aprendido que aunque Dios es amor (1 Juan 4:8), también tiene otros sentimientos, tal como la ira justa y el odio divino.  Si eres buen cristiano debes odiar las mismas cosas que él odia.  Unas de esas cosas deben ser la desobediencia, el aborto, la homosexualidad, el lesbianismo, la violencia, la prostitución, el orgullo, la mentira, el fraude, robar, el crimen, la corrupción, la injusticia, el engaño, aprovecharse de los menos afortunados, causar problemas, la idolatría e ir contra su voluntad.

rlsalvation@sbcglobal.net     rlsalvation@gmail.com   17 de Marzo 2016

laluzviviente.com                thelivinglights.com               thelivinglights.net

 

LA VERDAD QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO

Hay una verdad que sobrepasa todo entendimiento, y por ella Dios creó todo lo que fue creado. Solamente él podía haberlo hecho.  El hombre puede inventar millares de cosas, pero usa elementos que por la palabra creativa de Dios ya existen.

(Génesis 1:1-2) – “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.”  (Génesis 1:26-27) – “Entonces dijo Dios: ‘Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.’ Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”  (Juan 1:3-4) – “ Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.  En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.” (Juan 14:6) – “Jesús le dijo (a Tomás uno de sus discípulos): Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Es una verdad fundamental. 

Jesucristo es la verdad, la luz, el Creador, y el Dios Viviente.  Creó todo lo que fue creado con un propósito y por diseño.  Si crees en la evolución, ¿cómo explicas que el diseño se encuentra en las plantas, en los animales, en los seres humanos, en las galaxias, y en todo lo que existe?

LA FE QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO

El verdadero cristiano tiene una fe que sobrepasa todo entendimiento, porque su fe viene de Dios. (Romanos 12:3) – “ Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre ustedes, que no tenga más alto concepto de sí mismo que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.” (Efesios 2:8-9) – “ Porque por gracia son salvos por medio de la fe; y esto no de ustedes, pues es don de Dios;  no por obras, para que nadie se gloríe.” (Lucas 22:31-32) – “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás te ha pedido para zarandearte como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.”

Dios es tan justo, santo y sagrado que hasta la fe él nos la da.  No debemos jactarnos, porque él es el que nos da nuestra medida de fe par que la pongamos en práctica.

EL AMOR QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO

Un amor verdadero entre padres e hijos, una pareja, o entre otros seres humanos puede ser difícil de explicarse, pero no imposible. El cariño que una persona le tiene a su mascota y vice versa, a veces, es difícil de entenderse, sin embargo es verdadero. El grado a que Dios nos ama, y que algunos de nosotros lo amamos sobrepasa todo entendimiento; no es solamente físico, sino que es espiritual a la vez.

(Juan 3:16-17) – “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” (Romanos 5:8) – “ Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

No podemos comprender el amor que Dios nos tiene, porque sus caminos son mucho más altos que los nuestros.  Él envió a su Hijo que sufriera y muriera en la cruz por nuestros pecados. Si recibimos ese sacrificio, la palabra de Dios, y a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, Dios nos da vida eterna con él.

 

LA PAZ QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO

Cualquier persona se siente en paz cuando todo está bien.  Es cuando todo le sale mal que la persona no sabe qué hacer. Eso es cuando la paz verdadera se le escapa.  (Filipenses 4:5-7) – “ Su gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.  Por nada estén afanosos, sino sean conocidas sus peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” (Colosenses 3:15) – “Y la paz de Dios gobierne en sus corazones, a la que asimismo fueron llamados en un solo cuerpo; y sean agradecidos.”

Sin importar lo que sean las condiciones y las circunstancias, un cristiano tiene esa paz que sobrepasa todo entendimiento, porque la paz de Dios está en él.

LA ESPERANZA QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO

Hay millones de personas quienes no tienen esperanza ninguna. Sus circunstancias pueden ser tan severas que ellos no pueden ver la salida.  Puedes ser uno de ellos.  La razón que no tienen esperanzas es porque Dios no está en sus vidas.  (Romanos 5:5) – “La esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.” (1 Timoteo 1:1) – “Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza…” Jesucristo es nuestra esperanza – la vida eterna.  (Hechos 24:15) – “ Yo tengo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos.” (Salmo 71:5) – “Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, seguridad mía desde mi juventud.”

La esperanza para nuestro futuro, destino, y eternidad está directamente atada a la fe que tengamos en Jesucristo.  La palabra de Dios nos dice que sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6).

rlsalvation@sbcglobal.net              rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  10 de Marzo 2016

CAMINA EN SU LUZ

Los indígenas quienes viven en la selva o en áreas remotas se han percatado que las noches oscuras son muy peligrosas, porque los animales feroces salen de noche. Algunos de nosotros, por la razón que haya sido, hemos caminado en la oscuridad, y hemos aprendido que no es buena idea hacerlo.  Nos hemos tropezado, caído y hasta lastimado, porque no podíamos ver claramente donde pisábamos.

Juan 8:12

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” Jesucristo personifica la bondad, el amor, la misericordia, el perdón, la santidad, la luz, la armonía, la salvación, y todo lo positivo, mientras que el diablo representa el engaño, la duda, la oscuridad, el odio, la rebeldía, toda la maldad, y la completa separación de Dios.

Juan 12:35-36

 Entonces Jesús les dijo: ‘Aún por un poco está la luz entre ustedes; anden entre tanto que tengan luz, para que no los sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va.  Entre tanto que tienen la luz, crean en la luz, para que sean hijos de luz.’ Estas cosas habló Jesús, y se fue y se ocultó de ellos.”

Muchos de sus discípulos eran pescadores.  Jesucristo los llamó de la oscuridad para que vinieran a su luz (a la salvación), y lo hicieron.  A ti también te está llamando para que te conviertas al cristianismo si todavía no lo has hecho.

1 Pedro 2:9

“Mas ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien las virtudes de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.”

Porque Dios nos ama tanto, nos llamó, cuando todavía estábamos en el pecado (Romanos 5:8), para que saliéramos de la oscuridad y viniéramos a su luz.

Efesios 5:8

 Porque en otro tiempo (ustedes) eran tinieblas, mas ahora son luz en el Señor; anden como hijos de luz.” Antes de aceptar a Jesús como nuestro Señor y Salvador, andábamos en la oscuridad – fuera de la voluntad de Dios. Le pertenecíamos al diablo.  Cuando nos convertimos a ser seguidores de Cristo, nos convertimos en ser hijos de Dios a vivir en su luz.

1 Tesalonicenses 5:5

“Porque todos ustedes son hijos de luz (hijos de Dios) e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas (no le pertenecemos al diablo).”

Al recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, salimos de la oscuridad y nos convertimos en hijos de la luz – hijos de Dios.

Salmo 27:1

“Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?”

Jesucristo no puede ser tu luz, tu fortaleza ni tu Salvador a menos que lo recibas como tu Señor y Salvador.

Proverbio 4:18-19

“Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.

El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan.”

La gente que no lee la biblia, que no asiste a una iglesia cristiana, que no ora, y que no piensa en Dios no tiene la menor idea que está viviendo en la oscuridad, y que pasará la eternidad sufriendo en el lago de fuego.

1 Juan 1:5-7

 Este es el mensaje que hemos oído de él (Jesucristo), y se lo anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

Si jamás has caminado en la luz – nunca te has acercado a Dios – pero quisieras hacerlo, lee la siguiente oración varias veces, y cuando la comprendas, órasela a Dios en voz alta.  Él te oirá, y te aceptará y te dará su luz para que seas parte de su familia.

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Te pido que me perdones. Creo y confieso que Jesucristo es tu Hijo, que derramó su sangre en la cruz para pagar por mis pecados, y que resucitó al tercer día. A él le pido que sea mi Señor y Salvador para que el Espíritu Santo viva en mí.  Gracias, Padre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net            rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  5 de Marzo 2016

¿DEBEMOS OBEDECER LOS MANDAMIENTOS?

La mayoría de los pastores, los predicadores y los evangelistas solamente enseñan lo del Nuevo Testamento.  Dicen que el Viejo Testamento es obsoleto, que ya no aplica, que era para los días de antaño, y que ahora debemos vivir bajo la gracia del Nuevo Testamento. Sin embargo eso no es el caso.  Te lo probaremos por medio de las escrituras – todas del Nuevo Testamento.

Mateo 5:17-20

No piensen que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque les digo que si su justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, no entrarían en el reino de los cielos.”

Jesucristo no abrogó los diez mandamientos ni la ley de los profetas, sino que vino para que se cumplieran.

Romanos 8:3-5

 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne;  para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.  Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.”

Aunque no podemos cumplir con todos los requisitos de la ley, debemos hacer lo mejor que podamos y Dios nos ayuda con su gracia.

Juan 14:15

“Si me aman (a mí Jesucristo) guarden mis mandamientos.” Jesucristo les dijo esto a Felipe y a los otros discípulos. Desde luego que también nos aplica a nosotros.

1 Juan 5:2-4

 En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.  Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.”

Si amamos a Dios, guardamos sus mandamientos siempre y cuando sea posible.  Si no tratamos de guardarlos no somos cristianos, y no importa lo que profesemos.

Juan 14:21

 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.”

Jesucristo mismo nos pide que guardemos sus mandamientos. Si lo hacemos seremos amados por Dios Padre, Jesucristo, y por el Espíritu Santo.

2 Juan 1:6

“Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que anden en amor, como ustedes han oído desde el principio.”

Los mandamientos de Dios son vigentes para todos nosotros mientras vivamos en este mundo.  Dios no cambia; Él es igual ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8).

Juan 15:10-14

Si guardan mis mandamientos, permanecerán en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Estas cosas les he hablado, para que mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea cumplido. Este es mi mandamiento: Que se amen unos a otros, como yo los he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.  Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.”

Dios tiene reglas, leyes, compromisos, preceptos, mandatos, mandamientos o cualquier otro nombre que les quisiéramos dar, pero sea como sea, debemos obedecerlos. El mandamiento de más importancia es que recibamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador (Juan 14:6,  Romanos 10:9 y

Juan 3:15-17).  Si no lo hacemos no tenemos salvación. 

1 Juan 3:24

Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.”

El Espíritu Santo mora en nosotros si guardamos los mandamientos de Dios, pero si no los guardamos, entonces Dios no vive en nosotros.

Si no sabes dónde encontrar los diez mandamientos, lee Éxodo 20:1-17.  También te ayuda si lees Mateo 22:37-40.  Jehová es un Dios de amor, y por eso nos dejó reglas para vivir. Si no hubiera hecho eso, no nos amaría, y sería inservible como líder y como Dios. Las reglas son necesarias, porque somos rebeldes por naturaleza y nos rebelamos sin causa.

No caigas en las trampas de los pastores, predicadores o evangelistas quienes buscan fama, dinero o posesiones al predicar un mensaje limitado – amor, dulzura, prosperidad, gracia, tus mejores días están por venir, puedes hacer lo que te dé placer, Dios perdona todo, y un Dios que cambia según la sociedad.  Dios no se dobla, no se tuerce, no es ciego, y no cambia. Él, su palabra y sus principios jamás cambiarán (Hebreos 13:8).   

rlsalvation@sbcglobal.net               rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  25 de Febrero 2016

VIVE SEGÚN LA VOLUNTAD DE DIOS

Lo más probable es que estés viviendo tu vida según tu propio criterio.  Lo más seguro es que lo desarrollaste por los factores importantes que han influido tu vida.  Has tenido muchas experiencias, algunas se han repetido varias veces – otras no, las cuales han marcado tu modo de pensar, y ellas han formado y determinado tu manera de vivir.

Puedes estar cumpliendo con la voluntad de tus padres, la de tu cultura, la de la sociedad, la de tus compañeros o la del diablo.  Tu vida puede estar completamente destrozada, pero si cambias de dirección y comienzas a hacer la voluntad de Dios, todo te puede cambiar. 

Juan 6:38

(Yo Jesucristo) he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió (Dios Padre).”

Jesucristo nos dice que vino para hacer la voluntad del Padre.  Debemos hacer lo mismo.

Lucas 22:42

(Jesucristo le dijo al Padre):  “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

No importaba cuales fueran las circunstancias, Jesucristo obedecía al Padre hasta el punto de la muerte.  La voluntad del Padre, no la suya, tomaba prioridad en su vida.

Juan 4:34

“Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.”

La voluntad del Padre y la obra que Jesucristo tenía que hacer era de proveernos la salvación al pagar con su vida por nuestros pecados para reconciliarnos al Padre.

Juan 6:40

Y esta es la voluntad del que me ha enviado (Dios Padre): Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él,tenga vida eterna; y yo (Jesucristo) le resucitaré en el día postrero.”

No hay otra manera de ser salvo aparte de recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador (Juan 14:6).

Marcos 3:35

“Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.”

Si hacemos la voluntad de Dios nos convertimos en parte de su familia. Todos los cristianos somos hermanos en Cristo Jesús. Los que no son cristianos, sin importar a que religión pertenezcan o que tan buenas personas sean, no tendrán salvación, a menos que se arrepientan, reciban a Jesucristo como su Señor y Salvador y hagan la voluntad de Dios.

Mateo 7:21

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”

Para tener salvación tenemos que hacer la voluntad de Dios.  El primer paso es que nos arrepintamos y recibamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. 

Juan 9:31

“Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.”

¿Cómo debemos vivir? Debemos alabar a Dios, hacer su voluntad y vivir por fe (Hebreos 11:6). Si hacemos eso, Dios está contento con nosotros, y nos da el regalo de vida eternal.

Romanos 12:2

“No se conformen a este siglo, sino sean transformados por medio de la renovación de su entendimiento, para que comprueben cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

En otras palabras, no debemos vivir por las reglas pecaminosas del mundo, sino por la palabra y la voluntad de Dios. 

Si no transformas tu mente y continúas viviendo según las reglas del mundo, que están continuamente cambiando, pasarás la eternidad en el lago de fuego sufriendo con el diablo y sus demonios.  La voluntad de Dios para tu vida es que lo ames con todo tu ser, y que ames al prójimo así como te amas a ti mismo (Mateo 22:37-40).

rlsalvation@sbcglobal.net                rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  18 de Febrero 2016

¿HAY VIDA DESPÚES DE LA MUERTE?

La pregunta, “¿Hay vida después de la muerte?” se ha hecho desde el comienzo de la humanidad. Algunos creen que sí hay, mientras que otros dicen que esta vida es todo lo que hay. La biblia no deja ninguna duda de que sí la hay.

2 Corintios 5:8-9

Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables (a Jesucristo). Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.”

Según el apóstol Pablo todos vamos a presentarnos ante el tribunal de Cristo para comenzar la vida eterna, ya sea en el lago de fuego o en la presencia de Dios.

Juan 14:1-3

No se turbe su corazón; creen en Dios, crean también en mí.  En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo se los hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para ustedes. Y si me voy y les preparo lugar, vendré otra vez, y los tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, ustedes también estén.”

Jesucristo les dijo eso a sus discípulos, pero también nos dice a nosotros, que volverá por sus seguidores para que vivamos con él eternamente.  Ese evento se conoce como el rapto.

Lucas 16:19-31

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.  Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.  Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.  Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.  Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.  Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,  porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.  Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

Jesucristo mismo les dijo a los fariseos (los líderes religiosos) la parábola del hombre rico y de Lázaro. En ella Jesús claramente nos explica que hay vida eterna después de la muerte.

Lucas 23:43

Entonces Jesús le dijo (a uno de los malhechores que estaba crucificado a su lado): De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.”

El hombre murió físicamente, pero su alma está en el paraíso con Jesucristo.

Juan 11:25-26

 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?”

Jesucristo le dijo eso a Martha, la hermana de Lázaro, antes de resucitarlo.  Lázaro tenía cuatro días de muerto.  Resucitó y vivió algunos años más; murió de nuevo y pasó a la otra vida para estar con Cristo eternamente.

Juan 3:34-36

“Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.  El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano.  El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.”

El apóstol Juan lo deja bien claro que si creemos en Jesucristo tenemos vida eterna, pero si lo rechazamos vamos al lago de fuego.

Juan 5:28-29

 No se maravillen de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz (la voz de Jesucristo);  y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.”

Está bien claro que hay vida eterna.  La única pregunta es:  ¿Dónde la  pasarás?

Romanos 10:9-13

 Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.  Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él cree, no será avergonzado. Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;  porque todo aquel que invoque el nombre del Señor, será salvo.”

Ser salvo significa pasar la eternidad con Dios. Sí, hay vida eterna.  Todos nosotros, sin excepción, participaremos en ella.  La única diferencia es…¿será en el lago de fuego o con Dios? Si la quieres pasar con Dios, con toda sinceridad, humildad, y en voz alta órale la siguiente oración a Dios:  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor, perdóname.  Creo y confieso que Jesucristo es tu Hijo, que sufrió en la cruz, que murió por mis pecados, que resucitó al tercer día, y que está a tu diestra haciendo intercesión por mí.  Lo acepto como mi Señor y Salvador pidiéndole al mismo tiempo que viva en mí junto con el Espíritu Santo.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net                rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  11 de Febrero 2016

CORRE UNA BUENA CARRERA

Hay muchas competencias de carreras alrededor del mundo.  Algunas son de corta distancia y otras de larga.  Antes de competir los participantes tienen que prepararse.  Solamente uno puede ganar, pero todos tratan de correr una buena carrera.  Eso significa seguir todas las reglas, y terminar la carrera.

En realidad, este mensaje no se trata de carreras, sino de participar en la carrera de la vida.  Ya que solamente tenemos una oportunidad, deberíamos aprovecharla.

1 Timoteo 4:7-8

“Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;  porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.”

De la misma manera que nuestro cuerpo necesita ejercicio físico, nuestra mente necesita ejercicio espiritual para acercarnos a Dios, y para correr la carrera de la vida.

Filipenses 3:12-14

“No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro alcanzar aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.  Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”

El apóstol Pablo nos dice que continúa participando en la carrera de la vida. Su carrera no terminó hasta que pasó a la vida eterna.  Es lo mismo con nosotros. Debemos continuar viviendo una vida que le complazca a Dios.

2 Timoteo 4:7-8

“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

De la misma manera que nuestro cuerpo necesita ejercicio para correr una buena carrera, nuestra mente necesita ejercicio espiritual para acercarnos a Dios, y para triunfar en la carrera de la vida.

Filipenses 2:13-16

 Porque Dios es el que en ustedes produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.  Hagan todo sin murmuraciones y contiendas,  para que sean irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la que resplandecen como luminares en el mundo;  asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.”

Por medio de Pablo los filipenses habían recibido la palabra de Dios y la salvación.  Él quería saber que su labor no había sido en vano.  Les pedía que vivieran una vida sana siguiendo los principios de Dios para que otros pudieran ver a Dios en ellos.

1 Corintios 9:24-25

 ¿No saben que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corran de tal manera que lo obtengan. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.”

En una carrera solamente una persona gana, pero en la carrera de la vida todo aquel que recibe a Jesucristo como su Señor y Salvador gana vida eterna.  La razón es que Jesucristo perdona todos nuestros pecados si nos arrepentimos, le pedimos perdón, lo recibimos como nuestro Señor y Salvador, y si vivimos por fe tratando de agradar a Dios.  Nuestro premio es vivir eternamente con Dios en un lugar sin problemas de ninguna clase.

¿Estás corriendo bien la carrera de la vida? ¿Lees la palabra de Dios, y tratas de cumplirla? Cuando termine tu vida, ¿podrás decir, “corrí una buena carrera y la terminé”?

rlsalvation@abcglobal.net              rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  4 de Febrero 2016

HAY UNA BIFURCACIÓN EN TU CAMINO

A veces llegamos a una bifurcación en nuestro camino de la vida, y no sabemos para cual lado continuar.  La razón puede ser que ambas direcciones nos ofrecen algo, y nos parece difícil  decidir.  No importa cual escojamos, perdemos lo que la otra nos ofrecía.  La decisión no es fácil, pero se tiene que tomar. No importa cómo decidas tu decisión tendrá consecuencias eternas.  

Mateo 7:13-14

Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”

Hay una bifurcación en el camino; un camino nos lleva a la puerta ancha – por la que entra la mayoría de la gente. Esa es la que permite a la gente que haga lo que más le agrade. Las únicas restricciones que tiene la gente son su conciencia y las leyes del hombre.  La otra puerta es muy angosta.  Muy pocas personas la toman, porque no pueden hacer su completa voluntad. Tienen que seguir los principios de Dios los cuales no son difíciles, pero no permiten que la gente viva simplemente para satisfacer sus placeres físicos.  

Proverbio 16:17

El camino de los rectos se aparta del mal;  su alma guarda el que guarda su camino.”

Cuando llegas a una bifurcación en el camino tienes que decidir cual dirección tomar.  O puedes tomar el camino del mal que te llevará al infierno, o el camino del  bien que te llevará a la presencia de Dios. Al recibir a Jesucristo como tu Señor y Salvador entras al camino del bien; ese te llevará al cielo.  No hay otra entrada al cielo.

Isaías 35:8

“Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.”

Los únicos que podrán viajar por ese camino serán las personas quienes han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador.  ¿Serás uno de ellos? Lo serás si tu nombre está escrito en  “El Libro del Cordero de la Vida.” ¿Tu nombre ya está escrito en ese libro?

Salmo 118:20

“Ésta es puerta de Jehová;  por ella entrarán los justos.” Esa puerta es Jesucristo.

Un camino te lleva a Dios, y el otro te lleva al diablo.  Por una puerta se entra al cielo, y por otra al infierno – separación eterna de Dios.  Estás en una bifurcación, ¿cuál camino tomarás?

Juan 14:5

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Jesucristo se lo dijo bien claro a Nicodemo – uno de los líderes religiosos – que él (Jesucristo) es el único camino al cielo. Nadie puede ser salvo bajo ningún otro nombre (Hechos 4:12). Estás en una bifurcación. El lado ancho te puede llevar hacia Krishna, Buda, Alá, Zeus, Quetzalcoatl, la Gran Serpiente, y a muchas otras entidades que son adoradas como dioses.  El camino angosto te lleva hacia Jesucristo.  Tu alma está en juego.  Tienes que decidir adónde irás. Si no decides, automáticamente has escogido el camino ancho.

Si escoges el camino angosto, tienes que arrepentirte, pedirle perdón a Dios, y recibir a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Si no sabes cómo hacerlo, lee la siguiente oración.  Cuando la comprendas, órasela a Dios en voz alta en humildad y sinceridad.  Él te oirá y te dará salvación.  “Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Por favor, perdóname.  Creo y confieso que Jesucristo es Dios, que sufrió en la cruz, que murió por mis pecados, y que resucitó al tercer día. Lo acepto como mi Señor y Salvador y le pido al Espíritu Santo que viva en mí. Gracias, Padre. Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net             rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com   thelivinglights.com  27 de Enero 2016

YO (DIOS) SOY CONMOVIDO POR TU FE

El error que muchos de nosotros hacemos es que pensamos que Dios se conmueve por nuestras necesidades.  Se conmueve por nuestra fe, nuestras oraciones y nuestra obediencia.  Sin duda la más importante de las tres es la fe, porque sin ella es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6).

Génesis 3:17-19

“Al hombre (Dios le) dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.  Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.”

Adán y Eva tenían una necesidad – de quedarse en el jardín del Edén donde tenían todo lo que pudieran necesitar.  Por poner la fe en el diablo, en vez de en Dios, Dios los expulsó de allí.  Ahora ya todo les sería mucho más difícil.  Por tres razones no conmovieron a Dios; desobediencia, falta de oración, y por fe equivocada o desviada. 

Génesis 7:11-14

 El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches. En este mismo día entraron Noé, y Sem, Cam y Jafet hijos de Noé, la mujer de Noé, y las tres mujeres de sus hijos, con él en el arca;  ellos, y todos los animales silvestres según sus especies, y todos los animales domesticados según sus especies, y todo reptil que se arrastra sobre la tierra según su especie, y toda ave según su especie, y todo pájaro de toda especie.”

Los únicos que pudieron ingresar al barco (el arca) fueron Noé, su familia y los animales escogidos.  El resto de la gente también necesitaba un barco, pero Dios no se conmovió por su necesidad, porque les faltaban tres cosas; la obediencia, la oración y la fe. 

Daniel 3:23-25

“Estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo. Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.”

Los tres hombres tenían una necesidad, pero porque tenían fe, habían orado y eran obedientes a la palabra de Dios, Dios se conmovió y les produjo un milagro.

Daniel 6:16-22

 Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. Y fue traída una piedra y puesta sobre la puerta del foso, la cual selló el rey con su anillo y con el anillo de sus príncipes, para que el acuerdo acerca de Daniel no se alterase.  Luego el rey se fue a su palacio, y se acostó ayuno; ni instrumentos de música fueron traídos delante de él, y se le fue el sueño.  El rey, pues, se levantó muy de mañana, y fue apresuradamente al foso de los leones.  Y acercándose al foso llamó a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel,  siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre.  Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo.”

Dios se conmovió porque Daniel había hecho tres cosas; había ejercido su fe, había obedecido y había orado. Por su fe, los leones no pudieron hacerle nada.

Hechos 3:1-8

“Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo.  Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna.  Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo:  Míranos.   Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo.  Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.  Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos;  y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.”

Antes de llegar al templo, Pedro ya tenía fe, había sido obediente y le había orado a Dios. Cuando oró por el enfermo, en el nombre de Jesucristo, Jesucristo hizo el milagro.  Jesucristo no se conmovió por la condición del hombre, sino por la fe de Pedro.

Espero que hayas comprendido el punto primordial de este mensaje. El punto es que Dios no se conmueve por nuestras necesidades, sino por nuestra fe – la fe que nos lleva a la obediencia y a la oración. 

rlsalvation@sbcglobal.net            rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com  thelivinglights.com  21 de Enero 2016

 

CÓMO AGRADAR A DIOS

Escribí este mensaje para la gente que cree en la existencia de un poder más alto que nosotros. No tienen que asistir a ninguna iglesia, pero sí tienen que reconocer que no existimos por azar, sino que fuimos creados por diseño divino, y si fuimos creados por diseño, tiene que haber un diseñador, a quien nosotros le llamamos “Dios.”

En caso que no sepas cómo agradar a Dios, te mencionaré unos modos como podrás hacerlo.

Hebreos 11:6

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay (que existe), y que es galardonador de los que le buscan.” Veamos tres puntos importantes:  1. Tienes que creer que Dios existe.  2. Tienes que tener fe.  3. Tienes que creer que Dios bendice a los que creen en él.

Juan 3:3

 Respondió Jesús y le dijo (a Nicodemo, un líder religioso): De cierto, de cierto te digo, que el que no nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios.”  Nacemos de nuevo cuando recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

Romanos 10:9

 Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”  Cuando creemos y confesamos en voz alta que Jesucristo es el Señor, el Hijo de Dios – Dios en persona, es cuando nacemos de nuevo y recibimos la salvación.

2 Corintios 5:7

 (Porque por fe andamos, no por vista).  Para que podamos agradar a Dios tenemos que vivir por fe en él, y no por lo que vemos.  Es probable que las circunstancias parezcan imposibles, pero si le oramos aDios en fe, él nos puede hacer un milagro.  Ha hecho exactamente eso miles de veces en el pasado.

Proverbio 3:5-6

“Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.  Reconócelo en todos tus caminos y él enderezará tus veredas.”  Actúa por tu fe en Dios, y no por tu inteligencia, astucia o entendimiento.  Le agrada a Dios que confíes en él.

Mateo 6:14-15

 Porque si perdonan a los hombres sus ofensas, los perdonará también a ustedes su Padre celestial; mas si no perdonan a los hombres sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará sus ofensas.”  Jesucristo, por medio de la oración del Padre Nuestro, nos dice que si no perdonamos al prójimo, Dios tampoco nos perdona a nosotros.  Agradamos a Dios cuando perdonamos a los que nos han lastimado.

Mateo 22:37-40

 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tuprójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.” Esto es lo que Jesucristo nos dice a nosotros.  La esencia de nuestra existencia debe ser el amor.  Puedes agradar a Dios si lo amas a él, si te amas a ti mismo, y si amas al prójimo.   

Santiago 2:17

 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.” Santiago es hijo de la virgen María y de San José. Era medio hermano de Jesucristo.  Nos dice que la fe por sí misma no es suficiente para agradar a Dios.  Necesita ser acompañada por buenas obras.  

Si no has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, no has agradado a Dios.  Eso significa que pasarás la eternidad en el lago de fuego quemándote con el diablo, sus demonios, y con todas las otras personas quienes niegan la existencia de Dios.  La solución está en tus manos;  arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador.

Si deseas agradar a Dios, y pasar la eternidad con él, lee la siguiente oración, medita en ella, y cuando la entiendas completamente, órasela a Dios en voz alta con toda sinceridad y humildad. Él te oirá, recibirá tu oración, te perdonará, y te dará salvación.  “Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Te pido que me perdones. Creo y confieso que Jesucristo derramó su sangre por mí, murió en la cruz, y resucitó para que yo pudiera tener salvación.  Lo recibo como mi Señor y Salvador y le pido al Espíritu Santo que viva en mí. Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net               rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com    thelivinglights.com   14 de Enero 2016

CÓMO FUNCIONA LA FE

Todos tenemos fe.  La única diferencia es en qué tenemos la fe y cuánta fe tenemos. Algunos la tenemos en nuestras posesiones, dinero, posición, gente, filosofía, doctrina, sistema político o en religión.  Solamente voy a explicar lo que es la fe en Dios

Hebreos 11:1

Primeramente vamos a discutir lo que es la fe, según la palabra de Dios en Hebreos 11:1 – “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” La fe es la certeza que lo que le estamos orando a Dios va a cumplirse.

Romanos 4:17

 (Como está escrito):  (Yo Dios) te he puesto (a ti Abraham) por padre de muchas gentes delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen.” Una gran parte de nuestra fe es precisamente eso…llamar a las cosas que no son como si fueran, y consecuentemente se lograrán. 

Romanos 10”17

 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”  La fe en Dios nos llega y nos crece por  oír su palabra, oír de él, saber quién es él, oír de sus milagros, orarle a él, establecer una relación personal con él, servirle a él, y al recibir milagros.

Marcos 11:23-24

 Porque de cierto les digo que cualquiera que le dijera a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudara en su corazón, sino creyera que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, les digo que todo lo que pidan orando, crean que lo recibirán, y les vendrá.”  Esta escritura tiene cuatro puntos principales; 1. No puedes simplemente pensarlo en fe, tienes queclamarlo verbalmente con convicción.  2. No puedes dudar. 3. Cree que ya lo has recibido, ylo recibirás.  4. Espera tu milagro en fe, y te llegará.

2 Corintios 5:7

“Porque por fe andamos, no por vista.” Cualquier persona puede vivir por vista, y hacer decisiones por lo que ve.  Eso no toma nada de fe.  La voluntad de Dios es que vivamos por la fe que tenemos en él.  Es posible que a veces no sepamos adónde vamos, pero eso es cuando tenemos que poner nuestra confianza y fe en Dios. En Romanos 8:28, el apóstol Pablo nos dice:  Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”  Si vivimos por fe, Dios nos ayuda para que todo nos salga bien.

Santiago 2:17

Es extremadamente importante que tengamos fe, pero si decimos que tenemos fe, y no hacemos buenas obras, solamente nos estamos engañando a nosotros mismos.  No podemos engañar a Dios ni a otra gente, porque nos conocen por los frutos que estemos dando.  Santiago, el medio hermano de Jesucristo (hijo de María y San José) lo dice así en Santiago 2:17 – “ Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.”  La fe en Dios tiene que ejercerse,  ponerse a prueba, y producir resultados positivos.

Hebreos 11:6

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay (existe), y que es galardonador de los que le buscan.” Para complacer a Dios y tener salvación hay que tener fe en él y hacer buenas obras.

Permíteme reiterar los puntos que hice; 1. La fe es confiar en Dios, confiar en él, esperar en él, y comunicarnos con él.  2. Creer que lo que le pedimos, Dios nos lo otorgará.  3. Adquirimos la fe al oír de Dios, al aprender su palabra, y al participar en su reino. 4. La fe no se ejerce solamente en la mente.  Tenemos que invocarla verbalmente en el nombre de Jesucristo. 5. Ni vivimos ni tomamos decisiones por lo que vemos, sino por la palabra y voluntad de Dios.  6. La fe no es fe si no produce resultados positivos. La fe sin acción no es fe.  7. Sin fe en Dios no podemos agradarlo. 

Son mis deseos que este mensaje te haya ayudado a comprender lo que es la fe.  No es una utopía en una isla, ni un ángel tocando el harpa en una nube, sino algo tangible que puedes clamar y recibir.

rlsalvation@sbcglobal.net                rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com  thelivinglights.com     December 7, 2016

DIOS LE AVISA A SU GENTE

Cuando Dios se está preparando para hacer algo que afectará a la humanidad, siempre le avisa a un profeta o a personas escogidas.  Si es aviso de juicio a causa del pecado, si la gente se arrepiente, no llega el juicio, pero si la gente no se arrepiente el juicio se cumple.

Amós 3:7

“Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.”

En días bíblicos Dios les revelaba a sus profetas lo que estaba por hacer.  Hoy en día todavía les avisa a sus profetas, pero también les habla a otras personas escogidas.

Génesis 2:15-17

 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardara. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer,  mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comas, ciertamente morirás.”

Dios les dijo a Adán y a Eva lo que pasaría si comían esa fruta.  Lo hicieron y murieron espiritualmente, porque el pecado entró al mundo por su culpa.

Génesis 3:14-19

“Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.  Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.  A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.  Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.”

Dios les dijo a la serpiente, a Eva, a su pareja y al planeta lo que sucedería y eso ha sucedido.

Génesis 6:13

 Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.”

Dios le avisó a Noé lo que sucedería y eso ocurrió. Dios destruyó a todo ser viviente con la excepción de Noé y su familia.

Génesis 18:17

“Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer,  habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?”

Dios le dijo a Abraham que destruiría a Sodoma y Gomorra y fue lo que hizo.

Génesis 37:5-9

“Soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía. Y él les dijo: Oigan ahora este sueño que he soñado:  He aquí que atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que sus manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío.  Le respondieron sus hermanos: ¿Reinarás tú sobre nosotros, o señorearás sobre nosotros? Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños y sus palabras.  Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí.”

Dios le enseñó a José de antemano lo que sería de su vida, y así sucedió.

Génesis 41:25-27

 Entonces respondió José al Faraón: El sueño del Faraón es uno mismo; Dios ha mostrado al Faraón lo que va a hacer.  Las siete vacas hermosas siete años son; y las espigas hermosas son siete años: el sueño es uno mismo. También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; y las siete espigas menudas y marchitas del viento solano, siete años serán de hambre.”

Por medio de un sueño Dios le reveló al Faraón lo que iba a suceder.  José simplemente lo interpretó por un don que Dios le había dado.

Juan 15:15

 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, se las he dado a conocer.”

Jesucristo nos ha hecho conocer todo lo de Dios por medio de su palabra – la biblia.  Lo que debemos hacer es leer la biblia, orarle a Dios, y escuchar al Espíritu Santo. Él todavía le habla a su gente, porque es igual ayer, hoy, y por siempre (Hebreos 13:8). 

rlsalvation@sbcglobal.net                         rlsalvation@gmail.com

thelivinglights.com   laluzviviente.com   Primero de Enero 2016

SE PAGÓ EL PRECIO POR TI

Eras rehén y se pagó el precio de tu rescate.  El precio que se pagó es más valioso que la plata, el oro, los diamantes, y cualquier otra cosa que exista.  Porque fuiste comprado no te perteneces a ti mismo, sino al que pagó el precio.

La indemnización ha sido pagada, pero ahora el liberador te da la oportunidad de recibir tu libertad o de permanecer en cautiverio. ¿La libertad o cautiverio? – tú decides.

Génesis 3:1-7

“Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios te ha dicho: No comas de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;  pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comerás de él, ni le toques, para que no mueras. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No morirás;  sino que sabe Dios que el día que comas de él, serán abiertos tus ojos, y serás como Dios, sabiendo el bien y el mal.  Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y le dio también a su marido, el cual comió así como ella.  Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.”

Dios creó a Adán y a Eva y les dio control y dominio sobre todo lo que existía en la tierra,  pero cuando pecaron lo perdieron, y el diablo tomó ese control y dominio.  Ahora la tierra no le pertenece a Dios, sino al diablo. 

Juan 14:28-30

“Han oído que yo les he dicho: Voy, y vengo a ustedes. Si me amaran, se habrían regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo. Y ahora les he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, crean.  No hablaré ya mucho con ustedes; porque viene el príncipe (el diablo) de este mundo, y él nada tiene en mí.”

Jesucristo mismo les dijo a sus discípulos que el diablo es el príncipe de este mundo.  En Juan 12:31, les dijo:  “ Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe (el diablo) de este mundo será echado fuera.” El apóstol Juan nos dice en 1 Juan 5:19 – “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno (el diablo).”

A veces la gente pregunta:  “¿Por qué le pasan cosas malas a las buenas personas?” La razón principal es que el diablo anda como un león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). Actualmente él es el príncipe de este mundo. El tiempo llegará cuando Dios lo derrote completamente y lo envíe al lago de fuego para que pase la eternidad pagando por todas sus diabluras.

1 Corintios 7:23

“Por precio fueron comprados; no se hagan esclavos de los hombres.” 1 Corintios 6:20 dice:  “Porque han sido comprados por precio; glorifiquen, pues, a Dios en su cuerpo y en su espíritu, los cuales son de Dios.” Y en 1 Pedro 1:18 la Biblia dice: “Sabiendo que fueron rescatados de su vana manera de vivir, la cual recibieron de sus padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata.” Veamos Hebreos 9:12 – “No por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, (Jesucristo) entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención (para nosotros).”  Estas escrituras claramente nos dicen que fuimos comprados por la sangre de nuestro Señor Jesucristo.  Le pertenecemos a él.

Juan 3:15-17

“Para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”

Jesucristo con su propia sangre ya pagó por nuestras vidas, nuestros pecados, y por nuestras almas. No rechaza a nadie quien lo acepta como su Señor y Salvador. Jesucristo, siendo Dios mismo, ya pagó por tus pecados.  Si deseas pasar la eternidad con Dios, y no sufriendo en el lago de fuego con el diablo, pídele a Jesucristo que sea tu Salvador.  De lo más profundo de tu corazón y en toda sinceridad en voz alta órale la siguiente oración a Dios:  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Perdóname, por favor. Creo, declaro y confieso que Jesucristo es mi Señor y Salvador, que resucitó al tercer día de entre los muertos, que pagó por mis pecados, y que está a tu diestra haciendo intercesión por mí.  Recibo a la Divina Trinidad para que me guíe y me proteja.  Gracias, Dios Padre. Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net                    rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com  thelivinglights.com  17 de Diciembre 2015

TIENES OJOS, PERO TAL VEZ NO VEAS

Lo más probable es que tienes dos ojos y que físicamente puedes ver. Sin embargo puedes estar tan ciego como un murciélago.  Es posible que no tengas la menor idea que ángeles y demonios te rodean. Los ángeles protegen a los cristianos de los demonios.

1 Pedro 5:8

 Sean sobrios, y velen; porque su adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.”

Es un aviso que Dios nos da por medio de su profeta Pedro.  Es el mismo Pedro quien lo había negado tres veces, pero después que había visto a Jesucristo resucitado ya no tenía ni miedo ni dudas.

Lucas 8:9-10

“Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola?  Y él (Jesucristo) dijo: A ustedes les es dado conocer los misterios del reino de Dios;  pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan.”

A los discípulos les hablaba claramente, pero a los incrédulos y a los infieles les hablaba en parábolas, porque se les había endurecido el corazón.  En realidad, no querían entender.

Jeremías 5:20-22

“Anuncia esto en la casa de Jacob, y haz que esto se oiga en Judá, diciendo: Oiga ahora esto, pueblo necio y sin corazón, que tiene ojos y no ve, que tiene oídos y no oye: ¿A mí no me temen? dice Jehová. ¿No se amedrentan ante mí, que puse arena por término al mar, por ordenación eterna la cual no quebrantará? Se levantarán tempestades, mas no prevalecerán; bramarán sus ondas, mas no lo pasarán.”

Dios les dice a los israelitas por medio del profeta Jeremías que deben temerle.  Todos los incrédulos e infieles deben temer a Dios, porque va a enviarlos al infierno y al lago de fuego.

Mateo 13:14-15

“De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: ‘De oído oirás, y no entenderás; Y viendo verás, y no percibirás.  Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,
y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos…”

Cuando una persona se aleja demasiado de Dios, no puede oír su voz, no puede ver sus maravillas, ni puede aceptar la palabra de Dios.  Por eso la palabra de Dios dice:  “Busca al Señor mientras pueda ser encontrado.” – Isaías 55:6.

Ezequiel 12:2

 Hijo de hombre, tú habitas en medio de casa rebelde, los cuales tienen ojos para ver y no ven, tienen oídos para oír y no oyen, porque son casa rebelde.”

Dios le dijo esto al profeta Ezequiel.  Espiritualmente los judíos no podían ver ni oír porque eran rebeldes. Muchos de nosotros no vemos ni oímos por la misma razón.

¿Eres una de esas personas quienes no entienden?  ¿Tienes oídos y no oyes?  ¿Tienes ojos y no ves? ¿Crees en la evolución y no ves la creación de Dios? ¿Sabes que la evolución es imposible?

Un algo no puede provenir de la nada.  Si es necesario, pídele a Dios que te abre los ojos espirituales, que te destape los oídos, que te dé entendimiento, y que te dé una nueva manera de pensar.  ¿Sabes qué?  Si se lo pides sinceramente, él te responderá.

rlsalvation@sbcglobal.net                         rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com    thelivinglights.com   10 de Diciembre 2015

VOLVAMOS AL PRIMER AMOR

Volvamos al primer amor no significa que volvamos con la primera persona de quien nos enamoramos. Lo que sí significa es que volvamos a tener una relación personal con Dios como la teníamos antes que naciéramos. Su palabra dice que nos conocía antes que naciéramos. De la única manera que eso puede ser cierto es si estábamos con él antes de nacer.

Jeremías 1:4-5

 La palabra del Señor vino a mí (El profeta Jeremías):Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones.’”

Está bien claro que el profeta Jeremías existía antes de haber nacido físicamente aquí en la tierra.  El único lugar donde podría haber existido era con Dios.

Salmo 139:13-16

“Tú me creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre.  ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.  Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.”

Dios nos conocía antes que naciéramos, porque él nos estaba diseñando paso por paso.  Él conoce cada célula de nuestro cuerpo.

Apocalipsis 2:2-4

“Yo conozco tus obras,  y tu arduo trabajo  y paciencia;  y que no puedes soportar a los malos,  y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;  y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.  Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.”

Dios le dijo esto a una iglesia, pero nos lo está diciendo a nosotros también.  Esta iglesia había hecho buenas obras, pero se había olvidado de lo más importante – tener una relación personal con Dios. Dios pide lo mismo de nosotros – que tengamos una relación íntima y personal con él.  No nos pide que vayamos al punto más recóndito de la tierra, ni que les demos de comer a doscientos huérfanos – es bueno si lo hacemos, pero lo más importante es que volvamos a nuestro primer amor, que es amar a Dios. 

Juan 14:21-23

 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.  Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?  Respondió Jesús y le dijo:  El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.”

Esta escritura tiene varios puntos de importancia:  1.  Él sabe que lo amamos si guardamos sus mandamientos.  2. Si guardamos sus mandamientos Jesucristo y Dios Padre nos aman.  3. Si lo amamos él se nos manifestará.  4. Si lo amamos, la Divina Trinidad (Dios Padre, Jesucristo, el Espíritu Santo)  vive en nosotros.

Como Dios es nuestro Creador todos venimos de él, pero no todos volvemos a él.  Los que no creen en él, los que se alejan de él y los que jamás reciben a Jesucristo como su Señor y Salvador terminan en el lago de fuego quemándose y sufriendo eternamente.

Dios desea que volvamos a nuestro primer amor. Es decir,  amar a Jesucristo.  Si no sabes cómo volver a él, hazlo de esta manera;  arrepiéntete de tus pecados, pídele perdón a Dios, y recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Comienza a leer la biblia.  Asiste a una iglesia cristiana donde se enseñe directamente de la biblia.  Órale a Dios en todo y por todo.  Háblale a Dios en voz alta como si fuera tu mejor amigo, porque él quiere serlo.  Ingresa a un grupo de cristianos que oren frecuentemente.  Aprenderás mucho de ellos.

Si nunca has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, en toda sinceridad órale la siguiente oración a Dios en voz alta:  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor, perdóname y cúbreme con la sangre de Jesucristo. Yo creo y confieso que Jesucristo murió en la cruz y resucitó al tercer día para pagar por mis pecados.  Jesucristo,  te pido que seas mi Señor y Salvador y que el Espíritu Santo viva en mí.  Amén.”

Si hiciste esa oración, estás completamente limpio de todo pecado.  Vuelve a tu primer amor y haz lo mejor que puedas.  Harás errores porque no eres perfecto, pero Dios lo sabe, y a pesar de eso, te ama. ¡Felicitaciones!  Has cambiado tu destino del lago de fuego al cielo.

laluzviviente.com   thelivinglightscom   rlsalvation@sbcglobal.net

rlsalvation@gmail.com           3 de Diciembre 2015

JESÚS TIENE TODO PODER Y AUTORIDAD

Jesucristo tiene toda autoridad y poder sobre todo y todos.  Siendo que él es sabio, manso, y humilde utiliza su autoridad y poder cautelosamente y solamente cuando es absolutamente necesario. No abusa de su poder ni autoridad, porque es bondadoso y es amor.

Mateo 28:18-20

“Y Jesús se acercó (a sus discípulos) y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.  Por tanto, vayan, y hagan discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que les he mandado; y he aquí yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Jesús les aclaró que toda autoridad en el cielo y en la tierra se la había dado el Padre.  Él está sobre todo y todos, con la excepción del Padre.

1 Corintios 15:26-28

“Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.”

La escritura lo demuestra bastante bien que Cristo está bajo el Padre. Sin embargo, el Padre le dio poder y autoridad sobre todo y todos sin excepción.  No hay otra manera de llegar al Padre, sino por el Hijo Jesucristo (Juan 14:6).  Sin él no hay salvación.

Isaías 44:23-27

 Canten loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo; griten con júbilo, profundidades de la tierra; prorrumpan, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está; porque Jehová redimió a Jacob, y en Israel será glorificado. Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo; que deshago las señales de los adivinos, y enloquezco a los agoreros; que hago volver atrás a los sabios, y desvanezco su sabiduría. Yo, el que despierta la palabra de su siervo, y cumple el consejo de sus mensajeros; que dice a Jerusalén: Serás habitada; y a las ciudades de Judá: Reconstruidas serán, y sus ruinas reedificaré;  que dice a las profundidades: Séquense, y tus ríos haré secar.”

Siendo que el Señor tiene toda autoridad y el poder para hacerla cumplir, todo lo que tiene que hacer es hablar la palabra, y ésta se cumple.  Él dio la palabra y la creación se inició.

Juan 14:28

“Han oído que yo les he dicho: Voy, y vengo a ustedes. Si me amaran, se habrían regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo.”

Jesucristo les dijo esto a sus discípulos, porque sabía que pronto lo traicionarían, lo matarían, y resucitaría para ascender al cielo y estar a la derecha de su Padre (Marcos 16:19). Él es nuestro intercesor (Romanos 8:34).

El Padre le dio autoridad cuando lo convirtió en Redentor y Salvador de todo aquel que lo recibe como su Dios.  El Padre también le dio todo poder para que lo utilizara cuando fuera necesario.  Por ejemplo; si el diablo, los demonios o personas se rebelan contra Dios, Jesucristo tiene todo el poder para derrotarlos y destruirlos si es necesario.  Un ejemplo se encuentra en Mateo 26:51-53; donde uno de sus discípulos sacó su espada y Jesucristo le dijo: “Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?”

Aunque Jesucristo es omnipotente, él es manso lo que significa que tiene el poder bajo control. No abusa de su autoridad ni de su poder.  No los usa injustamente, porque él es amor.

rlsalvation@sbcglobal.net      rlsalvation@gmail.com

laluzviviente.com      thelivinglights.com      26 de Noviembre 2015

NO TENDRÁS OTROS DIOSES

(19 de Noviembre 2015)

El Dios de Abraham, Isaac e Israel – Jesucristo – es el Creador de todo lo que existió, existe y existirá en el futuro.  No hay otro dios ni dioses.  Los otros llamados dioses fueron inventados por el hombre.  Dios dice que él es celoso, y por eso no puede compartir su deidad ni su gloria con nada ni con nadie – son simplemente sus creaciones.

Éxodo 20:2-6

“Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.  No tendrás dioses ajenos delante de mí.  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.  No te inclinarás a ellas,  ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación  de los que me aborrecen,  y hago misericordia a millares,  a los que me aman y guardan mis mandamientos.”

¿Cómo podemos postrarnos delante de un ídolo que no tiene vida, que fue hecho de papel, madera, plástico o metal?  Yo sé que suena ridículo, pero hay millones de personas alrededor del mundo que lo hacen.  ¡Ojalá no seas uno de ellos!

Jeremías 35:15

“Y envié a ustedes todos mis siervos los profetas, desde temprano y sin cesar, para decirles: Vuelva ahora cada uno de su mal camino, y enmiende sus obras, y no vayan tras dioses ajenos para servirles, y vivirán en la tierra que les di a ustedes y a sus padres; mas no inclinaron su  oído, ni me oyeron.”

Dios por medio de sus profetas les dijo vez tras vez a los judíos que no tuvieran ídolos, pero continuaron haciéndolo.  Nos dice lo mismo por medio de su palabra – la biblia.  ¿Les estás orando a unos llamados santos, vírgenes o falsos dioses? Si lo estás haciendo, es tiempo que te arrepientas, a menos que tengas el deseo de pasar la eternidad sufriendo en el lago de fuego.

jeremías 25:6-7

“Y no vayan en pos de dioses ajenos, sirviéndoles y adorándoles, ni me provoquen a ira con la obra de sus manos; y no les haré mal.  Pero no me han oído, dice Jehová, para provocarme a ira con la obra de sus manos para su propio mal.”

Cuando adoramos cosas que hemos hecho, despertamos la ira de Dios contra nosotros.  ¿Cómo podemos adorar a una creación – una artesanía?

1 Corintio 10:19-22

“¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos?   Antes digo que lo que los gentiles sacrifican,  a los demonios lo sacrifican,  y no a Dios;  y no quiero que ustedes  sean partícipes con los demonios.  No pueden beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no pueden participar de la mesa del Señor,  y de la mesa de los demonios.   ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?”

El apóstol Pablo nos declara que cuando estamos adorando ídolos, estamos adorando a los demonios. Cuando le oramos a cualquier persona o cosa que no sea Dios, les estamos abriendo la puerta a los demonios para que entren a nuestras vidas.  Detrás de cada ídolo hay un demonio.  En 1 Pedro 5:8, el apóstol Pedro nos dice:  “Sean sobrios, y velen;  porque su adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.”

Tú puedes ser el que queda devorado si sigues a unos llamados dioses, santos o vírgenes.  Si has estado siguiendo a cualquier persona o cosa que no sea Jesucristo, ora así:  “Dios Padre, vengo a ti en el nombre de Jesucristo.  Si le he estado orando a un dios falso por favor, perdóname.  Y si, en realidad, eres Dios, dame una señal, porque yo quiero saber si eres verdadero.”  Órale a Dios esa oración para que te desengañes.  No tienes nada que perder y mucho que ganar.

1 Juan 5:21

En 1 Juan 5:21, el apóstol Juan, quien era el mejor amigo de Jesucristo, mientras éste estuvo aquí en la tierra, nos dice:  “Hijitos, guárdense de los ídolos. Amén.”

No se dirigía a los niños, sino a nosotros los seguidores de Jesucristo.  Todo aquel que ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador es hijo de Dios.

Si eres un creyente quien se ha alejado de Dios o una persona que jamás haya sido creyente, ven a Dios. Él desea bendecirte.  Primeramente, quiere darte vida eterna, y segundamente, desea bendecirte aquí en esta vida.  Lo único que puedes perder es el infierno, y lo que puedes ganar son las bendiciones de Dios.

rlsalvation@sbcglobal.net   rlsalvation@gmail.com    laluzviviente.com   thelivinglights

NINGUNA ARMA FORJADA CONTRA TI PROSPERARÁ

(12 de Noviembre 2015)

Ninguna arma forjada contra ti por el diablo o sus demonios prosperará.  ¿Eso significa que no tendrás ningún problema? ¡Claro que no!  Mientras vivas en esta vida vas a tener problemas. Algunos de ellos van a ser por tus propios errores, y otros por la culpa de otras personas.  En el único lugar donde no tendrás problemas es en el cielo.  De la única manera que llegarás allí es si recibes a Jesucristo en tu corazón como tu Señor y Salvador.

Efesios 6:10-13

“Por lo demás, hermanos míos, fortalézcanse en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vístanse de toda la armadura de Dios, para que puedan estar firmes contra las asechanzas del diablo.  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomen toda la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.”

Este pasaje te aclara que tu enemigo es el diablo, y que de la única manera que lo puedes derrotar es si te pones toda la armadura de Dios.  Ponerte toda la armadura de Dios significa recibir a Jesucristo como tu Señor y Salvador, arrepentirte de tus pecados, leer la biblia, aprender la palabra de Dios, vivir por fe – no por lo que ves, alabarlo, orarle, hacer su voluntad – no la tuya, vivir una vida recta, ser una persona pacífica, y derrotar al diablo clamando la palabra de Dios en fe como tu arma principal.

Isaías 54:17

 Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.”

No es una declaración que cubre a todo ser humano.  Esta promesa solamente es para los hijos de Dios.  No se refiere a que jamás tengas problemas.  Se refiere a los ataques del enemigo – el diablo.  No puedes derrotar al diablo ni a sus demonios con armas físicas, pero sí por medio de tu fe usando la palabra de Dios.

1 Juan 5:4-5

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.  ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

Por tu fe en la Divina Trinidad (Dios Padre, Jesucristo su Hijo, y el Espíritu Santo) puedes triunfar sobre el mundo y vencer a cualquier enemigo que venga contra ti.  Sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6), y es imposible tener victoria sobre el diablo y sus demonios.

La fe no te llegará automáticamente.  Tendrás que buscarla, perseguirla y ejercitarla.  ¿Bueno, pero cómo y dónde buscarás la fe?  Puedes obtenerla al:  leer la biblia, asistir a una iglesia cristiana donde se enseñe directamente de la biblia, clamar sus promesas, reunirte con otros cristianos,  al orarle a Dios. y al sentir la presencia de Dios.   Si lees Romanos 10:17 encontrarás que dice:  “Así  es que la fe viene por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

Santiago 4:7

“Sométanse, pues, a Dios; resistan al diablo, y éste huirá de ustedes.”

Santiago, el medio hermano de Jesucristo, te dice cómo puedes derrotar al diablo.  Si te sometes a Dios, y resistes la tentación, sea la que sea, el diablo te huirá. Tu problema puede ser que estás sometiéndote a la tentación en vez de someterte a Dios.   Dale un giro de 180 grados a la situación.

Puedes vencer cualquier pecado, tentación, circunstancia o adicción si le entregas tu vida a Dios.  El primer paso es que admitas que tienes un problema. Al hacerlo, te darás cuenta que necesitas ayuda.  Dios quiere y puede brindarte esa ayuda.  Abre tu corazón y recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Ya que, en realidad, la comprendas, en voz alta órale a Dios  la siguiente oración en toda sinceridad.

“Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Por favor, perdóname.  Creo y confieso que Jesucristo es tu Hijo, que sufrió,  murió en la cruz, y resucitó al tercer día para pagar por mis pecados.  Lo recibo como mi Señor y Salvador, y le pido al Espíritu Santo que viva en mí. Gracias, Padre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com     laluzviviente.com    thelivinglights.com

SI LA SAL PIERDE SU SABOR  (5 de Noviembre 2015)

Si la sal pierde su sabor, no se puede usar como especia, y si la luz pierde su fuente de energía, no ilumina.  Si una persona pierde su sueño, no logra mucho, porque ya no tiene el empuje inicial.  Si una persona llamada cristiana no está sirviendo a Dios, es como la sal que ha perdido su sabor o como una lámpara desconectada de la electricidad.

Mateo 5:13

“Ustedes son la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.”  Jesucristo no se refiere a la sal, sino a personas.  Si una persona le sirve a Dios por cinco años, pero entonces pierde el enfoque, cesa de servir a Dios, y Jesucristo ya no es prioridad para él, entonces se convierte en un ser inútil para Dios.

Mateo 5:14-15

 Ustedes son la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.  Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.” Claro que Jesucristo no se refiere a una lámpara, sino a una persona la cual no es luz para nadie. No debemos mantener nuestra salvación ni la palabra de Dios en silencio, sino dar testimonio dondequiera que estemos.  No deben existir cristianos en el ropero ni cristianos en secreto.

Santiago 1:22-24

 Pero sean hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándose a ustedes mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.”  Santiago, quien era medio hermano de Jesucristo, nos dice que si leemos la biblia, no la ponemos en práctica, e inmediatamente olvidamos lo que hemos leído, somos tan inútiles como la sal cuando ha perdido su sabor.

Romanos 2:13

“Porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados.” Es probable que hayas oído la palabra de Dios mil veces, pero si no has hecho nada con ella, Dios va a juzgarte.  Debemos vivirla.  No es suficiente saber de Dios, porque debemos tener una relación personal con él. 

Mateo 6:24

“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No puedes servir a Dios y a las riquezas.”  Lo que nos dice Jesucristo es que no podemos participar en el pecado del mundo, vivir como los incrédulos, hacer nuestra propia voluntad, y al mismo tiempo decir que somos cristianos. Es una cosa o la otra.  No podemos pecar como los incrédulos y tener salvación.

Para ser la sal de este mundo y la luz de Dios tenemos que vivir como hijos de Dios.  Vivimos en el mundo, pero no somos parte de él, porque nuestra ciudadanía está en el cielo. No somos perfectos, pero debemos vivir lo mejor que podamos según los principios de Dios.

 

Si has sido cristiano por años, pero jamás le has hablado a alguien de Dios, y no le has servido a Dios de ninguna manera, es tiempo que lo hagas.  No seas sal sin sabor, ni una lámpara desenchufada, sino sal con mucho sabor y una luz que alumbra fuertemente.

rlsalvation@sbcglobal.net    rlsalvation@gmail.com   laluzviviente.com    thelivinglights.com       5 de Noviembre 2015

 

PODEMOS SUPERAR  (29 de Octubre 2015)

¿Qué nos detiene de superarnos?  En la mayoría de los casos es nuestra mente.  Al engañarnos pensando que no podemos hacer algo, no podremos hacerlo aunque lo intentemos.  Es porque estamos derrotados antes de empezar.  Lo que nuestras mentes pueden concebir, lo podemos hacer.  Como dice el dicho inglés, “El cielo es el límite.”

Génesis 1:26

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”

Deberíamos superar toda circunstancia, porque Dios nos dio dominio sobre todo – sin excepciones. Adán y Eva fallaron en tomar dominio sobre la serpiente, y con mucha frecuencia nosotros fallamos en tomar dominio sobre nuestras vidas.

Romanos 8:37-39

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,  ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Lo que no nos permite que seamos más que vencedores es que nos separamos de Dios.  Por medio de él podemos vencer; aparte de él es difícil que logremos hacer algo que tenga valor eterno.

Macros 10:27

 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: ‘Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.’”

Para Dios todo es posible.  Si nos acercamos a él, todo se nos hace posible.  El problema es que tratamos de obrar por medio de nuestra propia inteligencia, sabiduría, fuerza y esfuerzos. Muchas veces fracasamos, porque Dios no estaba con nosotros.

Marcos 9:23

“Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.”

Si creemos que lo podemos hacer, lo podemos hacer, pero si no creemos que lo podemos hacer, no podemos hacerlo.  Para que podamos hacer lo que parezca imposible, tenemos que creer que lo podemos hacer, y que Dios sea parte de la ecuación.  A lo que es imposible, él lo hace posible.

1 Juan 5:4-5

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

Podemos superar al mundo y cualquier adversidad si tenemos fe en Jesucristo.  No podemos vencer al mundo, adversidades serias o a la muerte sin fe en Dios.

Juan 16:33

“Estas cosas les he hablado para que en mí (Jesucristo) tengan paz. En el mundo tendrán aflicción; pero confíen,  yo he vencido al mundo.”

Dios no nos promete un lecho de rosas, pero sí nos promete que estará con nosotros durante las adversidades.  Porque él ha derrotado al diablo, el odio, el miedo, la duda, la desobediencia, la venganza, el orgullo, el egoísmo, el dolor, la enfermedad,  y todo lo demás, nosotros podemos hacerlo también.

Si estás enfermo, en bancarrota, divorciado y triste, sin esperanzas, y te sientes completamente derrotado, anímate, porque hay luz al final del túnel.  Esa luz es Jesucristo.  Esto es lo que debes hacer:  1. Entrégale tu vida a Dios.  2. Piensa positivamente – viviendo por fe, no por lo que veas, 3. Pídele a Dios un milagro y espéralo.  4.  Atrévete a clamar tu milagro diariamente y dale las gracias a Dios por el antes que te llegue.  Eso es fe.  5. Recibe tu milagro y da testimonio.

rlsalvation@sbcglobal.net        rlsalvation@gmail.com      laluzviviente.com

EL AMOR PROVIENE DE DIOS  (22 de Octubre 2015)

El amor proviene de Dios, porque él es amor (1 Juan 4:8).  El odio proviene del diablo, porque él es malo (Mateo 6:13).  Si el amor de Dios vive en nosotros, debemos amarnos los unos a los otros (1 Juan 4:12).  Nuestra meta debe ser de imitar a Jesucristo al amar al prójimo así como Jesús nos amó y continúa amándonos (1 Corintios 11:1).

1 Juan 4:8

 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.”  Si somos cristianos y declaramos que conocemos y que amamos a Dios, tenemos que amar al prójimo.  Dios era, es, y siempre será amor, porque él es igual ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8).  No puede cambiar.  Si lo hiciera, no fuera Dios.

Santiago 1:17

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.” Dios Padre es el Padre de las luces y nosotros – los cristianos – somos esas luces.  El amor, las bendiciones, la unción, la santificación, la protección, y todo lo bueno que recibimos proceden de Dios.

Romanos 5:6-8

 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos (nosotros). Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.   Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”  Jesucristo nos ama tanto que aún antes que oráramos, nos arrepintiéramos, le pidiéramos perdón, y antes que lo recibiéramos como nuestro Señor y Salvador, dio su vida por nosotros.

Juan 3:15-17

“Para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”  Dios Padre nos ama tanto que mandó a su Hijo para que sufriera, muriera, y resucitara para pagar por nuestros pecados para que pudiéramos obtener nuestra salvación.  Lo único que tenemos que hacer es aceptar el sacrificio.  Eso es amor.

Levítico 19:18

 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.”  Este es un mandato que Dios nos da a nosotros.  Desea que nos amemos, que no le guardemos rencor a nadie, que no nos venguemos, que no critiquemos, que no seamos chismosos, y que no maltratemos a nadie, porque todos somos sus hijos.

Debemos vivir en amor, sin importar lo que nos hayan hecho.  Debemos perdonarlos y orar por ellos.  Pueden tener menos luz que nosotros.  Pueden haber tenido una infancia horrible o un pasado no muy favorable.  No podemos juzgarlos, porque no hemos pasado por sus experiencias. Dios nos dice:  “No juzgues y no serás juzgado.” – Lucas 6:37.

Cualquier religión que enseñe a odiar, que Dios gratificará al que mate a un incrédulo, que el sexo femenino es inferior, que tomen venganza o que no amemos a los demás no es de Dios. Esas son religiones falsasm hechas por el hombre – no por Dios.

Si este mensaje ha sido una bendición para ti, escríbeme a uno de los correos electrónicos.  Me encantaría saber si te gustó el mensaje, y en qué país vives.  No tienes que dar tu nombre.  No pondré tu nombre en ninguna lista.  ¡Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net       rlsalvation@gmail.com         laluzviviente.com

¿QUÉ ES IDOLATRÍA? (15 de Octubre 2015)

Según el diccionario, “El Pequeño Larousse Ilustrado,” idolatrar es:  “Adorar ídolos  o amar excesivamente a una persona o cosa.” En otras palabras, un ídolo puede ser una persona, un objeto, una filosofía, una doctrina o una creencia.  Se convierte en idolatría cuando uno le da demasiada importancia,  tiempo excesivo, o le otorga cantidades de dinero.

Tu ídolo es cualquier cosa que tú idolatres. Puede ser una persona, un deporte, una religión, una obsesión,  posesiones, dinero, fama, gloria, o cualquier otra cosa a la cual le des la máxima importancia.  Lo mejor es que Dios sea nuestro ídolo.  Él es el único quien merece ser admirado, alabado y adorado.

Desde luego que es bueno amar a tus seres queridos y que te gusten algunas cosas.  El peligro es que esas cosas o personas tengan más importancia para ti que Dios, porque eso es cuando se convierten en ídolos, y reemplazan a Dios en tu vida. En Éxodo 20:3-5, Dios nos dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí.  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra: no te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación, a los que me aborrecen.”

De hecho sabemos que los católicos adoran muchos ídolos – los llamados santos y vírgenes.  Dios mismo dice que los que adoran ídolos lo odian a él.  Si eres católico presta atención.  En la India adoran millones de dioses, pero no al Dios verdadero.  Dios dirá que lo odian.  No te confundas con los llamados dioses como Buda, Krishna, Mahoma, Alá o cualquier otra entidad a quien adoran.

Actualmente adoran a millones y millones de llamados dioses por todo el mundo, y eso es sin contar los de previas civilizaciones.  En realidad nadie sabe a cuantos llamados dioses adoran por todo el mundo.  Algunos adoran objetos, personas y hasta animales.  Es posible que pienses que tú no tienes ídolos.  Para saber si los tienes o no,  toma inventario de cómo gastas tu dinero, tu tiempo o tus esfuerzos.

Dios, hablándonos por medio del profeta Isaías, nos dice en Isaías 44:9-10:  “Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden. ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho?” Algunas imágenes hechas por el hombre son de papel, madera, plástico, piedra o de algún metal, pero no importan de que sean hechas, no tienen vida,  son inservibles y un insulto para Dios. 

Desde luego que solamente hay un Dios verdadero, y ese es el Dios de Abraham, Isaac e Israel – el Dios de los judíos.  En Juan 1:1-3, el apóstol Juan lo explica claramente:  “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Éste era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” Siendo que Jesucristo creó todo, entonces, si es que Buda, Krishna, Mahoma y Alá existieron fueron simplemente una creación.  Nada más, nada menos.

Jesucristo no deja lugar para ninguna duda cuando dice en Juan 14:6:  “Yo soy el camino, la verdad, y la vida.  Nadie viene al Padre, sino por mí”  Él es el Creador y el único que nos puede abrir los portales del cielo.  Si adoramos a cualquier otra persona o cosa que no sea Jesucristo, estamos sellando nuestra eternidad en el lago de fuego.

Si, por la razón que sea, jamás has aceptado a Jesucristo como tu Señor y Salvador, hazlo ahorita para que pases la eternidad con él.  No se trata de religión, sino de tener una relación personal con Dios.  Lee la oración siguiente y cuando la entiendas y, en realidad, la creas, órasela a Dios en voz alta.  Él te oirá, te perdonará tus pecados, te dará vida eterna, y te recibirá como uno de sus hijos.

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Por favor, perdóname.  Borra mis pecados con la sangre de tu Hijo Jesucristo ya que yo lo acepto como mi Señor y Salvador, porque creo y confieso que él sufrió, murió y resucitó para pagar por mis pecados.  Le pido al Espíritu Santo que viva en m¡ para que me acompañe, me guíe y me proteja.  Gracias, Dios Padre.  Amén.”

rlsalvation@sbcglobal.net              laluzviviente.com         thelivinglights.com

JESUCRISTO HIZO TODA CLASE DE MILAGROS

(8 de Octubre 201)

Durante su ministerio de tres años y medio Jesucristo hizo toda clase de milagros.  Los hizo por varias razones, tal como; hacer la voluntad del Padre, establecer su reino aquí en la tierra, darle saber al mundo que toda autoridad se le había dado a él, sanar a los enfermos, establecer una relación con los que lo necesitaban, enseñarles a sus discípulos por ejemplo, y para dejarnos el ejemplo de cómo vivir una vida cristiana.  Desea que tengamos el valor, la perseverancia, y la fe para que él pueda obrar por medio de nosotros.

Juan 21:24-25

“Este es aquel discípulo (Juan) que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas: y sabemos que su testimonio es verdadero.  Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, que si se escribiesen cada una por sí, ni aun en el mundo pienso que cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén.”

El apóstol Juan lo explica claramente que sólo unos pocos de los milagros que hizo Jesucristo fueron escritos en la biblia. Jesucristo hizo milagros cotidianamente por dondequiera que andaba con sus discípulos.

Juan 2:1-9

“Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.  Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Hagan todo lo que les diga. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Jesús les dijo: Llenen estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Saquen ahora, y llévenlo al maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo…”

Este fue el primer milagro de Jesucristo y fue uno de menor importancia, pero eso nos enseña que él se interesa en nuestros problemas cotidianos, sin importar que tan insignificantes sean. 

Juan 11:38-44

“Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. Dijo Jesús: Quiten la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque ha estado muerto cuatro días. Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!  Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desátenlo, y déjenlo ir…”

El resucitar a una persona que había estado muerta cuatro días es milagro de milagros.  Solamente Jesucristo puede hacer eso  y lo hizo.  Muchos muertos han resucitado mundialmente cuando alguien ha orado en fe para que Dios haga el milagro.  La biblia nos dice que sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6).

Juan 5:5-9

“Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.  Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?  Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo[a] aquel día.”

El hombre había estado cojo, inválido y no había podido ponerse de pie por treinta y ocho años, pero sin embargo Jesucristo lo sanó inmediatamente.  Si levantas tu nivel de fe, le llevas tu enfermedad a Dios, oras, y esperas el milagro, es muy posible que Jesucristo te sane de cualquier enfermedad. 

Juan 14:12

 De cierto, de cierto les digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.”

Sabemos que Jesucristo resucitó algunos muertos, y él dice que podemos hacer los milagros que él hizo, y aún mayores.  Sin embargo sabemos que no los podemos hacer por nuestra propia fuerza, inteligencia o sabiduría.  Solamente los podemos hacer en obediencia a Dios, con valor, y en fe.

Jesucristo no tan solo hizo milagros cuando vivió físicamente aquí en la tierra, sino que continúa haciéndolos sobrenaturalmente por medio de sus servidores.

Sin importar la importancia del milagro que necesites, Dios desea hacértelo. No pienses que es de menor importancia y que a Dios no le importa – si te importa a ti, le importa a Dios. No creas que tu milagro sea demasiado grande y que sería una imposibilidad. Para Dios todo es posible (Marcos 10:27).

rlsalvation@sbcglobal.net               laluzviviente.com          thelivinglights.com

 

PUEDES GANAR EL MUNDO  (24 de Septiembre 2015)

Si trabajas bastante y te concentras en sobresalir, es posible que te hagas rico, poderoso, popular y famoso.  Puedes ganar el mundo, pero no te sirve de nada si pierdes tu alma.  Este cuerpo y esta vida son temporales, pero tu alma vivirá eternamente. Siendo que tu alma es tú y que tú eres tu alma, ¿dónde pasarás la eternidad? ¿Será en el lago de fuego o será con Dios?

Mateo 6:33

“Por lo tanto, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.”

Jesús nos dice que si buscamos primero su reino que él suplirá todo lo que necesitemos. ¿Qué es ese todo? El empleo, la vivienda, la ropa, los alimentos, las relaciones humanas, la buena salud, protección, amor, y las necesidades cotidianas.  Desde luego que lo más importante es la salvación. Nadie nos la puede quitar.

1 Timoteo 4:8-9

“Porque el ejercicio corporal es poco provechoso, pero la piedad es provechosa para todo, pues cuenta con promesa para esta vida presente, y para la venidera.  Esta palabra es fiel, y digna de ser recibida por todos.”

El apóstol Pablo bien sabía que el ejercicio es provechoso para el cuerpo, pero que la piedad es mucho mejor, porque nos lleva a la vida eterna con nuestro Dios.

1 Reyes 3:7-13

“Ahora, Señor y Dios mío, tú me has puesto en el trono que ocupó mi padre David. Reconozco que soy muy joven, y que muchas veces no sé qué hacer.  Este siervo  tuyo se halla en medio del pueblo que tú escogiste, y que es tan numeroso que es imposible contarlo. Yo te pido que me des un corazón con  mucho entendimiento para gobernar a tu pueblo y para discernir entre lo bueno y lo malo. Porque ¿quién es capaz de gobernar a este pueblo tan grande?»  Al Señor le agradó la petición de Salomón.  Entonces le dijo:  «Puesto que me has pedido esto, y no una larga vida ni muchas riquezas, ni tampoco pediste vengarte de tus enemigos, sino que pediste  inteligencia para saber escuchar,  voy a hacer lo que me has pedido. Voy a darte un corazón sabio y sensible, como nadie lo ha tenido antes ni lo tendrá después de ti.  Además, voy a darte las cosas que no me pediste: Muchas riquezas y fama, a tal grado que, mientras vivas, no habrá ningún otro rey como tú.”

Porque Salomón no le pidió riquezas, fama, ni poder a Dios, Dios se complació y no solamente le dio sabiduría sino todo lo demás. 

Eclesiastés 1:13-14

“Me entregué de corazón a investigar y a estudiar minuciosamente todo lo que se hace bajo el cielo. Este penoso trabajo nos lo ha dado Dios, para que nos ocupemos de él.  Por lo tanto, escudriñé todo lo que se hace bajo el sol, y pude darme cuenta de que todo es vanidad y aflicción de espíritu.”  Eclesiastés 3:9 – “¿Qué provecho obtiene el que trabaja, de todos sus afanes?”

Salomón, el hombre más sabio que ha existido, se dio cuento que los placeres de este mundo son una cosa pasadera, mientras que la salvación – pasar la eternidad con Dios – es eterna e inapreciable. 

Marcos 8:36-37

Porque ¿de qué le sirve a uno ganarse todo el mundo, si pierde su alma?  ¿O qué puede dar uno a cambio de su alma?”  Son las palabras de Jesucristo.

El alma vive eternamente; ya sea en el lago de fuego o con en la presencia de Dios.  Tu cuerpo es simplemente el cascarón donde vive tu alma – el verdadero tú es tu alma.  Puedes decidir donde pasarás la eternidad.  Si te arrepientes, le pides perdón a Dios, le pides a Jesucristo que sea tu Señor y Salvador, y tratas de vivir una vida sana, has escogido pasar la eternidad con Dios.  Si no lo haces, has escogido sufrir con el diablo y sus demonios en el lago de fuego.  ¡La decisión es tuya!

Aprende de las cinco escrituras para que entiendas el corazón de Dios y cuál es su voluntad para tu vida.

Si te acercas a él primero, no tan sólo desea darte sabiduría sino todo lo demás que necesitas para vivir una vida de paz y armonía.  Recuerda que la vida no se trata de placeres, riquezas, fama o de popularidad, sino de hacer la voluntad de Dios. Todo lo demás te llega por añadidura.

rlsalvation@sbcglobal.com                             laluzviviente.com                    thelivinglights.com

TRES HOMBRES CRUCIFICADOS

(17 de Septiembre 2015)

Hace poco más de dos mil años que tres hombres fueron crucificados muriendo en  el mismo día.  Sus consecuencias fueron totalmente diferentes.  Dos de ellos eran culpables y habían pecado, pero el otro era completamente inocente y sin ningún pecado.

2 Pedro 3:9

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

El apóstol Pedro, quien había convivido con Jesucristo por tres años y medio, declara claramente que ni Dios Padre ni Jesucristo quieren que ninguna persona perezca sufriendo en el lago de fuego y alejada de Dios eternamente.

Romanos 5:8

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

El apóstol Pablo nos deja saber indudablemente cuánto nos ama Dios;  nos ama tanto que Jesucristo sufrió y murió por nosotros antes que nos arrepintamos, pidamos perdón, o que le pidamos a él que sea nuestro Señor y Salvador.  Todo lo que tenemos que hacer es recibir la salvación.  No podemos ganarla por medio de buenas obras; es gratuita.

Lucas 23:32

 Llevaban también con él (Jesucristo) a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos.”Lucas 23:39-43 – “Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: ‘Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros.’  Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ‘¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?  Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.’ Y le dijo a Jesús: ‘Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.’ Entonces Jesús le dijo: ‘De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.’”

Tres hombres fueron crucificados; dos justamente y uno injustamente.  Veamos la situación de los tres.  El que fue crucificado injustamente fue Jesucristo.  No solamente no había hecho nada mal, sino que jamás había pecado.  Era el perfecto Cordero de Dios.  Dio su vida para que tuviéramos salvación.  ¡Qué hecho tan fiel! Juan 3:16-18 – “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque  no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. ”

El criminal que blasfemó contra Jesucristo no era creyente, no se arrepintió, no le pidió a Dios Padre que lo perdonara, y no recibió a Jesucristo como su Señor y Salvador.  Según la palabra de Dios, la biblia, probablemente está en el infierno esperando el juicio final para ser  juzgado y ser trasladado al lago de fuego para que sufra quemándose eternamente.

El segundo criminal, el que le pidió a Jesucristo que se acordara de él cuando llegara a su reino, está en el cielo en la presencia de Dios.  Hay muchos puntos que considerar:  1. Tal vez jamás había ido a una iglesia.  2.  Es posible que nunca había orado.  3.  Sabía que había pecado y que había hecho el mal. 4.  Sabía que Jesucristo no merecía ser castigado.  5.  No había sido bautizado.  6.  Le pidió a Jesucristo que se acordara de él – que le diera salvación.  7. Jesús lo perdonó inmediatamente.  8. Merecía ser condenado, pero porque creyó en Jesucristo, ahora está en el cielo. 

Si piensas que Dios no te puede perdonar, que estás más allá de su alcance, que has cruzado la línea, y que no hay esperanzas para ti, este mensaje es el preciso para ti.  Si pensamos lógicamente sabemos que el criminal no merecía misericordia, pero nuestro Dios es amor, misericordia, positividad, compasión y bondad.  Él lo perdonó, y quiere hacer lo mismo contigo.

Si algunas personas, las que se creen más santas, sagradas y benditas que Dios, te han dicho que ya es demasiado tarde para ti, no les creas.  Dios te está esperando, porque te ama, y desea que te acerques a él.  ¿Qué hacer?  Arrepiéntete, pídele perdón a Dios Padre, y pídele a Jesucristo que sea tu Señor y Salvador.  Él borrará todos tus pecados, y quedarás limpio como si nunca hubieras pecado.  Te ayudará a convertirte en una persona nueva, según su voluntad.  ¡Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net                                    laluzviviente.com                    thelivinglights.com

SÓLO LOS QUE PERSISTEN

(10 de Septiembre 2015)

Muchos católicos y personas de otras religiones creen que entrarán al cielo automáticamente. Los católicos creen eso, porque pertenecen a su religión, y los otros porque han hecho buenas obras.  Piensan que el bien que han hecho es mayor que el mal que han hecho, y por eso se han ganado la salvación.  No hay religión ni bastantes buenas obras que nos puedan abrir los portales del cielo. 

Juan 6:28-29

 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?  Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que crean en el que él ha enviado.”

Jesucristo les dijo que ni la religión ni las buenas obras los podían salvar; tenían que creer en él.  Él sufrió, murió y resucitó para pagar por nuestros pecados.  Actualmente está a la derecha del Padre en el cielo haciendo intercesión por nosotros.

Juan 15:3-5

“Ya ustedes están limpios por la palabra que les he hablado.   Permanezcan en mí,  y yo en ustedes. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco ustedes, si no permanecen en mí.  Yo soy la vid, ustedes los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada pueden hacer.”

Lo que nos dice Jesucristo es que tenemos que permanecer en él hasta que muramos.  No podemos vivir como cristianos por cinco años y luego volver a pecar como antes.  Tenemos que persistir y perseverar hasta el final.  Cualquier obra que hagamos que no sea para el reino de Dios se quema, pero las que hagamos para su reino  sirven para que hagamos tesoros en el cielo (Mateo 6:19-20). 

2 Timoteo 2:5

“Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.”

Lo que nos dice el apóstol Pablo es que tenemos que vivir como cristianos según las reglas de Dios; no las nuestras.  Dios sabe que Jamás seremos perfectos, pero debemos intentar de hacer lo mejor que podamos. 

Hebreos 12:1

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.”

Pablo nos pide que le seamos fieles a Dios hasta que tomemos el último respiro en esta vida. Tenemos que persistir y perseverar si queremos llegar al cielo y pasar la eternidad con Dios.

2 Corintios 9:24-27

“¿No saben que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corran de tal manera que lo obtengan.  Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.  Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.”

En un concurso normalmente hay un ganador – un campeón.  Muchos que se llaman cristianos piensan que van a llegar al cielo, pero por su estilo de vida, no llegarán.  Van a terminar en el lago de fuego, mientras que los verdaderos cristianos van a pasar la eternidad con Dios.

Si eres cristiano, continúa en ese camino.  Si sabes que no eres cristiano  o si tienes duda de tu salvación, arrepiéntete, pídele a Dios Padre que te perdone, recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador, y pídele al Espíritu Santo que viva en ti.  Comienza a leer la biblia y asiste a una iglesia cristiana donde te enseñen directamente de la biblia.  Tienes  mucho que ganar:  Jesucristo, el cielo, y la salvación.  ¿Qué perderás?  El diablo, el infierno, y un sufrimiento eterno en el lago de fuego.  ¡Qué Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net                                    laluzviviente.com                    thelivinglights.com

 

ESTE MUNDO JAMÁS TENDRÁ FIN  (4 de Septiembre 2015)

Escribo este mensaje para esclarecer la confusión y darles reposo a las personas quienes piensan que en mundo llegará a su fin el 28 de Septiembre 2015.  El mundo jamás tendrá fin. Eso está clarísimo en la biblia.  Les daré varias escrituras para corroborar exactamente eso.

Eclesiastés 1:4

“Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece.”

El Rey Salomón, quien derivó la sabiduría de Dios, declara que el mundo permanecerá para siempre. En otras palabras, es eterno y jamás tendrá fin.  No crea lo que oiga por la televisión ni lo que lea en el internet.

Isaías 45:17-18

“Israel será salvo en Jehová con salvación eterna; no se avergüencen ni se afrenten, por todos los siglos, porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.”

Dios, hablando por medio de su profeta Isaías, nos dice claramente que creó la tierra para que sea habitada, y no para destruirla.  Así es que no la va a destruir el 28 de Septiembre 2015 ni por toda la eternidad.  Lo que sí va a suceder es que Jesucristo va a volver a este planeta para reinar de Jerusalén (Apocalipsis 20:1-7 y Lucas 1:32-33).

Salmo 93:1

“Jehová reina; se vistió de magnificencia; Jehová se vistió, se ciñó de poder. Afirmó también el mundo, y no se moverá.”

El salmista enfatiza que Dios estableció el mundo y que éste no se moverá,  En otras palabras, el mundo permanecerá – no  desaparecerá ni será destruido.  La palabra de Dios siempre se ha cumplido y siempre se cumplirá, porque Dios es igual ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8).

Salmo 96:10-11

“Dicen entre las naciones: Jehová reina.  También afirmó el mundo, no será conmovido; Juzgará a los pueblos en justicia.   Alégrense los cielos, y gócese la tierra; Brame el mar y su plenitud.”

Dios mismo dice que el mundo no será conmovido – el mundo es permanente, pero sí va a ser cambiado cuando Jesucristo venga de nuevo para reinar de Jerusalén.

Salmo 104:5

“Bendice, alma mía, a Jehová.  Jehová Dios mío, mucho te has engrandecido; te has vestido de gloria y de magnificencia.  El que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una cortina,  que establece sus aposentos entre las aguas,  el que pone las nubes por su carroza,  el que anda sobre las alas del viento;   el que hace a los vientos sus mensajeros,  y a las flamas de fuego sus ministros.  Él (Dios) fundó la tierra sobre sus cimientos; No será jamás removida.”

Dios fundó los cimientos de la tierra para que ésta fuera eterna.  El planeta siempre existirá.  Jamás tendrá fin.  Dios creó todo lo que existe – incluyéndonos a nosotros – para su gloria y placer.

En vez de preocuparnos si el mundo se acabará o no, debemos preocuparnos por nuestra alma.  La razón es que solamente hay dos lugares donde podamos pasar la eternidad; con Dios o con el diablo en el lago de fuego.  Si no te apetece pasar la eternidad crujiendo los dientes de puro dolor en el lago de fuego, arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  ¡Que nuestro Señor te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net                           laluzviviente.com                              thelivinglights.com

LA LUZ QUE ALUMBRA NO SERÁ EXTINGUIDA   (28 de Agosto 2015)

En lo natural la luz que alumbra puede ser extinguida, pero no en lo sobrenatural o en lo espiritual.  El mejor ejemplo es la vida de Jesucristo.  Sí, lo crucificaron, pero como resultado el cristianismo se ha desparramado por todo el mundo generación tras generación.

 1 Juan 1:5

 Este es el mensaje que hemos oído de él (Jesucristo), y se los anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.”

Son las palabras del apóstol Juan – el mejor amigo de Jesucristo mientras ambos vivían.  Jesucristo es la luz y esa luz jamás será extinguida.

Juan 8:12

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: ‘Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.’’’

Jesucristo mismo nos dice que si somos sus seguidores debemos andar en la luz, no en las tinieblas. Quiso decir que siguiéramos sus mandamientos, sus principios, la voluntad del Padre.

Mateo 5:14-16

 Ustedes son la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte  no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.  Así alumbre su luz  (la luz de ustedes) delante de los hombres, para que vean sus buenas obras, y glorifiquen a su Padre que está en los cielos.”

Nosotros los cristianos representamos la luz del Dios de Abraham, Isaac e Israel en este mundo. No hay otro Dios, ni exaltamos a nadie más.  No idolatramos el dinero, la fama  ni la posición social.  El manual que guía nuestras vidas es la biblia.

1 Juan 1:7

“Pero si andamos en luz, como él (Dios Padre) está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

Las promesas de Dios siempre tienen una condición.  La condición para que estemos en su luz eternamente es que caminemos en sus caminos, que hagamos su voluntad, que nos reunamos con otros cristianos, y que les hablemos de Dios a los que no han recibido a Jesucristo todavía como su Señor y Salvador.

EL CRISTIANO SIEMPRE ESTARÁ EN LA LUZ DE DIOS

Un verdadero seguidor de Jesucristo está en la luz de Dios aquí en la tierra, y cuando pasa a la otra vida estará en la presencia de Dios eternamente.  Ojalá esa persona sea usted.

LA PERSONA QUE NO SIGUE A JESUCRISTO

La persona que no sigue a Jesucristo puede ser rica, famosa, bien educada, bien aceptada por el público en general, exitosa, y ser muy influyente, pero en el más allá estará en la oscuridad. Mateo 13:41-43 lo declara así:   Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen  iniquidad,  y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.  Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga. “

¿Quiénes son los que sirven de tropiezo?  Es cualquier persona quien no ha aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador.  Si usted no quiere que su luz sea extinguida y no desea ser echado en el horno donde habrá llanto y el crujir de dientes, acepte a Jesucristo como su Dios.  Si esa es su situación, en toda sinceridad órele en voz alta la siguiente oración a Dios: “Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Por favor, perdóname.  Creo y confieso que Jesucristo es tu Hijo, que murió en la cruz para pagar por mis pecados, que resucitó de entre los muertos al tercer día, y que está a tu diestra haciendo intercesión por mí.  Lo recibo como mi Señor y Salvador, y le pido al Espíritu Santo que viva en mí.  Amén.”

Dios lo oyó.  Lea la biblia, busque una iglesia donde se enseñe la palabra de Dios directamente de la biblia, hágase amigo de otros cristianos, y órele a Dios diariamente.  No tiene que aprender nada de memoria – simplemente háblele a Dios.  ¡Dios lo bendiga!

laluzviviente.com                                       thelivinglights.com                  rlsalvation@sbcglobal.net

¿POR QUÉ ME AMARÍA DIOS?  (12 de Agosto 2015)

Suena un poco sencillo, pero sabiendo que has pecado, que le has fallado a mucha gente, y que le has fallado a Dios, puedes estar haciéndote la pregunta…¿por qué me amaría Dios? Es una buena pregunta que merece respuesta, y yo te la voy a dar.

Génesis 1:26

“Entonces dijo Dios (Dios Padre, Jesucristo, el Espíritu Santo): Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.”

Dios creó todo lo que existe (Juan 1:3).  Los humanos fueron los únicos creados conforme a su imagen.  Eres muy especial para él o no te hubiera creado en su imagen.  La razón de tu existir es que Dios te ama tal y como eres.

Juan 1:12

“Mas a todos los que le recibieron (a Jesucristo como Salvador), a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.”

Nadie viene al Padre, sino por el Hijo (Juan 14:6), y cuando lo hacemos nos da el privilegio de ser sus hijos.  Y porque Dios es tu padre te ama con un amor incondicional.  Si tienes o tuviste un padre terrenal quien te trató muy mal, no juzgues a Dios por lo que hizo tu papá.

1 Juan 4:7-8

“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.”

Dios es amor, y porque lo es, te ama a ti, pero ese amor no te sirve de nada si no lo aceptas, y si no amas a Dios.  Su amor es incondicional y tienes que recibirlo de esa manera. Tu amor hacia Dios tiene que ser incondicional también.  No debe depender si te hace milagros o si te colma de bendiciones.

Juan 3:15-17

“Para que todo aquel que en él (Jesucristo) cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”

¿Cuánto te ama Dios? Te ama de tal manera que le pidió a su Hijo que muriera por tus pecados. Jesucristo pagó por tus pecados para que pudieras pasar la eternidad con él.

Efesios 1:4-5

“Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos  predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.”

¿Cuánto te ama Dios?  Te ama a tal punto que te adoptó para que fueras su hijo/a.  Los hijos adoptados son muy especiales para sus padres y tú eres muy especial para Dios.

Romanos 8:29-30

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

¿Cuánto te ama Dios?  Te escogió para que fueras su hijo/a,  te justificó por el sacrificio que Jesucristo hizo en la cruz, y te glorificará en el cielo.

Ojalá hayas entendido cuanto te ama DiosEs un amor incondicional que no tiene nada que ver con que tan inteligente seas, cuanto talento tengas, que tan fuerte seas, que tan bien parecido/a seas o que tan simpático/a seas.  Pero sí tiene mucho que ver con si aceptas o no a Jesucristo como tu Señor y Salvador .  Si nunca lo has hecho, hazlo ahorita.  No hay mejor tiempo.  En toda sinceridad y humildad órale la siguiente oración a Dios:  “Padre Santo, me arrepiento de todos mis pecados.  Te pido que me perdones y me cubras con la sangre de tu Hijo Jesucristo.  Creo y confieso que él murió, resucitó al tercer día, y ascendió al cielo donde está a tu derecha haciendo intercesión por mí.  Recibo a la Divina Trinidad en mi vida, en mi alma, y en mi corazón.  Amén.”

¿Cuánto te ama Dios?  Te ama tanto que acaba de escribir tu nombre en “El Libro de la Vida del Cordero” en el cielo.  Eso significa que pasarás toda la eternidad con él, mientras que otros  la pasarán quemándose en el lago de fuego con el diablo.

Si este artículo te ha tocado, si te ha abierto los ojos, y si te ha ayudado, escríbeme un correo electrónico.  ¡Dios te bendiga!

rlsalvation@sbcglobal.net                                laluzviviente.com                      thelivinglights.com

¿ERES LADRÓN?  (6 de Agosto 2015)

¿Eres ladrón?  Tus primeros pensamientos y reacción probablemente son…”No soy ladrón.  Nunca he robado.”  Desgraciadamente puedes ser ladrón, ya sea que lo sepas o no.  La mayoría de nosotros nos hemos llevado un papel, una pluma o cualquier otro objeto pequeño del trabajo o de otro lugar sin permiso.  Como el objeto tenía muy poco valor, no lo consideramos un robo, pero eso es lo que es.

Puedes ser ladrón en los ojos de Dios, y, en realidad, su opinión es la única que cuenta.  Investiguemos su palabra para saber lo que dice.

Malaquías 3:8-11

“¿Robará el hombre a Dios? Pues ustedes me han  robado. Y dijeron: ¿En qué te hemos robado? En sus diezmos y ofrendas.  Malditos son con maldición, porque ustedes, la nación (Israel) toda, me ha robado. Traigan todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y pruébenme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no les abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.   Reprenderé también por ustedes al devorador (al diablo), y no les destruirá el fruto de la tierra, ni su viña en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. ”

Algunos puntos:  1. Estás robando a Dios si no das el diezmo y ofrendas.  El diezmo es 10% de lo que ganas que debes darle a la iglesia.  Una ofrenda es algo más allá del diezmo que das para que se haga la labor de Dios.  2.  Si no diezmas estás bajo una maldición.  3. Si diezmas, Dios rechaza al diablo de tu vida.  4. Si diezmas recibes bendiciones de Dios.

1 Pedro 4:10

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.”

Recibes muchos dones de Dios, pero el regalo más grande es la salvación.  SI no usas los talentos, los dones, tu inteligencia y tu sabiduría para hablarles a otros de Dios, los estás robando a ellos y a Dios también.

Mateo 25:14-30

 Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.  A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.  Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.  Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.  Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.   Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.  Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.   Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel;  sobre poco has sido fiel,  sobre mucho te pondré;  entra en el gozo de  tu señor. Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.  Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.  Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;  por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.  Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.  Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.  Quítenle, pues, el talento, y dénselo al que tiene diez talentos.  Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.  Y al siervo inútil échenlo en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” Se refiere al infierno y más tarde al  lago de fuego.

Un talento en esos días sería como medio millón de dólares hoy en día.  Sin embargo la parábola que Jesucristo dijo no se refería al dinero, sino a los talentos, habilidades, inteligencia, sabiduría y oportunidades que Dios nos da para servirle.  ¿Qué hacemos para servirle?  Si no utilizamos  eficazmente  lo que él nos ha dado, no solamente lo estamos robando a él, sino también  a los que necesitan  nuestra ayuda.  Eso nos convierte en ladrones.

Tú no eres isla, y el mundo no gira alrededor de ti.  En el día del juicio, Dios va a pedirte cuentas de todo lo que hiciste.  La pregunta es…¿qué has hecho con los talentos, habilidades,  sabiduría, inteligencia,  y oportunidades que Dios te ha dado? ¡Piensa en eso!

laluzviviente.com                              thelivinglights.com                  rlsalvation@sbcglobal.net

 

LA PAGA DEL PECADO ES LA MUERTE  (30 de Julio 2015)

El pecado es un crimen contra Dios que debe ser castigado con la muerte espiritual – eterna separación total de Dios.  Toda persona peca y merece pasar la eternidad sufriendo en el lago de fuego.  Sin embargo siendo que nuestro Dios es extremadamente misericordioso, compasivo, y piadoso, mandó a su Hijo Jesucristo para que pagara por nuestros pecados.  Lo que debemos hacer es aceptarlo.

Génesis 2:17

 Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Dios les dijo eso a Adán y Eva.  Lo desobedecieron, y así es como entró el pecado al mundo.  Todos estamos pagando por su desobediencia

Proverbio 11:19

“Como la justicia conduce a la vida,  así el que sigue el mal lo hace para su muerte.”

Seguimos el mal cuando perseguimos las cosas del mundo (dinero, posición, placeres, etc.), en vez de perseguir una vida justa que honra a Dios.

Ezequiel 18:4

“He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.”

Estas son las palabras de Dios por medio del profeta Ezequiel.  Se refiere a una muerte espiritual, no muerte física.  Morir espiritualmente es estar completamente separado de Dios eternamente. Eso significa que uno pasará la eternidad quemándose en el lago de fuego.

Romanos 3:23

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

Aquí no hay excepciones.  Todos pecamos y todos somos culpables ante los ojos de Dios.  No importa que tan buena persona seas o cuantas buenas obras hayas hecho, tú has pecado. y a menos que recibas a Jesucristo como tu Señor y Salvador, el infierno y más tarde el lago de fuego te esperan.

Romanos 6:22-23

“Mas ahora que han sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tienen por su fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.  Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Es lo que el apóstol Pablo les dijo a los romanos, pero nos aplica a nosotros también.  No importa como la pinte o la vea uno…la paga del pecado es la muerte espiritual.  Lo bueno es que podemos evitarla si recibimos el sacrificio que Jesucristo hizo por nosotros en la cruz.

Mateo 25:46

“Irán éstos (las personas que al morir no han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador) al castigo eterno (al infierno y más tarde serán trasladados al lago de fuego), y los justos a la vida eterna (a pasar la eternidad con Dios).

Las personas quienes no reciben a Jesucristo como su Señor y Salvador tendrán que pagar por sus propios pecados en el infierno y en el lago de fuego.

Romanos 6:16

“¿No saben que si se someten a alguien como esclavos para obedecerle, son esclavos de aquel a quien obedecen, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?”

Puedes escoger a quien vas a obedecer.  Puedes obedecer a Dios o al diablo. Si crees que estás haciendo lo tuyo, estás obedeciendo al diablo. O recibes a Jesucristo como tu Dios o lo rechazas.  No hay nada entre medio.  Si no lo aceptas, por la razón que sea, haz recibido al diablo y serás condenado. ¡La decisión está en tus manos!

Si no quieres ir al infierno o pasar la eternidad sufriendo en el lago de fuego, arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y recibe a Jesucristo en tu vida. Si deseas pasar la eternidad con Dios, órale la siguiente oración:

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Por favor, perdóname.  Confieso que Jesucristo sufrió, murió y resucitó de entre los muertos para pagar por mis pecados. Le pido que sea mi Señor y Salvador.  También te pido que permitas que el Espíritu Santo viva en mí para que me acompañe, me guíe y me proteja. ¡Gracias, Padre! Amén.”

Busca una iglesia cristiana donde enseñen directamente de la biblia.  Comienza a leer la biblia y a orarle a Dios.  El orar es hablarle.  ¡Dios te bendiga!

laluzviviente.com                                      thelivinglights.com                          rlsalvation@sbcglobal.net

 

DIOS DESEA SALVAR A LOS QUE ESTÁN PERDIDOS  (22 de Julio 2015)

No es la voluntad de Dios que algunos perezcan, que vayan al infierno, o que terminen en el lago de fuego.  Nos da innumerables oportunidades para que nos arrepintamos, para que vengamos a él, y para que seamos parte de su reino.  Sin embargo muchas personas prefieren la oscuridad, la desobediencia y el pecado sobre el reino de Dios.

 2 Pedro 3:9

“ El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente con nosotros, no deseando que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

Esto fue escrito por Pedro, uno de los discípulos que convivió tres años y medio con Jesucristo. Dios no quiere que ninguno se pierda, sino que tenga salvación.

Lucas 15:3-6

 Entonces él (Jesucristo)  les refirió esta parábola, diciendo:  ‘¿Qué hombre de ustedes, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?  Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso;  y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gocen  conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.’”

Esta parábola se refiere a cuánto Dios nos ama.  Cada uno de nosotros tiene una gran importancia para Dios. 

Lucas 15:8-10

“¿O qué mujer que tiene diez dracmas (el dinero que se usaba en esos días), si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?  Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: ‘Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.’ Así les digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.”

Cuando un pecador se arrepiente, Dios se regocija igualmente que todos los residentes del cielo (Lucas 15:7).

Marcos 2:16-17

 Y los escribas y los fariseos (los líderes religiosos), viéndole  (a Jesucristo) comer con los publicanos y con los pecadores, dijeron a los discípulos: ‘¿Qué es esto, que él come y bebe con los publicanos y pecadores? ’ Al oír esto Jesús, les dijo: ‘Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores.’”

Jesucristo no dejó ninguna duda que vino a salvar a los pecadores – las personas quienes no lo han recibido como su Señor y Salvador.  Si tú jamás has recibido en tu corazón a Jesucristo como tu Señor y Salvador, este es el perfecto momento para que lo hagas.

Romanos 5:8

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Jesucristo murió por nosotros.”

Esta escritura claramente comprueba que Dios nos ama incondicionalmente a cada uno de nosotros. Dios dio su vida por nosotros antes de que nos arrepintiéramos, de que nos acercáramos a él o de que dejáramos el pecado en el pasado.  No puede haber más grande prueba de amor.

Si, por la razón que sea, todavía no has aceptado a Jesucristo como tu Señor y Salvador, ahorita es el tiempo preciso para hacerlo.  De lo más profundo de tu ser, órale la siguiente oración a Dios:

“Dios Padre, soy pecador.  Me arrepiento de mis pecados.  Te pido que me perdones.  Declaro y confieso que Jesucristo sufrió, murió y resucitó para pagar por mis pecados. Le pido que sea mi Señor y Salvador, y que el Espíritu Santo viva en mí.  Gracias, Dios Padre.  Amén.”

laluzviviente.com                      thalivinlglights.com                rlsalvation@sbcglobal.net

 

LA PALABRA DE DIOS  (15 de Julio 2015)

Últimamente están escudriñando, criticando y descartando la palabra de Dios como si fuera una compilación de libros escritos por hombres con una agenda específica.  ¿Sabes qué?  Sí tenían una agenda específica, la que les fue dada por el Espíritu Santo.  Su misión era de diseminar el evangelio – las buenas noticias – por todo el mundo.  Nosotros tenemos la misma misión.

Juan 1:1-4

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.  Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.  En él (Jesucristo) estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.”

En caso que no entiendas esta escritura, nos dice claramente que Jesucristo es la Palabra Viviente de Dios.  Este libro fue escrito por el apóstol Juan el mejor amigo de Jesucristo. Eso significa que Jesucristo es la biblia viviente y que la biblia es Jesucristo en escritura. 

2 Timoteo 3:16

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, y para instruir en justicia.”

Toda escritura le fue dada a los profetas por el Espíritu Santo.  No escribieron porque tenían su propia agenda o porque el rey los obligó.  Escribieron precisa y exactamente lo que Dios Padre quería que escribieran.

Juan 6:63

“El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo (Jesucristo) les he hablado son espíritu y son vida.”

La palabra de Dios tiene vida y poder, y si la utilizamos correctamente puede ser muy eficaz.  Por ejemplo; podemos rechazar, refutar, reprender y derrotar al diablo con ella.  El diablo tiene que huir de nosotros (Santiago 4:7); nosotros no tenemos que huir de él

Hebreos 4:12

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

El apóstol Pablo nos dice que tan poderosa y eficaz es la palabra de Dios.  La mayoría de nosotros no sabemos cómo vivirla o cómo ponerla en práctica correctamente. Jesucristo nos dice que los milagros que él hizo nosotros también los podemos hacer,  y aún más grandes (Juan 14:12).  Pero eso no puede suceder a menos que estemos viviendo una sana vida cristiana, que sepamos su palabra, y que sepamos cómo usarla adecuadamente.

Mateo 24:35

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras (las palabras de Jesucristo) no pasarán.”

Estas son las propias palabras de Jesucristo, la palabra viviente, el mismo Dios encarnado. La biblia es la palabra de Dios, y todas las profecías mencionadas que no se han cumplido, se cumplirán en el cercano futuro.  Dos de las profecías más importantes son:  1. Los que no acepten a Jesucristo como su Señor y Salvador pasarán la eternidad en el lago de fuego.

2.  Jesucristo volverá (su segunda venida) por sus seguidores para que pasemos la eternidad con él.  Sus seguidores son los que lo han aceptado como su Señor y Salvador, y que han tratado de vivir una vida justa y sana. Todas las señales indican que esa segunda venida puede suceder en cualquier momento.

Juan 8:51

“De cierto, de cierto (yo Jesucristo) les digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte.”

Jesucristo lo hizo bien claro para que no nos confundamos.  Se refería a una muerte espiritual, no a la muerte física.  Si guardamos su palabra, tenemos salvación, pero si no, no la tenemos.  En ese caso terminamos sufriendo eternamente en el lago de fuego.

En su palabra, Dios nos da la opción de recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, o de rechazarlo.  Si deseas pasar la eternidad con Dios, arrepiéntete de tus pecados, pídele perdón a Dios, recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador, y trata de dejar toda clase de pecado en el pasado. Si no haces nada, automáticamente has escogido al diablo como tu dios.  Eso te llevará al infierno y más tarde al lago de fuego.  ¡La decisión es tuya!

 

laluzviviente.com                  thelivinglights.com             rlsalvation@sbcglobal.net

NO HAY OTRO DIOS  (9 de Julio 2015)

La biblia – la palabra de Dios – (2 Timoteo 3:16) claramente declara que no hay otro Dios, sino el de Abraham, Isaac e Israel.  El Dios quien resucitó a su propio hijo Jesucristo al tercer día de entre los muertos.

Éxodo 20:1-5

“Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:  ‘Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.  No tendrás dioses ajenos delante de mí.  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.’ ”

Dios mismo declara y aclara que él es el verdadero y único Dios y que no hay otro.  Cualquier otra cosa o persona es simplemente falsa.  Por los siglos la gente ha adorado a dioses inventados, pero en realidad eran simplemente  falsas invenciones de la mente humana.  Desafortunadamente alrededor del mundo todavía existen personas quienes siguen adorando a las imágines que tienen ojos pero no ven, tienen oídos pero no oyen, tienen boca pero no hablan, tienen piernas pero no caminan, y tienen cabezas pero no tienen vida – nunca la tuvieron.

Éxodo 34:14

“Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.”

Desde luego que no hay otro Dios, pero como la imaginación de la gente no tiene límites, inventan miles y miles de dioses.  La gente en la India adora a miles de dioses, que, en realidad, no son dioses.

Salmo 81:9

“No habrá en ti dios ajeno, ni te inclinarás a dios extraño.”

Esto es lo que Dios les dijo a los israelitas – su pueblo escogido.  Nos dice a nosotros exactamente lo mismo.  Si adoramos a cualquier otra cosa o a otro llamado dios, lo estamos insultando gravemente.

Jeremías 25:6

“no vayan en pos de dioses ajenos, sirviéndoles y adorándoles, ni me provoquen a ira con la obra de sus manos; y no les haré mal.”

Los otros llamados dioses son productos de mentes depravadas – un insulto para Dios.

 Isaías 42:8

“Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.”

Ojalá las personas quienes adoran ídolos inútiles lean este mensaje,  Cuando adoramos ídolos, insultamos a Dios.  Él desea que tengamos una relación personal con él.

Éxodo 20:23

 No hagas dioses que estén a mi lado; ni te hagas dioses de plata o de oro.”

Claramente Dios nos pide que no nos hagamos ídolos de ningún material, mucho menos que los alabemos o los adoremos.

 Deuteronomio 5:7

“No tendrás dioses ajenos delante de mí.”  Esta escritura lo dice todo.

Si les estás orando a otros llamados dioses o a ídolos tal como una virgen, un llamado santo, o a cualquier otra cosa, vas a terminar en el infierno. Si, por la razón que sea, no conoces al Dios verdadero – el Dios de Abraham, Isaac e Israel, este es el tiempo perfecto para que lo conozcas.

Dios te oirá si le oras la siguiente oración:

“Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.   ¡Por favor, perdóname! Yo creo y confieso que Jesucristo es Dios, que murió en la cruz por mis pecados, pero que resucitó al tercer día, y que ahora está en el cielo haciendo intercesión por mí.  Yo le pido que sea mi Señor y Salvador, y al Espíritu Santo que viva en mí para que me guíe y me proteja.  Amén.”

Ahora eres hijo/hija de Dios.  Busca una buena iglesia cristiana con un buen pastor donde se enseñe la palabra de Dios directamente de la biblia.  Asegúrate que estén ocurriendo milagros, porque la palabra de Dios es poderosa.  ¡Dios te bendiga!

laluzviviente.com             thelivinglights.com            rlsalvation@sbcglobal.net

MI PARIENTE REDENTOR JESUCRISTO  (4 de Julio 2015)

Si no has leído la biblia probablemente no tengas una idea de lo que es el pariente redentor. En los días bíblicos,  según el Pentateuco (los primeros cinco libros de la biblia), el pariente redentor era el pariente más cercano quien tenía el derecho, el privilegio y la responsabilidad de rescatar a un pariente quien, por la razón que fuera,  se encontraba en problemas o tenía una necesidad.

Levítico 25:23-25

“La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es (dice Dios); pues ustedes forasteros y extranjeros son para conmigo. Por tanto, en toda la tierra de su posesión otorgarán rescate a la tierra. Cuando tu hermano empobrezca, y venda algo de su posesión, entonces su pariente más próximo vendrá y rescatará lo que su hermano haya vendido.”

Esto es lo que Dios les dijo a los israelitas por medio de su profeta Moisés.  El pariente redentor tenía el derecho y la autorización de poderle rescatar la propiedad vendida, perdida o confiscada a su pariente.

Rut 4:1-6

“Booz subió a la puerta y se sentó allí; y he aquí pasaba aquel pariente de quien Booz había hablado, y le dijo: Eh, fulano, ven acá y siéntate. Y él vino y se sentó.  Entonces él tomó a diez varones de los ancianos de la ciudad, y dijo: Siéntense aquí. Y ellos se sentaron. Luego dijo al pariente: Noemí, que ha vuelto del campo de Moab, vende una parte de las tierras que tuvo nuestro hermano Elimelec. Y yo decidí hacértelo saber, y decirte que la compres en presencia de los que están aquí sentados, y de los ancianos de mi pueblo. Si tú quieres redimir, redime; y si no quieres redimir, decláramelo para que yo lo sepa; porque no hay otro que redima sino tú, y yo después de ti. Y él respondió: Yo redimiré. Entonces replicó Booz: El mismo día que compres las tierras de mano de Noemí, debes tomar también a Rut la moabita, mujer del difunto, para que restaures el nombre del muerto sobre su posesión. Y respondió el pariente: No puedo redimir para mí, no sea que dañe mi heredad. Redime tú, usando de mi derecho, porque yo no podré redimir.”

Noemí era la suegra de Rut.  Los esposos de ambas mujeres habían fallecido, y ellas estaban desamparadas.  Noemí tenía un pariente redentor -  Booz –  un hombre rico, quien decidió poner en práctica su opción de pariente redentor para rescatar a Noemí y a su nuera Rut.  Tomó a Ruth como esposa y tuvieron familia.

Éxodo 6:6-8

“Por tanto, dirás a los hijos de Israel: Yo soy Jehová; y yo los sacaré de debajo de las tareas pesadas de Egipto, y los libraré de su servidumbre, y los redimiré con brazo extendido, y con juicios grandes; y los tomaré por mi pueblo y seré su Dios; y ustedes sabrán que yo soy Jehová su Dios, que los sacó de debajo de las tareas pesadas de Egipto. Y los meteré en la tierra por la cual alcé mi mano jurando que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo se la daré por heredad. Yo soy Jehová”.

Dios les dijo esto a los israelitas por medio de Moisés su líder.  Eran sus hijos.  Por eso él – Dios – era el pariente redentor de ellos. Los redimió del pecado, de su rebeldía, y de la esclavitud que sufrían en Egipto.  Si nosotros recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, él mismo se convierte en nuestro pariente redentor.  ¿Te gustaría que Jesucristo fuera tu pariente más cercano?  Eso no puede suceder en lo físico, pero en lo espiritual, desde luego que sí. 

Lucas 1:68-70

“Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo, y nos levantó un poderoso Salvador (Jesucristo) en la casa de David su siervo, como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio.”

No tan sólo Dios redimió a Israel, sino a cada persona que se arrepiente, le pide perdón y se acerca a él.  Cuando todavía estábamos o estamos en el pecado, Jesucristo ya había muerto por nosotros (Romanos 5:8).  Si, por la razón que sea, no le has pedido a Jesucristo que sea tu pariente redentor, debes hacerlo para que perdone todos tus pecados.  Órale a Dios la oración siguiente en sinceridad:  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Te pido que me perdones.  Yo creo que Jesucristo es tu hijo, que sufrió y murió para pagar por mis pecados, y que resucitó al tercer día en victoria.  Lo hago Señor y Salvador de mi vida y le pido al Espíritu Santo que viva en mí.  Oro, confieso, y pido todo esto en el nombre glorioso de Jesucristo.  Amén.”

Busca una iglesia cristiana donde enseñen la palabra de Dios directamente de la biblia. La filosofía, los pensamientos, las ideas, las emociones y las reglas del pastor no te sirven.  Lo que necesitas es la palabra de Dios.  ¡Dios te bendiga!

laluzviviente.com                thelivinglights.com              rlsalvation@sbcglobal.net

 

EDIFICA SOBRE ROCA SÓLIDA  (27 de Junio 2015)

Cualquier constructor sabe que edificar sobre arena, tierra suelta, tierra movediza o terreno inestable puede traer resultados desastrosos.  Cualquier estructura debe ser construida sobre cimientos firmes.  Éstos le permiten que resista vientos potentes, inundaciones, terremotos, tormentas, y cualquier otro peligro que ocurra.

Dios desea que edifiquemos nuestras vidas sobre un cimiento firme, el cual es su palabra – que como bien sabemos, la palabra viviente es Jesucristo.

Mateo 7:24-27

 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.  Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.”

Jesús es el que dice la parábola; el significado verdadero es que la persona que vive su vida según los principios de Dios tendrá vida eterna, pero el que vive según los principios mundanos terminará sufriendo en el lago de fuego.  Es insensato por no recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador.

Lucas 6:47-48

“Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, les indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.”

Jesús les dice a sus seguidores que deben edificar sus vidas según sus palabras, mandamientos, estatutos, y la voluntad del Padre.  Si cumplimos con eso, nada podrá desestabilizarnos ni derrotarnos.  Si leemos y estudiamos la biblia encontramos que la batalla le pertenece al Señor (2 Crónicas 20:15), la victoria también es para él (Proverbio 21:3), y él es el que toma la venganza (Romanos 12:9) – no nosotros.

2 Samuel 22:2-3

“ Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste.”

Son las palabras que el rey David le oró a Dios.  Tenía una relación personal con él.  Su vida estaba fundada en esa relación.  Todos nosotros necesitamos tener la misma clase de relación con el Creador – él es nuestra Roca.

1 Samuel 2:2

“No  hay santo como Jehová; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro.”  Esto es lo que Ana, la madre de Samuel el profeta, le dijo a Dios después de haberle entregado al niño (Samuel) para que sirviera a Dios.

Su roca es el Señor, y él debe ser nuestra roca también.  No hay otro nombre bajo el cual podamos recibir salvación (Hechos 4:12), y no hay ninguna otra entidad que se pueda comparar con Jesucristo aparte de Dios Padre y el espíritu Santo.

laluzviviente.com         thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

EL NOMBRE DE JESÚS  (21 de Junio 2015)

El nombre de Jesús está sobre todo nombre – Filipenses 2:9-10 – y es muy especial por muchas razones.  En este mensaje voy a enumerar algunas de ellas para que en el futuro lo puedas apreciar más y más.  Sinceramente espero que si todavía no has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, que lo hagas; si eres judío, recíbelo como tu Mesías.

Génesis 1:1-5

“Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.  La tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas cubrían  la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Y dijo Dios: ‘¡Que haya luz!’ Y hubo luz.   Y vio Dios que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas;  a la luz, Dios la llamó “Día”, y a las tinieblas las llamó “Noche”. Cayó la tarde, y llegó la mañana. Ése fue el día primero.”

Podemos ver claramente que Jesucristo es el Creador.  Él creó todo, y sin él nada de lo que fue creado fue hecho (Juan 1:3).  Somos parte de su creación.

Mateo 28:18-19

“Jesús se acercó y les dijo (a sus discípulos): ‘Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.  Por tanto, vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.’”

Jesucristo tiene poder sobre todo y todos.  Eso incluye al diablo/a sus demonios, la muerte, las enfermedades, la salvación, la condenación, los vientos, el mar, las tormentas y todo lo demás.  Él mismo resucitó de entre los muertos.  Es soberano con la bendición de su Padre.

Isaías 6:1-7

“En el año que murió el rey Uzías, yo vi al Señor sentado sobre un trono alto y sublime. El borde de su manto cubría el templo.  Dos serafines permanecían por encima de él, y cada uno de ellos tenía seis alas; con dos se cubrían el rostro, con dos se cubrían los pies, y con dos volaban.   Uno de ellos clamaba al otro y le decía: ‘ ¡Santo, santo, santo, es el Señor de los ejércitos! ¡Toda la tierra está llena de su gloria!’ La voz del que clamaba hizo que el umbral de las puertas se estremeciera, y el templo se llenó de humo. Entonces dije yo:  ‘¡Ay de mí! ¡Soy hombre muerto! ¡Mis ojos han visto al Rey, el Señor de los ejércitos, aun cuando soy un hombre de labios impuros y habito en medio de un pueblo de labios también impuros!’  Entonces uno de los serafines voló hacia mí. En su mano llevaba un carbón encendido, que había tomado del altar con unas tenazas. Con ese carbón tocó mi boca, y dijo:  ‘Con este carbón he tocado tus labios, para remover tu culpa y perdonar tu pecado.’”

El profeta Isaías vio a Jesucristo en su trono celestial.  Hasta los ángeles lo adoran, porque él es santo, bendito y sagrado.  Las únicas otras entidades que se pueden comparar con él son Dios Padre y el Espíritu Santo.  La Divina Trinidad consiste del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

Jesús Vivió Una Vida Sin Pecado

1 Juan 3:5 – “sabes que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.”

1 Pedro 1:18-19 – “sabiendo que fueron rescatados de su vana  manera de vivir, la cual recibieron  de sus padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,  sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,.”

1 Pedro 2:22 – “ (Jesucristo) el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;”

2 Corintios 5:21 – “Al que no conoció pecado (Jesucristo) , por nosotros  (Dios Padre) lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”

Hebreos 4:15 – “ Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.”

Por estas cinco escrituras puedes ver claramente que Jesucristo vivió una vida fuera del pecado. Si hubiera pecado, no podría redimirnos del pecado.  Un pecador no puede redimir a otro pecador.  Eso incluye a los líderes de religiones o iglesias, porque ellos han pecado también.

Juan 14:6

Jesús le dijo a Tomás, uno de sus doce discípulos:  “ Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

En ningún otro nombre podemos recibir salvación.  Jesucristo fue el único que vivió una vida sin pecar, que derramó su sangre por nosotros,  que resucitó de entre los muertos, y que ascendió al cielo.  En su nombre y por su sangre quedamos limpios de todo pecado.

Romanos 14:11

“Porque  escrito está:   Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,
Y toda lengua confesará a Dios.”

En el Día del Juicio todo incrédulo confesará que Jesucristo es Dios, pero será demasiado tarde.  Van a ser juzgados por Jesucristo y el veredicto será…culpables.  Culpables porque jamás recibieron a Jesucristo como su Señor y Salvador.

Hay mucho en el nombre Jesús; solamente mencioné su creatividad, soberanía, santidad, que vivió fuera del pecado, que sólo podemos ser salvos por su nombre, y que él juzgará a todo incrédulo.  Su nombre encierra mucho más.  Ningún ser humano sabe la magnitud de lo que significa su nombre o su persona.

laluzviviente.com        thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

VAMOS DE PASO  (4 de Junio 2015)

Aunque la gente se aferra a esta vida como si fuera la única, hay una mucho más importante. El propósito de esta vida es de prepararnos para la infinita, la cual viene inmediatamente después que ésta termine.  Ya sea que la persona lo cree o no, hay otra vida después de esta física que todos conocemos.

1 Crónicas 29:15

 Porque nosotros, extranjeros y forasteros somos delante de ti, como todos nuestros padres; y nuestros días sobre la tierra son como una sombra, y sin esperanza.”

El rey David le oró la previa oración a Dios.  Declaraba que él y su gente eran extranjeros y forasteros en la tierra, porque sus verdaderos hogares estaban en el cielo.  Nuestro vida en la tierra es una etapa de transición.  La relación que tengamos o no tengamos con Dios será la decisiva para nuestra vida eterna.

1 Pedro 2:11

 Amados, yo les ruego como extranjeros y peregrinos, que se abstengan de los deseos carnales que batallan contra el alma.”

Un extranjero es una persona de otro país, y un peregrino es una persona que va de pasada.  El apóstol Pedro se refería a los judíos como extranjeros y peregrinos, porque su destino final era el cielo.  Simplemente iban pasando por este mundo igualmente que nosotros.  Nuestro destino final depende de nuestra decisión – si aceptamos a Jesucristo como nuestro Salvador o no.

Hebreos 11:13-14

“Conforme a la fe murieron todos éstos  (los judíos patriarcas – Abraham, Isaac, Jacob y sus descendientes)  sin haber recibido lo prometido (la venida de Jesucristo – su Salvador y la salvación de sus almas),  sino mirándolo de lejos,  y creyéndolo,  y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria (esa patria para ellos era el cielo).”

Los patriarcas judíos y muchos de sus descendientes creían, sabían y confesaban que eran extranjeros y peregrinos en este mundo, y que su destino final era pasar la eternidad con Dios. Dios desea que pasemos la eternidad con él, pero no nos obliga  – nosotros tenemos que tomar esa decisión.

Filipenses 3:20-21

“Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.”

Según el apóstol Pablo, quien fue inspirado por Jesucristo y guiado por el Espíritu Santo, somos ciudadanos del cielo.  Allí nos espera nuestro verdadero hogar.

Te di cuatro escrituras las cuales nos aclaran que simplemente vamos de pasada por esta vida , pero la parte más importante es …¿cuál será nuestro destino final? Tal vez lo sepas o no, pero solamente hay dos lugares donde podemos pasar la eternidad – el cielo y el infierno.  Éste es un lugar temporal de tormenta.  Después del juicio final, las almas – las que no tienen salvación – son sacadas del infierno y enviadas al lago de fuego para que pasen la eternidad sufriendo en el intenso fuego.  ¿Serás una de esas almas?  ¡Esperamos que no!

Puedes evitar el infierno y el lago de fuego si te conviertes en seguidor de Jesucristo.  No hablo de religión, sino de una relación personal con Dios.  Ninguna religión te da salvación ni te lleva al cielo.

El primer paso que debes tomar es recibir a Jesucristo en tu corazón como tu Señor y Salvador.  Si nunca lo has hecho, hazlo ahorita.  No hay mejor tiempo.  Puedes iniciar una relación personal con Dios al orarle la siguiente oración en sinceridad.  “Dios Padre, me arrepiento de todos mis pecados.  Te pido que me perdones, ya que le pido a Jesucristo que sea mi Señor y Salvador, y al Espíritu Santo que viva en mí para que me guíe y me proteja.  Por favor, ayúdame a hacer tu voluntad y no la mía.  Amén.”

Busca una buena iglesia cristiana donde enseñen la palabra de Dios directamente de la biblia, donde estén sucediendo milagros, y donde se mueva el Espíritu Santo.  Lee mi página semanalmente. La

actualizo todos los jueves.   ¡Si lo haces, te ayudará!  ¡Dios te bendiga!

              laluzviviente.com      thelivinglights.com      rlsalvation@sbcglobal.net

CREE LA PALABRA DE DIOS  (28 de Mayo 2015)

Hay muchas razones por las cuales algunos no creen en la palabra de Dios.  Esas razones no pueden tener mérito, pero la gente las cree.  Sin embargo si la gente lee la biblia, medita en ella, y le ora a Dios, es muy probable que termine creyendo en Dios y en su palabra.

2 Timoteo 3:16-17

“Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia, para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente instruido para toda buena obra.”

De hecho, las escrituras fueron escritas por profetas quienes fueron inspirados y dirigidos por el Espíritu Santo.  La única manera de hacer la voluntad de Dios es si seguimos sus reglas, instrucciones y mandamientos que están escritos en la biblia.

Mateo 4:4

“Mas él (Jesucristo) respondiendo, dijo: Escrito está: No con solo el pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios.” Eso fue lo que le respondió Jesucristo al diablo cuando éste trataba de tentarlo – de hacerlo pecar.

Jesucristo lo hizo bien claro que debemos vivir según cada palabra que procede de la boca de Dios. Esas palabras fueron grabadas en la biblia por los profetas.  Nuestro deber es de leer la biblia y cumplir con la voluntad de Dios.

Juan 10:36-38

“¿A quien el Padre santificó y envió al mundo, dicen ustedes: Ustedes blasfeman, porque dije: Hijo de Dios soy?  Si no hago obras de mi Padre, no me creen. Mas si las hago, aunque a mí no crean, crean a las obras; para que conozcan y crean que el Padre está en mí, y yo en el Padre.”

Jesucristo les dijo a los líderes religiosos que si no le creían que él era el que decía que era – el Hijo de Dios – que creyeran por sus obras (los milagros que hacía).  Es igual para nosotros – si no creemos en él por los milagros que hizo en los días bíblicos, debemos creer por los que hace actualmente.  Mucha gente ha recibido, está recibiendo, y va a recibir milagros en el futuro.

Cree por las señales

Joel 2:28-29 – “Y será que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán sus hijos y sus hijas; sus viejos soñarán sueños, y sus jóvenes verán visiones. Y aun también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.”  Eso ya ha sucedido, y continúa sucediendo.

2 Pedro: 3:3-4 – “Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su venida? porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.”  Los burladores que fueron profetizados en la biblia se encuentran por todo lado.

Mateo 24:6-7 – “Y oirán de guerras, y rumores de guerras: miren que no se turben; porque es menester que todo esto acontezca; mas aún  no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares.” La biblia tiene muchísimas profecías que ya se han cumplido, otras que están ocurriendo actualmente, y otras que pasarán en el futuro.

2 Timoteo 3:1-5 – “Esto también sepas, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos: Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, detractores, desobedientes a los padres, ingratos, sin santidad, sin afecto, desleales, calumniadores, destemplados, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, arrebatados, hinchados, amadores de los deleites más que de Dios; teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella: y a éstos evita.” Y esto es exactamente lo que está sucediendo.

1 Timoteo 4:1 – “EMPERO el Espíritu dice manifiestamente, que en los venideros tiempos alguno apostatarán de la fe escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios.”  Actualmente la gente busca la brujería, la hechicería, el horóscopo, la numerología, la cienciología, las videntes, las falsas religiones, y muchas otras tonterías.

Todo ser humano tiene vida eterna.  La única diferencia es dónde la pasaremos.  Solamente hay dos lugares:  el cielo y el lago de fuego.  Tú eres el que eliges.  Si no crees en Dios y si no eliges, automáticamente has escogido el lago de fuego.  Si deseas pasar la eternidad con Dios, arrepiéntete, pídele perdón a Dios, recibe a Jesucristo en tu corazón como tu Señor y Salvador, y comienza a asistir a una iglesia cristiana donde te enseñen directamente de la biblia – que no le hayan agregado otro libro como; el Libro de los Mormones, el Atalaya, el Catequismo, u otra biblia que no sea la biblia cristiana.

laluzviviente.com      thelivinglights.com      rlsalvation@sbcglobal.net

ESPERA EN EL SEÑOR  (20 de Mayo 2015)

Muchas personas arruinan sus vidas completamente, porque no esperan en el Señor.  Se impacientan, obran por su propia cuenta, y destruyen sus vidas.  A la gente se le ha olvidado esperar en esta sociedad instantánea.  Quieren lo que quieren, y lo quieren ahorita.

Muchas parejas se conocen y comienzan a vivir juntos o se casan en dos semanas.  Luego viene el divorcio o la rotura de la relación.  La razón es simple; no tomaron el tiempo suficiente para conocerse.  No querían esperar, y ahora están pagando las consecuencias.  Si tienen niños, ellos severamente pagan las consecuencias.

Salmo 37:9

“Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.”

Eso significa que las personas que tendrán salvación serán las que permanecen fieles hasta morir. No se trata de ser cristiano por algunos años, y luego abandonar los caminos de Dios, y dejar de ser cristiano.  Hacer la voluntad de Dios toma paciencia y perseverancia.

Juan 15:5-7

 Yo soy la vid, ustedes los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada pueden hacer.  El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.  Si permanecen en mí, y mis palabras permanecen en ustedes, pidan todo lo que quieran, y se les será hecho.”

Tienes que permanecer ligado  a la vid (Jesucristo) hasta que mueras.  Si te separas de él, te echará al lago de fuego para que sufras eternamente.  Tienes que permanecer en él en fe para que recibas salvación cuando pases de esta vida a la otra.

Salmo 40:1-3

“Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación,  del  lodo cenagoso;  puso mis pies sobre peña,  y enderezó mis pasos.  Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová. ”

Algunas personas oran, y esperan que les llegue el milagro inmediatamente. Claro que Dios lo puede hacer así, pero muchas veces él toma mucho más tiempo.  Tienes que aprender a esperar en fe.  La vida es una carrera de maratón; no es una carrera corta de cien metros.

Salmo 27:14

“Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón;  Sí, espera a Jehová.”

Tienes que esperar en el Señor,  esforzarte, tener valor, y permanecer fuerte.  No debes temer, porque él está cuidándote.

Salmo 130:5

“Esperé yo a Jehová, esperó mi alma;  en su palabra he esperado.”

Tres cosas:  1. Tienes que esperar en el Señor; su tiempo no es igual que el tuyo.  2. Tu alma tiene que esperar también.  3.  Tu esperanza debe ser en Dios y en su palabra.  Te ayudará si al orar y al esperar, clamas algunas escrituras relacionadas a tu petición.

 

Salmo 37:34

“Espera en Jehová, y guarda su camino, y él te exaltará para heredar la tierra;  cuando sean destruidos los pecadores, lo verás.”

Cuatro cosas:  1. Espera en el Señor para que obre en tu vida.  2.  Sigue los caminos del Señor.  Obedece sus estatutos, sus principios, sus mandamientos, y su voluntad.  3.  Dios te exaltará sobre tu situación sea la que sea.  4.  Tú tendrás salvación, pero los que no esperan en Dios no la tendrán.

La paciencia es una virtud muy buena, pero la impaciencia es una flaqueza grandísima.  Aprende a esperar , pero asegúrate de tener objetivos definidos igualmente que una meta fija.  Sin estas dos cosas no podrás lograr nada que valga la pena.

laluzviviente.com         thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.com

 

¿TE ENCUENTRAS EN EL DESIERTO?  (14 de Mayo 2015)

Por varias razones puedes sentirte como si estuvieras en el desierto o en el bosque.  Tal vez todo te esté saliendo mal, y ni sabes por qué.  Puede ser que no importa lo que hagas, no te funcione, y que el tiro te salga por la culata.  Si eso te describe a ti, lee este mensaje, porque lo más probable es que te ayudará.

Éxodo 2:23-25

“Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.”

Cuando los judíos invocaron el nombre de Dios por el mal tratamiento que recibían en Egipto, Dios oyó su clamor, y les mandó a Moisés para que los liberara.  Si estás padeciendo, por la razón que sea, clama a Dios, y él te ayudará.

Éxodo 13:18

 “Mas hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo. Y subieron los hijos de Israel de Egipto armados.”

Dios sacó a su gente de Egipto por medio del bosque, el Mar Rojo, y el desierto – 40 años.  ¿Por qué por el desierto?  Para que dependieran de él por el agua, la comida, la sombra, protección del frío, y por todas sus necesidades. Tal vez Dios te tenga en el desierto para que dependas de él, para que te acerques a él, y para que tengas una relación personal con él.  Los judíos desperdiciaron 40 años en el desierto por desobediencia.  ¡Que eso no te pase a ti!  Obedece a Dios en el desierto, y él te sacará de allí muy pronto.

Éxodo 16:35

“Así comieron los hijos de Israel maná cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de Canaán.”

Maná era pan que bajaba del cielo diariamente para los judíos.  No podían guardarla de un día para el otro.  Asimismo como Dios los proveyó por 40 años, él desea proveer por tus necesidades, pero tienes que poner tu fe y tu confianza en él.

Deuteronomio 31:5-8

“Y los entregará Jehová delante de ustedes, y harán con ellos conforme a todo lo que les he mandado. Esfuércense y cobren ánimo; no teman, ni tengan miedo de ellos, porque Jehová su Dios es el que va con ustedes; no los dejará, ni los desamparará.” Esto es lo que Dios les dijo a los judíos quienes habían estado con él 40 años en el desierto.

Y llamó Moisés a Josué, y le dijo en presencia de todo Israel: ‘Esfuérzate y anímate; porque tú entrarás con este pueblo a la tierra que juró Jehová a sus padres que les daría, y tú se la harás heredar. Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.’”  Moisés abandonaba su puesto de líder y se lo otorgaba a Josué, para que éste pudiera llevar a su gente a la “tierra prometida,” la cual es Israel.

Tal vez tu “tierra prometida” no sea Israel, pero sí puede ser un negocio, una pareja, una casa para tu familia, un empleo, sanarte de una enfermedad, una oportunidad, o cualquier otra cosa.  Solamente tú sabes lo que es.  Si te encuentras en el desierto, no te des por vencido.  Aprovecha la situación.  Aprende de ella. Acércate a Dios.  ¡Buena suerte!

                       laluzviviente.com       thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

EL QUE PIERDA SU VIDA LA ENCONTRARÁ  (7 de Mayo 2015)

Jesucristo nos dice que el que abandone la vida pecaminosa y viva una vida cristiana tendrá salvación.  Eso significa que debemos dejar el pecado, cortar con relaciones en yugos desiguales, y no tener otro dios aparte del Dios de Abraham, Isaac e Israel, y hacer la voluntad de Dios siempre y cuando sea posible.

Mateo 16:24-25

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.  Porque cualquiera que quiere salvar su vida, la perderá, y cualquiera que pierda su vida por causa de mí, la hallará.”

Jesús nos dice que para tener salvación tenemos que rechazar nuestros deseos pecaminosos, sean los que sean.  Tenemos que separarnos de la sociedad pecaminosa.  Vivimos en este planeta, pero nuestra ciudadanía le pertenece al cielo (Filipenses 3:20).  Somos pérdida para el mundo, pero ganancia para el reino de Dios.

Mateo 10:38-39

“Y el que no toma su cruz, y me sigue, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.”

Lo que Cristo nos dice es que sigamos sus caminos, sus principios,  que vivamos la vida según su palabra, y que si somos sus seguidores no participemos en los placeres pecaminosos del mundo, y que al hacer eso, tendremos  salvación.  Los placeres pecaminosos son temporáneos, pero la condenación es eterna.

Marcos 8:34-37

Jesucristo dijo:  “Cualquiera que quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.  Porque el que quiere salvar su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí y del evangelio la salvará.  Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganara todo el mundo, y pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?”

Si seguimos los modos corruptos del mundo, perdemos nuestra alma.  Lo que significa es que pasaremos la eternidad quemándonos y sufriendo en el lago de fuego. A veces, al no seguir las normas del mundo perdemos oportunidades, a unos llamados amigos, y tal vez hasta el empleo.  Siendo cristianos no debemos violar nuestros valores ni principios.

2 Corintios 6:14

“No estés en yugo desigual con los infieles; porque ¿qué compañía tiene la justicia con la injusticia? Y qué comunión tiene la luz con las tinieblas?”

No debemos asociarnos en los negocios o en matrimonio con los incrédulos.  Si lo hacemos estamos en yugo desigual, y eso va contra la voluntad de Dios.  Según nuestro Dios, eso es “perder la vida.”  No debemos tomar parte en esas relaciones.

Pierde Tu Vida al Mundo

Si estás viviendo según las reglas del mundo tratando de siempre tomar la delantera, es tiempo que dejes esa clase de vida, y vivas una vida cristiana.  En 2 Crónicas 7:14, Dios nos dice: “Si mi pueblo el que es llamado por mi nombre se humilla, ora y busca mi rostro, y se convierte de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

Cada promesa de Dios tiene una condición, y Dios las cumple si nosotros cumplimos con la condición.  Si te acercas a Dios, pierdes tu vida para el mundo, y haces la voluntad de Dios, él te bendecirá a ti y bendecirá a otros por medio de ti.

laluzviviente.com         thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

TE LLAMÉ APARTE

(1 de Mayo 2015)

Dios aparta a la gente que le cree,  tiene fe en él,  le clama, se da cuenta que lo necesita, y que le obedece.  Muchas veces llama a los que son débiles, están enfermos, son humildes, están necesitados, se encuentran en desesperación,  y a los que no tienen salida. Es un padre cariñoso.

Génesis 1:26-27

“Y dijo (Dios): ’Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza.  Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y todos los reptiles que se arrastran por el suelo.’ Y Dios creó al humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios.  Hombre y mujer los creó.”

Adán y Eva fueron los primeros escogidos de Dios, pero cuando lo desobedecieron, en esencia, lo rechazaron y Dios los alejó a ellos.

Génesis 6:5-8

Porque el hombre tendía hacer el mal,  Dios se arrepintió de haberlo creado, e iba a destruirlo. Noé, un hombre recto y justo, y su familia fueron escogidos para hacer un arca, sobrevivir el diluvio mundial, y para poblar el mundo.

Génesis 12:1-3

“El Señor le dijo a Abram:  ‘Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré.  Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una bendición.  Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡Por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!’”

Esto sucedió como dos mil años después del jardín del Edén.  Hasta entonces la gente creía en muchos dioses, y le habían sido muy desobedientes al Dios verdadero.  Abram, sin embargo, le obedeció inmediatamente.  Por sangre se convirtió en el padre de la nación judía, y espiritualmente se convirtió en el padre de todo ser creyente.  Es nuestro padre en la fe.

Génesis 17:5-8

Dios le dijo a Abram:  “Ya no te llamarás Abram, sino que de ahora en adelante tu nombre será Abraham, porque te he confirmado como padre de una multitud de naciones.  Te haré tan fecundo que de ti saldrán reyes y naciones.  Estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia, como pacto perpetuo, por todas la generaciones.  Yo seré tu Dios, y el Dios de tus descendientes.  A ti y a tu descendencia les daré, en posesión perpetua, toda la tierra de Canaán, donde ahora andan peregrinando.  Y yo seré su Dios.”

Abraham fue el primer judío.  Él es el padre de esa raza.  Dios estableció un pacto perpetuo con Abraham y su descendencia – el pueblo judío.  Por eso la tierra de Israel no le puede pertenecer a los palestinos ni a nadie más.  Nada ni nadie puede cambiar eso.

1 Corintios 1:26-27

“Pues miren, hermanos, su  vocación, que no son muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte.”

Ahora sabes por qué Dios escogió a los judíos.  Compara el tamaño y  la economía judía con Rusia, China, los Estados Unidos, o con cualquier otro país, y son insignificantes.  Son casi nada; por eso Dios los escogió.

Éxodo 3:1-22

Hacía cuarenta años que Moisés cuidaba borregas en el desierto cuando Dios se le apareció ardiendo en un arbusto, y le pidió que fuera al Egipto y liberara a su gente de la esclavitud.  Dios podría haber escogido a un guerrero, a un líder, o a un político, pero él escogió a Moisés – un simple pastor.

Juan 20:28

“Así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

Estas palabras las dijo Jesucristo.  Vino para servir como el Cordero de Dios en humildad. Por eso Dios Padre lo exaltó sobre todo y todos.  Porque los judíos lo rechazaron, Jesucristo nos injertó a nosotros los gentiles para darnos salvación.

Así mismo como Dios escogió a Adán y Eva, a Noé, a Abraham, y a los judíos, te ha escogido a ti para que seas su hijo/a.  No lo rechaces.  Acepta a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Si eres judío, acéptalo como tu Mesías.  ¡Que el Señor te bendiga!

laluzviviente.com          thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

 

DIOS ES ILÓGICO  (23 de Abril 2015)

Muchas personas, y especialmente las que tienen educación universitaria, no creen en Dios, simplemente porque es ilógico.  A una mente lógica no le hace sentido.  Según el razonamiento humano, Dios y la biblia no hacen sentido.  Se les olvida que los caminos de Dios son más altos que los nuestros.

Génesis 1:14-15

“Dios dijo: ‘¡Que haya luces en el firmamento que separen el día de la noche; que sirvan como señales de las estaciones, de los días y de los años, y que brillen en el firmamento para iluminar la tierra!’”

Los científicos, filósofos y catedráticos lo encuentran difícil de creer que Dios simplemente habló la palabra, y el planeta, la luna, el sol, las estrellas, el universo y las galaxias comenzaron a existir.  El ilógico, pero ese es nuestro Dios Todopoderoso.

Génesis 2:7

“Y Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.”

Claro, formar al hombre del polvo es ilógico para los ateos, los incrédulos y los agnósticos, pero Dios puede hacer lo imposible, lo ilógico y lo sobrenatural.

Éxodo 14:21-22

“Moisés extendió su brazo sobre el mar, y toda la noche el Señor envió sobre el mar un recio viento del este que lo hizo retroceder, convirtiéndolo en tierra seca. Las aguas del mar se dividieron. Y los israelitas cruzaron sobre tierra seca.  El mar era para ellos una muralla de agua a la derecha y otra a la izquierda.”

Tres milagros: el agua cesó de correr, se convirtió en muralla y la tierra del fondo del mar se secó por completo inmediatamente después de haber estado mojada por miles de años.

Daniel 3:19-27

Al leer Daniel 3:19-27, te darás cuenta que tres hebreos (Sadrac, Mesac y Abedneg) fueron echados a un horno calientísimo, y que en vez de morir fueron acompañados por Jesucristo, y salieron completamente ilesos.  Eso sería imposible, pero con Dios todo es posible (Marcos 10:27), y todo es posible para el que tiene fe (Marcos 9:23).

Lucas 1:34-35

“ ‘¿Cómo podrá suceder esto (Tener un hijo sin tener sexo)?’ le preguntó María al ángel (Gabriel) – ‘puesto que soy virgen?’ ‘El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra.  Así que el santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios,’ le dijo el ángel.”

Suena ilógico que Jesucristo no tuvo un padre terrenal, pero así sucedió. Dios es su Padre celestial.

Hebreos 9:24

“En efecto, Cristo no entró en un santuario hecho por manos humanas, simple copia del verdadero santuario, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora ante Dios a favor nuestro.”

Hebreos 9:28 – “También Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.”

En otras palabras, Cristo dio su sangre y su vida para que tengamos salvación.  Los catedráticos lo encuentran difícil de creer que Dios tomara forma humana, en la persona de Jesucristo, y que muriera por nuestros pecados.  No solamente sufrió y murió, sino que resucitó al tercer día.  Todo esto suena contrario al razonamiento humano de la gente inteligente, pero sin sabiduría.

Isaías 55:9

“Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡Más altos que los cielos sobre la tierra!”  Eso es lo que Dios nos dice.  Porque sus caminos, pensamientos, inteligencia, sabiduría y poder no tienen límites, y son mucho más altos que los nuestros, lo que él hace puede parecernos ilógico, pero para él es simplemente otro día.

Nuestro Dios es tan ilógico que puede perdonar todos tus pecados, darte vida eterna con él, y ayudarte con cualquier problema que tengas.  Puede restaurar tu matrimonio, ayudarte a comprar casa, obtener empleo, derrotar a tus enemigos, y ayudarte en lo que sea necesario.

Si jamás has conocido a este Dios ilógico, es el perfecto tiempo para que lo hagas.  Con un corazón sincero humildemente órale la siguiente oración en voz alta:

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados. Te pido que me perdones y que permitas que el Espíritu Santo viva en mí y que Jesucristo sea mi Señor y Salvador.  Yo creo y declaro que Jesucristo resucitó de los muertos y que está en el cielo a la derecha de Ti haciendo intercesión por mí.  Amén.”

laluzviviente.com           thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

LAS ARMAS DE UN CRISTIANO  (15 de Abril 2015)

La mayoría de los países tiene un arsenal de armas para protegerse. Desafortunadamente algunos de ellos tienen armas de destrucción masiva, tal como; bombas nucleares, proyectiles dirigidos y mucho más. El cristiano tiene diferentes armas que, en realidad, son más poderosas.

2 Corintios 10:3-6

“Pues aunque vivimos en el mundo, no peleamos batallas como lo hace el mundo.  Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas.

Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.  Y estamos dispuestos a castigar cualquier acto de desobediencia  una vez que yo pueda contar con la completa obediencia de ustedes.”

El apóstol Pablo enfatiza el hecho que nuestras armas no son físicas, que son poderosas, y que proceden de Dios.  Nos llegan por medio de la palabra de Dios – la biblia.

Hebreos 4:12

“Ciertamente la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos.  Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Nuestras armas proceden de la palabra de Dios. Si no sabemos su palabra, no sabemos cuáles son nuestras armas ni cómo usarlas.

Filipenses 4:6-7

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.”

El punto primordial es de traerle todo a Dios para que nos ayude.  Claro, eso también incluye protección de nuestros enemigos.

Efesios 6:18

“Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos.  Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.”

Debemos llevarle todo a Dios en oración y súplica.  La biblia nos dice que: la batalla le pertenece al Señor (1 Samuel 17:47),  la victoria es de él (Proverbio 21:31), y que la venganza también le pertenece a él (Romanos 12:19).  Nuestro plan de batalla debe ser orar, orar, y orar.  Muchas veces perdemos, porque tratamos de pelear con armas físicas, en vez de orar y dárselas a Dios.

1 Tesalonicenses 5:16-18

“Estén siempre alegres. oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús,

Debemos hacer tres cosas: 1. estar siempre alegres. 2. orar sin cesar. 3. darle gracias a Dios en toda situación.  El arma más poderosa que tenemos los hijos de Dios es la oración. Por medio de ella podemos derrotar al enemigo y cambiar hasta al mundo.

Ya que soy pragmatista, enumeraré algunas de las armas que el cristiano tiene a su disposición. Son, pero no se limitan a:  obedecerle a Dios, adorarlo, orarle, ayunar, vivir por fe – no por lo que se ve, vivir una vida cristiana sana, diezmar, servir a Dios, clamar las promesas de Dios, y no estar en yugo desigual.

Si no has aprendido a luchar espiritualmente, hazlo, porque no luchamos contra carne y hueso, sino contra las potestades de la oscuridad (Efesios 6:12).  Aprende a usar la palabra de Dios en fe para defenderte, y para que derrotes al enemigo – el diablo.

laluzviviente.com         thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.

 

EXALTEMOS A JESUCRISTO  (2 de Abril 2015)

La realidad es que nadie merece ser exaltado, con la excepción de Jesucristo.  La razón es obvia; él sabía que venía al mundo, lo que tenía que hacer, por lo que pasaría, todo lo que sufriría, y a pesar de todo eso, vino y murió por nuestros pecados.

2 Samuel 22:47

“Viva Jehová, y sea bendita mi roca: sea ensalzado el Dios, la roca de mi salvación.”

El profeta Samuel vivió casi mil años antes que naciera Jesucristo, y sin embargo ya lo alababa y lo exaltaba.  Debemos hacer lo mismo.

Salmo 34:1-3

“Bendeciré a Jehová todo el tiempo; su alabanza estará continuamente en mi boca. En Jehová se gloriará mi alma: los humildes lo oirán y se alegrarán.  Engrandezcan a Jehová conmigo, y juntos exaltemos su nombre.”

Estas palabras son del rey David cuando alababa. adoraba, y exaltaba a Dios.

Salmo 118:28

“Mi Dios eres tú, y a ti te alabaré:  Dios mío, a ti te exaltaré.”

Si el salmista alababa, adoraba, y exaltaba a Dios, debemos hacer lo mismo.  Dios merece ser respetado, alabado, adorado, amado, y exaltado. 

Isaías 25:1

“Jehová, tú eres mi Dios:  te ensalzaré, alabaré tu nombre; porque has hecho maravillas, tus consejos antiguos son la fidelidad y la verdad.”

Debemos exaltar a Dios por su fidelidad, verdad, amor, compasión, misericordia, nuestra salvación, paciencia que nos tiene, y por ser nuestro Padre y Creador de todo. 

Hechos 5:30-32

“El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, al cual ustedes (el sumo sacerdote y los fariseos) mataron y lo colgaron en un madero.  A él Dios lo ha exaltado a su diestra (mano derecha) para que sea Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y remisión de pecados. Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.”

El apóstol Pedro da testimonio que los judíos mataron a Jesucristo, pero que por obediencia al Padre, éste lo exaltó lo más alto posible.

Filipenses 2:5-11

“La actitud de ustedes debe ser como la de Jesucristo, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.  Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte.  ¡Y muerte de cruz!  Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

En el nombre de Jesucristo toda rodilla se doblará, y toda lengua confesará que Jesucristo es Señor sobre todo lo que existe – no hay excepciones.  Eso incluye a los ateos, agnósticos, incrédulos, y a los que pertenecen a religiones falsas.

Juan 1:3-5

“Por medio de él (Jesucristo) todas las cosas fueron creadas: sin él nada de lo creado llegó a existir.  En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad.  Esta luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no han podido extinguirla.”

Debemos exaltar a Jesucristo, porque él es el Creador, la luz del mundo, el Salvador, la verdad y la vida.  Nadie puede llegar al Padre – a la salvación – sino por él.  Si estás en la oscuridad exaltando un equipo de futbol, un cantante, un actor o cualquier otra cosa, ven a la luz y exalta a Jesucristo.

laluzviviente.com     o     thelivinglights.com        rlsalvation@sbcglobal.net

 

¿IRÁS AL CIELO O AL INFIERNO?

(26 de Marzo 2015)

A lo contrario de lo que creen y enseñan algunas religiones, sólo hay dos lugares donde vamos a pasar la eternidad; el cielo o el lago de fuego.  No existe el purgatorio.  Si existiera, podríamos pecar todo lo que quisiéramos, dejar dinero en nuestro testamento, para que nuestros parientes o amigos pagaran misas para que saliéramos del purgatorio y fuéramos al cielo. Suena ridículo, pero hay personas que lo creen.

Una religión cree y enseña que cada uno de sus miembros va a ser dios en su propio planeta. Siendo dios podrá tener todas las esposas jóvenes y hermosas que deseara, y todo lo que su corazón anhelara tener.  Ese es el sueño de muchos hombres, pero desgraciadamente eso es lo que es – un sueño.  No hay escritura bíblica que corroboren eso. 

Otros miembros de otra religión piensan que si matan cristianos o a cualquier persona que no crea en su religión, están agradando  a su dios.  ¿Qué clase de dios sería ese?  Una entidad que promueve y pide violencia no es un dios, sino un demonio o el diablo mismo.  Dios es amor (1 Juan 4:8); no odio.  Si perteneces a esa religión, déjala lo más pronto posible.  En vez de agradar a tu llamado dios y de tener miles de chicas vírgenes a tu disposición en el más allá,  irritarás al Dios verdadero, y te enviará al lago de fuego para que sufras eternamente.

Hay gente que piensa que toda religión la lleva al cielo.  O se les ha olvidado, o no saben que solamente hay un Dios y que sólo hay un camino al cielo – y ese camino es Jesucristo.  Esas mismas personas creen que son salvos por sus buenas obras.  Miran a Dios como si fuera un anciano con una balanza, y que pesa las buenas obras contra las malas.  Claro, ellos piensan que si las buenas obras pesan más que las malas, Dios les abrirá los portales del cielo.  Eso un sueño placentero, pero no es la verdad ni la realidad.

Veamos lo que Dios dice en su palabra sobre la salvación.  En Efesios 2:8-9, el apóstol Pablo nos dice:  “Porque por gracia son salvos por la fe; y esto no es de ustedes, es un don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”  Gracia significa favor inmerecido.  Sin merecerlo, Dios nos da salvación por medio de su Hijo Jesucristo – no porque lo merezcamos ni por las buenas obras que hayamos hecho.

En Juan 14:6, Jesús nos dice: “Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”  La única manera es por medio de Jesucristo.  Nadie significa nadie.  Para ser salvos tenemos que aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Lo único que nos limpia del pecado y nos lava es la sangre que Jesucristo vertió en la cruz (Apocalipsis 1:5).

En Juan 3:3, Jesucristo le dijo a Nicodemo, uno de los líderes religiosos:  “De cierto, de cierto te digo, que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.”  Nacer de nuevo significa recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  Sin hacerlo no somos salvos.

En Romanos 10:9, el apóstol Pablo nos dice:  “Si confiesas con la boca al Señor Jesús, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.” Eso significa que para ser salvos necesitamos creer y confesar en voz alta, que Jesucristo es Dios, que murió en la cruz (Lucas 23:33-46) para pagar por nuestros pecados (2 Corintios 5:21 y Hebreos 2:14), que resucitó al tercer día (Lucas 24:46), que está en el cielo a la derecha de Dios Padre haciendo intercesión por nosotros (Hechos 2:33).

Si no estás seguro de tu salvación, es que no la tienes.  Si nunca has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, o si no estás seguro de tu salvación, recibe a Jesucristo ahorita para asegurarte que vas a pasar la eternidad con él.  No tienes nada que perder, sino el sufrimiento que pasarías en el lago de fuego por toda una eternidad.

En toda sinceridad, ora la siguiente oración.  Dios te oirá, te perdonará tus pecados, te dará salvación, y te bendecirá en esta vida.

“Dios Padre, vengo a ti en el nombre de Jesucristo.  Me arrepiento de mis pecados y te pido que me perdones.  Cúbreme totalmente con la sangre de tu Hijo.  Creo y confieso que Jesucristo resucitó de entre los muertos al tercer día. Le pido a él que sea mi Señor y Salvador, y que el Espíritu Santo viva en mí.  Gracias, Padre, porque ahora soy tu hijo/a.  Amén.”

laluzviviente.com       o     thelivinglights.com         

DIOS LE AVISA A SU GENTE DE ANTEMANO

(19 de Marzo 2015)

Cuando Dios está a punto de juzgar un pueblo o de hacer algo que impactará la sociedad, le avisa a la gente por medio de un profeta.  Lo ha hecho por todos los siglos, y en el Libro de Apocalipsis nos dice lo que sucederá en el futuro – incluyendo la eternidad.

Amós 3:7

“Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.”

Lo hizo muchas veces en el Viejo Testamento y también en el Nuevo Testamento.  Jesucristo les dijo a sus discípulos lo que les sucedería en el futuro, y también a él.

Génesis 2:15-17

“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardara.  Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo:  ‘De todo árbol del huerto comerás; mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comas, morirás.’”

De antemano Dios le dijo a Adán lo que sucedería si comía de ese árbol; lo hizo y murió espiritualmente para Dios y más tarde murió físicamente.

Génesis 18:20-21

“Entonces Jehová le dijo (a Abraham): ‘Por cuanto el clamor de Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.’”

Jehová le estaba avisando a Abraham que iba a destruir Sodoma y Gomorra por causa de tanto pecado.  Los hombres tenían sexo con otros hombres, y mujeres con mujeres.

 1 Samuel 15:27-28

“Y cuando Samuel volteó para irse, Saúl cogió la orla de su capa, la cual se desgarró. Entonces Samuel le dijo:  ‘Jehová ha desgarrado hoy de ti el reino de Israel, y lo ha dado a tu prójimo mejor que tu.’”

Por medio del profeta Samuel, Dios le dijo al rey Saúl que le iba a quitar su posición de rey, y dársela a David (el jovencito que había matado al gigante Goliat).

 Éxodo 7:1-4

“Jehová le dijo a Moisés: ‘Mira, yo te he constituido dios para el Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta.  Tú dirás todas las cosas que yo te mande, y Aarón tu hermano, le hablará al Faraón, para que deje ir de su tierra a los hijos de Israel.  Y yo endureceré el corazón del Faraón, y multiplicaré en la tierra de Egipto mis señales y mis maravillas.  Y el Faraón no te oirá; mas yo pondré mi mano sobre Egipto, y sacaré a mis ejércitos, mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto, con grandes juicios.’”

Dios le dijo  de antemano exactamente a Moisés lo que sucedería y así fue.

Marcos 1:6-8

“Y Juan (el Bautista) andaba vestido de pelos de camello, y con un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo: ‘Viene después de mí uno más poderoso que yo, al cual no soy digno de agacharme y desatar la correa de sus zapatos. Yo de verdad los he bautizado con agua; mas él los bautizará con el Espíritu Santo.’”

Dios le había avisado a Juan el Bautista que ya venía Jesucristo el Mesías, a quien los judíos habían esperado por siglos.

Lucas 1:11-13

“Y se le apareció (a Zacarías – el papá de Juan el Bautista) el ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso.  Y se turbó Zacarías cuando lo vio, y le cayó temor.  Mas el ángel le dijo:  ‘Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet le dará luz a un hijo, y le llamarás Juan.’”

A ambos Zacarías y Elisabet se les había pasado la edad de tener hijos; sin embargo Dios le dijo que tendrían un hijo (Juan el Bautista), y sucedió.

Cuando Dios está a punto de hacer algo que impactará a la gente, les avisa por medio de uno de sus profetas o hijos.  Yo lo sé por las escrituras y por experiencia personal, ya que Dios me da palabra de conocimiento, palabra de sabiduría, y palabra de profecía.  Dios te puede hablar a ti también si te acercas a él. 

laluzviviente.com      o     thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

(12 de Marzo 2015)

“No todo lo que brilla es oro” es un refrán muy verídico. Siendo que soy cristiano, voy a enfocarme en lo que es el pecado.  A primera vista, el pecado siempre se mira como algo bueno, pero a la larga es extremadamente dañino.  Nos lleva a la muerte espiritual – separación completa de nuestro Dios, y hasta nos puede llevar a la muerte física.

Proverbio 14:12

“Hay camino que al hombre le parece correcto, pero su fin es camino de muerte.”

El pecado le parece correcto al hombre, pero es contrario a la voluntad de Dios. Separa al hombre de Dios, y hasta lo puede mandar a la sepultura.

Lucas 8:14

Lee Lucas 8:5-8 para que entiendas lo que dijo Jesús en Lucas 8:14 – “Y la que cayó entre las espinas, éstos son los que oyeron; mas yéndose, son ahogados de los cuidados y de las riquezas y de los placeres de la vida y no llevan fruto.”

Los placeres de la vida pueden ser autos, botes, viajes recreacionales, mirar la televisión, estar enfiestado, pescar, cazar, participar en eventos deportivos, o cualquier otra cosa en que ocupes tu tiempo o dinero para no darle tiempo a Dios. 

Proverbio 21:16-17

“Quien se aparta de la senda del discernimiento irá a parar entre los muertos.  El que ama el placer se quedará en la pobreza; el que ama el vino y los perfumes jamás será rico.”

Es posible que ames los placeres y no sea s pobre financieramente, pero sí te puedes encontrar en bancarrota espiritualmente.  Si estás lejos de Dios, a menos que cambies vas a pasar la eternidad en el lago de fuego.

Job 20:4-5

“Bien sabes tú que desde antaño, desde que Dios puso al hombre en la tierra, muy breve ha sido la algarabía del malvado; la alegría del impío  ha sido pasajera.”

Los placeres del pecado son cortos y normalmente tienen resultados desastrosos.  De primero brillan como el oro, pero pronto se convierten en una trampa. 

Apocalipsis 18:7-8

“En la medida en que ella (Babilonia) se entregó a la vanagloria y al arrogante lujo denle tormento y aflicción; porque en su corazón se jacta:  ‘Estoy sentada como reina; no soy viuda ni sufriré jamás.’  Por eso en un solo día le sobrevendrán sus plagas: pestilencia, aflicción y hambre. Será consumida por el fuego, porque poderoso es el Señor Dios que la juzga.”

Los lujos son buenos, pero te alejan de Dios, se convierten en ídolos y van contra la voluntad de Dios.  No todo lo que brilla es oro ni es bueno.

Isaías 47:8-9

“Ahora escucha esto, voluptuosa; tú (Babilonia), que moras confiada y te dices a ti misma:  ‘Yo soy, no hay otra fuera de mí.  Nunca enviudaré ni me quedaré sin hijos.’  De repente,  en un solo día, ambas cosas te sorprenderán: la pérdida de tus hijos y la viudez te abrumarán por completo, a pesar de tus muchas hechicerías y de tus poderosos encantamientos.”

Con las riquezas vienen placeres que brillan como el oro, y aquéllos, si los usas erróneamente,

 pueden fácilmente llevarte al pecado el cual te separa de Dios. 

Tienes que cuidarte de no dejarte engañar por oropel.  Los llamados placeres de la vida son engañadores y te llevan al pecado.  Éste al comienzo se mira bien, y hasta puede ser beneficioso en algunas áreas, pero a lo largo es muy perjudicial para tu salud mental, sicológica, emocional, financiera y espiritual.  Puede arruinarte aquí en esta vida, pero eso no es lo peor; puede mandarte al lago de fuego eternamente.

Muchos de los placeres de este mundo son un directo insulto y provocación para nuestro Dios, y están diametralmente opuestos a su voluntad.  Si estás involucrado con la pornografía, prostitución, adulterio, homosexualismo, lesbianismo, drogas, alcoholismo, robos, violencia, idolatría, o cualquier otra cosa semejante, arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y deja de participar en esas actividades. 

laluzviviente.com    o    thelivinglights.com        rlsalvation@sbcglobal.net

L  A    B  R  U  J  E  R  Í  A

(4 de Marzo 2015)

El mundo con conocimiento alegremente acepta la brujería, la magia, la hechicería, los brujos, los espiritistas, los médiums, los psíquicos, los adivinos, y el tablero ouija como si fueran una cosa normal y buena.  Sin embargo son una abominación para Dios.

El Diccionario Pequeño Larousse Ilustrado define la brujería como:  “Conjunto de prácticas basadas en los conocimientos y técnicas adquiridos por la persona que ha establecido un pacto con el demonio o con los espíritus con el fin de causar o impedir un mal.”  En realidad es mala definición, porque muchas veces la brujería se utiliza para otras cosas también.  Para que tú tengas una mejor idea de lo que es, te daré unas escrituras de la biblia – la palabra de Dios.

2 Reyes 17:16-18

“Abandonaron todos los mandamientos de Jehová su Dios, y se hicieron dos ídolos fundidos en forma de becerro y una imagen de la diosa Aserá.  Se postraron ante todos los astros del cielo,  y adoraron a Baal.  Sacrificaron en el fuego a sus hijos e hijas; practicaron la adivinación y la hechicería; en fin, se entregaron a hacer lo que ofende al Señor, provocando así su ira.  Por lo tanto, el Señor se enojó mucho contra Israel y lo arrojó de su presencia.  Sólo quedó la tribu de Judá.” Dios odia la idolatría y la brujería que también es una forma de idolatría.  Si practicas la brujería  o la idolatría, déjalas porque si no, terminarás quemándote en el lago de fuego.  

Levítico 19:31

“No acudan a la nigromancia, ni busquen a los espiritistas, porque se harán impuros por causa de ellos.  Yo soy el Señor su Dios.”

Dios nos dice que no nos involucremos con las médiums, la brujería, la magia o cualquier cosa semejante, porque eso nos hace impuros y nos separa de Dios. 

Levítico 20:6

“También me pondré en contra de quien acuda a la nigromancia y a los espiritistas, y por seguirlos se prostituya.  Lo eliminaré de su pueblo.”

Esa persona queda eternamente separada de Dios. Eso significa que él/ella pasará la eternidad sufriendo en el lago de fuego.

Deuteronomio 18:10-12

“Nadie entre los suyos deberá sacrificar a su hijo o hija en el fuego; ni practicar adivinación, brujería o hechicería; ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos. Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor, y por causa de ellas el Señor tu Dios expulsará de tu presencia a esas naciones.”

Esto no necesita explicación.  Dios odia la brujería y todo lo que esté relacionado con ella.

Levítico 20:27

Cualquiera de ustedes, hombre o mujer, que sea nigromante o espiritista, será condenado a muerte.  Morirá apedreado, y será responsable de su propia muerte.”

Esa persona sella su propio destino final.  Por practicar la brujería, primero será enviada al infierno, y después del juicio final, irá al lago de fuego para sufrir por toda la eternidad.

Si practicas la brujería, sea como sea, cesa de hacerlo, a menos que desees pasar la eternidad en el lago de fuego con el diablo y sus demonios.  No te involucres con videntes, brujos, psíquicos, el horóscopo, la bola de cristal, el tarot, el tablero ouija, sesiones de espiritistas, adivinos, comunicación con los muertos ni con cualquier otra cosa que tenga que ver con lo oculto.

Si ya has participado en algunas de esas actividades, arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y si no lo has hecho, recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Él te limpia y podrás entrar por los portales del cielo como si jamás hubieras pecado.  Si no sabes qué hacer, en toda sinceridad órale la siguiente oración a Dios:

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Por tu misericordia, perdóname.  Cúbreme con la sangre de tu hijo Jesucristo ya que lo hago Señor y Redentor de mi vida.  Activa al Espíritu Santo en mí para que me guíe y me proteja.  Amén.”

laluzviviente.com      o     thelivinglights.com        rlsalvation@sbcglobal.net

SI TAN SOLO PUDIERA

(25 de Febrero 2015)

Mucha gente se dice a sí misma y a otros, “Si tan sólo pudiera…”  Desgraciadamente allí se quedan todas sus vidas.  Jamás toman riesgos, nunca progresan, no se aventuran, y no hacen nada que valga la pena con sus vidas.  Su mentalidad, “Si tan sólo pudiera…,” tiene que ser transformada a “Sí puedo, y lo haré.” 

Génesis 1:27-28

“Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras:  ‘Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar  y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo.’” Dios no dijo, “Si tan sólo pudiéramos…,”sino sin embargo, sí podemos porque nos dio dominio sobre todo.  Todo lo que tenemos que hacer es creerlo, y ejercer ese dominio.

Santiago 4:6-7

“Pero él (Dios) nos da mayor ayuda con su gracia.  Por eso dice la Escritura:  ‘Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes.’ Así que sométanse a Dios.  Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.” Dios hasta nos dio poder sobre el diablo y los demonios. Debemos recibirlo, internalizarlo, y ponerlo en práctica.  Eso nos hace victoriosos.

Romanos 8:37

“Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó (Jesucristo). ¿Cómo podemos ser más que vencedores? Un vencedor tiene que luchar para ganar.  Nosotros no tenemos que pelear – solamente tenemos que orar, porque la batalla (2 Crónicas 20:15 y 1 Samuel 17:47) y la victoria (Proverbio 21:31) le pertenecen al Señor.  Muchas veces perdemos, porque peleamos nuestras propias batallas, en vez de dárselas a Dios.  No es, “Si podemos ganar,” podemos, pero debemos entender que no luchamos contra carne y hueso, sino contra potestades de las tinieblas (Efesios 6:12-18).  Muchas veces nosotros mismos somos nuestros peores enemigos.

Filipenses 4:13

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Fíjate que no dice, “Puedo hacer algunas o ciertas cosas,” sino dice, “Todo lo puedo…”  A propósito, eso te aplica a ti, si eres seguidor de Cristo.

Marcos 10:27

Jesucristo les dijo a sus discípulos:  “Para los hombres es imposible, pero para Dios; de hecho, para Dios todo es posible.” Jesucristo se refería a la salvación, pero es verdad para todo.  Con Dios todo es posible.  Nuestra labor, mandato y pedido de Dios es que siempre estemos con él y en él.  Si lo hacemos, no es, “Si tan sólo pudiéramos…,” sino, “Lo haremos exitosamente.”

Marcos 9:23

Jesucristo le dijo al padre del niño poseído por un demonio, “Para el que cree, todo es posible.” No sólo algunas cosas, sino que todo es posible para la persona que tiene fe.  La clave es tener fe, y creer que Dios es omnisciente, omnipresente, omnipotente, soberano, cariñoso, y que desea ayudarles a sus hijos – nosotros.

1 Juan 4:4

“Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo.”  El diablo está en el mundo, pero Dios está en ti y en mí.  Dios es mucho más poderoso que el diablo.  Así es que cualquier cosa que intentemos hacer bajo la voluntad de Dios, y con su ayuda prosperará.  Recuerda – si resistimos al diablo, nos tiene que huir. 

Cambia tu, “Sin tan sólo pudiera…,” o “Si tuviera más…” a “No solamente puedo, sino que voy a lograrlo.”  Tienes mucho potencial, pero no sirve de nada si no lo utilizas.  Deja de hacer excusas por qué no puedes, y encuentra razones por las cuales sí puedes. ¡Buena Suerte!

laluzviviente.com    o    thelivinglights.com      rlsalvation@sbcglobal.net

DIOS ES BUEN PADRE

(13 de Febrero 2015)

Muchas personas no pueden relacionarse con Dios como Padre, porque no conocieron su padre terrenal o tuvieron uno muy violento.  Sin embargo Dios nos acepta como sus hijos si recibimos a su Hijo Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  Si lo hacemos, Dios se convierte en nuestro Padre, nos da salvación, nos ama incondicionalmente, nos protege, y nos bendice de muchas maneras.

Malaquías 2:10

“¿No tenemos todos un solo Padre? ¿No nos creó un solo Dios?…” Todos fuimos creados por el mismo Dios, y no existe otro (Isaías 45:5).  Aunque muchas personas rechazan a Dios, todos podemos ser sus hijos, él puede y desea ser nuestro Padre.

 1 Juan 4:8

“El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” Porque Dios es amor, y porque no cambia (Hebreos 13:8), solamente puede ser un buen Padre para nosotros.  Si le somos desobedientes, entonces no recibimos todo su amor o beneficios que él tiene para nosotros.

Juan 15:13

“Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos.”  No son simplemente palabras que Jesucristo mismo dijo, sino que eso fue lo que hizo por nosotros.  El Padre nos ama tanto que permitió que su Hijo sufriera y muriera por nosotros.  No hay más grande amor.

Juan 3:16-17

“Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda sino que tenga vida eterna.  Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.”  Dios nos ama tanto que no quiere que nos separemos de él.

1 Juan 3:1-2

“¡Fíjense que gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él.  Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser.  Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es.” ¡Qué privilegio ver a Dios tal como él es, y estar con él eternamente!

Mateo 7:11

“Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!” Ya que Dios en un Padre excelente, nos da cosas buenas que nadie más puede darnos. A veces no las recibimos, porque no pedimos (Santiago 4:2) o porque pedimos con malas intenciones (Santiago 4:3).

El mundo se encuentra en un estado pésimo, porque la gente se rebela y desobedece los mandamientos de un Dios divino, santo, sagrado, perfecto, justo,  omnipresente, omnisciente, omnipotente, y completamente soberano.  El hombre tiene libre albedrío y por eso puede hacer según sea su voluntad y no necesariamente la de Dios.

Si estás pasando por dificultades, no culpes a Dios.  Tal vez tú o algunas otras personas hayan hecho algunas malas decisiones que ahora te están afectando.  Ponte en las manos de Dios para que él te ayude a salir de esa situación. 

laluzviviente.com     o    thelivinglights.com      rlsalvation@sbcglobal.net

 

DIOS NOS DESBARATA PARA ARREGLARNOS BIEN

(6 de Febrero 2015)

Por la caída de Adán y Eva (Génesis 3:6-19), todos nacemos bajo el pecado, y hasta parece como si hubiéramos sido ensamblados incorrectamente. Cuando Dios necesita usarnos, nos

desbarata o nos rompe, y luego nos ensambla perfectamente para que podamos servirle.

Génesis 7:20-21

“El nivel del agua subió más de siete metros por encima de las montañas.  Así murió todo ser viviente que se movía sobre la tierra: las aves, los animales salvajes y domésticos, todo tipo de animal que se arrastraba por el suelo, y todo ser humano.”

Porque la gente se había vuelto tan malvada, Dios decidió destruir todo, con la excepción de una familia que amaba a Dios – Noé, su esposa, sus tres hijos con sus esposas.  La humanidad comenzó de nuevo con esas ocho personas. 

Génesis 39:19-20

“Cuando el patrón de José escuchó de los labios de su mujer cómo la había tratado el esclavo (José), se enfureció y mandó que echaran a José en la cárcel donde estaban los presos del rey. “

José era el bisnieto de Abraham y de Sara. Tal vez José haya tenido mucha arrogancia, y Dios se la quitó para poder usarlo.  Más tarde José se convirtió en la mano derecha del Faraón de Egipto – el país más poderoso en ese tiempo. Él también fue responsable por salvar toda la raza judía de extinción.

Éxodo 2:11-15

“Un día cuando Moisés ya era mayor de edad, fue a ver a sus hermanos de sangre y pudo observar sus penurias. De pronto, vio que un egipcio golpeaba a uno de sus hermanos, es decir, a un hebreo.  Miró entonces a uno y a otro lado y, al no ver a nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.  Al día siguiente volvió a salir y, al ver que dos hebreos peleaban entre sí, le preguntó al culpable: ‘¿Por qué golpeas a tu compañero?’ ‘¿Y quién te nombró a ti gobernante y juez sobre nosotros?’ respondió aquél, ¿acaso piensas matarme a mí, como mataste al egipcio?’ Esto le causó temor a Moisés, pues pensó: ‘¡Ya se supo que lo hice!’ y en efecto, el faraón se enteró de lo sucedido y trató de matar a Moisés; pero Moisés huyó del faraón y se fue a la tierra de Medián, donde se quedó a vivir junto al pozo.”

De bebecito, Moisés había sido adoptado por la hija del faraón. Fue criado como realeza. Sin embargo cuando este incidente ocurrió, tuvo que desterrarse al desierto y convertirse en pastor de ovejas.  Dios le arrancó la realeza, la posición, y el dinero para poder usarlo. Más tarde Moisés le sirvió a Dios para liberar a los judíos de la esclavitud en Egipto.

Hechos 9:1-5

“Mientras tanto, Saulo, respirando aún amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se presentó al sumo sacerdote y le pidió cartas de extradición para las sinagogas de Damasco.  Tenía la intención de encontrar y llevarse presos a Jerusalén a todos los que pertenecieran al Camino, fueran hombres o mujeres. En el viaje sucedió que, al acercarse a Damasco, una luz del cielo relampagueó de repente a su alrededor.  Él cayó al suelo y oyó una voz que le decía: ‘Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues?’ ‘¿Quién eres, Señor?’ preguntó. ‘Yo soy Jesús, a quien tú persigues,’ le contestó la voz.”

Saulo, a quien Dios le cambio el nombre más tarde a Pablo, era un líder religioso quien odiaba a los cristianos.  Jesucristo no solamente lo tumbó al suelo, sino que lo dejó ciego por tres días. Sí, Dios tuvo que tumbar y desbaratar a Pablo para transformarlo en el hombre que él necesitaba. De allí en adelante, Pablo fue un pilar de la primera iglesia. Él escribió una gran parte del Nuevo Testamento.

Mateo 27:27-31

“Los soldados del gobernador llevaron a Jesús al palacio y reunieron a toda la tropa alrededor de él. Le quitaron la ropa y le pusieron un manto de color escarlata. Luego trenzaron una corona de espinas y se la colocaron en la cabeza, y en la mano derecha le pusieron una caña.  Arrodillándose delante de él, se burlaban diciendo: ‘¡Salve, rey de los judíos!’ Y le escupían y con la caña le golpeaban la cabeza.  Después de burlarse de él, le quitaron el manto, le pusieron su propia ropa y se lo llevaron para crucificarlo.”

Dios Padre humilló a su propio Hijo, para que pagara por nuestras ofensas – los pecados. No podemos servir a Dios sin cambiar, porque nuestra naturaleza es pecaminosa y siendo humanos estamos limitados por muchas cosas.  Sin embargo cuando Dios nos rompe o nos desbarata nos convertimos en una nueva creación, nuestros pecados son perdonados, y Dios nos ilumina y nos fortalece por medio del Espíritu Santo para que podamos cumplir con su misión.

Si Dios te ha roto o desbaratado, dale gracias, porque te está preparando para algo mucho más grande y mejor de lo que tienes o haces actualmente. 

laluzviviente.com      o     thelivinglights.com       rlsalvation@sbcglobal.net

¿QUIÉN SOY YO?

(30 de Enero 2015)

Tan loco como suene muchos niños y aún algunos adultos se preguntan:  “¿Quién soy yo?” No han encontrado la respuesta, porque buscan en los lugares equivocados.  Permiten que el mundo – la gente – les diga quienes son.

Para que puedas saber quién eres, primero tienes que saber quién es Dios.  Ya cuando sepas quien es Dios Padre, puedes deducir quien eres tú.

DIOS ES EL CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE

Génesis 1:1 – “Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.”  Juan 1:1-3 – “En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio.  Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir.” Colosenses 1:16-17 – “Porque por medio de él (Jesucristo) fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él.  Él es anterior a todas las cosas, que por medio de él forman un todo coherente.” Éxodo 3:13-14 – “Pero Moisés insistió: ‘Supongamos que me presento ante los israelitas y les digo: ‘El Dios de sus antepasados me ha enviado a ustedes.’ ‘¿Qué les respondo si me preguntan: ‘¿Y cómo se llama?’ ‘YO SOY EL QUE SOY,’ respondió Dios a Moisés. ‘Y esto es lo que tienes que decirles a los israelitas: ‘YO SOY me ha enviado a ustedes.’”

¿Quién es Dios tu Padre?  Es el Creador de la vida y de todo lo que existe. Debes tener orgullo de ser su hijo.

DIOS ES OMNIPOTENTE, OMNISCIENTE Y OMNIPRESENTE

Jeremias 32:17 – “¡Ah, Señor mi Dios! Tú, con tu gran fuerza y tu brazo poderoso, has hecho los cielos y la tierra.  Para ti no hay nada imposible.” Marcos 10:27 – “Para los hombres es imposible,” aclaró Jesús, mirándolos fijamente, “pero no para Dios; de hecho, para Dios todo es posible.”

Nuestro Padre es omnipotente.  Con él lo imposible no es imposible, sino posible.  Dios es omnisciente; él sabe todo:  1 Juan 3:20 – “Aunque nuestro corazón nos condene, Dios es más grande que nuestro corazón y lo sabe todo.”

Dios está en todo lugar al mismo tiempo; él es omnipresente:  Salmo 139:7-10 – “¿Adónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿Adónde podría huir de tu presencia?  Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí.  Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar, aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha!

JESÚS ES SEÑOR DE SEÑORES Y REY DE REYES

Apocalipsis 19:16 – “En su manto y sobre el muslo lleva escrito este nombre:  REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.”  Mateo 24:30 – “La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.” A todos los que llaman reyes, dioses o señores mueren y caen en el olvido, pero Jesucristo, Dios Padre y el Espíritu Santo viven eternamente. No tuvieron comienzo y no tendrán fin.

DIOS ES AMOR, COMPASIVO Y MISERICORDIOSO

1 Juan 4:8 – “El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” Deuteronomio 4:31, la biblia nos dice:  “Porque el Señor tu Dios es un Dios compasivo, que no te abandonará ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que mediante juramento hizo con tus antepasados.” Salmo 145:8-9 – “El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor.  El Señor es bueno con todos; él se compadece de toda su creación.”

Dios es mucho más de lo que he mencionado, pero ningún ser humano puede comprender o saber su grandeza.  No tiene límites, barreras, ni fronteras.  No hay obstáculo que él no pueda superar.

Ahora que ya, más o menos, tienes una idea de quién es Dios, es tiempo que sepas quien eres tú. Siendo que tu Padre es Rey de reyes y Señor de señores, perteneces a la realeza (1 Pedro 2:9), y no solamente eso, sino que fuiste creado en la imagen de Dios (Génesis 1:26). Eso significa que tienes la apariencia de Dios.  ¡Estupendo! ¡Qué honor!

Porque eres hijo/a de Dios (Gálatas 3:26) y su obra maestra (Efesios 2:10), la biblia nos dice que serás heredero con Jesucristo (Romanos 8:16-18).  ¿Qué heredarás? – la tierra, los cielos, el universo, las galaxias y todo lo que Dios creó y lo que tenga para ti.  Sin embargo solamente puedes heredar si has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador.

Todo puedes hacer en Cristo que te fortalece (Filipenses 4:13), y por medio de él eres más que vencedor (Romanos 8:37).  Eso significa que ni siquiera tienes que pelear; simplemente oras, y Dios te da la victoria.  Ninguna arma forjada contra ti prosperará (Isaías 54:17).

Dios te tiene muchas buenas promesas en la biblia y siendo que él es igual ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8), jamás te abandonará o te desamparará (Hebreos 13:5).  Si te acercas a él, sus promesas se te harán realidades.  Las bendiciones que puedas recibir no tienen límites, porque Dios es amor.

Ahora que ya sabes quién es Dios y quién eres tú, no te sientas avergonzado, manipulado o inferior a los demás.  Eres especial para Dios, y asegúrate de ser especial para ti mismo.  Si otros tratan de menospreciarte no lo recibas. Los que lo hacen es porque ellos se sienten inferiores y para sentirse mejor insultan a otros.

En el nombre de Jesucristo, rechaza tu actitud negativa, complejo de inferioridad, tristeza, inseguridad, complejo de persecución, y cualquier otra cosa que no te deje ser la persona que Dios desea que seas.

laluzviviente.com     o    thelivinglights.com     rlsalvation@sbcglobal.net

LA VIDA ESTÁ EN LA SANGRE

(22 de Enero 2015)

Como ya sabemos físicamente la vida de casi todo ser viviente está en la sangre.  Cuando un ser humano o un animal pierde cierta cantidad de sangre, si no hay intervención médica, muere. Hablando espiritualmente la vida eterna solamente nos llega por medio de la sangre que nuestro Señor Jesucristo derramó en la cruz.  Su sangre nos purifica. 

Génesis 9:3-4

“Todo lo que se mueve y tiene vida, al igual que las verduras, les servirá de alimento.  Yo les doy todo esto.  Pero no deberán comer carne con su vida, es decir, con su sangre.”

Dios hizo un convenio con Noé.  Claramente le dijo a Noé que no podía comer carne que tuviera sangre.  Tenía que desangrarla.  Era porque la vida está en la sangre.

Levítico 7:26-27

“Vivan donde vivan, ustedes no comerán grasa ni sangre alguna, sea de ave o de otro animal.  Todo el que coma cualquier clase de sangre, será eliminado de su pueblo.”

Dios les dio este mandato a los israelitas por medio de su líder Moisés.  En esos días cuando una persona era eliminada de su gente, también era eliminada de la presencia de Dios. Eso significaba separación eterna del reino de Dios – condenación en el infierno. 

Levítico 17:10-14

“Cuando algún israelita o extranjero que viva entre ustedes coma cualquier cosa de sangre, yo me pondré en su contra y lo eliminaré de su pueblo.  Porque la vida de toda criatura está en la sangre.  Yo mismo se la he dado a ustedes sobre el altar, para que hagan propiciación por ustedes mismos, ya que la propiciación se hace por medio de la sangre.  Por eso les digo:  ‘Ninguno de ustedes deberá comer sangre, ni tampoco deberá comerla el extranjero que viva entre ustedes.  Cuando un israelita o algún extranjero que viva entre ustedes cace algún animal o ave que sea lícito comer, le extraerá la sangre y la cubrirá con tierra, pues la vida de toda criatura está en su sangre.’  Por eso les he dicho: ‘No coman la sangre de ninguna criatura, porque la vida de toda criatura está en la sangre:  cualquiera que la coma está eliminado.’”

Dos puntos importantes que hizo Dios:  La sangre es la vida de la carne y la sangre hace propiciación por el alma.  Por eso la vida del cuerpo está en la sangre y la vida del alma está en la sangre que Jesucristo vertió en la cruz. 

 Hebreos 9:22

“De hecho, la ley exige que casi todo sea purificado con sangre, pues sin derramamiento de sangre no hay perdón.” – Y sin perdón no hay salvación.

Lo que significa es que lo único que puede cubrir, borrar, deshacer, desaparecer o perdonar nuestros pecados es la sangre que Jesucristo vertió en la cruz.  Nuestros pecados quedan perdonados, pero solamente si nos arrepentimos, le pedimos perdón a Dios, tratamos de no pecar, buscamos el rostro de Jesús (2 Crónicas 7:14), y recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador .

Efesios 1:7

“En él (Jesucristo) tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia.”

Nuestra salvación es por gracia – gracia significa favor inmerecido. Quiere decir que no merecemos la salvación, porque todos hemos pecado, pero como nos hemos arrepentido, y le hemos pedido a Jesucristo que sea nuestro Señor y Salvador, Dios no ve nuestros pecados. Quedan cubiertos con la sangre de Jesús.  En los ojos de Dios esos pecados ya no existen.

San Mateo 26:26-28

“Y comiendo ellos (los discípulos), Jesús tomó el pan,  lo bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: ‘Tomen, coman; esto es mi cuerpo.’  Tomó el vaso, y dio gracias, y se los dio, diciendo: ‘Beban de él todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados.’”

Lo que dijo Jesús es que su sangre pagó por todos los pecados de la humanidad.  Sin embargo no sucede automáticamente.  La persona tiene que nacer de nuevo (San Juan 3:3), creer en Jesucristo y aceptar su sacrificio (San Juan 3:15-17), creer en su corazón y confesar con la boca que Dios resucitó y levantó a Jesucristo de entre los muertos (Romanos 10:9).

Simplemente recuerda:  Físicamente la vida está en la sangre, y espiritualmente la vida eterna está en la sangre de Jesucristo.  ¡Ojalá tengas las dos clases de vida!

laluzviviente.com    o    thelivinglights.com

H   U   M   I   L   D   A   D  (15 de Enero 2015)

Jesús, Dios en persona, se humilló hasta el punto de permitir que miembros de su propia creación lo mataran en la cruz.  Él siendo Dios OMNIPOTENTE, OMNISCIENTE, y OMNIPRESENTE se convirtió en humano sometiéndose y humillándose a los límites de la humanidad.  Nos dejó un buen ejemplo de humildad.

Deuteronomio 8:2-3

“Recuerda que durante cuarenta años el Señor tu Dios te llevó por todo el camino del desierto, y te humilló y te puso a prueba para conocer lo que había en tu corazón y ver si cumplirías o no sus mandamientos.  Te humilló y te hizo pasar hambre, pero luego te alimentó con maná, comida que ni tú ni tus antepasados habían conocido, con lo que te enseñó que no sólo del pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca del Señor.”

Los israelitas podrían haber salido del desierto en dos o tres semanas, pero Dios los forzó a caminar por 40 años por desobedientes y por su inhabilidad de humillarse delante de él.

2 Crónicas 7:14

Si mi pueblo que lleva mi nombre (cristianos), se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado, y restauraré su tierra.”

Las promesas de Dios siempre tienen una condición.  La condición aquí es que nos humillemos. La promesa es que Dios perdonará nuestros pecados y restaurará nuestra tierra.  Los Estados Unidos y las otras naciones necesitan eso – también todo ser humano.

Salmo 25:9

“Él (Dios) dirige en la justicia a los humildes, y les enseña su camino.”

Si somos humildes, Dios nos dirige en su justicia y nos enseña su camino por medio de la biblia, la cual fue inspirada por el Espíritu Santo.

Salmo 18:27

“Tú (Dios) das la victoria a los humildes, pero humillas a los altaneros.”

A la gente humilde en los ojos de Dios, él le da victoria y salvación, pero no a los orgullosos.

Filipenses 2:5-8

“La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.  Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!”

Jesucristo, siendo Dios, se humilló por las siguientes razones:  para asociarse con nosotros y nosotros con él; para pagar por nuestros pecados; para reconciliarnos con Dios Padre; para darnos la oportunidad de tener vida eterna con él.  ¡No permitas que su sacrificio sea en vano!

1 Reyes 21:29

“¿Has notado como Acab se ha humillado ante mí? Por cuanto se ha humillado, no enviaré esta desgracia mientras él viva, sino que la enviaré a su familia durante el reinado de su hijo.”

 

Por medio del profeta Elías, Dios le había dicho al malvado rey Acab que le iba a destruir su reinado, pero éste re arrepintió y Dios detuvo el castigo.

Tal vez hayas estado lejos de Dios, y te han sucedido y te están ocurriendo cosas malas.  ¡Humíllate en la presencia del Señor! Arrepiéntete, pídele perdón a Dios, y deja de pecar abiertamente.  No importa lo que hayas hecho, Dios te perdona – si te arrepientes.  Él desea ayudarte.

Si nunca has aceptado a Jesucristo como tu Señor y Salvador, ahorita es el tiempo perfecto.  Con toda sinceridad, humildad y veracidad órale la siguiente oración a Dios. Vas a perder…tus pecados.  Vas a ganar…la salvación.

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  En el nombre de Jesucristo, te pido que me perdones.  Yo creo y confieso que Jesucristo es tu hijo, murió en la cruz, resucitó al tercer día, y está a tu mano derecha haciendo intercesión por mí. Lo acepto como mi Salvador y Redentor de mi alma.  Amén.”

Encuentra una buena iglesia cristiana donde se enseñe la palabra de Dios directamente de la biblia.  Continúa aprendiendo de nuestra página – laluzviviente.com  o  thelivinglights.com

EL CAMINO ANGOSTO  (1 de enero 2015)

Hace más o menos dos mil años la gente decía que todos los caminos conducían a Roma.  Hoy día se puede decir que todos los caminos conducen a Nueva York.  Siguiendo el mismo modo de pensar hay gente diciendo que todas las religiones, todas las filosofías, y todos los llamados dioses conducen al cielo, pero eso es pura falsedad.  Solamente se llega al cielo por medio de Jesucristo el Mesías, el Señor, El Hijo de Dios, el Salvador, el Redentor, Dios encarnado.

San Mateo 7:13-14

“Entren por la puerta estrecha:  porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella.  Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”

Son las palabras que Jesucristo les dijo a las multitudes.  El significado verdadero es que una vida pecaminosa, la cual nos lleva al infierno y a la destrucción, es muy popular y fácil de vivir. Una vida recta y justa es más difícil de vivir porque no es popular y a veces uno es excluido por el público en general simplemente por obedecer los principios de Dios.

San Lucas 13:24-25

Jesucristo les dijo a sus seguidores:  “Traten de entrar por la puerta angosta;  porque les digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.  Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y ustedes comiencen a estar afuera, y llamen a la puerta, diciendo, ‘Señor, Señor, ábrenos;’ y respondiendo les dirá: ‘Desconozco de donde son.’”

La puerta angosta es Cristo.  No hay otro nombre en que podamos ser salvos (Hechos 4:12). Si tratas de entrar por religión, buenas obras, Krishna, Buda, Alá, Mohamed o cualquier otra cosa o persona,  terminarás sufriendo en el lago de fuego por toda la eternidad.

San Juan 14:6

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Eso fue lo que Jesucristo le dijo a su discípulo Tomás – más tarde conocido como “Tomás el Incrédulo.” Solamente hay un camino hacia la salvación, y ese camino es Jesucristo.  Él es la puerta o la entrada por la cual se entra al camino angosto.  El camino angosto es vivir una vida cristiana.

Romanos 10:9

“…si confiesas con la boca al Señor Jesús, y crees en el corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.” Esto es lo que nos dice el apóstol Pablo.  Jesucristo personalmente lo llamó para que diera testimonio de la verdad.  Jesucristo es la puerta y la verdad, mientras que vivir una vida justa y recta es estar en el camino angosto.  Entramos al camino angosto cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  Siendo que Dios es celoso (Éxodo 20:4-5), no solamente debemos dejar el pecado por detrás, sino que emocional, sicológica, física, y espiritualmente deshacernos de los otros llamados dioses, santos o vírgenes a quienes les hayamos estado orando.  El seguir con ellos es un insulto tremendo para Dios.

Aunque el camino que conduce al cielo es angosto, todavía hay campo para ti. Si deseas entrar a ese camino que conduce a la vida eterna con Dios, cree en tu corazón, y confiesa en voz alta que Jesucristo es tu Señor, que sufrió y murió en la cruz por tus pecados, que resucitó al tercer día, y que está en su trono a la derecha del Padre en el cielo haciendo intercesión por ti.

 

EL AMOR DE DIOS ES INCONDICIONAL

(27 de Diciembre 2014)

Muchas veces el amor del hombre es condicional.  Depende de muchos factores, los cuales no mencionaré.  El amor de Dios, sin embargo, es totalmente incondicional.  Nos ama a todos, pero a veces tomamos malas decisiones y pagamos las consecuencias.  Cuando eso pasa algunos tienen la tendencia de culpar a Dios.

Romanos 5:8

“Mas Dios demuestra su amor hacia nosotros, porque cuando éramos aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”  Dios podría haber dicho:  “Esperemos hasta que se arrepientan o cambien.” En vez de decir eso, Jesucristo murió por nosotros, mientras algunos de nosotros estábamos tan lejos de él como el este está del oeste. Su amor es tan grande que ni siquiera esperó hasta que nos arrepintiéramos.

San Juan 15:13

“Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su vida por sus amigos.”

Estas palabras no tan sólo las dijo Jesucristo, sino que las cumplió. Lo hizo para que pudiéramos tener vida eterna con él.  Por su sufrimiento, muerte y resurrección lo hizo posible que nos pudiéramos reconciliar con Dios Padre.  Nuestros pecados se borran completamente.

1 Corintios 13:4-7

“El amor es paciente, es bondadoso.  El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso.  No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.  El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad.  Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”  Todas las virtudes mencionadas en estas escrituras y mucho más son la esencia de Dios, porque él es amor (1 San Juan 4:8).  Nos ama incondicionalmente, porque su naturaleza es amar.

Romanos 8:1-2

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, mas conforme al espíritu. Porque la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. ”

La sangre que Jesucristo vertió y su muerte fueron actos de amor hacia nosotros.  Su sangre pagó por todos nuestros pecados, y si recibimos a Cristo como nuestro Señor, ya no hay condenación hacia nosotros. La biblia nos dice:  “Así que, si el Hijo los libera, son libres verdaderamente.” – San Juan 8:36.  Nuestros pecados quedan totalmente desaparecidos.

2 Timoteo 1:7

“Porque no nos ha dado Dios el espíritu de temor, sino de fortaleza, y de amor, y de templanza.”  En realidad nos dio parte de Sí mismo.  Como es soberano y omnipotente, nos dio un espíritu de poder (Marcos 9:23).  Algunos somos débiles, porque le creemos al demonio quien desea derrotarnos.  Dios nos dio el espíritu de amor, pero algunos odiamos, porque permitimos que la carne y las emociones nos gobiernen.  Dios nos dio el espíritu de templanza, pero algunos caemos en las trampas del diablo al aceptar filosofías hechas por el hombre, o religiones la cuales no adoran al Dios de Abraham, Isaac e Israel (el Dios Viviente), sino cualquier otra cosa o persona.

Si piensas que la iglesia temblará de miedo o de repugnancia, si tú vas, estás muy equivocado. Si piensas que Dios no te perdonaría si le pidieras perdón, estás más que errado.  Si crees que tú no le importas a Dios, no conoces su corazón.  Él te ama y te está esperando con los brazos abiertos.  Si piensas que no mereces el amor de Dios, estás cien por ciento en lo correcto.  Nadie lo merece, pero él nos lo da por su gracia.  Gracia es recibir el amor de Dios o su ayuda sin merecerlos.  En realidad, ninguno de nosotros los merecemos.  Están disponibles a nosotros, porque Dios nos ama y su amor es  I-N-C-O-N-D-I-C-I-O-N-A-L.

SE ESTÁ ACABANDO EL TIEMPO

(18 de Diciembre 2014)

Aunque el mundo está cambiando por las tecnologías nuevas, la manera nueva de proceder, las filosofías nuevas, nuevos modos de pensar, y nuevos métodos de comunicarnos, lo espiritual no ha cambiado.  La gente todavía piensa que el mundo seguirá como de costumbre.  A lo largo de sus vidas, que no es nada comparado con la eternidad, han oído decir que Jesucristo volverá pronto, y como no ha sucedido, creen que es un cuento de hadas, y que jamás sucederá

2 San Pedro 3:3-4

El apóstol Pedro nos dice:  “Sabiendo primero esto, que en los días postreros vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo:  ‘¿Dónde está la promesa de su advenimiento?  Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.’”  La gente está diciendo lo mismo hoy en día.  No sabe que somos la generación que va a presenciar la segunda venida de Jesucristo. ¿Cómo sabemos eso?  Todas la profecías en la biblia ya se han cumplido.

San Juan 14:2-3

“En la casa de mi padre muchas moradas hay; de otra manera yo les hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para ustedes.  Y si voy, les preparé lugar, vendré otra vez, y los recibiré yo mismo; para que donde yo esté, ustedes también estén.”  Jesús fue al cielo para preparar una morada para cada cristiano, y volverá muy pronto por nosotros.  Esa acción es conocida como “el rapto.”

Apocalipsis 3:11

“He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.”  Jesús nos dice que viene pronto, y que tengamos cuidado de no perder nuestra salvación.  Podemos perderla si caemos en el pecado y nos alejamos de Dios.

San Mateo 24:36

“Pero de ese día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre.”  Claramente Jesús nos dice que nadie, pero nadie sabe, con la excepción de su padre, cuando él volverá por nosotros. Por eso mismo, yo no sé la hora, pero sí sé la temporada, por las señales de los tiempos.  Es tiempo que te arrepientas, porque Cristo puede volver hoy mismo.

1 Tesalonicenses 5:1-2

“Pero acerca de los tiempos y de los momentos, no tienen, hermanos, necesidad de que yo les escriba.  Porque ustedes saben bien, que el día del Señor vendrá así como ladrón de noche.” El apóstol Pablo les explicaba a los tesalonicenses que nadie sabía cuando vendría Jesucristo por sus hijos, pero que deberíamos estar listos todo el tiempo.

San Mateo 24:42

“Velen, pues, porque no saben a qué hora ha de venir su Señor (Jesucristo).”  Jesús nos dice que vivamos una vida santa todo el tiempo, porque él puede volver a cualquier momento. Si nos encuentra viviendo una vida pecaminosa, nos dejará para que pasemos por la tribulación y para que pasemos la eternidad quemándonos en el lago de fuego.  ¡Que no te suceda a ti!

San Mateo 24:44

“Por lo tanto, también ustedes estén apercibidos (listos/preparados); porque el Hijo del hombre (Jesucristo) ha de venir a la hora que no lo esperan.” Jesucristo nos dice que puede venir a cualquier momento y que estemos listos para que nos pueda recibir como sus hijos.

El tiempo se le está acabando a este mundo como lo conocemos.  No va a terminar; es eterno, pero si cambiará (después del rapto) cuando Cristo vuelva por nosotros (los cristianos) para llevarnos a casa.  Los que se queden atrás pasarán por la tribulación (un tiempo de sufrimiento y de problemas como jamás ha sucedido o sucederá).  Aparte del sufrimiento, si esas personas no se arrepienten, pasarán la eternidad en el lago de fuego con el diablo y sus demonios. ¡No tomes el riesgo!  ¡No seas uno de ellos!

LA  CRUZ

(12 de Diciembre 2014)

Lo que el apóstol Pablo predicaba era Jesucristo crucificado.  Lo que Billy Graham predicó toda su vida ministerial fue el mensaje de la cruz.  La razón que ambos hombres de Dios predicaban lo mismo es que en la cruz se encuentra la esencia de la salvación y del cristianismo.  Sin el sufrimiento, la muerte en la cruz, y la resurrección de Jesucristo nuestra fe sería en vano.

San Lucas 23:42-46

“Luego (uno de los criminales crucificados junto a Jesucristo) dijo: ‘Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.’ ‘Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso,’ le contestó Jesús (Dios no rechaza a ninguna persona que le pida perdón). Desde el mediodía y hasta la media tarde (las tres) toda la tierra quedó sumida en la oscuridad, pues el sol se ocultó.  Y la cortina del santuario del templo se rasgó en dos (Dios ya no vive en el templo en Jerusalén. Ahora vive en nosotros).  Entonces Jesús exclamó con fuerza:  ‘¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!’ Y al decir esto, expiró.”

Romanos 3:23

“Todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.” Todos nosotros sin importar que tan justos, rectos y perfectos pensemos que somos, hemos pecado.  Todos iríamos directamente al infierno, pero por el sacrificio que hizo Jesucristo en la cruz, si lo aceptamos y lo clamamos podemos tener vida eterna con Dios.  Todos necesitamos un salvador y ese Salvador sólo puede ser Jesucristo (San Juan 14:6).  Nadie más dio su vida por nosotros.

San Juan 10:10

“El ladrón (diablo) no viene más que a robar, matar y destruir; yo (Cristo) he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.” Nosotros, los cristianos, recibiremos parte de esa abundancia aquí en esta vida, pero la verdadera paz, armonía, regocijo y felicidad nos llegará en el cielo.

San Juan 1:29

Juan el Bautista reconoció que Jesucristo era el Mesías, el Hijo de Dios, el Salvador, y por eso dijo: “¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!”  Jesucristo es el único que puede perdonar nuestros pecados, porque él los llevó en su persona a la cruz (1 San Pedro 2:24).  La sangre que vertió en la cruz borra nuestros pecados, pero solamente si nos arrepentimos, le pedimos perdón, y si hemos recibido a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

San Mateo 16:21

“Desde entonces comenzó Jesús a advertir a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y sufrir muchas cosas a manos de los ancianos de los jefes de los sacerdotes y de los maestros de la ley, y que era necesario que lo mataran y que al tercer día resucitara.”  Jesucristo vino con el propósito de sufrir, morir y resucitar por nuestros pecados, y estaba preparando a sus discípulos para cuando llegara ese momento.

San Mateo 12:40

“Porque así como tres días y tres noches estuvo Jonás en el vientre de un gran pez, también tres días y tres noches estará el Hijo del hombre en las entrañas de la tierra.”  Jesucristo les decía a los escribas y a los fariseos (los líderes religiosos) que estaría muerto tres días, pero que resucitaría (San Juan 10:17-18) y lo cumplió.

San Juan 12:23-24

En San Juan 12:23-24, Jesús les dijo a sus discípulos:  “Ha llegado la hora que el Hijo del hombre sea glorificado.  Ciertamente les aseguro que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, se queda solo. Pero si muere, produce mucho fruto.”  Jesucristo se refería a sí mismo.  Tenía que morir para salvar a muchos.  Nosotros, los cristianos, somos sus seguidores, su iglesia, y el producto de su muerte y resurrección.  No tenemos religión; tenemos una relación personal con él.

No importa cuánto hayas o no hayas pecado, sin Jesucristo tu destino es pasar la eternidad sufriendo en el lago de fuego.  Sin embargo si te arrepientes, le pides a Dios que te perdone, dejas la vida pecaminosa atrás, y recibes a Jesucristo como tu Señor y Salvador, pasarás la eternidad con Jesucristo.

Si no sabes cómo empezar, lee la siguiente oración, y cuando la entiendas bien, órasela a Dios. Él te oirá, te perdonará, te bendecirá, y serás parte de su familia.  “Dios Padre, en el nombre de tu Hijo Jesucristo, me arrepiento de mis pecados, te pido que me perdones, que permitas que el Espíritu Santo viva en mí, y que Jesucristo sea mi Señor y Salvador.  Amén.”

Ahora que ya eres hijo de Dios, lee mi página semanalmente, lee la biblia, encuentra una iglesia donde enseñen la palabra de Dios directamente de la biblia, y órale a Dios para que supla tus necesidades.

¡NO ME DESOBEDEZCAS!  (5 de diciembre 2014)

Dios, hablando por medio del profeta Samuel, nos dice que es mejor obedecer que el sacrificio.  Él odia nuestra desobediencia.  Todo lo que tenemos que hacer para complacerlo es obedecer sus principios bíblicos.  En realidad, es fácil de hacerse.  Todo ser humano puede cumplir con ellos, por medio de la sangre que Jesucristo derramó en la cruz.  Sin embargo siendo que amamos la oscuridad, elegimos desobedecerlos, y no recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

Filipenses 2:8-9

(Jesucristo) “hallado en la condición como hombre, se humilló a sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.  Por lo cual Dios también le ensalzó a lo sumo , y le dio un nombre que es sobre todo nombre.”

Dios Padre lo ensalzó a lo sumo, por su obediencia.  Si nosotros somos obedientes, el Padre nos exaltará también – claro, no tanto como a su Hijo, pero si nos dará vida eterna con él y nos levantará sobre los incrédulos.

San Mateo 26:39

En San Mateo 26:39, Jesucristo le oró al Padre:  “Padre, mío, si es posible, pase de mí este vaso; pero no como yo deseo; sino como sea tu voluntad.”

Jesucristo le decía a Dios que no quería morir sufriendo, pero que lo haría en obediencia, porque era la voluntad del Padre.  Hay cosas que no quisiéramos hacer, pero debemos hacerlas en obediencia si es la voluntad de Dios Padre.  Eso le traería felicidad a Dios.

Deuteronomio 11:26-28

“He aquí yo pongo hoy delante de ustedes la bendición y la maldición:  la bendición si obedecen los mandamientos de Jehová su Dios, que yo les prescribo hoy; y la maldición, si no obedecen los mandamientos de Jehová su Dios, y se apartan del camino que yo les ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no han conocido.”

Dios se lo hizo bien claro a los judíos y nos lo hace bien claro a nosotros, porque lo que les aplica a ellos, también a nosotros.  Dios no tiene gente favoritaSi lo obedecemos, recibimos sus bendiciones, y si lo desobedecemos, recibimos sus maldiciones. 

Hechos 5:28-29

El príncipe de los sacerdotes les preguntó a Pedro y a los otros discípulos: “‘¿No les denunciamos estrechamente, que no enseñaran en este nombre (Jesucristo)? Y he aquí han llenado a Jerusalén de su doctrina, y quieren echar sobre nosotros la sangre de este hombre.’  Y respondiendo Pedro y los discípulos les dijeron:  ‘Es menester obedecer a Dios antes que a los hombres.’”

Cuando debemos elegir o escoger entre obedecer a Dios o al hombre, siempre debemos obedecer a Dios.  Digamos que el patrón te pide que hagas algo ilegal, inmoral o que va contra los principios de Dios, ¡no lo hagas! Es posible que pierdas tu empleo, pero Dios te puede encontrar uno mejor.  Cuando vives por los principios de Dios y los retienes, así es como Dios sabe si eres su verdadero hijo o no.

Si has vivido una vida difícil, es tiempo que le eches una revisada.  ¿Le has sido obediente a Dios o desobediente?  ¿Has estado asistiendo a una iglesia cristiana y diezmando o te quedas en casa para dormir tarde? ¿Has leído la biblia o la pasas mirando telenovelas? ¿Vives tu vida según los principios cristianos o sigues lo que has aprendido por las calles? ¿Estás casado o vives en unión libre?  ¿Eres heterosexual o tienes un nuevo estilo – gay – de vida? Dios creó a Adán y Eva;  no a Abraham y Adán ni tampoco a Teva y Eva. 

El premio de obedecer a Dios es vida eterna con él.  El castigo de desobedecerlo es pasar la eternidad en el lago de fuego con el diablo y sus demonios sufriendo segundo tras segundo.  Tú eres el único que puede escoger por ti. 

UNO SE REGOCIJA AL DAR

(29 de Noviembre 2014)

Hay más regocijo en dar que en recibir.  Desgraciadamente a la gente egoísta le gusta recibir, pero no le gusta dar.  El ejemplo que debemos seguir siempre es Dios Padre o Jesucristo. Dios dio primero.  En la cruz él dio la vida de su hijo para que Jesucristo pagara por nuestros pecados y pudiéramos tener salvación.

San Juan 3:16-17

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda,  mas tenga vida eterna.  Porque no envió Dios a su hijo al mundo para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por él.”

Dios nos ama tanto que permitió que su hijo fuera torturado hasta morir para que nuestros pecados fueran perdonados.  Eso hace lo posible que pasemos la eternidad con Dios, pero solamente si nos arrepentimos, le pedimos perdón, recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, y dejamos de pecar abiertamente (2 Crónicas 7:14).

Romanos 8:32

“(Dios Padre) que aun no perdonó a su propio hijo, antes lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Lo más precioso que tenía Dios Padre era su hijo, pero le quitó la vida para redimirnos del pecado.  La salvación era inalcanzable para nosotros.

San Lucas 3:10-11

“La gente le preguntaba (a Juan el Bautista), diciendo:  ‘¿Pues qué haremos?’ Respondiendo les dijo:  ‘El que tiene dos túnicas, dé una al que no tiene; y el que tiene que comer, haga lo mismo.’”

El punto clave es que debemos ayudar a los necesitados.  Como ya bien sabemos hay gente pobre todo alrededor.  Nos sentimos muy bien cuando hacemos un hecho de caridad.

San Mateo 5:41-42

“Si alguien te obliga a llevarle la carga un kilómetro, llévasela dos.  Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no le vuelvas la espalda.”

Son las palabras de Jesucristo.  Es lo que le dijo a la gente, pero también nos aplica a nosotros. Sabiendo que hay personas quienes mienten, roban, causan fraudes, y hacen trampas, tenemos que usar mucha discreción para saber quién es necesitado y quién es tramposo.

1 Timoteo 6:17-19

(Timoteo) “a los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en el Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.  Mándales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, y generosos, dispuestos a compartir lo que tienen.  De este modo atesorarán para sí un seguro caudal para el futuro y obtendrán la vida verdadera.”

El apóstol Pablo exhortaba a su discípulo Timoteo para que hiciera buenas obras para tener tesoros en el cielo.  Las buenas obras que hacemos en nuestras vidas se convierten en tesoros en el cielo para nosotros.

2 Corintios 9:6-7

En su carta a los corintios, el apóstol Pablo les dijo lo siguiente:  “Recuerden esto:  El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará.  Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.”

¿Das con alegría o de mala gana?  El dar no se refiere necesariamente al dinero.  Puedes dar de tu tiempo, talentos, habilidades, dones espirituales, consejos, darles alientos a otros, y de cualquier otra manera que le puedas ayudar a alguien.

 

NUNCA ES DEMASIADO TARDE

Mucha gente se da por vencida fácilmente.  No pelean la buena batalla (2 Timoteo 4:7) como diría el apóstol Pablo.  Creen que es demasiado tarde para hacer cambios o para recibir un milagro.  Se sobreentiende que los milagros solamente ocurren cuando uno se los pide a Dios, ora en fe sin cesar, físicamente pone su granito de arena, y no deja de luchar para lograr la meta final.  Nunca es demasiado tarde.

Mateo 9:20-22

“Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre por doce años, le llegó por detrás (a Jesús), tocó la franja de su vestimenta: porque decía entre sí: ‘si toco solamente su vestimenta, seré sana.’ Mas Jesús se volteó, y cuando la vio, dijo: ‘Confía, hija, tu fe te ha sanado.’ Y la mujer quedó sana desde aquella hora.”

Había estado enferma por doce años, y había estado con muchos doctores los cuales le habían pronosticado que no podría sanarse, pero ella no perdió las esperanzas.  Ella misma se decía, “Aún ahora puede ser sana.”

Juan 11:21-23

“Marta le dijo a Jesús:  ‘Señor, si hubieras estado aquí,  mi hermano no hubiera muerto; mas también sé ahora, que todo lo que pidas de Dios, Dios te lo dará.’ Jesús le dijo:  ‘Tu hermano resucitará.’”

Marta tenía fe en Jesucristo, porque ella sabía que él era el Mesías/el Salvador/el Señor.  Su hermano Lázaro había estado muerto por cuatro días, pero ella sabía por su fe que aún todavía Jesús podía resucitarlo.  ¿Tienes esa clase de fe?

Lucas 15:15-20

El hijo pródigo venía de una familia rica.  Le pidió la herencia a su padre, y éste se la dio.  El hijo se fue a una tierra lejana y despilfarró su herencia con sus llamados amigos, prostitutas, licor y en una vida desenfrenada.  Cuando se le acabó el dinero se desaparecieron todos sus llamados amigos.  Estaba en la miseria a tal punto que tomó un empleo cuidando y dándoles de comer a unos cerdos.  Él comía la misma comida que ellos. Al percatarse de su situación, se arrepintió, decidió volver a la casa de su padre y pedirle perdón para que lo dejara trabajar como uno de sus obreros.  El padre lo recibió con los brazos abiertos.  Tal vez te encuentres en la misma situación que el hijo pródigo.  Arrepiéntete, pídele perdón a Dios y a cualquier otra persona a quien hayas defraudado.  No es demasiado tarde para que cambies y para que te vaya mejor en la vida. 

Juan 21:3-6

“Les dijo Simón Pedro (a los otros discípulos):  ‘Voy a pescar.’ Le dijeron: ‘Nosotros también vamos contigo.’  Fueron, y luego subieron en una barca; y aquella noche no cogieron nada. Pero cuando llegó la mañanita, Jesús se puso a la ribera; mas los discípulos no sabían que era Jesús.  Y (Jesús) les dijo:  ‘Mozos, ¿tienen algo que comer?’ Le respondieron, ‘No.’  Y él les dijo:  ‘Echen la red a la mano derecha del barco, y hallarán.’ Entonces la echaron, y no la podían sacar en ninguna manera, por la multitud de los peces.”

Pedro y los otros discípulos no habían pescado nada toda la noche, pero cuando Jesús les dijo que echaran la red en el otro lado, sabían que aún ahora podían sacar peces.  Tal vez la vida te haya tratado duro, pero aún ahora tu suerte puede cambiar si pones la fe en Jesucristo, si crees, y si esperas el milagro.  Jesús es el Dios de milagros.

El médico puede haberte pronosticado que tu cáncer no tiene remedio.  Dios puede sanarte. Tal vez pienses que tu matrimonio ya se terminó.  Dios puede restaurarlo.  Es posible que te hayan despedido de tu empleo de veinte años, y creas que tu mundo se ha derrumbado.  Dios puede conseguirte un empleo igual o mejor que el que tenías.  No importa lo que sea tu situación, Dios puede solucionar tu problema.  Acércate a él, y te darás cuenta que no es demasiado tarde.

NO TE DESANIMES  (13 de Noviembre 2014)

Con todos los problemas que hay en el mundo y con todo lo que nos pasa, uno puede desanimarse, desilusionarse, frustrarse, estresarse, desalentarse y  acobardarse fácilmente.  Sin embargo Dios desea que nos esforcemos y tengamos aliento para seguir adelante.  No importa por la situación que estés atravesando, Dios está contigo.

Salmo 31:24

“Esfuércense todos ustedes los que esperan en Jehová, y tome su corazón aliento.”

Esta escritura fue escrita por el rey David.  Las promesas de Dios siempre tienen una condición. La condición para que nuestro corazón tome aliento es que nos esforcemos en Dios.  Dios no nos dio el espíritu de temor (2 Timoteo 1:7).

Salmo 27:14

“Aguarda a Jehová; esfuérzate, y que se aliente tu corazón: si esperas a Jehová.” Aquí hay dos condiciones para que Dios aliente nuestro corazón – una, que aguardemos a Jehová, y dos, que nos esforcemos.

Deuteronomio 31:7

“Y llamó Moisés a Josué,  y le dijo a vista de todo Israel: ‘Esfuérzate y anímate; porque tú entrarás con este pueblo a la tierra que juró Jehová a sus padres que les había de dar, y tú se la harás heredar.’”

Dios había escogido a Moisés para que liberara a los judíos de la esclavitud en que los tenían los egipcios, y para que los llevara a la tierra prometida – Israel.  Pero Moisés, por haber desobedecido una orden de Dios, murió a los 120 años sin poder entrar a Israel.  Dios le dijo que eligiera y ungiera a Josué, su asistente,  como su sucesor.

Josué 1:9

“Mira que te mando que te esfuerces y que seas valiente: no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo dondequiera que estés.”

Dios le dice a Josué que no le tema a la gente que vive en la tierra prometida, sino que se la quite, porque él (Dios) estará con la gente judía.  A cada cristiano, Dios nos dice lo mismo – “No temas, yo estoy contigo,” y si él está con nosotros, no importa quién sea el enemigo (Romanos 8:31).

Isaías 41:10-13

“No temas que yo estoy contigo; no desmayes, que yo soy tu Dios que te da fuerza: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.  He aquí que todos los que rabiaban contra ti serán avergonzados y confundidos: serán como nada y perecerán, los que contienden contigo.  Los buscarás,  y no los hallarás, los que tienen contienda contigo; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen guerra.  Porque yo Jehová soy tu Dios, el que sostendrá tu mano derecha, y te dice:  ‘No temas, yo te ayudaré.’”

Si tienes miedo, estás estresado, frustrado, desalentado, desilusionado, desanimado o hasta acobardado, es porque no tienes bastante fe en Dios.  Entrégale tu Vida a Dios y llévale todos tus problemas en oración y súplica (Filipenses 4:6-7).  Él puede manejarlos y solucionarlos mucho mejor que tú.

¿ERES UN CRISTIANO ESTANCADO?  (6 de Noviembre 2014)

Muchos pastores en nuestras iglesias están estancados, y por eso sus iglesias y sus feligreses también están estancados.  La razón es porque aunque creen en Dios, no creen en milagros ni en los dones del Espíritu Santo.  Sin embargo, Dios nos dice que él es igual ayer hoy y por los siglos (Hebreos 13:8).  Si hizo milagros hace dos, cuatro o seis mil años pasados, no solamente los puede hacer hoy, sino que los está haciendo actualmente.

Lucas 8:43-44

“Y una mujer que tenía flujo de sangre hacía ya doce años, la cual había gastado en médicos todo su dinero, y por ninguno había podido ser sanada, llegó por la espalda (de Jesús), tocó el borde de su manto (el manto de Jesucristo) y luego se detuvo su flujo de sangre.”

El punto principal es que por su fe ella fue sanada, pero un punto secundario es que había sufrido por doce años y no les había pedido ni a Dios Padre ni a Jesucristo que la sanaran.  Tal vez hubiera sido sanada mucho antes.  Muchos de nosotros hacemos lo mismo.  Sufrimos y sufrimos, pero no le pedimos ayuda a Dios hasta que ya no podemos más.  La biblia nos dice que le llevemos todo a Dios en oración y súplica (Filipenses 4:6).

Juan 5:2-9

“Y hay en Jerusalén a la puerta del ganado (ovejas) un estanque, que en hebraico es llamado Betesda, el cual tiene cinco portales.  En éstos había multitud de enfermos, ciegos, cojos, paralíticos, que estaban esperando el movimiento del agua.  Porque un ángel descendía a cierto tiempo al estanque, y revolvía el agua; y el que primero descendía en el estanque después del movimiento del agua, se sanaba de cualquier enfermedad que tuviera.  Y estaba allí un hombre que hacía treinta y ocho años estaba enfermo.  Como Jesús vio a éste echado, y entendió que ya tenía mucho tiempo así, le dijo:  ‘¿Quieres ser sanado?’ Señor, le respondió el enfermo, no tengo hombre que me meta en el estanque cuando el agua fuere revuelta; porque entre tanto que yo vengo, otro antes de mí ha descendido.  Le dijo Jesús:  ‘Levántate, toma tu lecho, y anda.’  Y luego aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y se fue.  Y era sábado aquel día.”

El hombre había estado enfermo 38 años, pero aparentemente ya se había acostumbrado a su situación y estaba conforme.  Si no fuera así, se hubiera arrastrado hasta la orilla del estanque.  En vez de hacer eso, esperaba que alguien le ayudara.  Igualmente muchos cristianos estancados esperan un buen golpe de suerte,  ganarse la lotería, que les ocurra un milagro o que alguien les ayude, pero no hacen nada por ayudarse ellos mismos. 

Juan 21:3-6

“Les dijo Simón Pedro (a los otros discípulos), ‘Voy a pescar.’ Los otros le dijeron, ‘Nosotros también vamos contigo.’ Fueron e inmediatamente se subieron a una barca; y aquella noche no pescaron nada.  Pero al llegar la mañana, Jesús se puso a la ribera; mas los discípulos no sabían que era Jesús.  Y les dijo, ‘Mozos, ¿tienen algo que comer?’ Le respondieron, ‘No.’ Y él les dijo: ‘Echen la red a la mano derecha del barco, y hallarán.’  Entonces la echaron, y no la podían sacar, por la multitud de los peces.”

Habían pescado toda la noche y no habían sacado nada, porque Jesucristo no estaba con ellos.  Pero cuando él estuvo con ellos, sacaron tantos peces que no podían con las redes por lo pesadas que estaban.  Es muy probable que ni siquiera habían orado la noche anterior.  Muchos de nosotros tampoco oramos antes de comenzar un proyecto, y por eso no recibimos buenos resultados.

Apocalipsis 3:15-16

En Apocalipsis 3:15-16, Dios le dice a la iglesia de Laodicea, “Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ¡Ojalá fueras frío, o caliente!  Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”

Dios les dice lo mismo a los pastores, evangelistas y a los feligreses tibios.  Si tú eres un cristiano tibio estancado en tu cristiandad no tendrás salvación.  Si ese es tu caso; arrepiéntete, pídele perdón a Dios, comienza a utilizar tu fe, alaba a Dios en adoración, lee la biblia y medita en la palabra de Dios, y empieza a servir a Dios dondequiera que puedas.  Ojalá que este mensaje te haya conmovido para que reacciones y no continúes estancado. 

LOS APÓSTATAS CRISTIANOS SERÁN JUZGADOS SEVERAMENTE  (31 de Octubre 2014)

A la persona, quien ha conocido los caminos de Dios, pero ha vuelto  a la vida pecaminosa, se le llama apóstata.  Los apóstatas van a ser juzgados más severamente por Dios, porque han conocido la luz, pero han preferido la oscuridad.

2 Corintios 5:10

“Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Jesucristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo.”

Este juicio es para todos los creyentes.  Claro, incluye personas quienes, en algún tiempo, recibieron a Jesucristo como su Señor y Salvador, pero luego se alejaron de él.  Para los que caen en esa categoría, el juicio será más severo.  ¡No seas uno de ellos!

Lucas 12:48

“En cambio, el que no la conoce (la voluntad de Dios) y dice algo que merezca castigo, recibirá pocos golpes.  A todo el que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho; y al que se le ha confiado mucho, se le pedirá aun más.”

Igualmente, el que ha recibido la luz de Dios, ha vivido un tiempo como cristiano y luego ha rechazado el cristianismo, será castigado severamente, porque sabía y desobedeció.  Algunos pastores y evangelistas caerán en este grupo. 

Santiago 4:17

“Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace.”

La persona quien ha sido cristiana, ha conocido la palabra de Dios, la ha obedecido antes, y luego vuelve a la vida pecaminosa, será juzgada fuertemente por Dios.  ¡Ojalá no caigas en ese grupo!

Juan 9:41

En Juan 9:41, Jesucristo les dijo a los fariseos (los líderes religiosos de esos días):  “Si fueran ciegos, no serían culpables de pecado, pero como afirman que ven, su pecado permanece.”

Siendo que eran los líderes religiosos, sabían las escrituras, y ya que las sabían, y no estaban viviéndolas, ni creyendo que Jesucristo era el Mesías, Jesucristo los juzgó y los encontró culpables sin esperanza.

Juan 15:22

“Si yo no hubiera venido ni les hubiera hablado, no serían culpables de pecado, pero ahora no tienen excusa por su pecado.”

Jesucristo se refería a los fariseos y a los incrédulos de ese tiempo.  Desde luego que eso también nos aplica a nosotros.  Cualquier persona que haya oído el mensaje de salvación y no haya recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador será juzgada y enviada al infierno y más tarde al lago de fuego para que por su incredulidad sufra eternamente.

Génesis 19:24-26

“Entonces el Señor hizo que cayera del cielo una lluvia de fuego y azufre sobre Sodoma y Gomorra.  Así destruyó a esas ciudades y a todos sus habitantes, junto con toda la llanura y la vegetación del suelo.  Pero la esposa de Lot miró hacia atrás, y se quedó convertida en estatua de sal.”

La esposa de Lot había conocido a Dios, y dos ángeles les habían dicho que dejaran ese pueblo y el pecado en el pasado, pero ella desobedeció y fue destruida.  Dios odia la desobediencia y especialmente en una persona la cual ha conocido al Creador, la verdad, la luz, la vida, y que la única manera de llegar al cielo es por Jesucristo.

No tienes excusa.  Sabes que no podíamos habernos creado nosotros mismos, que toda forma de vida viene de Dios, y que aparte de Jesucristo no hay salvación (Juan 14:6).  Cuando estés  delante del tribunal de Jesucristo, que no seas encontrado culpable de no vivir una vida cristiana y de no haber recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Acércate a Dios para que él se acerque a ti.

SEÑALES DE AVISO  (24 de Octubre 2014)

Nuestro pueblo (Los Estados Unidos de América) tuvo su inicio como un país cristiano, y porque lo era, Dios lo bendijo de generación a generación.  Sin embargo desde los años sesentas nos hemos estado alejando más y más de Dios a tal punto que el Presidente Obama afirmó que ya no éramos solamente un país cristiano.  Desgraciadamente tenía razón.

Dios continúa mandándonos avisos, pero nos negamos a reconocerlos.  No hay ciego más ciego que el que se niega ver o a entender, y desafortunadamente ese ciego somos nosotros.  Fácilmente pueden llamarnos las avestruces.  Metemos la cabeza en la arena e ignoramos los temas verdaderos.  Es más fácil decir, “No tenemos problemas,” que admitir que los tenemos, porque si lo admitimos, tenemos que hacer algo.  Pero porque somos avestruces, vivimos negando, negando y negando.

EL aviso más grande que Dios nos ha enviado fue el del 9-11.  Debía de habernos despertado, pero se nos olvidó rápidamente. Después de eso en el 2008, la economía tuvo una gran caída, pero pensamos que era algo que llega y pasa. Hemos tenido muchos desastres, pero los consideramos como algo natural.  No nos damos cuenta que son más poderosos y ocurren con mucha más frecuencia que antes, y hasta ocurren el lugares de nuestro país donde jamás se habían visto.

¿Cuáles catástrofes hemos visto?  Si deseas saber cuánto daño pueden causar los incendios o las sequías, pregúntale a un californiano.  Ellos tienen mucha experiencia en esas áreas.  Apenas salen de una catástrofe cuando les llega otra.  Por el alto costo de vida y las razones ya mencionadas muchos californianos se están mudando de ese estado.

Al mismo tiempo que California tiene sequías, otros estados están  inundados perdiendo millones o billones de dólares.  Hay también que mencionar la costa del este donde los huracanes y los tornados no solamente destruyen lo material, sino que también en varias ocasiones gente ha muerto.

Si miras las noticias, cualquier día de la semana, verás que los accidentes, las drogas y la violencia reclaman vidas constantemente.  Las personas quienes le prestan sus servicios al público – los bomberos, los profesores y los policías – arriesgan sus vidas con mucha frecuencia. Esas profesiones se hacen más peligrosas cada día.

Por varias generaciones nuestra economía era la número uno en el mundo, pero hace como dos semanas que la China nos quitó ese lugar.  Si continuamos alejándonos de Dios, vamos a descender de lo que le llaman “el primer mundo” a ser nación del “segundo mundo.”  Es decir, una nación pobre.

Pero no todo tiene que ser catastrofista.  Si volvemos a nuestro primer amor (Apocalipsis 2:4), que, desde luego, es Dios, podemos ser un gran país de nuevo.  En 2 Crónicas 7:14, Dios nos dice cómo hacerlo:  “Si se humilla mi pueblo, sobre el cual se invoca mi nombre, y ora, y busca mi rostro, y se convierte de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

Las preguntas que tenemos son:  ¿Se humillará el pueblo estadounidense? ¿Orará? ¿Buscará su rostro? ¿Dejará los malos caminos? – la pornografía, el adulterio, la prostitución, el lesbianismo, el homosexualismo, las drogas, la violencia, adorar a los falsos dioses (los deportes), los cantantes, las estrellas de cine, las posesiones y el dinero. Dios es celoso (Éxodo 20:3

VEN A MÍ  (16 de Octubre 2014)

Dios te está llamando para que vengas a él así como estás.  No esperes hasta que tengas más educación formal,  que seas mayor, que tengas familia, que tengas más dinero, que sepas mejor la palabra de Dios, ni hasta que hayas dejado el pecado en el que te encuentras.  Ven a Dios así como estás y él te limpiará.

Mateo 11:28-30

“Vengan a mí todos los que están trabajados y cargados, que yo les daré descanso.  Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallarán descanso para sus almas.  Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

Jesucristo nos dice que vengamos a él, y él nos ayudará con el estrés, las frustraciones, los problemas y las inquietudes de la vida.  Muchas veces ya no podemos más, pero con su ayuda sí podemos salir adelante.

Juan 7:37-38

Jesucristo nos dice en Juan 7:37-38 – “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.  El que cree en mí, como dice la Escritura,  ríos de agua viva correrán de su vientre.”

Lo que significa lo que dijo Jesús es:  Si queremos ser salvos (pasar la eternidad con Dios), si necesitamos bendiciones de él, si queremos ser sus seguidores, si queremos vivir una vida en armonía, y si deseamos tener una relación íntima con él, debemos venir a él.  Si hacemos eso, el Espíritu Santo viene a vivir en nosotros para guiarnos, protegernos y bendecirnos.

Lucas 9:23

En Lucas 9:23, Jesucristo les dijo a sus seguidores:  “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz cada día, y sígame.”

Eso es para nosotros también.  Negarse a sí mismo significa dejar el pecado por detrás, pensar en otros en vez de ser egoístas, y hacer la voluntad de Dios, siempre y cuando sea posible, y no necesariamente la nuestra.  Venir a Dios tiene una condición la cual es:  dejar los modos del mundo por detrás transformando nuestras mentes a un nuevo modo de pensar (Romanos 12:2).

Mateo 4:18-20

“Y andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, que es llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.  Y les dijo:  ‘Vengan en pos de mí, y los haré pescadores de hombres.’  Ellos entonces, dejando luego las redes, lo siguieron.”

Los pescadores probablemente olían a pescado – un olor no muy agradable, pero Jesucristo los aceptó tal y como estaban.  No les pidió que se arrepintieran, que fueran a la iglesia, que se bañaran, ni que usaran agua de colonia.  Simplemente les dijo que lo siguieran así como estaban.  Te está diciendo lo mismo a ti.

Ven a Dios así como estás.  Es posible que tomes drogas, que bebas licor,  que participes en sexo ilícito, que hayas robado, que hayas sido violento o cualquier otra cosa dañina y pecaminosa, pero eso no importa, Dios te perdona y desea que vengas a él.  No esperes.  Dios es puro amor, y él quiere ayudarte para que cambies y para que salgas de ese círculo vicioso.

Si no sabes qué hacer, simplemente en toda sinceridad órale a Dios la siguiente oración:

“Santo Padre, yo sé que he pecado, pero hoy me arrepiento, y te pido que me perdones.  Cúbreme con la sangre de tu hijo Jesucristo.  Yo confieso en su nombre que él sufrió, murió y resucitó para pagar por mis pecados.  De aquí en adelante tu Espíritu Santo vive en mí para guiarme, protegerme y bendecirme.  Amén.”

Busca una buena iglesia cristiana donde den los mensajes directamente de la biblia, donde puedas crecer en fe, en conocimiento de la palabra de Dios y en sabiduría.

NO LE OTORGUES PODER AL DIABLO  (9 de Octubre 2014)

El diablo solamente tiene el poder que le otorgamos.  Claro, utiliza el fraude y el engaño para hacernos caer, pero si conocemos sus trucos no caemos en la trampa.  Normalmente usa los mismos trucos vez tras vez, porque siempre le han dado resultados.

1 Pedro 5:8

“Sean templados y velen; porque su adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.”

El apóstol Pedro nos dice que:  1. Velemos.  2.  El diablo es nuestro verdadero adversario.  3. El diablo anda como un león rugiente.  4.  Quiere destruirnos.

Si no caemos en su trampa, el diablo no tiene poder sobre nosotros.  Sin embargo, si nos descuidamos y nos dejamos engañar, el diablo nos puede derrotar y hasta destruir.

Santiago 4:7

“Sométanse, pues, a Dios, resistan al diablo, y de ustedes huirá.”

Santiago, el hermano de Jesucristo, nos dice que tenemos poder sobre el diablo; él no tiene dominio sobre nosotros.  Tenemos que resistir sus ataques, rechazarlo y ordenarle que se vaya.

Santiago 1:13-15

“Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído, y cebado. Y la concupiscencia, después que ha concebido, pare el pecado, siendo cumplido, engendra muerte.”

El diablo es el que nos tienta.  Por eso la tentación siempre estará presente.  Pero no tenemos que caer en ella.  Tenemos libre albedrío, el cual nos da el privilegio de escoger.  Si le abrimos la puerta al pecado, le otorgamos poder al diablo sobre nuestras vidas. el único poder que el diablo tiene es el que nosotros le damos.

¿Cuándo le damos poder al diablo?  Cuando pecamos le abrimos la puerta al diablo para que entre a nuestras vidas.  Cuando una persona está embriagada o drogada, no tiene control de su vida, pero el diablo sí,  Cuando alguien está enfurecido no está en sus cinco sentidos, y el diablo tiene acceso libre.  Cuando una persona blasfema el nombre de Dios, el diablo adquiere el derecho de entrar a su vida.

Ningún humano se puede imaginar todos los pecados que ofenden a dios y que le abren la puerta al diablo.  Sin embargo voy a mencionar los que son obvios. Y esos son:  la prostitución, el adulterio, la pornografía, la homosexualidad, el lesbianismo, la violencia, el odio, la rabia, la amargura, el no perdonar, y negar al Espíritu Santo o a sus obras.

El punto primordial de este mensaje es que no peques para que no le des poder al diablo sobre tu vida.  Sin embargo sabemos que has pecado, pero toma aliento, porque Dios te perdona a ti y a cualquier pecado que hayas hecho si te arrepientes y le pides perdón.

DIOS NO PUEDE SER BURLADO (2 de octubre 2014)

Muchos ateos, agnósticos, incrédulos y gente religiosa quienes no son cristianos, se burlan de Jesucristo pensando que son mucho más inteligentes, listos, y más sabios que los cristianos.  No saben ni se percatan que están jugando con su eternidad. Desgraciadamente la mayoría de ellos morirá en la ignorancia de su pecado y pasará la eternidad quemándose en el lago de fuego.

Gálatas 1:8-9

“Mas aun si nosotros o un ángel del cielo les anunciara otro evangelio del que les hemos anunciado, sea anatema.  Como antes hemos dicho, también ahora decimos otra vez:  Si alguno les anunciara otro evangelio del que han recibido, sea anatema.”

El apóstol Pablo lo hace bien claro que solamente hay un evangelio, una verdad, una palabra verdadera de Dios, un Dios, una manera de llegar al cielo, la cual es por medio del Dios de Abraham, Isaac e Israel – ese Dios es Jesucristo (Juan 14:6).  Cualquier otro llamado dios es inventado por el diablo el padre de la mentira (Juan 8:44).  Cuando les oramos a otros llamados dioses, estamos burlándonos de Dios, y eso nos enviará directamente al lago de fuego.

Hechos 5:1-5

“Mas un varón llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una posesión, y defraudó del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo una parte, la puso a los pies de los apóstoles. Y dijo Pedro:  ‘Ananías, ¿Por qué ha llenado Satanás tu corazón a que le mintieras al Espíritu Santo y defraudaras del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu potestad? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.’  Entonces Ananías, oyendo estas palabras, cayó y expiró.  Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.”

Ambos Ananías y su esposa murieron por haberle mentido a Dios.  Uno no se puede burlar de Dios. Siendo que Dios ve, oye, y sabe todo, no podemos mentirle ni burlarnos de él.  Si tratamos de hacerlo tenemos que atenernos a las consecuencias.

Gálatas 6:7

“No sean engañados:  Dios no puede ser burlado; que todo lo que el hombre siembre, eso también cosechará.”

Si un hombre siembra amor, eso mismo cosechará, pero si siembra odio, eso mismo le regresará.  Si un hombre recibe a Jesucristo como su Señor y Salvador, será salvo, pero si no lo recibe, pasará la eternidad quemándose en el lago de fuego con el diablo y sus demonios. Dios no puede ser engañado ni burlado.

Filipenses 2:9-11

“Por lo cual Dios también lo exaltó a lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre; para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que están en la tierra, y de los que están debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, a la gloria de Dios Padre.”

Los ateos, los agnósticos,  los incrédulos, y los de religiones falsas pueden burlarse de Dios aquí en la tierra, pero se llegará el tiempo cuando se arrodillarán y confesarán que Jesucristo es Dios, pero será demasiado tarde.  Pagarán las consecuencias sufriendo eternamente en el lago de fuego. 

Si eres ateo, agnóstico, incrédulo,  miembro de una religión falsa o no estás seguro si tienes salvación, Dios, siendo misericordioso, amable y piadoso te ofrece la oportunidad de arrepentirte para que pases la eternidad con él.  Si no sabes cómo hacerlo, de lo más profundo de tu corazón, órale la siguiente oración a Dios en voz alta. Él te oirá, te perdonará, y te dará vida eterna.

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Por favor, perdóname.  Ábreme los ojos y los oídos espirituales.  Cúbreme con la sangre de tu Hijo Jesucristo para que él sea mi Señor y Salvador. Permite que el Espíritu Santo me guíe cada día de mi vida. Amén.”

Lee mi página cada semana.  Comienza a leer la biblia.  Busca una iglesia cristiana donde enseñen directamente de la biblia. Hazte amigos de otros cristianos para que crezcas espiritualmente.  ¡Dios te bendiga!

laluzviviente.com   O   thelivinglights.com

A LA LUZ QUE ILUMINA SE LE DARÁ MÁS LUZ  (25 de Septiembre 2014)

La biblia nos dice que a los que tienen se les dará más, y a los que tienen poco hasta eso se les quitará.  A primera vista, no parece justo ni correcto, pero si lo ponemos en el contexto espiritual, entonces si hace mucho sentido.

Mateo 25:24-28

En “La Parábola de los Talentos,” el amo le dio cinco talentos a un siervo, a otro le dio dos, y al tercero le dio uno. En este caso, los talentos eran dinero, pero pudieran haber sido talentos humanos o hasta oportunidades para servir a Dios.  La voluntad del amo era que los hombres pusieran los talentos a trabajar y ganarán interés.  Dos hombres hicieron exactamente eso, pero el tercero no.

(Mateo 25:24-28).  “Y llegando también el que había recibido un talento, dijo:  ‘Señor, te conocía que eras hombre duro, que siegas donde no sembraste, y recoges donde no esparciste; y tuve miedo, y fui, y escondí tu talento en la tierra:  he aquí tienes lo que es tuyo.’ Y respondiendo, su señor, le dijo:  ‘Malo y negligente siervo, sabias que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí, le dijo:  ‘Malo y negligente siervo, sabias que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí; por tanto te convenía  dar mi dinero a los banqueros, y viniendo yo, hubiera recibido lo que es mío con usura.’  ‘Quítenle pues el talento, y dénselo al que tiene diez talentos.’” 

Está bien claro que Dios desea que pongamos nuestros talentos a trabajar haciendo su voluntad. Si no los usamos, puede quitárnoslos.  Si los usamos, nos da más.

Daniel 12:3

“Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a justicia la multitud (resplandecerán) como las estrellas a perpetua eternidad.”

Podemos traer gente al bien, a ser justos y acercarlos a Dios por el resplandor de nuestras vidas.  Entre más ilumine nuestra luz, más gente traemos al reino de Dios, y entre más gente traigamos al reino de Dios, más luz nos da él. 

Proverbio 11:30

“El fruto del justo es árbol de vida:  y el que prende almas, es sabio.”

Los justos tendrán salvación porque han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador.  Ganarán almas, porque Dios les ha dado sabiduría de hacer su voluntad por el resplandor de sus luces, las cuales son sus vidas.

(Juan 15:7-8).  “Si están en mí, y mis palabras están en ustedes, pidan todo lo que quieran, y les será hecho.  En esto es glorificado mi Padre, en que lleven mucho fruto, y que sean así mis discípulos.”

Si hacemos la voluntad de Dios, su luz obrará en nosotros y por medio de nosotros.  Entre más fruto demos y más ilumine nuestra luz, más oportunidades nos dará Dios para servirle.  Con su ayuda nuestra luz brillará más y más fuerte.

Mateo 5:16

“Así alumbre su luz delante de los hombres, para que vean sus obras buenas, y glorifiquen a su Padre que está en los cielos.”

Esto es lo que Jesucristo les dijo a sus discípulos, y, claro, también nos aplica a nosotros.  Es más bien mandato y no sugerencia.  Nuestra luz brilla cuando hacemos buenas obras para el reino de Dios.  Claro que eso incluye las obras de caridad que hacemos, cuando le ayudamos a alguien, pero lo más importante es cuando alguien recibe a Jesucristo, y cuando le enseñamos la palabra de Dios y como obedecerla.

Es posible que estés pensando o diciendo…”¿Cómo puedo ser luz para otros?”  La mejor manera es por ejemplo por tu modo de vivir.  Si vives una vida sana, la gente puede ver.  Claro, puedes explicarles el plan de salvación, les puedes dar un libro cristiano, una biblia, invitarlos a tu iglesia, y, desde luego, pasar tiempo con ellos.

Tal vez tú mismo necesites la luz de Dios.  Puedes dejar la oscuridad al recibir esa luz por medio de Jesucristo.  Al recibirlo como tu Señor y Salvador, te llega la salvación y también su luz.  Como vayas aprendiendo la palabra de Dios y poniéndola en práctica tu luz va a brillar más y más.  Para que esa luz tenga un inicio en tu vida, órale la siguiente oración a Dios en toda sinceridad:

“Dios Padre, soy pecador.  Me arrepiento de mis pecados.  Te pido que me perdones.  Permite que el Espíritu Santo viva en mí y le pido a Jesucristo que sea mi Señor y Salvador.  ¡Gracias, Padre!  Amén!”

Encuentra una buena iglesia cristiana, lee la biblia, y hazte amigo de personas cristianas para que sean tus hermanos y hermanas en Cristo Jesús.  Ellos te ayudarán a crecer en fe, en conocimiento de la palabra de Dios, y en sabiduría. 

QUE BRILLE TU LUZ Y DA FRUTO  (18 de septiembre 2014)

Muchos cristianos son agentes en secreto.  Muchas veces los vecinos, amigos, compañeros de trabajo, y otras personas ni siquiera tienen la menor idea que son cristianos.  Dios no quiere a los cristianos tibios.  La biblia nos dice que a esas personas las escupirá.  Si se avergüenzan de él aquí, él los negará en el cielo, y terminarán en el lago de fuego.  ¡No seas uno de ellos!

Santiago 1:17

“Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestiales, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.”

De esta escritura podemos deducir cinco puntos:  1.  Toda buena dádiva y don perfecto vienen de Dios.  2.  Dios es la luz principal.  3.  Somos hijos de la luz, porque somos hijos de Dios.

4.  Dios nunca cambia.  5.  Dios nos da luz (a sus hijos) para que podamos iluminar a los que están en la oscuridad.

Juan 12:46

En Juan 12:46, Jesucristo nos dice:  “Yo soy la luz que ha venido al mundo, para que todo el que crea en mí no viva en tinieblas.”

Si nos llamamos cristianos, pero continuamos viviendo una vida pecaminosa, solamente nos estamos engañando a nosotros mismos.  Hay libros en el cielo, y todo lo que hacemos se escribe en ellos.  No podemos engañar a Dios (Gálatas 6:7).

1 Tesalonicenses 5:5

“Todos ustedes son hijos de la luz y del día.  No somos de la noche ni de la oscuridad.”

Somos hijos de la luz, porque somos hijos de Dios.  Los incrédulos son hijos de la oscuridad, y consecuentemente hijos del diablo.  Sin embargo, si se arrepienten y reciben a Jesucristo como su Señor y Salvador, pueden llegar a la luz y a tener salvación.  Nuestro propósito en este mundo, aparte de vivir una vida sana y cristiana, es de sacar almas de la oscuridad y traerlas a la salvación.

Efesios 5:8-9

“Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor.  Vivan como hijos de luz (el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad).”

El apóstol Pablo les dice a los efesios y a nosotros que si ya somos cristianos que ya no vivamos en el pecado como lo hacíamos antes.  Tenemos que dejar ese estilo de vida.

Cuando caminamos en la luz de Dios somos un ejemplo para el resto del mundo.  Lo hacemos al ser amistosos, cariñosos, humildes, bondadosos, creativos para ayudar al prójimo, al visitar enfermos, prisioneros, al darle aliento a otros,  al ser profesionales en nuestros empleos, y, en general, al hacer la voluntad de Dios.

Mateo 5:16

“Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.”

Nuestra luz brilla cuando hacemos buenas obras, y especialmente cuando las hacemos para el reino de Dios.  No las hacemos para glorificarnos, sino para traerle gloria a nuestro Padre celestial.

Hay varios evangelistas quienes parecen estar haciendo buenas obras, pero, al mismo tiempo, se están enriqueciendo muchísimo.  Yo no los juzgo, porque sólo Dios conoce sus intenciones y sabe cómo va a juzgarlos en el día del juicio.

Unos consejos:  Cuando des dinero para una buena causa o le ayudes a alguien, ofrécelo a Dios en el nombre de Jesucristo.  Si tus intenciones son justas y correctas, Dios te bendecirá sin importar el resultado.  Si no conoces la palabra de Dios bien, puedes empezar a ser luz con otros.  Invítalos a una iglesia cristiana (no católica) o mándalos a nuestra página en el internet.  Se encuentra fácilmente en Yahoo en:   laluzviviente.com   o  thelivinglights.com

EN EL OJO DE LA TORMENTA CRISTO ESTÁ CON NOSOTROS  (11 de Septiembre 2014)

Dios jamás nos prometió un lecho de rosas o que no pasaríamos por pruebas, tormentas y tribulaciones.  Lo que nos prometió es que si somos sus hijos, él estará con nosotros durante las tormentas.  Cuando uno de sus hijos está pasando por una tormenta, Dios le da esa paz que sobrepasa todo entendimiento (Filipenses 4:7).

1 Samuel 17:42-45

El gigante Goliat “Le echó una mirada a David y, al darse cuenta de que era apenas un muchacho, trigueño y buen mozo, con desprecio le dijo:  ‘¿Soy acaso un perro para que vengas a atacarme con palos?’ Y maldiciendo a David en nombre de sus dioses añadió: ‘Ven acá, que les voy a echar tu carne a las aves del cielo y a las fieras del campo!’  David le contestó:  ‘Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado.’”

El pelear con un gigante, soldado profesional que nunca había sido derrotado, era una tormenta para el adolescente David.  Pero él sabía que no estaba solo, porque Dios el creador del cielo y de la tierra estaba con él.

Hechos 16:22-30

“Entonces la multitud se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron que les arrancaran la ropa y los azotaran.  Después de darles muchos golpes, los echaron en la cárcel, y ordenaron al carcelero que los custodiara con la mayor seguridad.  Al recibir tal orden, éste los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo.  A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban.  De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos.  Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas.  El carcelero despertó y, al ver las puertas de la cárcel abiertas de par en par, sacó la espada y estuvo a punto de matarse (bajo la ley del Imperio Romano si un preso se le escapaba a un carcelero o a un soldado, a la persona responsable le quitaban la vida), porque pensaba que los presos se habían escapado.  Pero Pablo le gritó:  ‘¡No te hagas ningún daño! ¡Todos estamos aquí!’  El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas.  Luego los sacó y les preguntó:  ‘Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?’

Pablo y Silas estaban cansados, golpeados, y encadenados en la prisión, pero estaban regocijándose, porque sabían que Dios estaba con ellos.  Dios mandó un terremoto que no sólo les dio su libertad, sino que también les dio salvación al carcelero y a toda su familia.

Lucas 8:22-24

“Un día subió Jesús con sus discípulos a una barca.  ‘Crucemos al otro lado del lago,’ les dijo.  Así que partieron, y mientras navegaban, él (Jesucristo) se durmió.  Entonces se desató una tormenta sobre el lago, de modo que la barca comenzó a inundarse y corrían gran peligro.  Los discípulos fueron a despertarlo.  ‘¡Maestro, Maestro, nos vamos a ahogar!’  gritaron.  Él se levantó y reprendió al viento y a las olas; la tormenta se apaciguó y todo quedó tranquilo.”

En medio de la tormenta Jesucristo estaba con sus discípulos.  Si somos sus seguidores, en el ojo de la tormenta él está con nosotros.  Seas cristiano o no, te van a llegar tormentas tarde o temprano.  La tormenta puede ser cáncer, divorcio, muerte en la familia, bancarrota, perder tu empleo, una adicción o cualquier otro problema que pueda surgir.  La mayor diferencia entre incrédulos y creyentes es que Dios les ayuda a pasar por la tormenta a sus seguidores.

 

TRATA DE MEJORAR ESTE MUNDO  (3 de septiembre 2014)

Algunas de las personas quienes piensan que hay vida después de la muerte van a hacer algo para mejorar este mundo que los que piensan que no existe un más allá.  A lo contrario, algunas de las personas que no piensan que existe la vida eterna le van a causar mucho más daño a nuestro planeta que sus homólogos.

¿En qué grupo te encuentras tú? ¿Este mundo y las personas en tu esfera familiar y social estarán mejor o peor por haberte conocido cuando tú hagas la transición a la otra vida?

C O R R E    H A C I A    D I O S  (28 de agosto 2014)

Muchas personas quieren hacer lo que les da la real gana, y por eso le huyen  a Dios.  Zigzaguean por las calles del pecado y corren a velocidad máxima en la carretera de la destrucción.  En vez de hacer eso, deberían correr hacia Dios para recibir salvación, protección y las bendiciones que Dios les tiene.

Salmo 68:20

“Nuestro Dios es un Dios que salva; El Señor Soberano nos libra de la muerte.”

La salvación solamente llega por el Dios de Abraham, Isaac y Jacobo.  Los otros llamados dioses salieron de la imaginación de alguien o son personas que vivieron, pero no eran, no son, ni serán dioses.  Debes correr al Dios verdadero para recibir tu salvación.

Hechos 4:12

“De hecho, en ningún otro hay salvación (solamente en Jesucristo), porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.”

No podemos invocar el nombre de alguien que le llamen “santo, “ “virgen,” o “dios,” y ser salvos. Si lo haces, te estás engañando e insultando a Dios.  Eso te lleva al infierno y más tarde al lago de fuego.  Dios nos dice claramente en su palabra – Éxodo 20:3 – “No tengas otros dioses además de mí.” No camines, no trotes ni te vayas patinando, sino corre a toda velocidad hacia Dios.  Él te está esperando.

Isaías 55:6

“Busquen al Señor mientras se deje encontrar, llámenlo mientras esté cercano.”

Significa exactamente lo que dice.  Llegará el tiempo cuando busques a Dios y no lo hallarás, porque ya será demasiado tarde.  Esto puede suceder en dos casos:  te mueres y ya no puedes arrepentirte o te has metido profundamente en el pecado y ya no puedes dejarlo.  Algunos ejemplos:  el alcoholismo, fumar, drogadicción, la jugada, etcétera.

1 Corintios 2:9

“Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.”

No tenemos ni la menor idea de la grandeza de Dios  ni de las sorpresas que nos tiene preparadas para la eternidad.  Si todavía no eres seguidor de Jesucristo, ¿qué esperas?  ¡Corre hacia él!

Marcos 10:27

En Marcos 10:27, Jesucristo mismo nos dice:  “Para los hombres es imposible” (se refería a la salvación) – aclaró Jesús, mirándolos fijamente, “pero no para Dios; de hecho, para Dios todo es posible.”

Si necesitas un milagro (algo que el hombre no puede hacer, pero Dios sí), debes correr hacia Dios, porque él puede, está listo, disponible, y desea hacerte el milagro.  Si le pides a Dios en fe (Marcos 9:23), es muy posible que te otorgue el milagro.

2 Timoteo 3:1-5

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles.  La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios.  Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad.  ¡Con esa gente ni te metas!”

Somos la generación de los últimos días antes que vuelva Jesucristo por sus hijos – los cristianos.  Estamos viviendo en tiempos muy difíciles . Ojalá ya seas su hijo, pero si no lo eres, corre precipitadamente hacia él. Esta puede ser tu última oportunidad.

APRENDE A HACER EL BIEN  (25 de agosto 2014)

Dios mismo nos dice en el Salmo 14:3:  “Todos declinaron, juntamente se han corrompido: no hay quien haga bien, no hay ni siquiera uno.” Luego en Romanos 3:23, el apóstol Pablo nos dice:  “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”  Pablo también nos dice en Romanos 6:23, “Porque la paga del pecado es muerte…”

Dios, por su palabra, nos dice que el hombre por naturaleza es malo.  Cuando Adán y Eva pecaron le abrieron la puerta al pecado para que entrara a nuestras vidas.  Por eso, todos nacemos bajo la nube del pecado.  La única manera de salirnos de ella es recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

Isaías 1:17

“¡Aprendan a hacer el bien! ¡Busquen la justicia y reprendan al opresor! ¡Aboguen por el huérfano y defiendan a la viuda!”

Tenemos que aprender a hacer el bien, porque no es lo natural.  Tenemos que desarrollarlo para que se convierta en un hábito y sea como segunda naturaleza para nosotros.  Eso es lo que Dios desea.

Romanos 12:21

“No te dejes vencer por el mal; al contrario vence al mal con el bien.”

Dios desea que seamos amistosos, cariñosos y amables con toda persona, aunque no lo merezcan.  No debemos pelear fuego con fuego, sino voltear la otra mejilla.

1 Pedro 3:17

“Si es la voluntad de Dios, es preferible sufrir por hacer el bien que por hacer el mal.”

A veces pagamos las consecuencias por hacer lo que es correcto y bien en los ojos de Dios, porque el mundo se va alejando más y más de Dios y de la verdad.  Sin embargo, nosotros los cristianos debemos hacer la voluntad de Dios y no tratar de complacer al hombre.

1 Timoteo 6:17-18

“A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.  Mándales que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, y generosos, dispuestos a compartir lo que tienen.”

Dios desea que seamos ricos en buenas obras y no necesariamente en bienes.  Por eso, Jesucristo en Mateo 6:20-21 nos dice:  “Más bien,  acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.  Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.”

Hechos 10:38

En Hechos 10:38, Juan el Bautista proclama:  “Me refiero a Jesús de Nazaret: cómo lo ungió Dios con el Espíritu Santo y con poder, y cómo anduvo haciendo el bien y sanando a todos los que estaban oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.”

Jesucristo anduvo sanando y haciendo el bien, y desea que nosotros hagamos lo mismo.  En vez de tardar en hacer el bien (la voluntad de Dios), debemos aprovechar toda oportunidad inmediatamente. Podemos orar por los enfermos, traer gente a la salvación, y hacer todo el bien que sea posible.

Si, por la razón que sea, no tienes el hábito de hacer el bien, comienza por hacer pequeños hechos de amabilidad.  En poco tiempo será un hábito y algo espontáneo en tu vida.  Después de ese comienzo empezarás a hacer obras más grandes.  Cada vez que hagas algo por otra persona, te dará regocijo y te sentirás bien de ser quien eres.

Busca maneras de ayudarle al prójimo.  Todos tenemos necesidades.  Lo que debes hacer es reconocer esas necesidades en otras personas, y ayudarles a cumplirlas.  La gente te lo apreciará, pero aún si no lo hacen, Dios te recompensará en esta vida o en la eternidad.

NADIE ES JUSTIFICADO POR SU PROPIA CUENTA (14 de agosto 2014)

Mucha gente piensa que pasará la eternidad en el cielo por sus buenas obras.  Nada pudiera estar más lejos de la verdad.  Las buenas obras no nos abren los portales del cielo, sino la gracia de Dios es la que lo hace.

Isaías 64:6

“Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.”

Nuestras buenas obras son como trapos inmundos para Dios.  Somos salvos por gracia y no por nuestras obras.  La gracia es favor inmerecido.  Nadie merece el favor de salvación, pero por la gracia de Dios, podemos ser salvos.

Romanos 3:23

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

Toda persona, incluyendo a nosotros, ha pecado y merece castigo eterno, pero porque Jesús pagó por nuestros pecados en la cruz, no tenemos que pasar la eternidad sufriendo en el lago de fuego.  Sin embargo, tenemos que aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, arrepentirnos, clamarle a Dios, y dejar de pecar (2 Crónicas 7:14).

Romanos 5:6-8

“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.  Ciertamente apenas muere alguno por un justo; con todo podrá ser que alguno osara morir por el bueno.  Mas Dios encarece su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Antes que nos hubiéramos arrepentido, clamado a Dios, o dejado el pecado, Jesucristo por medio de su muerte, ya había pagado por nuestros pecados.  Ya había pavimentado con su sangre el camino que nos lleva al cielo, el cual es él mismo.

Romanos 10:17

“Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios.”

Para poder adquirir fe en Dios, tenemos que leer su palabra, asistir a una iglesia cristiana, ver evangelistas por la televisión, reunirnos con personas las cuales han recibido milagros, tener amistad con creyentes quienes estén llenos del Espíritu Santo.

1 Samuel 15:22

El profeta Samuel le dijo a los Israelitas: “¿Tiene Jehová tanto contentamiento con los holocaustos y víctimas, como en obedecer a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios; y el prestar atención que el sebo de los carneros.”

Dios no nos pide sacrificios; nos pide que obedezcamos sus mandamientos.  Los obedecemos por la fe que tenemos en Jesucristo.  A causa de esa fe y obediencia, Dios nos declara  justos y nos justifica para que podamos tener salvación.

Romanos 4:5

“Mas al que no obra (la persona que sabe que su salvación no depende de sus buenas obras), pero cree en aquél (Jesucristo) que justifica al impío, la fe le es contada por justicia.”

Somos justificados por la fe que tenemos en Jesucristo, por la sangre que él derramó en la cruz y por su resurrección.  No somos justos ni justificados por nuestras propias buenas obras – para Dios son como trapos sucios.

Romanos 8:1

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al espíritu.”

Esto significa que no somos “pecadores salvos por la gracia de Dios” como dicen algunos cristianos, sino “santos que algunos veces pecamos.”  En los ojos de Dios somos justos porque él nos ha justificado. 

No mal entiendas este mensaje:  no eres justo por tus obras; eres justo por el sufrimiento de Jesucristo, su muerte en la cruz, su resucitación, y porque él pagó por tus pecados.  Sin embargo, de la única manera que eres justo en los ojos de Dios, es si has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Si no lo has hecho, lee la siguiente oración, y cuando, en realidad, la comprendas, órasela a Dios en voz alta con toda sinceridad.  Él te oirá, te aceptará como su hijo, te justificará, te perdonará todos tus pecados, y te abrirá los portales del cielo.

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Te pido que me perdones.  Cubre mis pecados con la sangre de tu Hijo.  Le abro mi corazón a Jesucristo para que él viva en mí.  Te pido todo esto y lo confieso en el nombre de Jesucristo.  Amén.”

Para que aprendas más lee mi página – thelivinglights.com o laluzviviente.com –  semanalmente.  Comienza a asistir a una iglesia cristiana donde enseñen directamente de la biblia (la versión Reina-Valera es buena).  Empieza con el libro de Juan y haz amistades con personas cristianas que puedan ayudarte a acercarte más a Dios.

 

DESEO QUE LO HAGAS CON ENTUSIAMO (8 de agosto 2014)

Dios desea que todo lo que hagamos sea con entusiasmo, y especialmente lo que hagamos para servirle a él.  No quiere que seamos tibios ni que lo estemos.  Algunos cristianos los cuales creen a medias y viven sus vidas igualmente no van a llegar al cielo.

Gálatas 4:18

“Está bien mostrar interés, con tal que ese interés sea bien intencionado y constante, y que no se manifieste sólo cuando yo estoy con ustedes.”  El apóstol Pablo les escribió eso a los cristianos de Galacia.  Desde luego que también es aplicable para nosotros.  Todo lo bueno que hagamos, debemos hacerlo con entusiasmo como si lo estuviéramos haciendo para Dios mismo.

No solamente debemos obrar con entusiasmo cuando estamos en la iglesia, con otros cristianos, o cuando vemos un evangelista por la televisión, sino todo el tiempo dondequiera que estemos.  Cualquier cosa que hagamos, debemos hacerla lo mejor que podamos para traerle gloria a Dios y para que nuestro esfuerzo dé buen fruto permanente.

Tito 2:12-14

“…Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio, mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.  Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien.”  Esto es lo que el apóstol Pablo le dijo a Tito y a los creyentes.  Porque Jesucristo dio su vida por nosotros y por sus enseñanzas debemos entusiasmarnos por hacer buenas obras.  Constantemente debemos estar buscando modos como podemos servirle.  Le servimos cuando bendecimos al prójimo.

 Apocalipsis 3:16

En Apocalipsis 3:16, Jesucristo le dice a la iglesia de Laodicea:  “Por tanto, como no eres ni frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca.”  Los cristianos tibios son la clase de gente que piensa tener seguro contra el fuego.  Es decir,  creen que van a escapar la furia de Dios, del infierno y del lago de fuego, porque se llaman cristianos.  Dios conoce sus corazones, y él sabe que sólo lo adoran de los labios hacia afuera, pero no de corazón.

2 Corintios 9:7-8

“Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.  Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.”  No solamente se refiere al dinero, sino también a tus talentos, a tu tiempo, a tus consejos, y cualquier recurso que tengas con el cual puedas bendecir al prójimo.

Anímate a ser entusiasta para servir a Dios.  Cuando termine tu vida que no sea lo que pudieras haber logrado, lo que debieras haber logrado, sino lo que, en realidad, lograste para el reino de Dios. 

UNA GENERACIÓN SIN DIOS (31 de julio 2014)

Si eres un buen cristiano, una persona quien ama a Dios y sigue sus mandamientos, no permitas que te ofenda este mensaje que Dios me dio.  Le oré a Dios, en el nombre de Jesucristo, y me dio este mensaje, “Una Generación Sin Dios.” Si conoces la historia de Los Estados Unidos, sabes que comenzamos como una nación cristiana, pero que últimamente nos vamos alejando más y más de Dios.

Job 20:4-5

“Bien sabes que tú desde antaño, desde que Dios puso al hombre en la tierra, muy breve ha sido la algarabía del malvado; la alegría del impío ha sido pasajera.”

Esto nos enseña que desde el comienzo había gente malvada – gente que no obedecía a Dios – gente que vivía según sus deseos.

Salmo 14:1-3

“Dice el necio en su corazón:  ‘No hay Dios.’ Están corrompidos, sus obras son detestables; ¡No hay uno que haga lo bueno! Desde el cielo el Señor contempla a los mortales, para ver si hay alguien  que sea sensato y busque a Dios.  Pero todos se han descarriado, a una se han corrompido.  No hay nadie que haga lo bueno; ¡No hay uno solo!”

El mundo estaba tan corrompido que Dios mandó el diluvio. Luego destruyó completamente a Sodoma y Gomorra y a pueblos enteros por desobedecerlo a él.

Génesis 6:5-7

“Al ver el Señor que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal, se arrepintió de haber hecho al ser humano en la tierra, y le dolió en el corazón.  Entonces dijo:  ‘Voy a borrar de la tierra al ser humano que he creado.  Y haré lo mismo con los animales, los reptiles y las aves del cielo. ¡Me arrepiento de haberlos creado!’”

2 Timoteo 4:3-4

“Porque llegará el tiempo en que no tolerarán la doctrina sana, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.  Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.”

Ese tiempo ha llegado.  La gente se ha alejado de Dios para practicar diferentes filosofías, doctrinas o creencias.  Se ha involucrado con los espiritistas,  los astrólogos, y cualquier otra cosa que les satisfaga la curiosidad.

Romanos 1:24-27

“Por eso Dios los entregó (a los homosexuales y lesbianas) a los malos deseos de sus corazones, que conducen a la impureza sexual, de modo que degradaron sus cuerpos los unos con los otros.  Cambiaron la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a los seres creados (a los llamados santos y vírgenes) antes que al Creador quien es bendito por siempre.  Amén.  Por tanto Dios los entregó a pasiones vergonzosas.  En efecto, las mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza (lesbianismo).  Así mismo los hombres dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros. Hombres con hombres (actos homosexuales) cometieron actos indecentes (homosexualidad), y en sí mismos recibieron el castigo que merecía su perversión.”

¡Está bien claro! Los homosexuales y las lesbianas pueden salir del ropero orgullosamente, pero, a menos que se arrepientan, entrarán al infierno vergonzosamente para sufrir eternamente.

2 Timoteo 3:1-4

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles.  La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios.”

El apóstol Pablo en su carta a Timoteo está describiendo nuestra generación – una de tiempos peligrosos por la desobediencia a Dios.  Estamos viviendo en los últimos días antes que vuelva Jesucristo por sus hijos – los cristianos (cualquier persona que haya recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador y que viva una vida sana).

2 Tesalonicenses 2:3

“No se dejen engañar (de la segunda venida de Jesucristo) de ninguna manera, porque primero tiene que llegar la rebelión contra Dios (la gente dejar de creer en Dios y dejar de asistir a la iglesia) y manifestarse el hombre de maldad (el anticristo), el destructor por naturaleza.”

¿Sabes qué?  Han llegado esos días.  La gente que ha sido criada en la iglesia cristiana ha dejado de creer en Jesucristo y de asistir a la iglesia.  Gracias a Dios que sus padres todavía creen.  Pero desgraciadamente nos estamos convirtiendo en una generación sin Dios.

En un discurso en el 2006, Barack Obama dijo:  “Lo que éramos, ya no somos una nación cristiana – no solamente eso.  Somos una nación judía, una nación musulmana, y una nación budista y una nación hindú y una nación de incrédulos.”  Desafortunadamente tenía razón en decirlo.  Nuestro país fue fundado bajo principios cristianos, pero últimamente vamos alejándonos más y más de ellos.

Afortunadamente algunos de nosotros cristianos oramos diariamente por nuestro país – Los Estados Unidos de América – para mantener nuestra libertad de religión y de nuestros derechos humanos.  Si vives en otro país, ora constantemente para que se haga la voluntad de Dios y no la del hombre.

EL HAMBRIENTO Y EL SEDIENTO SE SATISFACERÁN  (24 de julio 2014)

Normalmente tenemos hambre y necesitamos comida o tenemos sed, porque necesitamos tomar alguna bebida.  A veces tenemos hambre o sed por otras cosas, pero Dios desea que tengamos hambre y sed por su palabra, por sus principios, por su presencia y por su voluntad.

San Mateo 5:6

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia; porque ellos serán saciados.”

Estas palabras son de Jesucristo cuando le hablaba a una multitud de gente.  Es parte de “Las Bienaventuranzas.”  Debemos desear ser justos y de vivir una vida justa, recta y correcta.  Si lo hacemos, Dios proveerá para nuestras necesidades, nos guiará y nos protegerá.

San Mateo 6:33

“Busca primero el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas te llegarán por añadidura.”

La clave para esta promesa es de buscar primero, sobre todo, el reino de Dios.  “Todas estas cosas” se refiere a la salvación, buena salud, prosperidad y todo lo demás que podamos necesitar.  Dios lo suple todo si tenemos hambre y sed para hacer lo correcto según su voluntad.

San Juan 7:37-38

El último día de una fiesta judía, Jesucristo le proclamó a la gente:  “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.  El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su vientre.”

Jesucristo no se refería a bebidas normales, sino al Espíritu Santo.  Quiso decir que cualquier persona que lo recibiera como su Señor y Salvador, el Espíritu Santo haría su morada en esa persona.  Entonces la justicia de Dios fluiría por medio de esa persona.  ¿Sabes qué? Fácilmente esa persona puede ser tú.

San Juan 6:35

“Yo soy el pan de vida:  el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.”

Esas son las palabras que Jesucristo les dijo a unos seguidores.  En otras palabras, si creemos en él, jamás nos faltará algo, porque él proveerá.  Dios no necesariamente promete proveer por nuestros deseos, sino solamente por nuestras necesidades. Ten mucho cuidado con algunos evangelistas quienes prometen que recibirás cierta cantidad de dinero o prosperidad si les envías dinero a su campaña.  Ni los milagros ni el favor de Dios pueden ser comprados.

Las cosas materiales son una bendición secundaria que Dios nos obsequia.  Las verdaderas bendiciones son:  la salvación,  salud, fe, paz interna, armonía, regocijo, seguridad de quienes somos en Cristo Jesús, poder comunicarnos con él constantemente, y, desde luego, tener la seguridad que pasaremos la eternidad con él y no en el infierno como los incrédulos.

Si hay un vacío en tu vida es porque no estás en Dios.  Estás viviendo por tu propia cuenta y por tus propios esfuerzos. Necesitas desarrollar hambre y sed por las cosas de Dios.  Cuando lo hagas, tu vida cambiará y jamás volverás a ser igual.

NO VIVAS EN REBELDÍA (17 de julio 2014)

Dios no quiere que vivamos en rebeldía contra él.  Vivir en rebeldía significa que a propósito desobedezcamos su autoridad abiertamente.  Los siguientes ejemplos son suficientes:  rechazar la palabra de Dios.  No aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  Negar la existencia y las obras del Espíritu Santo.  Vivir juntos sin estar casados.  Participar en pornografía, adulterio, homosexualidad o  prostitución.  Tomar demasiadas bebidas alcohólicas, participar en la jugada por dinero.  Ser participante en cualquier manera de hechicería o brujería.  Tratar mal o abusar de otras personas.  Adorar a cualquier persona o cosa que no sea el Dios de Abraham, Isaac o Israel.

Apocalipsis 12:7-9

“Se desató entonces una guerra en el cielo:  Miguel (el arcángel) y sus ángeles combatieron al dragón; éste y sus ángeles, a su vez, les hicieron frente, pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo.  Así fue expulsado el gran dragón, aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña al mundo entero.  Junto con sus ángeles (esos ángeles se convirtieron en demonios), fue arrojado a la tierra.”

El Diablo fue la primera entidad, humana o no humana, en rebelarse contra Dios.  La tercera parte de los ángeles lo siguieron.  En otras palabras, también se rebelaron contra Dios, y también fueron expulsados del cielo.

Génesis 3:22-24

“Y dijo (Dios): ‘el ser humano ha llegado a ser como uno de nosotros (Dios Padre, Dios Hijo, el Espíritu Santo), pues tiene conocimiento del bien y del mal.  No vaya a ser que extienda su mano y también tome del fruto del árbol de la vida, y lo coma y viva para siempre.’  Entonces Dios el Señor expulsó al ser humano del jardín del Edén, para que trabajara la tierra de la cual había sido hecho.  Luego de expulsarlo, puso al oriente del jardín del Edén a los querubines, y una espada ardiente, que se movía por todos lados, para custodiar el camino que lleva al árbol de la vida.”

Adán y Eva, engañados por el Diablo, fueron los primeros humanos quienes desobedecieron a Dios. Dios les había ordenado que no comieran del árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 2:17), pero fue lo primero que hicieron.  Si no lo hubieran hecho, ni el pecado ni el mal hubieran llegado a nuestras vidas.

Ezequiel 20:11-13

(Yo Dios) les di mis secretos (a los judíos), y les hice conocer mis leyes, que son vida para quienes los obedecen.  También les di mis sábados como una señal entre ellos y yo, para que reconocieran que yo, el Señor, he consagrado los sábados para mí.  Pero el pueblo de Israel se rebeló contra mí en el desierto; desobedeció mis decretos y rechazó mis leyes, que son vida para quienes los obedecen.  ¡Hasta el colmo profanaron mis sábados! Por eso, cuando estaban en el desierto, pensé descargar mi ira sobre ellos y exterminarlos.”

El pasaje se refiere a la vez cuando Moisés escaló la montaña santa para recibir los diez mandamientos.  Después de cuarenta días cuando bajaba con las tablas de los mandamientos se encontró con la rebeldía de los judíos;  habían hecho un becerro de oro y lo estaban adorando, en vez de adorar a Dios.  La jornada en el desierto les hubiera tomado entre dos y tres semanas, pero por su desobediencia y rebeldía les tomó cuarenta años para entrar a la tierra prometida.  Dios esperó hasta que muriera la última persona que había adorado al becerro de oro para dejarlos llegar a Israel.

Cada vez que Israel se rebelaba contra Dios, recibían su castigo.  Cuando se acercaban a Dios, recibían sus bendiciones.  Siendo que Dios es igual ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8), los mismos principios le aplican a Los Estados Unidos de América y a todos los otros países.  La mano de Dios va a caer sobre cualquier país o persona que se rebele contra él.

En relación y proporción directa con el incremento del pecado mundialmente van llegando catástrofes por todo el mundo.  El único escape es que la gente se arrepienta y se acerque a Dios.  Si tú estás pecando abiertamente contra Dios, espera su castigo, porque, tarde o temprano, te llegará.  Sin embargo, si dejas el pecado por detrás, puedes pedir y esperar sus bendiciones.  La decisión está en tus manos.

LA NOCHE ANTERIOR (11 de julio 2014)

La noche anterior todo podía estar perfectamente bien, pero el día siguiente todo ha cambiado.  La noche anterior todos los pasajeros en el barco “The Titanic” se divertían y estaban felices, pero el día siguiente muchos de ellos murieron.  La noche anterior Cristóbal Colón y sus marineros estaban en la oscuridad en un océano inmenso, pero el día siguiente se encontraban en tierra firme descubriendo una isla y un nuevo continente.

Génesis 2:7

“Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre en alma viviente.”

La noche anterior no existía la vida humana, pero el día siguiente Adán y Eva eran los primeros seres humanos en el planeta tierra.  Por consiguiente, una mujer puede estar esperando bebé la noche anterior, pero el día siguiente ya ha traído una nueva vida al mundo.

Génesis 6:6-7

“Y Jehová se arrepintió de haber hecho hombre en la tierra, y le pesó en su corazón.  Y dijo Jehová: ‘ Raeré los hombres que he creado de sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo:  porque me arrepiento de haberlos hecho.’”

La noche anterior el mundo estaba lleno de gente, pero el día siguiente llegó el diluvio ahogando a toda la humanidad con la excepción de Noé y su familia.  Recientemente mucha gente ha muerto a causa de huracanes, terremotos, erupciones volcánicas, guerras, epidemias y otras clases de catástrofes.

Génesis 19:24-25

“Entonces llovió Jehová sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.”

La noche anterior la vida era normal en esas ciudades, pero el día siguiente casi toda la población estaba muerta con la excepción de Lot y sus dos hijas.

San Mateo 1:21

“Y le dará luz a un hijo, y le llamarán Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”

La noche anterior María era virgen, pero el próximo día ya había traído al mundo al hijo de Dios.  Tal vez estés pensando darle vida a un negocio, a una idea, a un proyecto, a una relación nueva o a un hijo.  Puede ser que le des vida eterna a tu alma si recibes a Jesucristo como tu Señor y Salvador.  Si no lo has hecho, tu alma está muerta para Dios.

San Juan 11:43-44

“Y habiendo dicho estas cosas, (Jesucristo) clamó a gran voz: ‘Lázaro, ven fuera.’ Y el que había estado muerto, salió, atadas las manos y los pies con vendas; y su rostro estaba envuelto en un sudario.  Jesús les dijo: ‘Desátenlo y déjenlo ir.’”

La noche anterior Lázaro estaba muerto, pero el día siguiente estaba con vida de nuevo.  Es posible que tu negocio, tu relación, tu matrimonio, tus sueños o cualquier otra cosa en tu vida esté muerta.  Dios puede darle nueva vida.

Hechos 9:1-6

“Y Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al príncipe de los sacerdotes, y demandó de él cartas para Damasco a las sinagogas, para que si hallara algunos hombres o mujeres de esta secta (cristianos), los trajera presos a Jerusalén.  Y yendo por el camino, aconteció que llegando cerca de Damasco, súbitamente le cercó un resplandor de luz del cielo;  y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: ‘Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?’ Y él dijo: ‘¿Quién eres, Señor?’  Y él dijo:  ‘Yo soy Jesús a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el guijón.’  Él temblando y temeroso, dijo:  ‘Señor, ¿qué quieres que haga?’  Y el Señor le dice: ‘Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que te conviene hacer.’”

La noche anterior, Saulo odiaba a los cristianos, pero el día siguiente él era uno de ellos.  Le cambió la vida de un día para otro.  Si, por la razón que sea, no estás bien con Dios o con otras personas, puedes cambiarlo ahorita.  Que este día sea diferente que el anterior.

San Lucas 24:1-6

“Y el primer día de la semana, muy de mañana, las mujeres fueron al sepulcro, llevando las especias aromáticas que habían preparado. Encontraron que había sido quitada la piedra que cubría el sepulcro y, al entrar, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.  Mientras se preguntaban qué habría pasado, se les presentaron dos hombres con ropas resplandecientes. Asustadas, se prostraron sobre su rostro, pero ellos les dijeron: ‘¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive? No está aquí; ¡ha resucitado! Recuerden lo que les dijo cuando todavía estaba con ustedes en Galilea.’”

La noche anterior Jesucristo estaba muerto en el sepulcro, pero el día siguiente la tumba estaba vacía, porque Jesucristo había resucitado, haciendo la salvación disponible para todos nosotros.

Si estás pasando por tiempos difíciles, órale a Dios, porque él puede causar que te cambie la situación completamente de un día para otro.

LOS CIEGOS DIRIGIENDO A LOS CIEGOS (3 de julio 2014)

Muchas veces nos preguntamos por qué este mundo está en un estado horrible.  Es porque los ciegos dirigen a los ciegos.  Todo comenzó en el cielo cuando un ángel de luz (Lucifer) fue cegado por su propia luz y hermosura.  La tercera parte de los ángeles también fueron cegados y lo aceptaron como líder.  Fue la primera vez que un invidente dirigía a los otros ciegos.  Luego Lucifer indujo a Adán y Eva a su ceguera.  Desde entonces los ciegos han dirigido a los ciegos.  Ejemplos:  Putin – Rusia, Fidel Castro – Cuba,  Nicolás Maduro – Venezuela, Kim Jong-un – Corea del Norte, Ayatollah Ali Khamanei – Irán, Xi Jinping – China, Barck Obama – USA.

2 Corintios 4:3-4

“Pero si nuestro evangelio está encubierto, lo está para los que se pierden.  El dios de este mundo (el diablo) ha cegado la mente de estos incrédulos, para que no vean la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” El apóstol Pablo por medio de esta carta les decía a los corintios que el diablo los había engañado y los había cegado a la palabra de Dios.

1 Corintios 1:18-19

“El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios. Pues está escrito: (Isaías 29:14) ‘Destruiré la sabiduría de los sabios; frustraré la inteligencia de los inteligentes.’” Lo que explica Pablo es que la salvación solamente nos llega por el sacrificio que Jesucristo sufrió en la cruz, y que los incrédulos no lo aceptan, y por eso no pueden recibir a Jesucristo ni salvación.

San Mateo 15:14

“Déjenlos; son guías ciegos.  Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en un hoyo.” Jesucristo les explicaba a sus discípulos que los fariseos (los líderes religiosos) estaban ciegos a la palabra de Dios, y que llevaban a sus seguidores a la ceguera espiritual. ¿Eres seguidor de Jesucristo o sigues una religión? La gente que sigue una religión, filosofía, doctrina, evolución, a un gurú o a algunas ideas locas está ciega.  Los que los guían también están ciegos.  Eso es los ciegos guiando o dirigiendo a los ciegos.

Hechos 26:17-18

“Te libraré de tu propio pueblo y de los gentiles.   Te envío a éstos para que les abras los ojos y se conviertan de las tinieblas a la luz, y del poder de Satanás a Dios, al fin de que, por la fe en mí reciban el perdón de los pecados y la herencia entre los santificados.” La declaración previa fue lo que Jesucristo le dijo al apóstol Pablo cuando éste iba rumbo a Damasco.  La comisión que Jesucristo le dio a Pablo y a sus discípulos era que llevaran su luz al resto del mundo.  Cualquier persona que no haya recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador está en la oscuridad – la oscuridad del pecado, y esa oscuridad será la causa para que aquél pase la eternidad, primeramente en el infierno, y después en el lago de fuego.

Si todavía estás en la oscuridad por seguir religión, filosofía, doctrina falsa, evolución, a un gurú, o a cualquier otra cosa o persona, ven a la luz.  Simplemente recibe a Jesucristo en tu corazón como tu Señor y Salvador. Si lo haces, será un momento glorioso cuando hagas la transición de esta vida a la próxima – estarás en la presencia de Dios.

LA FRUTA ESTÁ MADURA (27 de junio 2014)

Cuando la fruta está verde no es tiempo de cosecharla ni de comerla.  Si está madura y no se cosecha, se cae a la tierra y se pudre.  Los agricultores saben cuándo es el tiempo de levantar la cosecha.  Cada cristiano es agricultor, por así decirse, y porque lo es pasa por el mismo proceso que los agricultores; prepara la tierra, planta la semilla en buen terreno, riega, desyerba y levanta la cosecha a su debido tiempo.  Nuestro terreno es el corazón de una persona, la semilla es la palabra de Dios, se riega con el Espíritu Santo, las yerbas son los incrédulos, y la cosecha es cuando la persona recibe a Jesucristo en su corazón como su Señor y Salvador

Eclesiastés 3:1-2

“Todo tiene su momento oportuno; hay tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo:  Un tiempo para nacer, y un tiempo para morir; un tiempo para plantar, y un tiempo para cosechar.”

El Rey Salomón lo puso en la perfecta perspectiva – hay tiempo para todo.  Hay un tiempo para que la persona nazca físicamente y hay un tiempo para que nazca espiritualmente (San Juan 3:3).  Una persona muere espiritualmente cuando niega a Jesucristo. La persona que está lista para recibir la salvación es como una fruta que está madura y lista para comer.  Nuestra obra como cristianos es de guiarlos por medio de la palabra de Dios.

San Mateo 9:37-38

En San Mateo 9:37-38, Jesucristo les dijo a sus discípulos: “La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros, Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo.”

Jesucristo no se refería a fruta normal, sino a los que no tenían salvación todavía.  En otras palabras, había mucha gente en el mundo y todavía la hay quienes no han escuchado el evangelio de Jesucristo. Dios desea que llevemos su palabra a los confines de la tierra.  Por eso tenemos misioneros en las áreas más remotas del planeta.  En muchos países es ilegal evangelizar.  Muchos misioneros y gente cristiana han sido encarcelados, castigados físicamente o hasta heridos fatalmente por creer en Jesucristo o por haber compartido el plan de salvación con alguien.

San Juan 4:35

En San Juan 4:35, Jesucristo les dijo a sus discípulos:  “¿No dicen ustedes: ‘Todavía faltan cuatro meses para la cosecha’? Yo les digo: ‘Abran los ojos y miren los campos sembrados! Ya la cosecha está madura.’”

Esto sucedió cuando Jesús le acababa de decir a la mujer samaritana que él era el Mesías.  Ella corrió a la aldea y le dijo a todo el pueblo.  Los aldeanos (los samaritanos) venían en grupo a ver a Jesucristo y al verlos, Jesucristo les dijo a sus discípulos que la cosecha estaba madura.  Se refería que los samaritanos estaban listos para creer en Jesucristo como Dios.

Hay muchas personas a nuestro alrededor quienes están sufriendo, y necesitan oír que Dios las ama, que les puede dar vida eterna, y que hasta les puede ayudar con sus situación actual.  Nosotros, los cristianos, tenemos que dejar nuestra zona de comodidad y darles testimonio.  Los que están en la oscuridad no podrán salir de ella a menos que alguien les enseñe la luz.  Tú puedes ser esa persona.

San Mateo 28:18-20

En San Mateo 28:18-20, Jesús les dijo a sus discípulos:  “Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.  Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes.  Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”

Eso fue el comienzo de la cristiandad.  Jesucristo les ordenaba a sus discípulos que llevaran su palabra por todo el mundo.  La razón es que Jesucristo sufrió, vertió su sangre, murió y resucitó por todo ser viviente que haya vivido, que vive actualmente y que vivirá en el futuro.  Es su deseo que toda persona pase la eternidad con él y por eso quiere que le llevemos su palabra a toda persona que exista en este mundo.  La cosecha humana es la más importante.  Siendo que tenemos libre albedrío,  mucha gente prefiere no creer en Dios, y algunos de los que creen, creen en algo o alguien que, en realidad, no es Dios.

Es posible que seas una fruta madura lista para ser cosechada. Si nunca has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, tu destino es el infierno y el lago de fuego.  Sin embargo si deseas ser cosechado, recibe a Jesucristo como tu único Dios. Lee la siguiente oración y cuando la comprendas, órasela a Dios en sinceridad. “Dios Padre, me arrepiento de mis pecados.  Te pido que me perdones.  Cubre mis pecados con la sangre de tu Hijo para que él viva en mí y para que sea mi Señor y Salvador.  Amén.”

DIOS SEPARARÁ LAS OVEJAS DE LAS CABRAS (20 de junio 2014)

Nos vamos acercando rápidamente al fin del mundo como lo conocemos. Eso significa que la eternidad ya está por comenzar.  Todas las señales que Dios dijo sucederían antes de la transición del tiempo como lo conocemos a la eternidad ya han sucedido.  Nada más tiene que ocurrir antes que llegue el rapto, seguido por la tribulación, la batalla de Armagedón y finalmente la Nueva Jerusalén descendiendo del cielo a su lugar designado que es Israel.  Jesucristo reinará al mundo desde ahí.  El rapto es el tiempo cuando Dios va a separar a los creyentes de los incrédulos.  Dios se llevará a los creyentes con él y los incrédulos se quedarán para sufrir por los años de la tribulación.  La tribulación (un tiempo de mucho sufrimiento) terminará cuando Jesucristo derrote al diablo, al anticristo y a sus seguidores en la batalla de Armagedón en Israel. Entonces Jesucristo establecerá su reino aquí en la tierra.

San Mateo 25:31-34

“Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso.  Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras.  Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda.  Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha:  ‘Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.’”

Las ovejas son las personas quienes han aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador.  Las cabras es la gente que jamás creyó o aceptó a Jesucristo como Dios.  Esa gente puede tener religión, le puede haber orado a otros llamados dioses, pero jamás tuvo una relación íntima con Jesucristo, Dios Padre o con el Espíritu Santo.  ¿Eres cabra u oveja?

2 Corintios 5:10

“Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o lo malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo.”

Las ovejas (los cristianos – gente quien creyó, confió y vivió por fe en Jesucristo) serán declaradas inocentes, porque Jesucristo pagó por sus pecados.  Tendrán vida eterna con Dios.  Las cabras (gente que jamás creyó que Jesucristo es la única manera de llegar al cielo) serán declaradas culpables, porque no aceptaron el sacrificio que Jesucristo hizo en la cruz por ellos.  Pasarán la eternidad sufriendo quemándose en el lago de fuego con el diablo y sus demonios.  ¡Ojalá que tú no estés con ellos!

San Juan 10:27-28

“Mis ovejas oyen mi voz; Yo las conozco y ellas me siguen.  Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano.”

Si somos seguidores de Jesucristo, somos sus hijos y sus ovejas.  Nadie puede quitarnos la salvación.  De la única manera que podemos perderla es si nos alejamos de Dios. Sí, es posible que una oveja se convierta en cabra o por un creyente que deje de serlo y se convierta en incrédulo.  ¡Que eso no te suceda a ti!

San Mateo 13:49-50

“Así será al fin del mundo.  Vendrán los ángeles y apartarán de los justos a los malvados, y los arrojarán al horno encendido, donde habrá llanto y rechinar de dientes.”

Sí, habrá separación, y el propósito es de bendecir a los hijos de Dios (las ovejas) y castigar a los que (las cabras) rehusaron recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador.  ¿Le has pedido a Jesucristo que sea tu Redentor?  Si no lo has hecho, este es el preciso momento para que lo hagas y te asegures de pasar la eternidad con Dios y no con el diablo.

SALMO 37:22

“Los benditos del Señor heredarán la tierra, pero los que él (Dios) maldice serán destruidos.”

Los creyentes (las ovejas) recibirán bendiciones de Dios, mientras que los incrédulos (las cabras) recibirán sus maldiciones.  El creyente es la persona que creyó y confesó verbalmente que Jesucristo es Dios, que nació de una virgen y del Espíritu Santo, que derramó su sangre y murió por nuestros pecados, que resucitó al tercer día y que está a la diestra de Dios Padre haciendo intercesión por sus hijos. El creyente no es la persona que cree en evolución, en un santo, en una virgen, en la madre tierra, en el gran espíritu en las alturas, en Buda, en Krishna, en Alá o en cualquier otra persona o cosa que no sea Jesucristo. Esas personas pueden tener buenas intenciones, pero el diablo los ha cegado

¿POR QUÉ LES SUCEDEN COSAS MALAS A BUENAS PERSONAS? (13 de junio 2014)

Mucha gente ha preguntado, pregunta y preguntará…¿Por qué les suceden cosas malas a buenas personas? La respuesta es obvia; el diablo es el príncipe de este mundo, y él es nuestro más grande enemigo.  Su misión es de destruir a toda la gente que pueda.

Génesis 1:26

“Dios dijo: ‘Hagamos (Dios Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo) al ser humano, a nuestra imagen y semejanza.  Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles, que se arrastran por el suelo.’”

Dios nos dio dominio sobre todo, incluyendo al diablo y a sus demonios. No debemos ser víctimas de nada ni de nadie.

Génesis 3:6-7

“La mujer  (Eva) vio que la fruta del árbol era buena para comer, y que tenia buen aspecto y era deseable para adquirir sabiduría, así que tomó de su fruto y comió.  Luego le dio a su esposo (Adán), y también él comió. En ese momento se les abrieron los ojos, y tomaron conciencia de su desnudez.  Por eso, para cubrirse entretejieron hojas de higuera.”

Por medio de su desobediencia, entró el pecado al mundo, tal como; la desobediencia, el engaño, el rencor, el miedo, la envidia, el sexo fuera del matrimonio y toda otra cosa que es mala para nosotros y va contra la voluntad de Dios.

Génesis 3:17

“Al hombre (Dios) le dijo: ‘Por cuanto le hiciste caso a tu mujer, y comiste del árbol del que te prohibí  comer, ¡maldita será la tierra por tu culpa! Con penosos trabajos comerás de ella  todos los días de tu vida.’”

Porque Adán desobedeció a Dios y comió del árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 2:17), Dios maldijo la tierra, y por eso buenas personas sufren las consecuencias.

2 Corintios 4:3-4

“Pero si nuestro evangelio está encubierto, lo está para los que se pierden (los que no han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador).  El dios de este mundo (el diablo) ha cegado la mente de estos incrédulos para que no vean la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

El diablo es el dios de este mundo, y por eso malas cosas les pasan a muchas personas.  El diablo continuará causándonos problemas hasta que venga Jesucristo y lo derrote.  Esa va a ser la guerra de Armagedón.  En San Juan 14:1-3, Jesucristo mismo nos dice que volverá por nosotros – sus hijos – los redimidos.

Romanos 8:28

“Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.”

No importa lo que te suceda, Dios lo puede usar para su gloria, y hacer que te salga bien.  Lo que debes hacer es ofrecérselo a él.  Puede ser tu vida, tu familia, tu empleo, tu futuro o lo que sea.

Génesis 50:20

“Es verdad que ustedes (los hermanos de José-hijo de Jacob ) pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo; salvar la vida de mucha gente.”

José era el hijo de Jacob y nieto de Abraham – el fundador de la raza judía.  Sus hermanos trataron de matarlo, pero Dios lo bendijo y lo puso segundo en mando bajo el faraón de Egipto, que en esos días era el país más poderoso del mundo.  Dios puede usar una situación negativa en tu vida para que algo bueno salga de ella.  Lo que debes hacer en creer y confiar en él.

Algunas Razones Por Qué Cosas Malas Les Pasan A Buenas Personas

1.      Hacemos malas decisiones las cuales nos afectan en el futuro.

2.      Nuestros padres y antecedentes han hecho malas decisiones que nos impactan.

3.      Otras personas hacen malas decisiones y nos tocan a nosotros.

4.      A veces estamos en el lugar donde algo malo sucede.

5.      A veces somos culpables por asociación con otras personas.

6.      El diablo busca a quien devorar, lastimar, etcétera (1 Pedro 5:8).

7.      A veces nos alejamos de Dios, y él permite que algo nos suceda para que nos arrimemos a él de nuevo.

Cuando algo malo te ocurra o le suceda a una amistad tuya, no culpes a Dios; culpa al diablo. En vez de creer en lo peor, pídele a Dios que algo bueno salga de esa situación. El año 2000 se nos descompuso el auto – un Chevrolet del ’77 – en el autopista 5 poquito al norte de Los Ángeles, California.  La cosa no se miraba muy bien.  A las nueve de la noche llegamos a la ciudad de Glendale y a las diez salimos en un Mitsubishi Gallant nuevecito sin dar un centavo de enganche y sin hacer ningún pago por 18 meses.  Para nosotros eso fue un milagro.

LA VIDA ES ETERNA  (6 de junio 2014) 

Cada uno de nosotros vivirá eternamente.  Llegará el día que haremos la transición de esta vida a la siguiente. La cuestión no es si tendremos vida eterna o no, sino…¿ dónde la pasaremos.?

Si no sabes donde la pasarás, lee este mensaje.  Te ayudará a evitar el castigo eterno y la destrucción de tu alma.

Romanos 3:23

“Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.”

Esa declaración en esa escritura te incluye a ti.  No importa que tan simpático, bueno, amistoso caritativo y religioso hayas sido, has pecado.  A menos que te arrepientas, le pidas perdón a Dios y recibas a Jesucristo como tu Señor y Salvador, terminarás en el lago de fuego.

Romanos 6:23

“Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.”

Sí, todos merecemos pasar la eternidad en el lago de fuego, pero porque Jesús pagó por nuestros pecados en la cruz, tenemos la oportunidad de pasar la eternidad con él.

Juan 14:6

“Yo soy el camino, la verdad y la vida.  Nadie llega al Padre sino por mí.”

La única manera  que se nos perdonen nuestros pecados  y que podamos pasar la eternidad con Dios es aceptando a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.  Ninguna religión te da salvación.

Juan 3:15-16

“Para que todo el que crea en él (Jesucristo) tenga vida eterna.  Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.”

Jesucristo mismo nos dice para que podamos tener vida eterna tenemos que creer que él es Dios, que murió por nosotros en la cruz para pagar por nuestros pecados, que resucitó al tercer día y que está a la diestra de Dios Padre haciendo intercesión por nosotros.

Juan 10:27-30

“Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen.  Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano.  Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar.  El Padre y yo somos uno.”

Si somos ovejas de Dios, oímos su voz, seguimos sus principios y tenemos vida eterna con él. Dios Padre y Jesucristo son uno y el mismo.

Mateo 25:46

“Aquéllos (las personas que no han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador) irán al castigo eterno (el infierno y más tarde al lago de fuego), y los justos a la vida eterna.”

No importa quién seas, de dónde vengas o cómo hayas vivido tu vida, tendrás vida eterna. O la vas a pasar con Dios o en el lago de fuego.  Sólo tú puedes elegir.  Si no haces nada, has elegido el lago de fuego, pero si deseas pasar la eternidad con  Dios, sus ángeles y los santos (personas que han recibido a Jesucristo como su Dios), simplemente arrepiéntete, pídele perdón a Dios, recibe a Jesucristo en tu vida y trata de vivir una vida decente.  Si nunca le has pedido a Jesucristo que sea tu Señor y Salvador, hazlo ahorita.  En sinceridad órale  la siguiente oración:

“Dios Padre, me arrepiento de mis pecados. Por favor, perdóname. Yo creo y confieso que Jesucristo es Dios, que murió en la cruz por mis pecados, que resucitó al tercer día y que está a tu diestra haciendo intercesión por mí. Te recibo como mi Dios, a Jesucristo como mi Señor y Salvador, y al Espíritu Santo como mi consejero, compañero y amigo. Amén.”

NO VAYAS EN CONTRA VÍA  (29 de mayo 2014)

Si uno va en contra vía, la mayoría de las veces, va a tener serias consecuencias. Algunos  conductores al conducir en contra vía bajo la influencia del licor o de drogas han causado accidentes muy graves donde varias personas han perdido sus vidas.  Otros han viajado en contra vía en una relación y ésta ha terminado.  Algunos han caminado, están caminando o van a caminar en contra vía en el autopista de la vida destruyendo sus vidas y las de otros. Como consecuencia pasarán la eternidad sufriendo con el diablo y sus demonios en el lago de fuego.

Romanos 8:6-8

“La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz.  La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.  Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios.”

Los que tienen la mentalidad pecaminosa se involucran en los placeres mundanos tal como: la jugada, el fraude, la prostitución, el adulterio, la pornografía, el homosexualismo, el lesbianismo, no perdonar a otros, el prejuicio racial, juzgar al prójimo, la violencia, el crimen, el odio, etcétera.  Como no agradan a Dios, no tienen salvación.

Eclesiastés 10:2

“El corazón del sabio busca el bien, pero el del necio busca el mal.”

Buscar a Dios es buscar el bien y buscar los placeres del mundo es buscar el mal. Los que buscan los placeres son egoístas y solamente piensan en sí mismos. No les importa si lastiman a otros en el proceso.

Proverbio 16:25

“Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte.”

Le parecen rectos al hombre, porque solamente está pensando en sus placeres.  Aún cuando sabe que está en malos caminos lo justifica en su propia mente.  Sin embargo, en el Día del Juicio no podrá justificárselo a Dios.

Proverbio 12:15

“Al necio le parece bien lo que emprende, pero el sabio atiende al consejo.”

En nuestra propia mente podemos justificar todo lo que hagamos, pero si les pedimos consejos a otras personas, lo más probable es que nos van a decir que estamos equivocados y pecando. Siempre es una buena idea pedirles consejos a las personas que tienen experiencia y que saben solucionar el problema que tengamos – eso incluye hablar con personas que sepan la palabra de Dios y que la estén viviendo.  El Espíritu Santo nos puede iluminar.

Isaías 55:8-9

“’Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos,’ afirma el Señor. ‘Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!’”

Siendo que Dios es el Creador, omnipotente, omnisciente, omnipresente y completamente santo, nuestros pensamientos ni siquiera se pueden aproximar a los suyos.

Romanos 12:2

“No se amolden al mundo actual, sino  sean transformados mediante la renovación de su mente.  Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”

Para que podamos tratar de ser santos y justos  como Dios lo es, tenemos que transformar nuestras mentes al cambiar el modo de pensar. 

Si vas contra vía en el camino de la vida, no es demasiado tarde para cambiar de rumbo.  Si te has estado alejando más y más de Dios, da una vuelta de 180 grados, y comienza a caminar rumbo a Dios.  Él te está esperando. 

 

EL AMOR ES ESENCIAL (22 de mayo 2014) 

Nuestras prioridades se han torcido porque nos dejamos llevar por lo mundano, el pecado, la ambición, la envidia, la avaricia y el orgullo. Ni siquiera consideramos los caminos del Señor, los cuales son perfectos y por eso mismo son mucho más altos que los nuestros. El núcleo, el centro, la base, el ingrediente esencial y el principio principal en los caminos de Dios es el amor.

Isaías 55:9

“Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!”

Dios nos está hablando por medio del profeta Isaías.  ¿Cómo son sus caminos? Son de: amor, misericordia, perdón, bondad, gentileza, justicia, sinceridad, honestidad, armonía, paz, servidumbre, sabiduría y mucho más.  Dios está omnipresente, es omnisciente y omnipotente.

1 Corintios 13:13

“Ahora, pues, permanezcan estas tres virtudes: la fe,  la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.”

El apóstol Pablo nos dice que nuestra virtud más importante sea el amor. No importa cuanto logremos, cuanto les ayudemos a otros, o cuanto sirvamos a Dios, si no lo hacemos en amor, es en vano.

1 San Juan 4:8

“El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.”

Dios es amor, y cualquier persona que, en realidad, sea cristiana ama al prójimo.  Si no ama, se está engañando así misma, no es cristiana y no tiene salvación. El amor es el corazón, la raíz, el núcleo, la base, la fuerza que hace funcionar al cristianismo.  El mundo conoce al cristiano por su fruto (San Mateo 7:16).

San Mateo 22:37-40

En San Mateo 22:37-40, Jesús le explicó los dos mandamientos más grandes e importantes a un abogado.  Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos.  El segundo se parece a éste:  Ama a tu prójimo como a ti mismo.  De estos dos mandamientos  dependen toda la ley y los profetas.”

Jesús dejó bien claro que el amor es la clave para ser seguidor de Cristo, para ser hijo de Dios, y para ser heredero con Jesucristo al reino de Dios. El amor es esencial para hacer la voluntad de Dios. Las personas que nos rodean deben ver el amor de Dios en nosotros. No debe existir tal cosa como un cristiano en secreto o un cristiano encubierto.

En San Mateo 10:32-33,  Jesucristo nos dice:  “A cualquiera que me reconozca delante de los demás, yo también lo reconocerá delante de mi Padre que está en el cielo.  Pero a cualquiera que me desconozca delante de los demás, yo también lo desconoceré delante de mi Padre que está en el cielo.”  Si dices ser cristiano, no niegues a Dios. Confiésalo abiertamente, y permite que la gente lo vea en ti por el amor que le demuestras y le das al prójimo.

PENSAMIENTOS DIVINOS DOS

VINISTE A VERME

Señor Jesús,

Estaba en apuros

Y me diste la paz que sobrepasa el entendimiento.

Yo estuve prisionero

Y me liberaste del pecado que  viene de  la oscuridad.

Estaba en oscuridad

Y me trajiste a tu  luz la que ahora  ilumina  mi sendero.

No tenía esperanzas

Y me diste  esperanzas para tener  vida eterna contigo.

Estaba   bien   caído

Y me levantaste para que pudiera cumplir mi destino.

Hambriento  estaba

Y  me  alimentaste  físicamente  y  espiritualmente

Estaba  en  la  cárcel

Y  me  visitaste  cuando yo más  lo  necesitaba.

 No  podía  oír  nada

YOU CAME TO SEE ME

Lord,

I was in turmoil

and you gave me peace.

I  was  a prisoner

and you freed me from sin.

I was in the dark

and you brought  me light.

I  had  no  hope

and you  gave me  some.

I was way down

and you picked me up.

I was  in  jail

and you visited me.

I was hungry

and  you  fed   me.

I  was  sick

and  you  were  there.

I  was  sad

and you brought me joy.

I was  blind

and  you  opened my eyes.

 I was so deaf

and  you unplugged my  ears.

I was thirsty

and  you  gave  me living water.

NO ES TAN MALO

El estar confundido en algo que sea físico

no es tan malo

 como  estar confundido  en  algo espiritual.

Pasar  tiempo  en  la prisión  y arrepentirse

no es tan malo

como pasar la eternidad con los demonios.

El ser  físicamente invidente  sin  poder ver

no es tan malo

como alguien quien no ve espiritualmente.

El haber  hecho cosas  malas y arrepentirse

no es tan malo

 como  pecar contra  Dios  y no arrepentirse.

El ser mudo físicamente y no poder hablar

no es tan malo

 como no poder o no querer hablarle a Dios.

El ser sordo sin poder oír nada  físicamente

no es tan malo

como hacerse el sordo para no oír  de Dios.

Cuando un cristiano pasa por la muerte física

no es tan malo

como la  segunda  muerte  de un  incrédulo.

EN UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS

Estás  vivo ahorita

pero  te  puedes morir en un abrir y cerrar de ojos.

Estás  aquí  ahorita

pero puedes llegar al infierno más rápido que una bala.

La vida parece larga

pero más rápido  de lo que  cuentes a  tres  puedes  perderla.

No te  preocupas

pero en un instante puedes  abandonar esta vida  y pasar a la otra.

Te sientes seguro

pero en un latido del corazón puedes  estar con el diablo y sus demonios.

No  lo  imaginas

pero más  rápido que un pensamiento puedes estar  quemándote en el  infierno.

  No lo  entiendes

pero si recibes a Jesucristo como tu Señor y Salvador puedes pasar la eternidad con él.

NO ES TAN MALO

El estar confundido en algo que sea físico

no es tan malo

 como  estar confundido  en  algo espiritual.

Pasar  tiempo  en  la prisión  y arrepentirse

no es tan malo

como pasar la eternidad con los demonios.

El ser  físicamente invidente  sin  poder ver

no es tan malo

como alguien quien no ve espiritualmente.

El haber  hecho cosas  malas y arrepentirse

no es tan malo

 como  pecar contra  Dios  y no arrepentirse.

El ser mudo físicamente y no poder hablar

no es tan malo

 como no poder o no querer hablarle a Dios.

El ser sordo sin poder oír nada  físicamente

no es tan malo

como hacerse el sordo para no oír  de Dios.

Cuando un cristiano pasa por la muerte física

no es tan malo

como la  segunda  muerte  de un  incrédulo.

CRISTO LA ROCA SÓLIDA

En Cristo la Roca estoy

porque inmovible es –

todo lo demás es tierra movediza.

Toda mi esperanza está

en Jesús mi Salvador –

todo  lo demás  sólo  es idolatría.

Es la  luz de mi  Señor

la  que  me  ilumina –

la que no viene de él es oscuridad.

Mi destino está en él.

No tengo otra opción,

porque él es el único camino al cielo.

NO HAY OTRO NOMBRE BAJO EL SOL

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por  el  cual  Dios  Padre  nos  escuche.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el  cual recibamos bendiciones.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos ser ungidos.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual seamos justificados.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual seamos santificados.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos ser sanados.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual conquistamos la muerte.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el  cual podamos  recibir la  salvación.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos entrar a la presencia de Dios.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos pasar la eternidad con nuestro Padre.

¿QUÉ ES JESUCRISTO?

¿Jesucristo es hombre o dios?

Es  ambas  cosas.

¿Se guía él por amor o por odio?

Es amor perfecto.

¿Habita en la luz o en la oscuridad?

Solamente  es luz.

¿Obra  por  fuerza  o  por   debilidad?

Obra   por   amor.

¿Él representa la  verdad  o  el engaño?

El  es  la  verdad.

¿Jesucristo  es  un  dios  justo  o   injusto?

Es muy justiciero.

PORQUE DIOS ES QUIEN ES

Porque Dios es amor

me ama  tal como  soy.

Porque  él es la luz

no ve  la oscuridad  en mí.

Él es todopoderoso

y por eso  no ve mi debilidad.

Él es omnipresente.

Es la razón que no me siento solo.

Siendo  omnisciente

él conoce lo que  hay en  mi corazón.

Por ser misericordioso

borra  mis pecados y  me da vida eternal.

DE ARRIBA

Cuando no sepas que hacer

mira  hacia  arriba.

Cuando   estés  en  la  oscuridad

luz vendrá de arriba.

Cuando el miedo te haya paralizado

viene valor de arriba.

Cuando  parezca  que  no hay  esperanza

te  llegará  de  arriba.

Cuando hayas  perdido  toda  la fe y confianza

renuévalas de arriba.

Cuando  te  sientas  atacado  sin  sentido  y  sin razón

viene ayuda de arriba.

Cuando estés enfermo y los doctores no pueden hacer nada

el sanador está  arriba.

Cuando hayas pecado y sepas  que no  mereces  el perdón de  Dios

Jesús te salva de arriba.

NO PUEDO COMPRENDER

No puedo entender como Dios creó todo lo que existe.

Ha de ser porque es omnipotente.

No puedo imaginarme  al Creador formarnos a su imagen.

Será  porque quería tener familia.

Me  es  difícil concebir  por  el sufrimiento que  pasó  Cristo.

Será  por  el amor  que  nos tiene.

Es más allá de mi conocimiento como sabe todo lo que hago.

Será  porque  está  omnipresente.

No sé  por qué Jesucristo desea  que todos tengamos salvación.

Será  porque  murió  por nosotros

DIOS ES PERFECTO

Dios creó todas las galaxias que existen

porque es el Creador.

Le dio  existencia  a la  vida de  la nada

porque él  es la vida.

Habló y la luz esclareció a este mundo

porque  él  es  la luz.

Creó  al jardín del Edén en perfección

por  ser él  perfecto.

El diablo trajo la oscuridad al mundo

por ser pura maldad.

Jesucristo nos devolvió la salvación

por ser  el Salvador.

POR LA SANGRE DE JESUCRISTO

De la oscuridad yo ya salí

por la sangre del cordero Jesucristo.

Completamente libre soy

 logrado por  la sangre de  mi  Cristo.

Limpio del pecado estoy

Por  haber  recibido a mi  Jesucristo.

Blanco como la nieve estoy

Por el sacrificio  que  hizo Jesucristo.

Algún día en el cielo estaré

Por la sangre que derramó mi Cristo.

Bajo mis pies el diablo está

Por la sangre de mi Señor Jesucristo.

CON DIOS SÍ ES POSIBLE

Dios puede abrirte la puerta

que  necesites  abrir.

Dios te puede dar las esperanzas

que  tanto  necesitas.

Dios  puede  construirte  un  camino

donde  uno no  existe.

Dios te puede iluminar con  su luz divina

y vencer tu oscuridad.

Dios puede sanarte de cualquier enfermedad;

 la medicina  no puede.

Dios  puede  reconciliar  cualquier  relación  rota

que tú no creas posible.

El deseo  de  Dios es  de perdonar todos tus pecados

pero tienes que pedírselo.

Con  la  sangre  de  su  hijo  Dios  pavimentó   el  camino

para  que  llegues  al cielo.

UN CRISTIANO DEBE…

Un cristiano debe…

vivir por fe, no por su vista.

Un creyente debe…

andar en amor, no en odio.

Un hijo de Dios debe…

emitir su luz, no oscuridad.

Un redimido debe…

hacer la voluntad de  Dios.

Un escogido debe…

servir a Dios, no al diablo.

NO TE ALABES

(Jeremías 9:23-24)

No te alabes por tus habilidades.

Que otros  lo hagan.

No te  pavonees por  todos  tus talentos.

El  Señor  te  los  dio.

Ni siquiera te  enorgullezcas  de  tu  existencia,

porque  Dios  te  creó.

No te vayas a exaltar por tus tremendas  riquezas.

Dios  quiso bendecirte.

No te creas  mejor que otros por tu belleza física.

Con la vejez la perderás.

Si  eres  fuerte  no  te  jactes  por  esas  fuerzas.

Así  te creó  el  Creador.

No te exaltes  porque crees que eres justo.

Solamente  Dios es justo.

No  te  deleites   por  tus  debilidades.

Eres débil, Dios es fuerte.

No seas sabio en tus propios ojos.

La sabiduría viene de Dios.

TÚ TIENES LÍMITES

Tu amor es condicional

pero el de Dios es incondicional.

Él es puro amor.

Tu sabiduría es lim

Él es omnisciente.

Tu  fuerza  es  temporal

pero la de Dios  es  permanente.

Él es omnipotente.

Tú no perdonas pecados

pero Jesús sí  puede  perdonarlos.

Él  es  el  Redentor.

Puedes estar en un lugar,

pero nuestro Dios está dondequiera.

 Él es omnipresente.

YO CONFÍO EN DIOS

Algunos sólo confían en sí mismos

mientras que otros confían en religión.

Muchos  solamente  confían en su posición

 pero otros  simplemente  confían en su dinero.

Desde  luego  que  algunos  confían  en  su  poder

pero mi familia y yo sólo confiamos en nuestro  Dios.

SIN AMOR NO VALE NADA

Si no tienes tu fe en nuestro Señor Jesucristo

tu eternidad no será buena.

Si tu esperanza se basa en algo sin fundamento

está  destinada a fracasar.

Si dices que tienes fe en Dios pero no tienes obras

esa fe  es  una  fe  muerta.

Si en realidad  haces  obras  pero  las haces sin amor

es como si no las hicieras.

Si tienes visión  pero no  tienes alientos  para  realizarla

es como si  no la  tuvieras.

Si  no  comprendes  el  destino  que  Dios  te  ha preparado

Jamás  podrás   cumplirlo.

Si sabes  que Dios existe  pero si no lo conoces personalmente

No podrás llegar al cielo.

 

CUANDO DÉBIL ESTOY, DE SU FUERZA ME DA

Cuando me siento débil

de  su  fuerza Dios me da.

Cuando caído me encuentro,

pues me levanta con  su mano.

Si mi debilidad  me  hiciera pecar

la sangre  de  mi  Señor  me cubriría.

Cuando todas las puertas están cerradas

Dios  mira hacia  abajo y  me  las abre.

Cuando me siento  solo y con miedo

él me  provee el valor  necesario.

Cuando en la oscuridad ando

siempre me guía a su luz.

Al dejar este cuerpo

estaré con él.

ES EL TIEMPO PERFECTO

Es el tiempo  correcto

para que pienses en tu eternidad.

Es el tiempo  perfecto

para que te arrepientas de tus pecados.

Es el momento preciso

para que te arrodilles y le pidas perdón a Dios.

 Dios marcó este tiempo

 para que recibieras a su Hijo como tu Señor y Salvador.

SEGÚN LA PALABRA DE DIOS

No hagas decisiones según tus sentimientos.

Hazlas  según  la  palabra de  Dios.

No trates  de pretender  ser  lo que no  eres,

sino trata de ser como Dios manda.

No vivas según los principios de este mundo,

sino por la palabra  de nuestro Dios.

No vivas por tus instintos ni por lo que veas.

Vive  por  la palabra  escrita de Dios.

No pongas tu fe en las cosas de este mundo.

Ponla en Dios y en su palabra bíblica.

No sigas la doctrina ni tradición  de religión,

pero sí  obedece  la  palabra  de  Dios.

ALGUNOS TIENEN ÍDOLOS, NOSOTROS TENEMOS A DIOS

Miembros  de una religión del Medio Oriente matan  por su  llamado dios,

Jesucristo  dio su  vida por nosotros.

Algunas religiones creen que el hombre puede pagar por sus pecados.

Nuestro Señor pagó por los nuestros.

Algunas personas cargan estatuas de sus dioses en los hombros.

Nuestro Señor nos carga a nosotros.

Algunas religiones construyen  torres para llegar  a su dios.

Nuestro Señor  descendió  del  cielo.

En algunas religiones  derraman sangre  por su dios.

Jesús  vertió  la  suya por  nosotros.

Muchos religiosos terminarán  en  el infierno.

Los  hijos  de  Dios  estarán  con  él.

Algunas religiones jamás verán un milagro.

Jesucristo es  un Dios  de  Milagros.

NADIE PUEDE

Nadie puede crear algo de la nada – solo el Señor

Porque  él  es el Creador.

Nadie  tiene  tanta compasión  como  Dios –

la compasión viene de él.

Nadie nos puede perdonar  como  Dios

Porque él no tiene límites.

Nadie es  misericordioso como  él

Porque  es  su  naturaleza.

Nadie puede amar como Dios;

es que esa  es  su  esencia.

DONDEQUIERA QUE VAYAS

Si eres una persona triste

dondequiera que vayas habrá tristeza.

Si siempre te sientes solo

 la soledad  te  acompañará  en  todo lugar.

Si  eres  persona miedosa

dondequiera que sea  el miedo estará  contigo.

Si te sientes muy frustrado

la frustración te seguirá por dondequiera que vayas.

Si no perdonas eres esclavo

de la  persona o  personas  quienes te  hicieron  el daño.

Si eres una persona negativa

la negatividad será tu mejor amiga sin importar donde estés.

Si no crees en un Dios eterno

no importan los  milagros  que veas  estarás  en la  incredulidad .

Si eres una persona egoísta

siempre  pensarás  en  ti  primero  porque  el  egoísmo  te  dominará.

Si eres una persona tacaña

deja  la  tacañería  porque  si  no  la  abandonas  siempre estará  contigo.

Si  a todo le pones duda

lo seguirás haciendo y eso mismo jamás te permitirá cumplir con tu destino.

Si crees en Jesucristo

no  importa  adonde  vayas  ni  que  te  esté  sucediendo  allí,  él estará  contigo.

DIOS TE LOS DIO

La voluntad de Dios es

que lo recibas como tu Dios.

Tienes la mente para que

hagas  tus  propias  decisiones.

El Señor te dio dos oídos

para que oigas su voz  claramente.

Te puso dos ojos para que

disfrutaras  las  obras  de  su  creación.

 Tú tienes brazos  para  que

hagas  su  trabajo   dondequiera  que   estés.

Las piernas  son para  que

corras a él para recibir su ternura y su amor eterno.

Tu alma eterna es para que

vivas con él en la morada que Jesucristo te ha preparado.

MIRA LO QUE TIENES

Mira todo lo que has  logrado hacer

no  lo  que  no has hecho.

Aprecia lo que  tienes  en  realidad –

no codicies lo del prójimo.

Agradéceles  a  tus   buenos  amigos

sin  despreciar  su amistad.

Conviértete  en  lo  que  Dios  quiere

y no en lo que otros desean.

Dale gracias a  Dios por tus talentos

y desarróllalos para tu bien.

No te entristezcas por hacerte viejo.

Te  estás acercando a Dios.

No  continúes  reviviendo  memorias.

En vez de eso – haz nuevas.

Cambia la negatividad por positividad

y no vuelvas a ese pasado.

Que no te gobiernen tus sentimientos

pero sí  la palabra  de  Dios.

ESA ES LA NATURALEZA DE DIOS

Dios  es  un  dios  de amor

y ese amor permanece para siempre.

La razón es que él es amor.

Nuestro  Dios  es justiciero

y  su justicia permanecerá  eternamente

porque esa es su esencia.

Dios  es  muy   compasivo

y su compasión permanecerá para siempre

porque él jamás cambiará.

Dios es muy misericordioso

y  su misericordia permanecerá para siempre

porque esa es su naturaleza.

Nuestro Señor es el Redentor

y así  permanecerá  por los siglos de los  siglos –

por dar su vida por nosotros.

Nuestro Dios lo perdona todo

y su  palabra dice  que ese  perdón  es  permanente

y esa palabra va a cumplirse.

Nuestro  Dios es todopoderoso

y  eso  es  porque  el  Padre  puso  todo  bajo  sus  pies

por haberlo obedecido hasta morir.

SOLAMENTE HAY UN DIOS

Las  religiones  tienen  diferentes  dioses.

Sólo hay un Dios –

Cristo.

Por todo el mundo la gente adora diferentes ídolos.

Uno no es  ídolo –

Cristo.

Las verdades de los científicos continúan cambiando.

La  verdad  es –

Cristo.

Los  religiosos  tienen  diferentes   doctrinas.

Una es verdadera –

La de Cristo.

Los  curas  no  pueden  perdonar.

Jesús sí puede.

AMO A DIOS DE MUCHAS MANERAS

Amo a Dios Padre

de varias maneras.

Yo sigo  a Jesucristo

por muchas razones.

Adoro al Dios viviente

a  mi  propia  manera.

Yo alabo al Dios eterno

de    diferentes   formas.

Me gusta  exaltar  a Dios

por su inagotable fidelidad.

 

COMO UN NIÑO NECESITA A SUS PADRES

Como nuestro planeta necesita agua para sustentar vida

yo necesito  que Dios me sustente.

Como  un  niño  necesita  que  sus  padres  lo   amen

yo necesito que Dios me ame a mí.

Como  las flores  necesitan la  lluvia  para  existir

 necesito a Dios para la vida eterna.

Como  los peces  necesitan  el agua para  vivir

necesito  el  agua  viviente de Dios.

Como  las  mascotas  necesitan  tener amo

yo necesito  que Jesús  sea  el  mío.

Como las águilas  vuelan en las  alturas

algún día volaré y estaré con Dios.

ALGO QUE EL DINERO NO PUEDE COMPRAR

Puedes obtener algo que nadie te puede quitar –

La fe  en Dios

Puedes recibir algo que  el  dinero no  puede comprar –

La salvación

Debes proteger cuidadosamente lo  que jamás debes perder –

La esperanza

Puedes  tener un  amigo  que  jamás  te dejará  o te desamparará –

Cristo  Jesús

Debes  buscar  lo  que  siempre  te  permitirá  vivir  en  armonía –

Es  la  Paz

Ojalá tengas lo  que todo ser humano necesita para  ser feliz –

El  amor

Puedes tener la clase de padre que quisieras haber tenido –

Dios  Padre

Puedes confiar en alguien que siempre te acompaña –

El Espíritu Santo

Puedes hacer que algo en ti crezca y crezca –

La confianza

NO SE TRATA DE ESO

No se trata de ganar la carrera.

Se trata de  disfrutarla y  jugar limpiamente.

No se trata de sólo vivir la vida.

Se trata de cumplir tu destino y dejar un buen legado.

No se trata de  si hay evolución.

Se trata de que Dios creó todo lo que existe en seis días.

No se trata de saber si Dios existe.

Se trata de  tener una relación  personal e  íntima con  él.

No  se  trata  de  leer  la   biblia.

Se trata de poner en acción la palabra de Dios al vivirla.

No  es  sólo  asistir  a  la  iglesia.

Se trata  de  comunicarnos  directamente  con  Dios.

No  se  trata  de  vivir  por  vista.

Se  trata  de vivir  por  fe  y  confiar  en  Dios.

No se trata de acumular tesoros.

Se trata de hacer la voluntad de Dios.

CREO POR MI FE EN DIOS

Creo por mi fe

que  con  Dios  todas  las  cosas  son  posibles.

Creo por mi fe

que para mí todo, pero todo es posible.

Creo por mi fe

que Dios es mi Padre celestial.

Creo por mi fe

que  Jesús  pagó  por  mis  pecados.

Creo por mi fe

que la gracia de Dios es suficiente para mí.

Creo por mi fe

que ningún  arma del  enemigo  prosperará  contra mí.

Creo por mi fe

que pasaré toda la eternidad viviendo con mi Creador y Redentor.

O DIOS, QUE HAYA MÁS AMOR EN ESTE MUNDO

O Dios Padre,

permite que tu Espíritu Santo viva en nosotros.

O Dios Padre,

que  se  haga  tu  voluntad  por  todo  este  mundo.

O Dios Padre,

hazles cariño a  los árboles con tus  brisas y tus vientos.

O Dios Padre,

usa la luna para  que sea  inspiración  para  los  enamorados.

O Dios Padre,

dales ritmo divino a las olas del mar para que bailen suavemente.

O Dios Padre,

bendice  a todas las  personas quienes  creen  y confían en tu persona.

O Dios Padre,

protege las abejas porque  ellas  polinizan las  flores  y los árboles frutales.

O Dios Padre,

Ayúdanos  para que  nos amemos como Jesús,  el Espíritu Santo y  tú  nos aman.

O Dios Padre,

dale salvación  a los que  hayan confesado  a Jesucristo  como  su  Señor y  Salvador.

REBELIÓN CONTRA DIOS

Al no hacer la voluntad de Dios, sino la tuya

es rebelión contra Dios.

Si te complaces  a ti mismo  y  a los demás

te rebelas contra Dios.

Si pasas la eternidad  en el  lago de fuego

es porque te rebelaste.

Si no crees en la verdad que es Jesucristo

es causa a tu rebelión.

Si sólo vives para  disfrutas el  momento

te revelas contra Dios.

Si  desobedeces  los  principios  de  dios

eres rebelde sin causa.

Obedece a Dios en todo lo que puedas

y no estarás en rebeldía.

¿DESEAS QUE SE CUMPLA TU DESTINO?

¿Quieres prosperar financieramente?

Comienza a diezmar.

Malaquías 3:10

¿Deseas vivir muchos años en buena salud?

Honra  a  tus padres.

Efesios  6:2-3

¿Quieres que se te perdonen todos tus pecados?

Confiésaselos a Dios

 1 San Juan 1:9

¿Deseas recibir las bendiciones de nuestro Señor Jesucristo?

  Guarda juicio y justicia

    Salmo 106:3

¿Quieres  morar en el cielo con Jesucristo por toda la eternidad?

      Haz a Jesús tu Salvador.

        San Juan 14:6

VENGA LO QUE VENGA

Venga lo que venga

Yo  creo   en   mi   Dios.

Venga lo que venga

confío en mi Señor Jesucristo.

Venga lo que venga

mi fe siempre estará en Jesucristo.

Venga lo que venga

mi  vida  siempre  estará  en  sus  manos.

Venga lo que venga

no  dejaré  de alabar,  adorar  y  amar  a  mi Dios.

Venga lo que venga

Él  jamás  me  dejará  pero tampoco  me  desamparará.

Venga lo que venga

siempre proveerá mis necesidades y me protegerá de todo mal.

Venga lo que venga

yo nunca  tendré  miedo ni temor,  porque él  siempre  me  acompaña.

Venga lo que venga

pasaré  la  eternidad  en  el  seno  de  Abraham  con  mis  Señor  Jesucristo.

Venga lo que venga

a este mundo, nuestro Dios  estaba,  está,  y siempre estará  en completo control.

MI SALVACIÓN

Reclamo mi salvación

porque ha sido pagado en su totalidad.

Tengo derecho a ella

porque me fue dada por  la gracia de Dios.

Siempre la disfrutaré

porque no tiene ninguna  fecha de expiración.

Estoy muy agradecido

porque,  en realidad, yo no merezco la salvación.

Siempre  la   apreciaré

porque  es muy preciosa,  invaluable e inapreciable.

JESÚS ES EL PAN DE VIDA

Jesucristo  es  el pan  de  vida.

Ven a comer

y jamás tendrás hambre.

Por  él corre  el agua  viviente.

Ven a beber

y no volverás a tener sed.

Él es la luz real en este mundo.

Ven a esa luz

y  no  verás  la  oscuridad.

Lo que es  amor procede de él.

Clama su amor

y  tú  nunca  estarás  solo.

Es el camino,  verdad y la vida.

Recibe su sacrificio

y recibirás  la  vida eterna.

DIOS OBRA A TRAVÉS DE MÍ

Dios me bendice

para que yo bendiga a otros.

Dios me ama a mí

para   que  yo  ame  a  los  demás.

Dios  me perdonó

para que yo perdone al que me ofenda.

Dios me dio su luz

para que la comparta con el resto del mundo.

La  biblia me  guía

para que  yo sea  guía  para los que  me necesitan.

Dios a mí me salvó

para  que dé  testimonio y  traiga almas a  la salvación.

EL FUERTE Y EL DÉBIL

El incrédulo  recalca  su  incredulidad

al creer en sí mismo.

El creyente recalca su fe y fidelidad

al creer en Cristo.

El  débil  demuestra  su  debilidad

por su  agresión.

El fuerte  demuestra su  fuerza

por  su  humildad.

El malo  enseña  su  maldad

por sus intenciones.

El bueno  enseña su bondad

por sus buenas obras.

El  tonto  resalta  su  tontería

por no recibir consejos.

El  sabio  resalta  su   sabiduría

al pedir consejos.

NO TE ALABES A TI MISMO

No vayas a exaltarte sobre los demás.

Todos somos creaciones.

No  seas leyenda en  tu propia  mente.

Vive  en  el  mundo  real.

No  te   enorgullezcas  por  tus  logros.

Hablan por sí  mismos.

No pases tu vida solamente soñando –

haz algo constructivo.

No  pases  la  eternidad  en el  infierno.

Recibe a tu Redentor

TODO SE HACE EN EL TIEMPO DE DIOS

Nací en el tiempo de Dios porque

así  lo  ordenó  él.

Nací de nuevo en su tiempo porque

Dios  lo  quiso  así.

En su tiempo dejaré este cuerpo porque

esa es su voluntad.

En su tiempo llegaré a mi hogar en cielo porque

en  su  libro  estoy.

MIRA HACIA ARRIBA

¿Has caído en el hueco de desesperación?

Si te ha sucedido,  mira hacia arriba.

El rescate está por llegar.

¿Te han  tumbado y  no puedes  levantarte?

Si estás en el suelo, mira hacia arriba.

Dios te extiende su mano.

¿Te encuentras en  una  situación  sin  salida?

Si ese es  tu caso,  mira  hacia  arriba.

Tu esperanza es Jesucristo.

¿Buscas  respuestas  y  jamás   las   encuentras?

Si estás buscándolas,mira hacia arriba.

Nuestro Jesucristo las tiene.

¿Te preguntas adónde irá tu alma cuando mueras?

Para  esa respuesta  mira  hacia  arriba.

Recibe a Cristo en tu corazón.

SIMPLEMENTE VEN A ÉL

Jesucristo   es  la  luz  del  mundo.

Sal de la oscuridad.

Él tiene ríos  de  agua  viviente.

Ve  y bebe de ellos.

Puro amor emana de su ser.

Es para ti; recíbelo.

Él es el único Redentor.

Clama tu redención.

JESÚS ES EL SEMPITERNO DIOS

Jesucristo es la eterna esperanza

porque él nos  da  esperanzas.

Su luz  alumbrará siempre –

pues de él procede la luz.

Su amor está presente

porque vive en mí.

UNA VEZ MÁS

Una vez le fallé a mi Dios

y una vez más me perdonó.

Una vez  más  Dios me  levantó.

Una vez más me metí en problemas

y  una  vez  más  mi  Dios  me   rescató

Una vez más  invoqué  el nombre  de Dios

y  una  vez  más  con  milagro  me respondió.

Una  vez  más  pequé   en  pura   desobediencia

y una  vez más  la sangre  de Jesucristo  me  cubrió.

ENCUÉNTRALA DE NUEVO

Si has perdido la visión de tu vida,

busca una nueva.

Si  has   perdido   la   esperanza,

que la recuperes.

Si has  perdido  tu fe en Dios,

ejercítala de nuevo.

Si han  muerto tus  sueños,

revívelos otra vez.

Si has perdido tu destino,

regresa a el.

¿HABRÁ TAL LUGAR?

¿ Hay   algún  lugar  donde   no   exista   el   tiempo?

Sí, lo hay – el cielo.

¿Hay una  utopía  donde no hay odio,  rencor ni maldad?

Ya existe en el cielo.

¿Existe  un  lugar donde  no  hay  enfermedades  ni  muerte?

¡Claro!  –  en el cielo.

¿Podemos vivir sin envidia, celos, desconfianza o incertidumbre?

Así   es  en  el  cielo.

¿Será posible vivir en un sitio donde todo pecado se haya perdonado?

Solamente en el cielo.

¿Habrá un lugar donde el miedo, el temor, la duda y el fraude no existan?

Ese  lugar  es  el  cielo.

¿En  algún  lugar  gobiernan  el  amor,   la  paz,   la  armonía  y  la   tranquilidad?

No aquí  –  en  el  cielo.

¿Se encontrará un lugar donde  se puedan  borrar todas  nuestras faltas y errores?

Definitivamente el cielo.

¿QUIÉN FUE?

¿Quién   existía  antes  del  tiempo?

La Divina Trinidad.

¿Quién creó las estrellas y todo lo demás?

Jesús nuestro Señor.

¿Quién  trajo   este  mundo  a   la   existencia?

Fue nuestro Creador.

¿Quién le sopló hálito de vida a la figura de polvo?

Fue  nuestro  Señor.

¿Quién dio su vida para  pagar por nuestros pecados?

Fue Cristo el Salvador.

¿Quién  resucitó  al tercer día  para  derrotar  la  muerte?

El Hijo de Dios lo hizo.

¿Quién está  en su trono a la diestra  de su Padre  en el cielo?

Es  nuestro  Salvador.

¿Quién  intercede  por  nosotros  cuando  oramos  en su nombre?

Sólo  nuestro  Mesías.

¿Quién nos recibirá cuando lleguemos  al cielo para vivir la eternidad?

Será nuestro Redentor.

LA PALABRA DE DIOS

La palabra de Dios les enseña el camino

a las personas que lo han perdido en sus vidas.

La  palabra  de  Dios  es   la  luz  que  les   alumbra

el sendero a los que se encuentran en la oscuridad.

La  palabra   de  Dios  es   el  alimento   necesario

para que podamos  nutrirnos espiritualmente.

La   palabra   de  Dios  es   el  agua   viviente

para  satisfacer  nuestra  sed  espiritual.

La   palabra   de  Dios   es   la   verdad

que despoja las mentiras del diablo.

La   palabra   de   Dios  nos   guía

hacia Jesús nuestro Salvador.

¿HAY MUCHOS CAMINOS QUE LLEGAN AL CIELO?

¿Hay muchos caminos que nos conduzcan hacia el cielo?

No, solamente hay uno –

Jesucristo.

¿Hay  muchas maneras que  podamos  llegar al cielo?

No, solamente hay una –

Jesucristo.

¿Hay muchos  senderos  que  nos  lleven  al cielo?

No, solamente hay uno –

Jesucristo.

¿Hay muchas direcciones que llegan al cielo?

No, solamente hay una –

Jesucristo.

¿Hay  cantidad  de dioses en existencia?

No, solamente hay uno –

Jesucristo.

ES TU MOMENTO

Es tu momento

de cambiar tu vida completamente.

Es tu momento

de arrepentirte de  todos  tus  pecados.

Es tu momento

de pedirle al Dios  Viviente que te  perdone.

Es tu momento

de recibir a Jesucristo como tu Señor y Salvador.

Es tu momento

de poner toda tu fe y  esperanzas en el Hijo  de Dios.

Es tu momento

de  volver  a  tener  sueños,  porque  podrás   realizarlos.

ALGO QUE DEBES ORAR

Dios Padre,

restríngeme  para que  no  piense

lo que no debo pensar.

No me permitas que oiga las cosas

lo  que  no  debo   oír.

No dejes que mis ojos  vayan a ver

lo que no deben ver.

Ayúdame  para  que yo jamás diga

lo que no debo decir.

Fréname si  trato de ir  en marcha

adónde no debo ir.

NO HAS VISTO NADA TODAVÍA

No  has visto  colores  vivos

hasta  que llegues  a  los  portales  del  cielo.

No has olfateado  nada especial

hasta  que olfatees  las  fragancias  del cielo.

No has escuchado melodías  finas

hasta  que  oigas   el  cantar  de  los  ángeles.

No has probado comida excelente

hasta que participes en el banquete de Dios.

No has sentido verdadero amor

hasta que sientas el amor de Dios en el cielo.

En realidad tú no has vivido

hasta que  pases  la eternidad con  Jesucristo.

NO SOY ESO

Yo no soy

los errores por los que he pasado.

Yo no soy

los  fracasos  que  me  han  sucedido.

Yo no soy

las decisiones  erróneas  que he hecho.

Yo no soy

la persona ni lo que el diablo dice que soy.

Pero sí soy

y puedo  hacer  todo  lo que  Dios dice de mí.

POR LA GRACIA DE DIOS

Yo nací

exclusivamente  por la  gracia   de  Dios.

Estoy  vivo

evidentemente por la  gracia de Dios.

Soy  llamado

especialmente por la gracia de Dios.

Estoy perdonado

únicamente  por  la gracia  de Dios.

Yo  llegaré  al   cielo

solamente por la gracia de Dios

VEO A DIOS EN TODO

Cuando me despierto en la mañana,

no pienso que será  otro día  como los demás.

Es un día nuevo que Dios ha creado.

Al ver el arco iris  después de llover,

ni pienso  en homosexuales  ni  en lesbianas –

pienso en la promesa de nuestro Dios.

Cuando  veo  un  león  u otro  animal,

no pienso en  matarlo para  mi  propio  placer,

sino  que  veo la  mano  de Dios en el.

Cuando observo toda la vida marina,

sé que no pudo ser creada por  la  evolución,

sino  por la  mano  de  nuestro  Dios.

Cuando  se  muere  un  ser   querido,

no pienso  que  lo  he perdido  para  siempre,

porque  sé  que  lo  veré  en  el  cielo.

VEN AL DIOS VIVIENTE

Si eres devoto de un dios quien no es accesible

el  Dios  viviente sí  lo es –  Jesucristo.

Si  tu  fe está  en un  dios qu e ni siquiera  existe

pon tu fe en el que existe – Jesucristo.

Si  tú has  puesto  tu  vida  en   un  dios  de  odio

ponla en  el Dios d  amor  –  Jesucristo.

Si tu alma la tiene un dios que no hace milagros

que la tenga el que sí los hace – Jesús.

Si tu eternidad está en un dios que no resucitó

que esté en el que lo hizo – Jesucristo.

¿CÓMO ES?

En la tierra

debemos servir a Dios.

En Cristo

hay  perdón  y   salvación.

En  Dios

hallamos justicia y compasión.

En el cielo

hay paz,  armonía  y amor eterno.

ME MIRAS, PERO NO ME VES

Puedes mirar mi casa

que en realidad es mi cuerpo

pero no ves mi hogar

que desde luego es  mi  alma.

Puedes ver mi cuerpo

el cual  es como  casco vacío

y no ves mis experiencias

las que han formado mi vida.

sólo  miras  mi  afuera.

Es  todo  lo  que  puedes  ver

y jamás ves lo de adentro

sin saber cómo me siento yo.

Me lastimarás el físico

porque puede ser lastimado

pero no tocarás mi alma

porque Cristo me la protege.

SANTO, SANTO, SANTO DIOS

Dios  misericordioso

favor de  perdonar mis  iniquidades.

Dios  de  compasión

necesito que me des tu compasión.

MI   justo   Salvador

yo sé que pasas de largo mis faltas.

Jesucristo mi Señor

.favor de olvidar mis transgresiones.

Padre omnipotente

te alabo por perdonar mis pecados.

Sagrado Dios de Israel

gracias te doy por haberme injertado.

Dios que eres poderoso

 levántame  cada  vez  que  yo  me  caiga.

JESUCRISTO SIEMPRE ME INCLUYE A MÍ

Jesucristo  creó  todo  lo  que   existe

y  él  me  incluyó  a  mí.

Jesucristo ama a cada uno de sus seguidores

y uno  de ellos  soy  yo.

Jesucristo vertió  su  sangre por toda  la  humanidad

y eso  me incluye  a mí.

Jesucristo  hace  intercesión  por  los  que  le  oran  a  Dios

y esos somos usted y yo.

Jesucristo está preparando una mansión en el cielo para sus hijos

y en ellos me incluye a mí.

Cualquier  persona  que  reciba  a  Jesucristo  como su Señor y Salvador

será  salvo  igual  que   yo.

ES LO QUE CREO

Creo que Jesús bajó del cielo

para  salvarte  a  ti  y también  a  mí.

Creo  que  sufrió  hasta   morir

para  pagar por  nuestros  pecados.

Creo que resucitó al tercer día

derrotando  al diablo y  a  la muerte.

Está  en  su  trono  en  el  cielo

haciendo intercesión por ti y por mí.

SOLAMENTE HAY UNA MANERA

Sólo hay  una manera  de dejar el  pecado…

arrepiéntete y cambia tus caminos.

Sólo  hay  un sitio para  todos  tus pecados…

se ponen al  pie de la cruz de Cristo.

Solamente hay uno que puede perdonarte..

y  ese, desde  luego,  es  Jesucristo.

Solamente  hay  un  modo  de  vivir tu vida…

según los principios de nuestro Dios.

El lugar donde debes pasar la eternidad es…

 el cielo con nuestro Señor Jesucristo.

Sólo  hay  un  camino  para  llegar  al   cielo…

y ese camino es  nuestro Jesucristo.

¡SÁLVAME, OH SEÑOR!

(Jeremías 17:14)

Llámame, oh Señor

y pronto vendré a ti.

Perdóname, oh Señor

y yo seré perdonado.

Límpiame, oh Señor

 y limpio yo estaré.

Sáname,  oh  Señor

y sano siempre seré.

Sálvame, oh Señor mío

y tu salvación yo tendré

NO CAMINES HACIA CRISTO

No camines hacia Cristo

corre hacia él rapidísimo.

No alabes a Dios susurrando

alábalo con toda tu alma y tu ser.

No  tengas  poquita fe en Jesucristo

sino  cree que  para él  todo es posible.

Tus pecados  no te  prohíben la  salvación

 Jesucristo pagó  por ellos  con su  propia  vida.

No  tengas  ni temor  ni miedo de  dejar esta vida

porque pasarás la eternidad en la presencia de Dios.

DIOS NO ES HOMBRE

Dios no es hombre

para que pueda ser justo.

Él no es hombre

para que sea misericordioso.

Él no es hombre

para que pueda ser compasivo.

Él no es hombre

para  que  te  pueda  comprender.

. Él no es hombre

para que no te condene injustamente.

Él no es hombre

para que no te abandone ni te desampare

Él no es hombre

para que pueda amarte incondicionalmente.

Él no es hombre

para  que pueda  perdonar  todos  tus  pecados.

Él no es hombre

para  que  pueda  oírte  cuando  le oras  y le clamas.

Él no es hombre

para que jamás  te ignore  cuando tengas  necesidades

DIOS TE AYUDARÁ

Cuando no encuentres la manera

Dios  te la  encontrará.

Si no ves ninguna puerta abierta

Dios  te  abrirá una.

Cuando se te  acaben las  opciones

Dios te dará una.

Si  no  tienes  a  nadie  que  te  acepte

Dios te aceptará.

Cuando hayas perdido todo lo que tenías

Dios tiene algo mejor.

Si   ya  estás  completamente  quebrantado

Dios levanta los pedazos.

Cuando  hayas  llegado  a  tu  punto  más  bajo

clámale  a  Dios.  Él  te  espera.

EL AMOR DE DIOS VENCE

El amor de Dios te cubre

sin darle importancia a quien seas tú

Te  espera  pacientemente

para que vengas en  busca de  Jesucristo.

Pasa por alto todas tus faltas

y  sólo se  concentra  en  tus  buenos puntos.

Perdona tus pecados y traspases

mucho más lejos de lo que está el este del oeste.

Olvida tu pasado y todos tus fracasos

para  permitirte  comenzar  de  nuevo  todos  los días.

SOLAMENTE POR LA GRACIA DE DIOS

Por la gracia de Dios

se me han perdonado mis pecados.

Sólo  por  su  gracia

fui  completamente  redimido.

Sólo  por  su  gracia

puedo llevarles su luz a otros.

Sólo  por  su  gracia

entraré  por los portales al cielo.

Sólo  por  su  gracia

pasaré la  eternidad con mi Salvador.

DIOS MERECE SER ALABADO

Dios merece nuestro amor

porque  él nos  amó   primero.

Merece  todas nuestras  alabanzas

porque  él  es  totalmente  soberano.

Merece  que  lo honremos  diariamente

porque dio su vida en la cruz por nosotros.

Merece  que  lo  adoremos   continuamente

porque tiene  tanta  compasión  con nosotros.

Merece  que  lo  obedezcamos  en  su   palabra

porque de verdad él es nuestro padre celestial.

Él  merece  nuestra  admiración  en  su totalidad

porque es el Creador de los cielos y de la tierra.

De verdad, Jesucristo merece nuestra devoción

por ser el  Rey de reyes  y  Señor  de  señores.

Él merece toda la gloria que se le pueda dar

simplemente  porque  es  nuestro  Dios.

DIOS TE ANDA BUSCANDO

Dios no busca gente perfecta, religiosa

ni  a  la que se crea  “ser muy santa,”  sino a ti.

Busca  gente que esté caída, fracturada, derrotada,

y que haya caído en el pecado y necesite ser perdonada.

Si tú  estás  caído, sufrido,  derrotado y le has  fallado a Dios,

él te  anda  buscando  para  ayudarte,  restaurarte  y  bendecirte.

No  te escondas  en la  oscuridad,  sino  busca su  luz  y su  presencia.

NO LO MERECES

No  mereces el  amor  de Dios

pero  él te  amará

si tú lo amas.

No mereces sus bendiciones

pero  las  recibirás

si le oras a él.

No mereces  su protección

pero  te  protegerá

si se lo pides.

No mereces  que te perdone

pero él te perdona

al  arrepentirte.

No mereces la salvación de tu alma

pero   él   te  la  dará

Si aceptas a Jesús

como tu Salvador.

SI OBEDECES A DIOS

Si obedeces sinceramente a Dios

él estará contigo en las buenas y en las malas.

Cuando, en realidad, lo obedeces

él  te bendice  en  la  ciudad  y  también  en  el  campo.

Si  tú  le  eres  fiel  a  su  palabra

él estará contigo cuando sales de tu casa y cuando vuelves.

Si  vives  por  principios  bíblicos

el  Espíritu  Santo te  guiará  en  tus  decisiones  significantes.

Por  la  palabra  de  nuestro  Dios

puedes ser la cabeza, no la cola; lo de arriba, no lo de abajo.

Para recompensar  tu obediencia

Jesucristo te llevará al cielo cuando se llegue tu tiempo.

¿CUÁN GRANDE ES DIOS?

¿Cuán grande es el amor de Dios?

Es tan grande que el cielo no pudo contenerlo.

¿Cuán grande  es su  compasión?

Es tan grande que Jesús murió por mí en la cruz.

¿Cuán grande  es su perfecta luz?

Es  tan  grande   que  me iluminó  en  la oscuridad.

¿Cuán grande es su misericordia?

Es  tan grande que nos  perdona  todos  los  pecados.

¿Cuán  grande   es  su   grandeza?

Es tan grande que ningún humano puede comprenderla.

¿Cuán grande es su gran imperio?

Es tan grande  que  nadie sabe si tiene  límites o no los tiene.

¿Cuán grande es su majestad real?

Es tan grande que los ángeles y los demonios le hacen reverencia.

D I O S    E S T Á   E N   M Í

El amor de Dios está en mí

para que por ese  amor yo ame a otros.

Su  sangre me cubre a mí

para  que  mis  pecados   sean  perdonados.

Sus ojos están  sobre mí

porque  él se preocupa de mí constantemente.

Sus brazos están en mí

para protegerme de toda maldad del enemigo.

Su EspÍritu está en mí

para  acompañarme y guiarme  diariamente.

Su luz está en mi ser

para que  yo pueda ser luz para otros.

C  R  E  E    Y   R  E  C  I  B  E

¿Estás  muy  confuso?

Jesús es  el camino,  la verdad y la vida.

¿Tienes mucho miedo?

Jesús protege,  asegura  y él confirma.

¿Estás  en la oscuridad?

El  amor  de  Jesús  te  traerá  a  su luz.

¿Te  hallas   devastado?

Jesús desea  levantarte y  restaurarte.

¿Hundido en el pecado?

Jesús  te  perdona  si  te  arrepientes.

¿Le temes a la muerte?

Si recibes  a Jesús  te llevará  al cielo.

JESÚS ME AMA TANTO

Jesús  me ama tanto

que dejó  su trono en el cielo.

Jesús me ama tanto

que se convirtió en ser humano.

Jesús me ama tanto

que dio  su vida  por mí en la cruz.

Jesús me ama tanto

que  resucitó  de  entre  los  muertos.

Jesús me ama tanto

que ascendió al cielo a su trono de nuevo.

Jesús me ama tanto

que   ansiosamente   espera   mis   oraciones.

Jesús me ama tanto

que le pide al Padre que responda mis peticiones.

Jesús me ama tanto

que me ha preparado una mansión personal en el cielo.

POR SU AMOR

Jesucristo  tuvo  victoria  sobre  el   odio

con amor sincero.

Expuso los trucos y mentiras del diablo

por  sus  verdades.

Triunfó sobre la muerte y sepultura

cuando él resucitó.

Destruyó toda forma de pecado –

pues   jamás   pecó.

Sanó toda clase de enfermedad

por sus 39 heridas.

MIS MOMENTOS DE SILENCIO

Primero oí a mi Dios

en el silencio de la noche.

Recibí a Jesucristo

en silencio en mi corazón.

Ahora oigo su voz

en el silencio de mi mente.

Me junto con él

en  el  silencio  de  mis  días.

Él me habla a mí

en mis momentos de silencio.

TANTO ASÍ AMO A MI DIOS

Yo  amo  a  Dios

más de lo que una osa ama a sus cachorros.

Necesito a Dios

más de lo que una tierra  infértil necesita  lluvia.

Alabo   a   Dios

porque es la única entidad  que merece ser alabado.

Creo  en  Dios

con toda mi alma,  con todo mi corazón,  y con todo mi  ser.

Confío en Dios

con mi propia vida,  con mi familia,  con mi alma,  y con mi destino.

Serviré a Dios

mientras  yo  viva,  que tenga aliento,  y que tenga la energía  necesaria.

En   mi   Dios

pongo  mi  vida,  mi  confianza,  mi  fe,   mis esperanzas,  y  toda  mi   eternidad.

 

¿CUÁNTO MÁS?

Si Dios mueve montañas,

cuánto más puede moverte.

Si Dios les habla a los árboles,

cuánto más puede hablarte a ti.

Si  Dios protege  a  los  gorriones,

cuánto  más  él  te  protegerá  a   ti.

Si Dios  puede  amar a  un  pecador,

cuánto  más  podrá amar a su hijo, a ti.

Si Dios se preocupa  por los  corderitos,

cuánto  más  se ha  de  preocupar  por  ti.

Si Jesucristo  ya  derramó  su  sangre por ti,

cuánto  más  sería  él  capaz  de  hacer por  ti.

NO POR LO QUE YO HAYA HECHO

No tengo miedo morir no por ser valiente

sino por  las promesas  de Dios.

Tengo  confianza  no por lo que  yo hago

sino por lo que Dios hace en mí.

Moraré  en e l cielo no  por mis  obras

sino por el sacrificio de mi Jesús.

Tengo esperanzas no en los hombres

sino  en  el  amor  de  Jesucristo.

DIOS SIEMPRE ME CUIDA

Los ojos de Dios son tan hábiles

que él  me ve sin  importar donde me  encuentre.

Sus   oídos   son  tan   sensibles

que me puede oír hasta cuando estoy susurrando.

Sus brazos son bastante largos

que me pueden levantar cuando necesito ayuda.

Siempre es tan misericordioso

que me perdona  todo pecado si  me  arrepiento.

El amor de mi Dios es tan tierno

que me ama como una madre ama a su bebecito.

DIOS ESTABA ALLÍ

Dios estaba allí  cuando yo fui concebido

y estaba allí cuando comencé a vivir.

Me oyó hablar la primera palabra

y  me vio  dar el  primer  paso.

Estuvo  conmigo  en mi  infancia

y me acompañó en la universidad.

Estaba conmigo cuando me enamoré

y  luego  bendijo  nuestro  matrimonio.

Estuvo cuando nació  nuestro primer hijo

y también  cuando  se lo presentamos a Dios.

Estuvo allí cuando los hijos crecieron y se fueron.

Así como me vio nacer, vendrá para llevarme al cielo.

TENíA HAMBRE Y ÉL ME DIO DE COMER

Estaba perdido en la oscuridad,

me encontraba lejos de Dios –

él  me  buscó  y  me  encontró.

Ciego  estaba  yo  a  la   verdad,

y   esa   verdad   es   Jesucristo,

y lo  encontré  por su  palabra.

Sordo estaba a la voz de Dios –

la dulce voz del Espíritu Santo,

pero por fin la oí y la escuché.

Comía, comía  y no me saciaba,

porque lo que más me  faltaba

era  el  pan  de  Dios  de   vida.

Sediento  siempre  me  hallaba

sin   que   nada   me   satisfacía.

 

LA MUERTE FUE DERROTADA

Jesucristo,  al vivir una  vida  impecable,  triunfó  sobre  el  pecado,

al verter su sangre por nosotros en la cruz, derrotó al diablo,

y  al  morir y resucitar destruyó  el aguijón  de  la  muerte.

Al hacer la voluntad de Dios, triunfamos sobre el diablo,

al cubrirnos  con la sangre de Jesucristo,  anulamos  el pecado,

y porque el Cordero de Dios resucitó, nosotros también lo haremos.

EL MENOR DE LOS MENORES

El mundo admira al que salió primero en la lista,

pero  Dios exalta  al del  menor puntaje.

El mundo se postra sobre el más fuerte de los fuertes,

pero Dios protege al más débil de todos.

El  mundo  echa  su  luz  sobre  los  que ya están  brillando,

pero  Dios lleva su luz a las oscuridades.

Los  que  viven  según  el  mundo   siempre  esperan   recibir –

los hijos de Dios solamente desean dar.

AGUA VIVIENTE

Porque  el  Espíritu  Santo me  abunda con  ríos  de agua  viviente

les mando arroyuelos a los demás.

Porque  Dios   constantemente  me  manda   olas  de  paz  y  armonía

yo las dejo que fluyan hacia otros.

Porque  Jesucristo  me  prestó  su  misericordia  cuando   estaba  pecando

yo tengo misericordia  con todos.

Porque aunque no merezca el amor de Dios, él me lo da incondicionalmente

para que yo ame a los antipáticos.  

Porque Jesucristo me perdonó todas mis iniquidades, transgresiones, y pecados

yo perdono a los que me hacen mal.

Porque el Señor Jesucristo vertió su sangre en la cruz en el Calvario por nosotros

muchos soldados  han dado  su vida.

En el nombre de Dios, los honramos.


EN ÉL NO HAY OSCURIDAD

Deseaba asegurarme de mi salvación; por su palabra me dijo:

“Jesús es el camino.”

Busqué la sombra  de Jesús y  no la encontré  porque en él

no  hay   oscuridad.

Creía que Dios  no me perdonaría,  pero sí lo hizo,  porque

él todo lo  perdona.

Le  pedí  a  Dios  que  me  diera  más  fe,  pero  él  me  dijo:

“Basta con mi gracia.”

Anhelaba saber la voluntad de Dios, y en su vocecita me dijo:

“Está   en   la  biblia.”

DIOS ES MISERICORDIOSO

Debería ser juzgado,

pero  mi Dios es misericordioso.

Podría ser olvidado,

pero soy amado por Dios Padre.

Viviría sin esperanzas,

pero Jesús  me ha dado  mucha.

Muerto para él estaba,

pero  Jesús  me  ha  perdonado.

Rumbo al  infierno iba,

pero  Jesús  me  llamó  al   cielo.

AMO A DIOS POR OTRAS RAZONES

No amo a Dios por su tremendo poder.

Lo amo porque es amor.

No lo  adoro  porque es  Rey  de  reyes,

sino  por su misericordia.

Yo  no lo  alabo  por su  perfecta  justicia,

Lo alabo por su compasión.

No lo admiro por su inagotable sabiduría.

Lo admiro porque perdona.

No lo  respeto tan  solo  por su  creación,

sino porque él es la verdad.

Yo no  lo exalto por su  juicio   impecable,

sino por su eterna paciencia.

No  invoco  su  nombre  por su  posición –

lo  hago   por   su   humildad.

SI NO ALABO A JESUCRISTO

Si no alabo a Jesucristo

las rocas clamarán su nombre.

Si no exalto a Jesucristo

las montañas de seguro lo harán.

Si no  invoco  su  nombre

los ríos  jubilosamente lo  invocarán.

Si no doy testimonio de él

la  luna,  las  estrellas,  y  el  sol  lo darán.

Si  no  susurro  su  nombre

los cuatro vientos obedientemente lo harán.

Si no  lo  adoro  en  cánticos

los  ángeles  en  coro  celestial  se  los   cantarán.

SÉ EN QUIEN CONFIAR

Vivo en un mundo  oscurecido

pero la Luz  Viva vive en mí.

Puede haber una sequía

pero Agua Viva tengo yo.

Ya no sé en  quien confiar

sólo  confío  en  Jesucristo.

No sé cuando volveré a casa

pero sé  que está  en el cielo.

No  sé  que  me  tiene   el  futuro

pero sé que Jesucristo me lo prepara.

 

LO ADORARÉ TODO EL TIEMPO

Invoco el nombre de Dios en lo bueno

pero  lo hago también  en  las malas.

Le doy honra en mi local de trabajo

sin  olvidar de  hacerlo  en  familia.

Alabo  al  Señor  en  la  mañanita,

pero también cuando anochece.

Le doy  gracias en buena salud

y también en la enfermedad.

Le doy gloria en mis derrotas

igual  que  en  mis victorias.

Adoro  a  Dios  en la iglesia

igualmente que en mi casa.

Me  regocijo  en  su  Espíritu

y lo mismo  hago en el  alma.

MI CIMIENTO ESTÁ EN LA ROCA

Mis cimientos  no están en arena

sino en la Roca Viviente – Jesús.

No  vivo   por   lo  que  veo

sino  por  fe  en  Jesucristo.

Mis  pies estarán  en esta  tierra

pero mi mente está en lo del cielo.

Moro temporalmente en este planeta

pero mi ciudadanía es del reino de Dios. .

ESO ES LO QUE DESEO

Deseo estar en medio de la voluntad de Dios

en todo lo  que yo haga.

Es mi  deseo de  estar  en e l aliento de  mi Padre

cada  vez   que  él   respira.

Es  mi  anhelo  estar  en   cada  gota  de  agua  viviente

que  fluya  del Espíritu  Santo

Le pido a Dios que  me  permita  estar  en cada  rayo de luz

que él mande a nuestra tierra.

Quiero estar en cada gota de lluvia que Dios le mande a la tierra

para    bendecirnos    a    todos.

Le  imploro a mi  Dios que  me deje pasear  en cada  ráfaga de viento

que viene con sus bendiciones.

N    A    D    I    E

¿Quién le enseñó a Dios ser Dios?

Nadie.

Jehová siempre ha sido Dios.

¿Quién le dio a Dios su soberanía?

Nadie.

Él siempre ha sido soberano.

¿Quién  le  dio a  Dios  la  sabiduría?

Nadie.

Tiene sabiduría por naturaleza.

¿Cuándo   aprendió   Dios  a  perdonar?

Nunca.

Él siempre ha sabido perdonar.

¿Quién le dijo a Dios que creara al hombre?

Nadie.

Lo hizo por su propia voluntad.

¿Quién le dijo a Dios que amara a los humanos?

Nadie.

Nos creó para darnos su amor.

DIOS TE AMA TANTO

Dios ama tanto al mundo

que mandó a su hijo unigénito

para que vertiera  su sangre y  muriera por  el.

Dios  te  ama  tanto  a   ti

que  me   dio  estas  palabras

para que  le hablaran a  tu mente y a tu  alma.

Dios  te  ama  tanto  a    ti

que  perdonará  tus pecados

si te arrepientes y  recibes a su  Hijo Jesucristo.

Dios  te  ama  tanto  a   ti

que te preparó  una morada

en el cielo y él personalmente está esperándote.

SIGO A JESUCRISTO

Dejé  mi religión no para buscar  otra,

sino que Dios no estaba allí,

Abandoné mis ídolos no para reemplazarlos,

sino para seguir a Jesucristo.

Olvidé  mi  doctrina,  y  no  fue para  creer  en otra,

sino para complacer a Dios.

Me alejé de reglas religiosas no para establecer nuevas,

sino para acercarme a Jesús.

EL DIABLO HA SIDO DERROTADO

El amor  de  nuestro Padre

derrotó el poder del odio y de la maldad.

El sufrimiento de Jesucristo

trajo  luz  contra   el  pecado  y  la  oscuridad.

La sangre  de nuestro  Cristo

fue la que nos liberó  de condenación y de pecado.

La resurrección de Jesucristo

quitó  el  aguijón  que  la  muerte  tenía  sobre  nosotros.

El sacrificio de nuestro Señor

fue para reconciliarnos de nuevo con nuestro Padre celestial.

DIOS PUEDE LIBERARTE

Dios puede liberarte  de la incredulidad,

pero tienes que clamarle.

Dios  puede  soltarte  de  la  esclavitud,

pero  debes  arrepentirte.

Dios puede  desvincularte  del  miedo,

pero  tienes que  soltarlo.

Dios  puede  separarte  de  toda  duda

por medio  de su palabra.

Dios puede  rescatarte de  la religión

si  sigues  a su Hijo Jesús.

Dios puede remover la soledad tuya,

dándote al  Espíritu Santo.

Dios  desea  sacarte de la confusión

por  medio de su palabra.

Cristo  desea  eximirte  del pecado,

pero tienes que aceptarlo.

VOY A UN MEJOR LUGAR

Volaré suavemente con alas de ángel

a un  lugar muy  lejano  mucho  mejor  que  éste

donde  el  agua   es  más dulce,   la  briza  más  suavecita,

los olores más aromáticos en su fragancia, la comida más sabrosa,

los días interminables, sin nada de oscuridad – es mi nuevo hogar en el cielo.

DIOS TE AMA A PESAR DE TODO

Tal vez no creas en  Dios por tus  circunstancias  mundanas

pero él sí cree en ti

a pesar de tu situación y condición.

Es posible que no escuches a Dios por endurecer tu corazón

pero él sí te oye a ti

sin importar tu condición espiritual.

Es obvio que  no le hablas a  Dios por  tu severa  incredulidad

pero él desea hablarte

por medio de su palabra en la biblia.

Es probable que no veas a Dios alrededor de ti en su creación

pero él  siempre te ve –

 y es a pesar de tu ceguera espiritual.

POR TU FUEGO CONSUMIDOR

Dios Padre, con tu fuego consumidor,

quema  mis  malas   obras  y  mis   pecados.

Destruye  mi  incredibilidad  y  mi   falta  de   fe.

Arrasa a mi desobediencia igual que a mi infidelidad.

Consume mi egoísmo y orgullo con tu fuego consumidor.

Quítame  mi  voluntad,  pensamientos  y  deseos  mundanos.

Derriba mi envidia, mis celos, mi avaricia, y también la tacañería.

Con tu fuego consumidor,  purifícame  de todo  lo que te  ofenda a ti.

LOS  INCRÉDULOS

Los que no creen en el Dios de Abraham

no pueden tener esperanza.

Los  incrédulos  en  nuestro  Señor  Jesucristo

están  limitados  a  sus recursos.

Las personas quienes  no conocen al  Hijo de Dios

no recibirán perdón de sus pecados.

Los que rehusan recibir a Jesucristo como su Salvador

pasarán la eternidad en el lago de fuego.

EN BUSCA DE RESPUESTAS

La gente busca respuestas

y eso es bueno,

pero buscan en lugares erróneos

y, y claro, eso es malo.

Deberían buscar en la palabra de Dios

y  eso  sí  sería  muy  bueno.

ÁBRE TU CORAZÓN A DIOS

Cuando  le abras  tu  corazón a Dios

morirás al pecado

y  nacerás  de nuevo para el  Señor.

Te alejarás de la oscuridad mundana

para buscar la luz divina

que el Señor Jesucristo tiene para ti.

Cambiarás  la  condenación  de Dios

por la redención de Jesús

que  sólo es  posible  por su  sangre.

Revivirás  de  una  muerte  espiritual

a tener vida espiritual

con el Espíritu Santo  viviendo  en ti.

Tu alma abandonará el cuerpo actual

para por fin alojarse

en el incorruptible que jamás perecerá.

¿ERES SALVO DE VERDAD?

Si eres hijo de Dios, no tienes condenación.

¿Eres hijo de Dios?

Si tus pecados han sido perdonados, te espera el cielo.

¿Tú has sido perdonado?

Si te has arrepentido de tus pecados, entonces ya no existen.

¿Te has arrepentido de verdad?

Si tu nombre está escrito en  “El Libro de la Vida,” tienes salvación.

¿Está tu nombre escrito en ese libro?

Si has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, tienes vida eterna.

¿Has recibido a Cristo como tu Señor y Salvador?

POR FE EN CRISTO

¿Cómo se convirtió Abraham en el padre de los creyentes?

Por su fe en Dios.

¿Cómo sobrevivieron el diluvio Noé y toda su familia?

Por su fe en Dios.

¿Cómo dividió Moisés las aguas del Mar Rojo?

Por su fe en Dios.

¿Cómo  se enfrentó  a la  muerte  Pablo?

Por su fe en Cristo.

¿Cómo sobrevivió Juan en la Isla de Patmos?

Por su fe en Cristo.

¿Cómo han sido sanadas millones de personas?

Por su fe en Cristo.

¿Cómo puedes recibir vida eterna con Dios en el cielo?

Por tu fe en Cristo.

ES DIFERENTE CON DIOS

El dinero te puede conseguir casa,

pero no  te puede dar  familia u hogar.

Sólo tú puedes convertir la casa en hogar.

La posición puede traerte muchos conocidos,

pero no de da buenas amistades por toda tu vida.

Las amistades te llegan cuando tratas bien a la gente.

La inteligente te ayuda a adquirir mucho conocimiento,

y  eso  te  ayuda  a  prosperar  aquí  en  este  mundo,

pero  la  sabiduría  verdadera  viene  de  Dios.

La fama te trae admiradores mundiales,

pero  te   puede   alejar  de   Dios.

La  humildad   te  acerca  a  él.

El  orgullo  te da confianza,

y te sientes importante,

pero te separa de Dios.

DIOS NO CAMBIA

La gente miente con frecuencia,

pero  Dios es la VERDAD.

El hombre le puede  ser infiel  a Dios,

pero Dios permanece fiel.

Aunque haya mucho odio en este mundo,

nuestro Dios es puro amor.

Estamos  limitados  en  cada  área de la vida,

pero Dios no tiene límites.

Cuando  los  hijos  de  Dios  se   sienten   débiles,

Dios les da de su fortaleza.

Los  científicos  sufren  deficiencia  en  su  sabiduría,

pero Dios es OMNISCIENTE.

CAMBIA LO NEGATIVO POR LO POSITIVO

Sal de la oscuridad del mundo

y entra a la luz de Dios.

Cambia  las  mentiras del  diablo

por las  verdades de Dios.

No camines en el odio del mundo,

sino  en  el  amor  de   Dios.

No alimentes a tus  dudas y temores,

aliméntate por la palabra de Dios.

No les des vida a tus derrotas pasadas –

piensa en las victorias venideras.

Tú no eres  lo  que  la gente  dice que  eres:

eres  lo que  Dios  dice  que  eres.

Permite entrar  a tu  vida lo  que sea  positivo

y ciérrale la puerta a lo negativo.

¿TIENES MUCHA SED?

Si eres un sediento en el desierto

en   busca  de  un  oasis

ven  a  nuestro Señor

para que él  te dé

manantiales.

Si  tu  vida ha  sido  una  pesadilla

y   parece   jamás   tener   fin

ven  al Señor Jesucristo

y  él mismo te  dará

sueños dulces.

DIOS NO CAMBIA

Los tiempos están cambiando,

pero Dios no cambia.

Las leyes del hombre siguen cambiando,

pero Dios no cambia.

El pensamiento del  hombre está cambiando,

pero Dios no cambia.

Las verdades del hombre cambian constantemente,

pero Dios no cambia.

Las lenguas y las palabras van cambian con los tiempos,

pero Dios no cambia.

TOMA MIS PECADOS

Señor, lleva mis pecados a tu fuego consumidor

y se  deshace  hasta de  la  ceniza.

Tome todas las llaves de mi vida y de mi corazón

para que se las dé al Espíritu Santo.

Escriba mi nombre en “Su Libro de la Vida Eterna”

y jamás  permita que  sea  borrado.

 Ábrame  de par  en  par los  portales del  cielo a mí

y permítame  vivir allí  eternamente.

SOLO JESUCRISTO SALVA

Puedes  aprender  todas  las   filosofías

y hasta podrás crear una solamente para ti,

pero  si   lo  lees  ni  sabes  la  palabra  de  Dios

ninguna filosofía  terrenal podrá  salvar  tu  alma.

Puedes involucrarte en  una religión

y puedes hacer miles de obras benéficas,

pero  si  Jesús   no  es  tu redentor  y salvador

tu  nombre no está  escrito en el libro de la vida.

Puedes resolver problemas difíciles

y  derrotar   cualquier  enemigo  tuyo,

pero  si permites  que la carne te  domine

ella te gobernará  y  tu alma no  sobrevivirá.

Puedes escalar muchas montañas

y contemplar la estrella más hermosa,

pero si no te conectas con Dios verdadero

la salvación  no  se  encuentra  a  tu  alcance.

Puedes cruzar todos los océanos

y viajar por  todo  el  mundo entero,

pero si no te arrepientes  en tu corazón

no  hay  esperanza  que  se  salve tu  alma.

DIOS TIENE LA SOLUCIÓN

Para cada persona Dios tiene propósito

y eso es de hacer su voluntad.

Para cada necesidad Dios tiene la provisión

la cual proveerá lo necesario.

Para  cada  problema  Dios  tiene  la  solución

que  siempre  es  la  perfecta.

Para cada gigante Goliat Dios tiene un David

para que le dé su merecido.

A  cada alma  Dios  le  ofrece  salvación,

por medio de Jesucristo.

VEN A LA LUZ

Si  estás  en  la  oscuridad

ven a la luz de nuestro Señor

ya que él  es la fuente de la luz,

la que puede  iluminar  tu  sendero

Si estás hundido en el pecado

ven al perdón  de  nuestro Dios,

porque sólo  él puede perdonarte,

pero tienes que arrepentirte primero.

Si  te falta el calor de  amor

clama a Dios e invoca su nombre

porque el amor  fluye de su  corazón

para que tú lo puedas recibir en el tuyo.

Si tu vida  no tiene  salida

Ven  a Jesús  el  hijo de  Dios

porque  él ha creado toda la vida

y, sin duda, puede cambiarte la tuya.

Si estás  buscando la verdad

ven a Jesús el Dios de toda verdad

porque es el camino, la verdad y la vida

y nadie, pero nadie, llega al Padre sino por él.

LA LUZ DE DIOS

El  propósito  de la  luz

es de  iluminar la  oscuridad.

Jesús descendió del cielo

para traer la  luz de Dios a sus hijos.

El propósito del cristiano

es de llevarles  la luz de Dios a los  perdidos.

Tu propósito en esta vida

es de darles la palabra de Dios a la gente que te rodea.

A MI DIOS EXALTARÉ

En  casa  o  donde  esté

a mi Dios siempre exaltaré,

porque  me  mandó  su  amor

por medio de su Santo Espíritu.

 Sin dejar pasar un día de esta vida

a mi Dios  lo alabaré  y lo adoraré,

porque jamás ha existido otro Dios

en quien yo pueda creer  y alabar.

Le oraré  con  mucha  dedicación

dando gracias por mi salvación.

JESÚS ES TU ESPERANZA

¿Has   perdido   el   camino?

Jesús es el camino.

¿Has  perdido  tu propósito?

Es  servir  al  Señor.

¿Has  perdido  tu  identidad?

La hallarás  en Dios.

¿Has perdido aliento y ganas?

Dios te dará aliento.

¿Has  perdido  la paz  interna?

Jesús puede ser tu paz.

¿Has perdido toda esperanza?

La encontrarás en Jesús.

DIOS TE QUIERE

Si  eres  hijo  de  Dios, él

siente todo dolor que tengas,

guarda   cada  lágrima que  llores,

se conmueve cuando te sientes herido,

te oye cada vez que le clamas en necesidad,

oye y recibe toda oración y petición que le haces.

EL AMOR DE DIOS POR MÍ

El amor de  Dios por  mí

es más profundo que la profundidad del mar.

Los regocijos de Dios para mí

son más  numerosos  que  los  granitos de arena.

La misericordia  de Dios hacia  mí

es  más  dulce  que el  azúcar más  dulce  del  planeta.

El perdón  de Dios  que tiene para  mí

es mejor que cualquier regalo que alguien me pudiera dar.

NO SERÉ PASIVO

Yo no seré pasivo

sobre   mi   relación   con   Jesucristo.

Jamás   me  callarán

sobre mi fe en el Dios de la gente Judía,

No me podrán detener

de servir a mi Dios dondequiera que  esté.

Nadie  me  desanimará

de dar mi testimonio dondequiera que vaya.

Ninguno me confundirá

con doctrinas falsas  para que no crea en Dios.

No  mantendré   silencio

sobre mi fe en el Dios de Abraham, Isaac e Israel.

NO LE TEMO A NADA

No estoy solo –

el Espíritu Santo siempre está conmigo.

Jamás tengo miedo –

Dios Padre no me dio  un espíritu de temor.

No me pueden derrotar –

Dios  omnipotente  pelea  las  batallas  por  mí.

Soy heredero con Jesucristo –

Voy a  heredar el reino de Dios con mis hermanos.

EL ESPÍRITU SANTO VIVE EN MÍ

El Espíritu de Salvación está en mí

porque he aceptado a Jesucristo como mi Salvador.

El Espíritu  de Lu z mora en mi vida

porque  la  luz  de  Dios  me  ilumina  por  su palabra.

El  Espíritu  de  Amor  reside  en  mí

porque soy el templo del  Espíritu  Santo de me Dios.

El Espíritu de  Vida está  en mi alma

porque  Jesucristo  es  el  autor  y creador de  la vida.

LA FELICIDAD ES…

La felicidad es el saber que…

Dios me ama –

Juan 3:16,

mis pecados ya están perdonados –

1 Juan 1:9,

Jesucristo ya pronto va a volver por mí –

Juan 14:1-3,

viviré con Padre Dios eternamente en su reino.

COSAS QUE RECORDAR

Cuando te caigas

alguien  te levantará.

Cuando pierdas un amigo

pronto otro lo reemplazará.

Cuando se te cierre una puerta

se abrirá una  mucho más grande.

Cuando te  sientas  débil  sin  alientos

nuestro Dios omnipotente te fortalecerá.

Cuando dejes esta vida mortal e imperfecta

estarás  en  el  cielo  para  pasar  la  eternidad.

NO ES SUFICIENTE

El  creer  que  nuestro   Señor  es  omnipotente

no es bastante

porque  es  mucho  más  que  el  poder  y   la  fuerza.

El saber que Dios es omnisciente

no es suficiente

porque él es mucho más que el conocimiento y la sabiduría.

El decir que Dios está omnipresente

no es adecuado

porque él ve todo, oye todo,  sabe todo, y está por dondequiera.

El pensar que Dios es amor ágape

se queda corto

porque su amor  es incondicional, sin importar que hagamos hecho.

El ser recipientes de su divina gracia

no lo entendemos

porque no hemos hecho nada para merecerla, pero nos la da libremente.

EL INCRÉDULO

Una persona incrédula

es como una nube sin lluvia,

muy semejante a un río sin agua,

se parece a un árbol frutal sin fruta,

se puede  comparar  a un colegio  vacío,

o a un avión  descompuesto sin  poder  volar,

y esa persona sería alguien perdido en el bosque,

y definitivamente sería  una persona  sin esperanzas.

TAL VEZ NO LO SIENTAS

Tal vez no te sientas digno.

Decide sentirte digno

y lo  sentirás.

Tal vez no te sientas capaz.

Decide sentirte capaz

y  lo sentirás.

Tal vez no tengas confianza.

Decide tener confianza

y sí la tendrás.

Tal vez no creas ser ganador.

Decide ser ganador

y así lo serás.

Tal vez no te sientas satisfecho.

Decide sentirte satisfecho

y lo estarás.

Tal vez se te ha escapado la felicidad.

Decide sentirte muy feliz

y así te sentirás.

NADA NI NADIE  ME  MOVERÁ

No seré engañado

porque conozco las artimañas del diablo.

No  seré   distraído

porque mi meta es  de servirle a  mi Dios.

No seré desanimado

por cualquier  cosa  que haga  el enemigo.

No seré estremecido

porque   el  Espíritu   Santo   está  conmigo.

Jamás seré  desviado

porque soy  guiado  por  la palabra de Dios.

No seré quebrantado

porque la fe que tengo en Dios me sostiene.

Nunca seré derrotado

porque  el Señor  pelea todas  mis batallas.

No dejaré su camino –

sólo el camino de  Dios  me llevará al cielo.

ESPIRITUALMENTE INESTABLE

Si estás espiritualmente desequilibrado

pídele a Dios

que    te   equilibre    espiritualmente.

Si te encuentras espiritualmente sucio

pídele a Cristo

para  que  te  limpie  con   su  sangre.

Si   estás   espiritualmente   inestable

pídele a Dios

que te haga espiritualmente estable.

Si  estás   espiritualmente   enfermo

díselo a Dios

para que te sane espiritualmente.

Si  estás  espiritualmente  roto

pídele a Dios

para que él  te componga.

LA PALABRA DE DIOS

Vivo en la verdad

y esa es la  palabra de  Dios.

La palabra de Dios

es la brújula que guía mi camino.

No vivo en oscuridad

porque la palabra de Dios me ilumina.

La  palabra  de  Dios

me aleja las dudas y me da mucha certeza.

Encuentro esperanza

cuando  leo  y  medito  en  la  palabra  de Dios.

La  palabra  de  Dios

es  mi  fiel   compañera   dondequiera  que   estoy.

PERO SÍ LO ES

Si Dios no fuera un dios que perdona,

no te perdonaría,

pero ya que lo es,

a ti  sí te perdona.

Si  Dios  no   fuera  un  dios  de   amor,

jamás  te  amaría,

pero   como  lo  es,

muchísimo te ama.

Si Jesús no  hubiera sufrido  por nosotros,

no conocería el dolor,

pero  porque   sufrió,

siente nuestro dolor.

Si no has recibido a Jesús como tu Salvador,

no  eres  cristiano,

pero  si  lo  haces,

Cristo vendrá a ti.

¿QUÉ TIENES, EN REALIDAD?

Puedes tener religión,

pero  si  no  tienes  relación con Jesucristo,

no   tienes   salvación.

Puedes ser inteligente,

pero si no tienes  sabiduría  para servir a Dios,

tu eternidad será oscura.

Puedes tener buenas obras,

pero  si no  eres  el templo  del  Espíritu Santo,

en  realidad,  no  tienes  nada.

Puedes tener muchas menciones,

pero si no vas a recibir la corona de la vida,

todo lo que tú hiciste  fue  en vano.

EL DIOS DE RESTAURACIÓN

¿Te sientes como si fueras un caso perdido?

Eres  precioso  para  Dios.

El desea restaurarte completamente.

¿Crees  que tu  matrimonio no  tiene remedio?

Clámale  a  dios  tu  Padre.

Él quiere remendarlo y hacerlo nuevo.

¿Se han  alejado  y  te  han  abandonado  tus  hijos?

Debes entregárselos  a dios.

Sólo  él  puede  reconciliarlos   contigo.

¿Estás  enfermo y  los  doctores  no te  dan  esperanzas?

Ora a Jehová Rafa-el sanador.

Es el que, en realidad, te puede sanar.

¿Has perdido todas las posesiones que tenias a la bancarrota?

Cree en Jehová Jireh-él provee.

Puede  restaurarte  todo  lo que tenías.

SI ESTÁS EN EL VALLE

Si pasas por el valle de soledad

levanta la cabeza y mira hacia el cielo

donde Dios espera tu alabanza y adoración.

Si te encuentras en el valle de tristeza

abandónalo  lo  más  rápido  que  puedas

y hallarás felicidad en la presencia de Dios.

Si estás en el valle de amargura

despega   en  vuelo  como  las  águilas

y encontrarás la dulzura de la vida en Dios.

Si has llegado al valle de los perdidos

clámale al Señor Jesucristo que  te salve

y él  te  enseñará  y  te llevará  al  camino.

Si te has caído al valle de las lágrimas

no pienses que te tienes que quedar allí.

Invoca  al Espíritu  Santo para que te ayude.

Si te desespera el valle de desesperanza

escala la montaña de  esperanza  más alta

y allí encontrarás esperanza en nuestro Dios.

Si has entrado al valle de oscuridad

busca  el  sendero   a   las   montañas

y  ése  te llevará  a la presencia de Dios.

J    E    S    U    C    R    I    S    T    O

Estaba en la oscuridad y me encontró –

Jesucristo.

Estaba hundido en el pecado y me perdonó –

Jesucristo.

Estaba ciego y  me abrió  los ojos  completamente –

Jesucristo.

Estaba sin esperanzas, pero me llegó una gran esperanza –

Jesucristo.

Yo   iba   rumbo  al  infierno,   pero   me  cambio   de   dirección –

Jesucristo.

Algún día haré la transición de este mundo para pasar la eternidad con –

Jesucristo.

LO INVISIBLE, LO ETERNO, LO ESPIRITUAL

No debemos enfocarnos

en lo visible,

sino en lo que es invisible.

No  hay  que  hacer  planes

en lo temporal,

sino  en  lo  que  sea  eterno.

No tendremos éxito  completo

viviendo en lo físico,

sino   al   incluir   lo   espiritual.

Nuestras alma s no serán salvas

creyendo que hay dios,

sino permitirle  vivir en nosotros.

CAMINARÉ

Viviré

la vida que Dios me ha dado.

Caminaré

el sendero que me ha indicado.

A m a r é

con el amor que él me ha amado.

iluminaré

con la luz que él  me ha  iluminado.

Bendeciré

con los dones que él me ha bendecido.

Le serviré

dondequiera  que  encuentre  incrédulos.

ÉL DIO TODO POR NOSOTROS

Jesucristo le dio  su inmortalidad a  nuestra  mortalidad

para que tuviéramos vida eterna.

Él abdicó su trono, su majestad y posición en el cielo

para vivir en nuestros corazones.

No le negó su cuerpo impecable a la sepultura

para pagar por nuestros pecados.

Se despejó de sus riquezas y posición en el cielo

para darnos la riqueza de su gracia.

Cristo, siendo la verdadera luz viviente, vino al mundo

para que su luz  iluminara la oscuridad.

DA, DA, Y DA

Da amor libremente

y te volverá multiplicado.

Si la luz  de Dios te  ilumina

el Espíritu Santo vive en  ti.

Ten misericordia con otros

y Dios la tendrá contigo.

Perdona al prójimo

y Dios te perdonará.

Hazte disponible a Dios

para que hagas su voluntad.

Bendice a todos  los que puedas

para que Dios pueda bendecirte a ti.

NO SE TRATA DE MÍ, NI DE NOSOTROS

No se trata de quién soy yo o de dónde vengo,

sino de Jesucristo –

el  hijo  de Dios,  el  Creador  de todo  y  mi  salvador.

No  se trata  de  lo que  yo  sepa  o  de lo  que  pueda  hacer

sino de Jesucristo –

solamente  él   es  omnisciente,   omnipotente  y    omnipresente.

No  se  trata de  lo que yo  logre con inteligencia y  recursos  humanos.

No se trata de eso –

se trata de lo que Jesucristo puede hacer utilizándome como su instrumento.

No se trata de mí, un simple mortal aquí en este planeta limitado llamado tierra,

sino de nuestro salvador –

Jesucristo quien dio su vida por nosotros para que pudiéramos tener vida eterna con él.

EL DIOS DE TODO

Busca al Dios de luz.

-Jesucristo-

Ven  al  Dios   de   amor.

-Jesucristo-

Órale  al  Dios  de  milagros.

-Jesucristo-

Acércate al Dios de misericordia.

-Jesucristo-

Aproxímate  al   Dios  de   compasión.

-Jesucristo-

Corre a toda velocidad al Dios de salvación.

-Jesucristo-

Sírvele  al Dios de  Abraham,  Isaac y de  Jacobo.

-Jesucristo-

DEBEMOS   TRATAR   DE   SER   COMO   NUESTRO   SEÑOR   JESUCRISTO

Hay  personas  quienes  tratan  de hacer  todas  las buenas obras  posibles

y eso es  muy honorable.

Otras tienen  el deseo de traer almas a la salvación al reino de Dios

y eso es muy admirable.

Unos se sacrifican para ayudarles a las organizaciones caritativas

y eso  es  recomendable.

Existen evangelistas los cuales desean evangelizar todo el mundo

y esa es una meta bella.

Muchos pastores y evangelistas desean que sus congregaciones prosperen;

 también es deseo de Dios.

Todos los previos deseos,  sueños y sacrificios son buenos,  pero no tan importantes

como imitar a Jesucristo.

DIOS DESEA QUE SEAS…

(Romanos 2:19)

Dios desea que seas…

ojos  para  los  invidentes,

instructor    para   los   tontos,

luz  para  los  que  no  la conocen,

guía espiritual  para la gente perdida,

 y un ejemplo para tu esfera de influencia.

E L    T A H U R

Puedes apostar pesos o dólares

y hasta plata u oro.

Las apuestas  pueden  ser  gigantescas

o, tal vez, pequeñitas.

Sin embargo, no apuestes ni juegues tu  vida

mucho menos  tu alma.

Ni  consideres  unir  tu  suerte  con  la  de  Darwin

o con su teoría de evolución.

Ni  siquiera   por  un  instante  vayas  a  llegar  a  pensar

que tus antepasados fueron gorilas.

No te des el gusto de jugar con la eternidad porque te llegará

mucho más pronto de lo que te imaginas.

Comienza a  creer en  la  creación de Dios al  conocer al Creador –

arrepiéntete y pídele a Jesús que sea tu Salvador.

ENVÍA TU FUEGO

Dios de Abraham, Isaac y Jacobo,

envíales tu fuego

a los que no te conocen.

Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,

envíales tu fuego

a   los   cristianos   tibios.

Dios,  Creador  del  cielo  y  de  la   tierra,

envíales tu fuego

a los santos descarriados.

Dios, quien resucitó  de entre los muertos,

envíales tu fuego

a  las   iglesias   perdidas.

Dios, lleno de misericordia, cariño y amor,

envíales tu fuego

a  los   líderes   cristianos.

Dios, sanador y ejecutor de todo milagro,

envíales tu fuego

a mi espíritu y a mi alma.

J E S U C R I S T O

Amo al que primero me amó a mí –

Jesucristo.

Estoy endeudado con el que murió por mí –

Jesucristo.

Siempre alabo al que pagó por mis pecados –

Jesucristo.

Le agradezco eternamente al que me salvó –

Jesucristo.

Le oro al que hace intercesión por mí –

Jesucristo.

Adoro  al  Creador  de  la  vida  –

Jesucristo.

Algún día estaré con él –

Jesucristo.

MI MISIÓN EN LA VIDA

Mi misión en la vida es de seguir a Cristo por medio de sus enseñanzas.

Mi único deseo es de representarlo lo mejor que pueda según mis habilidades.

Mis más sinceras intenciones son de hacer  la voluntad de  Dios en todo  lo que haga.

Mi oración cotidiana es que Dios me guie y me proteja desde la mañanita hasta la noche.

Mi regocijo es traer todas  las personas  que sea  posible  al arrepentimiento y a  la salvación.

Mi  sueño  es  de  ver  gente  de  todas  las  naciones  en  el  cielo gozando la eternidad con Dios.

ESTÁS EQUIVOCADO

Si sientes que has  pecado  demasiado  y que Dios  no  te perdonará

estás equivocado.

Arrepiéntete  y  te  perdona  completamente.

Si,  en realidad, crees  que Dios  hizo  un  error  cuando  te creó

estás equivocado.

Él sólo  hace piezas  maestras  como  tú.

Si piensas  que Dios  no te oye  cuando le  hablas en  oración

estás equivocado.

Te oye todas  las veces que le oras.

Si estás bajo la impresión que tu vida no puede cambiar

estás equivocado.

Dios te ayudará  a cambiarla.

NO HAY MAYOR VERDAD

No hay luz que alumbre más

que la luz que Jesucristo trajo al mundo.

No puede haber mayor verdad

que  la  verdad  que  se  encuentra  en  Jesús.

No existe ningún regalo mayor

que el regalo  de salvación  que nos da  Jesucristo.

Jamás habrá amor más grande

que  el  amor del  Padre,  del Hijo  y del  Espíritu  Santo.

Nunca  existirá  mayor  bondad

que  la  del  Padre quien  dio a su Hijo por  nuestra salvación.

No  hay  poder  más   poderoso

que el de nuestro Dios omnipotente, omnisciente y omnipresente.

No   hay   mártir   más   grande

que Jesucristo quien sufrió y dio su vida para pagar por nuestros pecados.

No puede  haber mayor regocijo

que saber que  pasaremos la eternidad en el cielo con nuestro Padre celestial.

DEJA EL MUNDO

Deja por detrás toda inequidad

y vive tu vida justamente.

No permitas que la carne te controle

sino que tu espíritu la controle.

No te  conformes a la  voluntad del diablo

sino que seas transformado por Dios.

Abandona el  pecado  en el que te encuentras

para que vivas bajo la bendición de Dios.

Jamás  toleres que el  mundo se imponga sobre  ti

sino   que   por   tus  hechos  tú  lo   cambies.

Que no caigas  en las  redes  malignas  de  la sociedad

sino que vivas por los principios divinos de Dios.

TE DEJÉ MI PALABRA

Un día mientras oraba mi Dios me dijo a mí…

Te dejé mi palabra para que la llevaras al mundo.

Te enseñé mi amor para que lo compartieras con otros.

Tengo misericordia contigo para que la tengas con mis hijos.

Te alumbro el sendero para que guíes a los invidentes espirituales.

Te  perdoné  todos tus  pecados para  que perdonaras  a tus  deudores.

   De  rey me convertí en  servidor del mundo  para que tú también sirvieras.

Te dejé  al Espíritu  Santo para  que te  guiara en  hacer mi  perfecta voluntad.

Te abrí  los portales del  cielo  para que  entres libremente  cuando sea  tu tiempo.

ME IMPORTAS TÚ

Tal vez todos te alaben todo el tiempo,

pero   yo  no   lo   hago.

La verdad es que  muchos te hacen  reír,

pero ese no es mi deber.

Es  probable  que  conozcas  mucha  gente,

pero no me conoces a mí.

Claro, algunos tontos  creen todo  lo que dices,

pero  yo  sí sé  la  verdad.

Es muy posible que muchas personas te  admiren,

pero ese no es mi papel.

La  probabilidad  es  que  hasta  algunos te  admiren,

pero  yo  sólo  te  quiero.

Por ser quien eres es razonable que muchos te aplaudan,

pero no me ocupo de eso.

Tarde o temprano la gente te va a fallar por la razón que sea,

pero yo Dios no te fallaré.

LA PALABRA DE DIOS

Las palabras llegan por el aire y se las lleva el viento,

pero la palabra de Dios es estable.

Las  filosofías  tienen  su  tiempo   definido  y  su   lugar,

pero  la  palabra  de  Dios  es  universal.

Las religiones  son  inventadas por una  persona humana,

pero la palabra de Dios es la verdad absoluta.

Las doctrinas son principios que el hombre ha propuesto,

 pero Dios estableció sus principios en su palabra.

Los dioses falsos de las personas sólo viven en sus mentes,

pero  nuestro   Dios   vive  en   nuestros   corazones.

NO HAY OTRO NOMBRE

No hay otro nombre más alto que Jesús.

Sólo a ese nombre le temen los demonios.

No hay salvación  bajo ningún otro nombre.

Jesucristo  es  el  camino,  la verdad y  la vida.

Ningún otro  nombre  nos lleva  al trono de Dios.

Él  es  la  llave  que  nos  abre  la  puerta  del  Padre.

No podemos recibir milagros bajo ningún otro nombre.

Solamente en  su  nombre  podemos  clamar  los  milagros.

No  existe ningún otro  nombre que  pueda  perdonar  pecados.

Solamente su sangre perfecta y pura puede borrar nuestros pecados.

ES UN PRIVILEGIO

Porque me arrepentí y le pedí a Dios que me perdonara

me cubrió con la sangre de su Hijo.

Esa sangre divina me blanqueó tan blanco como la nieve

lo que me permitió ser hijo de Dios.

Siendo que el Padre me adoptó a ser parte de su familia

ahora  soy heredero  con  Jesucristo.

Como resultado de ser heredero al trono de Dios Altísimo

trato hacer la voluntad de mi Padre.

Porque normalmente hago su voluntad soy fiel su servidor

obrando   para   establecer  su  reino.

A causa de mi fidelidad Dios me dirá cuando llegue al cielo,

“Bien hecho, mi buen y fiel servidor.”

INVOCA A DIOS

Cuando ya no puedes más,

porque te sientes derrotado,

cuando te encuentres en el suelo,

invoca a Jesucristo.

Si te sientes totalmente solo,

porque todos te han abandonado,

y no hay  nadie que quiera  ayudarte,

invoca a Jesucristo.

Tal vez todo parezca perdido,

no hay nada más que puedas hacer,

y la situación parezca no tener solución,

invoca a Jesucristo.

Si la oscuridad te tiene cautivo,

no te permite ni  acercarte a la  luz,

y si no ves ni un rayito de la luz de Dios,

invoca a Jesucristo.

Tal vez hayas lastimado gente,

que  jamás   deseará   perdonarte,

y desees, pero no puedes perdonarte,

invoca a Jesucristo.

DIOS SEPARARÁ LAS OVEJAS DE LAS CABRAS

Al fin del tiempo, Dios separará…

a los creyentes de  los  incrédulos,

a la  gente oveja  de la  gente  cabra,

a sus servidores  justos de los injustos,

a los  obedientes  de los  desobedientes,

y a sus hijos verdaderos de los impostores.

 

BUSCA PRIMERO EL REINO DE DIOS

Sigue

a los justos,  no a los  injustos.

Piensa

en lo eterno, no en lo temporal.

Muere

a la carne,  pero vive en el espíritu.

Haz

lo que  sea  correcto y  no lo  popular.

Busca

primero  el  reino  de  Dios  y su  justicia.

Odia

el pecado de la gente, pero ama al pecador.

Asóciate

con personas  sabias,  no  con  personas  tontas.

Vive

solamente  por  fe  en  Dios  y  no  por lo que  veas.

Perdona

a los  que  te hayan  lastimado y ora  por su  salvación.

Dale

a Dios lo que le pertenece a él y al mundo lo que te sobre.

Recibe

a Jesucristo como tu Señor y Salvador y tendrás salvación.

Disfruta

esta vida,  pero que tu  esperanza  esté  en  la eternidad.

No

te unas a la multitud – actúa  por tu propia  voluntad.

Ama

a Dios con toda tu alma, pero odia a su enemigo.

Bendice

a los que te bendicen, y a los demás también.

Conoce

la  verdad y  serás  libre en  realidad.

.

UN DIOS VIVIENTE

Abre  los  ojos  y  cree  en  la  Verdad   Viviente.

Cristo es esa verdad.

 Hay una Palabra Viviente que tiene poder sobre todo.

Es la  palabra de  Dios.

Sólo el Agua Viviente puede satisfacer tu sed espiritual.

Es el Espíritu Santo en ti.

Puedes tener esa paz que sobrepasa todo entendimiento –

 sólo  por medio de   Cristo

Puedes comer del Pan Viviente que Dios nos mandó del cielo.

Jesús  es  el  pan  de  vida.

Existe una Luz Viviente que  desaparece la  oscuridad del pecado.

Es  la  luz  divina  de   Dios.

Dios por medio de su Amor Viviente  desea que lo ames como él a ti.

Su amor viviente es Cristo.

      

 

DISFRUTA LA VIDA A LO MÁXIMO

En un día bello de primavera

detente y huele las rosas florecientes con sus matices de colores.

En un día hermoso de verano

extiende tu frazada en la playa y permite que te bañen los rayos del sol.

En  un  día  lluvioso  de  otoño

espera que pare  la lluvia para  que  puedas  disfrutar los colores del arco  iris.

En un día invernal lleno de nieve

aprecia la belleza de la naturaleza que nuestro Dios ha creado para que disfrutemos.

T U   A L M A

 

¿Qué  vivirá  más  tiempo  que  la  luna,  el  sol  y  las  estrellas?

Tu alma.

¿Qué es más valiosa para Dios que la plata, el oro y los diamantes?

Tu alma.

¿Qué  es más  importante que presidentes,  reyes o líderes  mundiales?

Tu alma.

¿Qué debe ser más importante para ti que tu cuerpo, tu vida o tu espíritu?

Tu alma.

 

 

LA PALABRA DE DIOS

 

Yo estaba ciego, pero la palabra de Dios

me dio nueva visión.

Estaba en la oscuridad,  pero la palabra de Dios

me trajo a su luz divina.

Me  encontraba  en el  suelo,  pero  la palabra de  Dios

me levantó victoriosamente.

Perdido estaba en la selva mundana, pero la palabra de Dios

me  llevó  al sendero  correcto.

Me  sentía  desamado  y  olvidado,  pero la  palabra  de  mi  Señor

trajo  el  amor  de  Dios a mi vida.

No  me  esperaba  ninguna  clase  de  futuro,  pero  la  palabra  de  Dios

me  hizo   heredero  con   Jesucristo.     

 

 

ACÉRCATE A DIOS

 

Si no tienes esperanza

y no hay nada que hacer, confía en Dios.

Si estás en peligro

y  nadie  puede  rescatarte,  clámale  a Dios.

Si no hay puerta abierta

llama  a  la  puerta  de  Dios  y  él  te  la  abrirá.

Si estás muy enfermo

y ninguna medicina  puede sanarte,  háblale a Dios.

Si tu dios te ha fallado

pídele  a Jesús y  él te hará  el milagro  que  necesitas.

 

FALTA DE CONVICCIÓN

 

Por falta de convicción

no  tuve  la  fe suficiente.

Porque   no  tuve  bastante  fe

no  le hablé  de  Dios   a  mi  amigo.

Porque no me atreví a darle mi testimonio

no tuvo la oportunidad de oír la palabra de Dios.

Porque no oyó  la palabra de Dios que es la verdad

no  recibió  a  Jesucristo  como  su  Señor y  Salvador.

Porque  no  recibió  a  Jesucristo  como   su  Redentor

su alma se fue al abismo para  acompañar al  diablo.

Porque  su  alma  se  fue  al  infierno  con  el  diablo

sufrirá eternamente con el diablo y sus demonios.

Todo  esto  pudiera  haber  sido  prevenido

                          si  yo  le  hubiera  hablado  de  Dios.                      

 

 

 

DIOS VINO A LA TIERRA

 

Dios vino  a la tierra   para estar con  nosotros

pero muy  pocos lo reconocieron.

Él nos habló de varios temas tocante la vida

pero no muchos lo escucharon.

Vino a enseñar principios divinos y eternos

pero casi nadie los aprendió.

Jesucristo sufrió  y murió  por todos nosotros

pero muy pocos lo aprecian.

Él vertió su sangre para limpiarnos del pecado

pero muchos prefieren pecar.

Él intercede  por nosotros a la  diestra del Padre

pero unos no aceptan su ayuda.

Jesucristo  nos  juzgará  a todos  en el juicio  final –

los  incrédulos  serán  castigados.

 

LA GRACIA DE DIOS

 

Jesucristo dejó  su trono en  el cielo

para reconciliarnos con él.

El perdón que Dios nos da por su gracia

es algo que no merecemos.

El saber que Jesucristo murió  por nosotros

nos enseña su amor verdadero.

Tener la  oportunidad  de  perdonar  al prójimo

es un  privilegio que  Dios nos da.

Dios nos pide que perdonemos a los que nos odian

para que podamos ser más como él.

Jesucristo nos ha preparado una mansión en el cielo

para que vivamos con él para siempre.

EL MAYOR EN IMPORTANCIA

El mayor en importancia no es la persona

que acumula la mayor cantidad de dinero,

sino el que da a los pobres de su necesidad.

No es  el que gana la mayoría  de las veces,

sino el que  apoya a  otros  para que  ganen.

No es  el  que  es más  fuerte que los  demás,

sino el débil que depende totalmente de Dios.

No es  el  más  inteligente  ni el más  talentoso,

sino el que usa sus recursos para ayudar a otros.

No  es   el  más  popular,  famoso  ni  favorecido,

sino el que les  lleva la  luz de Dios a los perdidos.  

 

 

 

LA LABOR DE UN CRISTIANO

 

La labor de un cristiano es de…

 

dar a conocer la palabra de Dios

a  todo  ser  viviente,

llevar la  luz de  Dios  a la  oscuridad

para alumbrar el camino,

amar a los perdidos con  verdadero amor

para  que conozcan  a Dios,

hacer  la  voluntad  de  Dios  aquí  en  la  tierra

para quitarle terreno al diablo,

vivir la vida por fe para que la gente pueda ver en uno

que la fe puede mover montañas.

 

            


NI SOMBRAS, NI OSCURIDAD

 

Hay un lugar ausente de oscuridad

porque  no  hay  pecado.

Las  sombras  no  se  encuentran  allí

por la presencia de Dios.

La rabia  y  el odio  no  son  permitidos

porque Dios sólo es amor.

La muerte ha sido totalmente derrotada

porque allí la vida es eterna.

El amor,  la paz  y la harmonía  reinan allí

porque  es  el  reino  de  Dios.

Puedes  estar  en  el cielo con  los redimidos

al aceptar a Jesucristo en tu vida.

LO PODEMOS EN JESUCRISTO

 

En el nombre de Jesús podemos clamar

que  lo  imposible  es  posible

 y sólo Dios  puede  hacerlo una  realidad.

 

Por  medio  de Jesucristo  podemos  llamar

a una enfermedad mortal  curable

porque Jehová  Rafa puede sanarnos de   ella.

 

Cuando sea necesario a Dios le podemos pedir

que nos haga un milagro sobrenatural,

porque por la ciencia y lo mundano no se puede.

 

Por el  poder de Nuestro  Señor podemos derrotar

a cualquier  enemigo que  se nos  oponga,

porque la batalla,  en realidad,  le pertenece a Dios.

 

 

 

¿TE SIENTES PERDIDO?

 

Si estás perdido, que la biblia sea tu guía.

Jamás te sentirás perdido.

Si necesitas cambiar, pídele a Dios que te cambie.

Puede cambiarte inmediatamente.

Si  te sientes  desamado y  vacío,  acércate a  Jesucristo.

Su amor te llenará ese vacío y serás feliz.

Si te abruma la soledad y no tienes amigos que te acompañen,

entabla amistad con el Espíritu Santo y te visitará.

 

 

ESTOY BAJO DIOS

 

Estoy bajo la palabra de Dios

porque me enseña cómo vivir mi vida.

Estoy bajo la voluntad de Dios

porque vivo mi vida siguiendo sus principios.

Estoy bajo la luz divina de Dios

porque  él me sacó  de la   oscuridad donde  estaba.

Estoy bajo la sangre de Jesucristo

porque con ella mi  Salvador me limpió  de todo pecado.

Estoy bajo la gracia de mi Creador

porque como todos caigo en el pecado, pero él me perdona.

Estoy bajo  las bendiciones de  Dios

porque he aceptado a Jesucristo como mi Señor y Salvador.

Estoy bajo el amor de mi Redentor

porque por ese mismo amor puedo amar a los demás.

Estoy bajo las promesas de mi Dios

porque por medio de  ellas puedo ser  victorioso.

Estoy bajo la visión del Espíritu Santo

porque, en realidad, el Espíritu vive en mí.

Estoy  bajo  la  protección  de  Dios

porque él es mi refugio y escudo.

 

 

LA RESPUESTA ES OBVIA

¿Qué aceptaría un negociante –

un billete viejo de cien dólares o uno nuevo?

La respuesta es obvia –

cualquiera de los dos.

¿Qué recibirías de regalo –

un  billete  de  cien  dólares  o  cinco  de  veinte?  

La respuesta es obvia –

                                                      cualquiera de las dos.                                                         

¿Qué consignarías en un banco –

un billete arrugado de cincuenta dólares o uno liso?

La respuesta es obvia –

cualquiera de los dos.

¿Jesús sufrió, murió y resucitó –

solamente por los justos o también  por los injustos?

La respuesta es obvia –

murió por ambos.

¿A quién perdonaría Dios –

a uno  que pecó  mucho o a uno que pecó poquito?

La respuesta es obvia –

perdonaría a los dos.

¿A cuál llamaría Cristo a salvación –

 al pobre analfabeto o al profesor universitario?

La respuesta es obvia –

llamaría a los dos.

 

 

DEBES RENOVARTE

Si has perdido tu sueño original,

recaptúralo.

A la  mejor has  perdido el  enfoque,

enfócate de nuevo.

Tal vez    hayas  perdido  toda  esperanza,

encuéntrala  otra  vez.

En el camino de la vida puedes haberte desviado,

busca la carretera y síguela.

circunstancias inevitables  pueden haberte derrocado,

levántate y lucha con  más vigor.

EL CIELO ES EL CIELO

 

El cielo es el cielo, porque Dios es santo, perfecto y soberano.

Es el cielo porque Dios  mora allí  con sus ángeles y  los  redimidos.

Porque Dios es amor los habitantes  del cielo han sido escogidos por  él.

En el cielo sólo existen paz, armonía, coherencia y mucha tranquilidad.

El cielo  es  un  lugar de  bondad,  amabilidad,  ternura  y  de amor.

Porque el cielo es el cielo, no hay dolor, enfermedad ni muerte.

El egoísmo,  la  avaricia y  la codicia no  pueden  existir en  el cielo.

Si llegas al cielo no encontrarás ansiedad, miedo, estrés ni inseguridad.

La desobediencia y la  maldad  no se encuentran en  un lugar de  perfección.

En el cielo no hay cabida para la malicia, los malos pensamientos ni para el odio.

Si has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, el cielo está esperando tu llegada.

 

LA BIBLIA

L A   B I B L I A

La biblia es la representación escrita de Dios.  La biblia nos dice que Jesucristo es la palabra de Dios, que la palabra de Dios es Jesucristo, y que Jesucristo es Dios (San Juan 1:1-11).  El primer paso para conocer a Dios es leer la biblia. 

La biblia fue escrita en un periodo de 1.500 años; desde 1.400 A.C. hasta 100 D.C.  Fue manuscrita por más de 40 autores inspirados por el Espíritu Santo (2 Timoteo 3:16).  Cuando el autor (el hombre de Dios) no la escribía personalmente, se la escribía un escriba.  Moisés escribió los primeros cinco libros conocidos como “El Pentateuco.” Esos libros son:  Génesis, Éxodo, Levítico, Números, y Deuteronomio. 

Los autores escribieron en diferentes tiempos, en 10 diferentes países, en 3 diferentes continentes (Asia, África, Europa), y en 3 diferentes lenguas (hebreo, griego, arameo). La biblia fue copiada a mano hasta 1456 cuando la Prensa Gutenberg publicó la primera biblia en latín.  Más tarde fue traducida a muchas otras lenguas.

Los primeros intentos de traducir la biblia a otras lenguas fueron en el siglo 7, pero esas traducciones no eran muy buenas.  Los primeros manuscritos en inglés fueron escritos a finales del siglo 14 por John Wycliffe.  Miles Coverdale publicó la primera traducción en inglés en el año 1535.  Luego bajo el mando del rey King James de Inglaterra la primera versión de “The King James Bible” fue traducida y publicada en 1611.  Actualmente la biblia ha sido traducida a más de 1.200 lenguas y dialectos.   

La Biblia King James contiene 66 libros, 1.189 capítulos, 31.071 versos, y 773.792 palabras. El verso más largo es Ester 8:9, el capítulo más largo es Salmo 119 con 176 versos, y el libro más largo es Salmos con 150 capítulos.  El verso más corto es San Juan 11:35, el capítulo más corto es Salmo 117, y el libro más corto es 2 San Juan.  Salmo 118:8 es el preciso centro de toda la biblia. 

La biblia se divide en dos partes; El Viejo Testamento y El Nuevo Testamento.  La palabra testamento significa convenio o contrato.  Esos contratos contienen las promesas que Dios tiene para nosotros. El Viejo Testamento tiene 39 libros: 17 son históricos; Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Josué, Jueces, Rut, 1 Samuel, 2 Samuel, 1 Reyes, 2 Reyes, 1 Crónicas, 2 Crónicas, Esdras, Nehemías, y Ester.  Diecisiete son proféticos; Isaías, Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, y Malaquías. Cinco libros son poéticos; Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, y Cantar de los Cantares.  Se cree que el libro más antiguo es el Libro de Job.

El Viejo Testamento cubre la historia desde el comienzo del mundo hasta unos 400 años antes que naciera Jesucristo.  El Nuevo Testamento cubre desde poquito antes que naciera Jesucristo hasta casi cien años después de su muerte.  Hay un espacio como de 400 años entre el Nuevo y el Viejo Testamento, porque los judíos se habían alejado de Dios, y él no les dio profetas durante ese tiempo.  Fue un periodo de silencio para los judíos.  El Viejo Testamento tiene 929 capítulos, 23.214 versos, y 592.439 palabras.  Por su mayoría fue escrito en hebreo y arameo por profetas y servidores de Dios.  Esas eran las lenguas que los judíos hablaban en esos tiempos.  La biblia fue dividida en capítulos entre los años 1234 y 1242 D.C. por el teólogo Stephen Langhton, obispo de Canterbury, Inglaterra. 

El Nuevo Testamento fue escrito en griego, y contiene 27 libros, 4 de ellos son evangelios:  San Mateo,  San Marcos,  San Lucas,  y San Juan.  La palabra “evangelio” quiere decir “buenas noticias.” Las buenas noticias son que Dios envió a su Hijo para que pagara por nuestros pecados para que pudiéramos pasar la eternidad con él.  Hay 21  epístolas o cartas:  Romanos,  1 Corintios, 2 Corintios,   Gálatas,   Efesios,   Filipenses,   Colosenses,   1 Tesalonicenses,   2 Tesalonicenses, 1 Timoteo, 2 Timoteo, Tito, Filemón, Hebreos,  Santiago,  1 San Pedro,  2 San Pedro,  1 San Juan, 2 San Juan, 3 San Juan, y Judas.  Los dos libros que no son evangelios ni epístolas son:  El Libro de Hechos y el Libro de Apocalipsis.

 Se cree que el libro más antiguo del Nuevo Testamento es el Libro de Santiago.  Fue escrito en el año 45 A.D. por Santiago el hermano de Jesucristo.  Era hijo de San José y la virgen María.  El libro más reciente es el Libro de Apocalipsis.  Fue escrito por el Apóstol San Juan en el año 95 A.D. en la Isla de Patmos. 

 El Nuevo Testamento contiene 260 capítulos, 7.959 versos, y 181.253 palabras en la Biblia King James.  Es posible que en español la Biblia Reina Valera tenga más palabras.

 

DONATIVOS

 

DONATIVOS

Si usted desea hacer un donativo para ayudarnos a llevar la palabra de Dios al mundo, puede enviarnos dinero en efectivo, un cheque o un giro postal.  Si nos manda un cheque o un giro postal, hágalo a “La Luz Viviente, Inc.” y lo manda a:  La Luz Viviente, Inc., 2718 Decoy Drive, Sparks, Nevada 89436.  Si necesita recibo para descontarlo de sus impuestos personales (income tax), simplemente mándenos una notita y con gusto lo haremos.

Si necesita oración, déjenos saber y con gusto oraremos para que Dios le haga el milagro. ¡Que nuestro Señor lo bendiga!  rlsalvation@sbcglobal.net

PENSAMIENTOS DIVINOS

EN UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS

Estás  vivo ahorita

pero  te  puedes morir en un abrir y cerrar de ojos.

Estás  aquí  ahorita

pero puedes llegar al infierno más rápido que una bala.

La vida parece larga

pero más rápido  de lo que  cuentes a  tres  puedes  perderla.

No te  preocupas

pero en un instante puedes  abandonar esta vida  y pasar a la otra.

Te sientes seguro

pero en un latido del corazón puedes  estar con el diablo y sus demonios.

No  lo  imaginas

pero más  rápido que un pensamiento puedes estar  quemándote en el  infierno.

  No lo  entiendes

pero si recibes a Jesucristo como tu Señor y Salvador puedes pasar la eternidad con él.

NO HAY OTRO NOMBRE BAJO EL SOL

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por  el  cual  Dios  Padre  nos  escuche.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el  cual recibamos bendiciones.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos ser ungidos.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual seamos justificados.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual seamos santificados.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos ser sanados.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual conquistamos la muerte.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el  cual podamos  recibir la  salvación.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos entrar a la presencia de Dios.

Aparte de Jesús

no hay otro nombre

por el cual podamos pasar la eternidad con nuestro Padre.

CRISTO LA ROCA SÓLIDA

En Cristo la Roca estoy

porque inmovible es –

todo lo demás es tierra movediza.

Toda mi esperanza está

en Jesús mi Salvador –

todo  lo demás  sólo  es idolatría.

Es la  luz de mi  Señor

la  que  me  ilumina –

la que no viene de él es oscuridad.

Mi destino está en él.

No tengo otra opción,

porque él es el único camino al cielo.

PORQUE DIOS ES QUIEN ES

Porque Dios es amor

me ama  tal como  soy.

Porque  él es la luz

no ve  la oscuridad  en mí.

Él es todopoderoso

y por eso  no ve mi debilidad.

Él es omnipresente.

Es la razón que no me siento solo.

Siendo  omnisciente

él conoce lo que  hay en  mi corazón.

Por ser misericordioso

borra  mis pecados y  me da vida eternal.

¿QUÉ ES JESUCRISTO?

¿Jesucristo es hombre o dios?

Es  ambas  cosas.

¿Se guía él por amor o por odio?

Es amor perfecto.

¿Habita en la luz o en la oscuridad?

Solamente  es luz.

¿Obra  por  fuerza  o  por   debilidad?

Obra   por   amor.

¿Él representa la  verdad  o  el engaño?

El  es  la  verdad.

¿Jesucristo  es  un  dios  justo  o   injusto?

Es muy justiciero.

NO PUEDO COMPRENDER

No puedo entender como Dios creó todo lo que existe.

Ha de ser porque es omnipotente.

No puedo imaginarme  al Creador formarnos a su imagen.

Será  porque quería tener familia.

Me  es  difícil concebir  por  el sufrimiento que  pasó  Cristo.

Será  por  el amor  que  nos tiene.

Es más allá de mi conocimiento como sabe todo lo que hago.

Será  porque  está  omnipresente.

No sé  por qué Jesucristo desea  que todos tengamos salvación.

Será  porque  murió  por nosotros

DE ARRIBA

Cuando no sepas que hacer

mira  hacia  arriba.

Cuando   estés  en  la  oscuridad

luz vendrá de arriba.

Cuando el miedo te haya paralizado

viene valor de arriba.

Cuando  parezca  que  no hay  esperanza

te  llegará  de  arriba.

Cuando hayas  perdido  toda  la fe y confianza

renuévalas de arriba.

Cuando  te  sientas  atacado  sin  sentido  y  sin razón

viene ayuda de arriba.

Cuando estés enfermo y los doctores no pueden hacer nada

el sanador está  arriba.

Cuando hayas pecado y sepas  que no  mereces  el perdón de  Dios

Jesús te salva de arriba.

POR LA SANGRE DE JESUCRISTO

De la oscuridad yo ya salí

por la sangre del cordero Jesucristo.

Completamente libre soy

 logrado por  la sangre de  mi  Cristo.

Limpio del pecado estoy

Por  haber  recibido a mi  Jesucristo.

Blanco como la nieve estoy

Por el sacrificio  que  hizo Jesucristo.

Algún día en el cielo estaré

Por la sangre que derramó mi Cristo.

Bajo mis pies el diablo está

Por la sangre de mi Señor Jesucristo

DIOS ES PERFECTO

Dios creó todas las galaxias que existen

porque es el Creador.

Le dio  existencia  a la  vida de  la nada

porque él  es la vida.

Habló y la luz esclareció a este mundo

porque  él  es  la luz.

Creó  al jardín del Edén en perfección

por  ser él  perfecto.

El diablo trajo la oscuridad al mundo

por ser pura maldad.

Jesucristo nos devolvió la salvación

por ser  el Salvador.

CON DIOS SÍ ES POSIBLE

Dios puede abrirte la puerta

que  necesites  abrir.

Dios te puede dar las esperanzas

que  tanto  necesitas.

Dios  puede  construirte  un  camino

donde  uno no  existe.

Dios te puede iluminar con  su luz divina

y vencer tu oscuridad.

Dios puede sanarte de cualquier enfermedad;

 la medicina  no puede.

Dios  puede  reconciliar  cualquier  relación  rota

que tú no creas posible.

El deseo  de  Dios es  de perdonar todos tus pecados

pero tienes que pedírselo.

Con  la  sangre  de  su  hijo  Dios  pavimentó   el  camino

para  que  llegues  al cielo.

UN CRISTIANO DEBE…

Un cristiano debe…

vivir por fe, no por su vista.

Un creyente debe…

andar en amor, no en odio.

Un hijo de Dios debe…

emitir su luz, no oscuridad.

Un redimido debe…

hacer la voluntad de  Dios.

Un escogido debe…

servir a Dios, no al diablo.

DONDEQUIERA QUE VAYAS

Si eres una persona triste

dondequiera que vayas habrá tristeza.

Si siempre te sientes solo

 la soledad  te  acompañará  en  todo lugar.

Si  eres  persona miedosa

dondequiera que sea  el miedo estará  contigo.

Si te sientes muy frustrado

la frustración te seguirá por dondequiera que vayas.

Si no perdonas eres esclavo

de la  persona o  personas  quienes te  hicieron  el daño.

Si eres una persona negativa

la negatividad será tu mejor amiga sin importar donde estés.

Si no crees en un Dios eterno

no importan los  milagros  que veas  estarás  en la  incredulidad .

Si eres una persona egoísta

siempre  pensarás  en  ti  primero  porque  el  egoísmo  te  dominará.

Si eres una persona tacaña

deja  la  tacañería  porque  si  no  la  abandonas  siempre estará  contigo.

Si  a todo le pones duda

lo seguirás haciendo y eso mismo jamás te permitirá cumplir con tu destino.

Si crees en Jesucristo

no  importa  adonde  vayas  ni  que  te  esté  sucediendo  allí,  él estará  contigo.

NADIE PUEDE

Nadie puede crear algo de la nada – solo el Señor

Porque  él  es el Creador.

Nadie  tiene  tanta compasión  como  Dios –

la compasión viene de él.

Nadie nos puede perdonar  como  Dios

Porque él no tiene límites.

Nadie es  misericordioso como  él

Porque  es  su  naturaleza.

Nadie puede amar como Dios;

es que esa  es  su  esencia.

SI SOY CULPABLE DE AMAR DEMASIADO

Si   soy  culpable  de  ser  justiciero

que  sea  por  hacer la  justicia  de nuestro  Dios.

Si  me  empeño  en  hacer  algo

que me ocupe en hacer la voluntad de Dios.

Si tengo  una luz que  ilumina

que no sea mía sino la luz de Jesucristo.

Si he pecado a mis pecados

los cubre la sangre de Jesucristo.

Porque le temo a mi  Dios

tengo el inicio de sabiduría.

Si soy culpable de algo

que sea de amar demasiado.

Si  soy   culpable  de   odiar

que  sea de odiar el pecado  y el mal.

Si  me  critican  por  no  disfrutar

que sea por no disfrutar los placeres mundanos.

SUPERO, VENZO Y TRIUNFO

Por la sangre de Jesucristo.

venzo mi naturaleza  pecaminosa

Supero la mentira del diablo

por la palabra escrita de mi Dios.

Triunfo  sobre  la  oscuridad

por la luz de Dios que me ilumina.

Derroto  todo  lo   negativo

por el amor de  Dios dentro de  mí.

Por la fe que tengo en Dios

desarmo todo enemigo y adversidad.

D I O S    E S T Á   E N   M Í

El amor de Dios está en mí

para que por ese  amor yo ame a otros.

Su  sangre me cubre a mí

para  que  mis  pecados   sean  perdonados.

Sus ojos están  sobre mí

porque  él se preocupa de mí constantemente.

Sus brazos están en mí

para protegerme de toda maldad del enemigo.

Su EspÍritu está en mí

para  acompañarme y guiarme  diariamente.

Su luz está en mi ser

para que  yo pueda ser luz para otros.

¿CUÁN GRANDE ES DIOS?

¿Cuán grande es el amor de Dios?

Es tan grande que el cielo no pudo contenerlo.

¿Cuán grande  es su  compasión?

Es tan grande que Jesús murió por mí en la cruz.

¿Cuán grande  es su perfecta luz?

Es  tan  grande   que  me iluminó  en  la oscuridad.

¿Cuán grande es su misericordia?

Es  tan grande que nos  perdona  todos  los  pecados.

¿Cuán  grande   es  su   grandeza?

Es tan grande que ningún humano puede comprenderla.

¿Cuán grande es su gran imperio?

Es tan grande  que  nadie sabe si tiene  límites o no los tiene.

¿Cuán grande es su majestad real?

Es tan grande que los ángeles y los demonios le hacen reverencia.

EN REALIDAD NO ES ESO

 

No es dónde estás lo que te debe traer felicidad;

la felicidad sale de adentro.

No es  el que  te acompaña  quien te  hace  importante;

la importancia  te la da Dios.

No es lo que haces lo que debe pedirte que hagas lo mejor;

a todo debes darle tu mejor.

No es como te trata la gente lo que te separa de los demás;

es como tú  tratas  al prójimo.

No es  que no  tengas  problemas  que te  afecten  la vida;

se trata de  cómo  reaccionas.

No es cuantas buenas obras hagas para llegar al cielo,

sino  de  creer  en  Jesucristo.

JESUCRISTO SÍ LO HIZO

 

Alá no creó al hombre del barro.

Jesucristo sí lo hizo.

Génesis 2:7

Krishna no  nos dio el   sol y la  luna.

Jesucristo sí nos los dio.

Génesis 1:16

Mahoma no creó  ni  el cielo ni la tierra.

Jesucristo los  creó.

Génesis 1:1

Buda  no  escribió  los  Diez  Mandamientos.

Dios sí los escribió.

Éxodo 20:1-17

El Papa no  posee el poder de perdonar pecados.

Jesucristo lo posee.

Por toda la historia, Zeus jamás sanó a una persona.

Jesús sanó a muchos.

San Marcos  5:24

Osiris no tiene el poder de salvar a nadie, ni a sí mismo.

Jesucristo sí  lo tiene.

San Juan 3:16

 

 

EN EL CURSO DE UNA VIDA

 

Alguna vez en el curso de una vida humana,

es necesario que la persona decida su destino.

Ya que una casa dividida no puede permanecer,

la persona debe decidir para  escoger su futuro.

Si no  se decide y  no escoge el  camino de Dios,

automáticamente  ha escogido la destrucción.

LA HORA LLEGARÁ

Pronto  la  hora  llegará  cuando

las rodillas de todo ateo se doblarán

y su lengua confesará sin excepción que

Jesucristo  es Señor,  Salvador y  Redentor.

De  seguro  sucederá  cuando  todo  incrédulo

tome su último respiro en esta vida, se percatará

que su errónea incredulidad lo llevó a la destrucción,

pero  ya no  podrá  arrepentirse ni  cambiar su  destino.

En el día  del juicio  todo aquel que no haya  sido redimido

deseará  ser  redimido,   pero  ya  perdió   toda   oportunidad,

y ha sido  condenado a  la segunda  muerte en  el lago  de fuego

para  que  pague  por  sus  pecados  sufriendo  toda  la   eternidad.

Ocurrirá cuando muera el burlador

que  ya  no se  burlará  de nadie,  ni de  Dios,

pero desafortunadamente ya será demasiado tarde,

porque  su destino final  ya está  sellado por nuestro Dios.

Cuando un moroso se muere

le  da  pena  de  haberse  demorado,

pero ya no tiene ni tiempo ni oportunidades,

y pasará la eternidad como leña en el lago de fuego.

 

YO IRÉ AL CIELO 

Yo iré al cielo

porque por fe soy hijo de Abraham.

Gálatas 3:7

Mi destino es el cielo

porque Jesús pagó por mis pecados en la cruz.

Hebreos 9:14-15

Pasaré la eternidad en el cielo

porque  he  recibido  a Jesucristo  como  mi Salvador.

San Juan 3:15-18

Mi hogar está esperándome en el cielo

porque  mi Dios, Señor y Salvador ya me lo tiene preparado.

San  Juan  14:1-3

AUNQUE

Aunque haya caído

declararé que mi Salvador me levantará.

Aunque  sea  pobre

yo profesaré  que mi Redentor me  proveerá.

Aunque esté enfermo

afirmaré  que estoy  sano por la sangre  de Jesús.

Aunque vaya perdiendo

proclamaré que mi Dios peleará y ganará mi batalla.

Aunque sé que he pecado

llegaré al cielo, porque Jesucristo pagó por mis pecados.

Aunque  me  esté  muriendo

me regocijaré,  porque Jesucristo  me ha dado  la salvación.

EL CIELO ES EL CIELO

El cielo es el cielo, porque Dios es santo, perfecto y soberano.

Es el cielo porque Dios  mora allí  con sus ángeles y  los  redimidos.

Porque Dios es amor los habitantes  del cielo han sido escogidos por  él.

En el cielo sólo existen paz, armonía, coherencia y mucha tranquilidad.

El cielo  es  un  lugar de  bondad,  amabilidad,  ternura  y  de amor.

Porque el cielo es el cielo, no hay dolor, enfermedad ni muerte.

El egoísmo,  la  avaricia y  la codicia no  pueden  existir en  el cielo.

Si llegas al cielo no encontrarás ansiedad, miedo, estrés ni inseguridad.

La desobediencia y la  maldad  no se encuentran en  un lugar de  perfección.

En el cielo no hay cabida para la malicia, los malos pensamientos ni para el odio.

Si has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, el cielo está esperando tu llegada.

 

  

SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO 

Antes  que  nacieras,  estabas  conmigo en el  cielo.

Cuando naciste estuve allí  para darte el  aliento de  vida.

He guardado en  un tazón todas  las  lágrimas  que has llorado.

Te di fuerza para que dieras  el  primer paso y los demás también.

Cuando tú articulaste tus  primeras  palabras  coherentes  yo  las  oí.

Te acompañé  el primer día de escuela  para que no  tuvieras  miedo.

Cuando te graduaste de la preparatoria te ayudé  a planear tu futuro.

Durante tus años universitarios,  sufrí cada vez que te alejabas de mí.

Te abrí el camino para que te dieran el primer empleo en tu carrera.

Te escogí esposa antes de la fundación del mundo y ahora son uno.

Al nacer tu primer hijo, le di el aliento de vida como hice contigo.

Cuando  se termine  tu  tiempo  de  vivir,  yo  estaré  contigo.

Cuando llegues al cielo, hijo  mío te abrirá  los portales.

 

MÁS ME GUSTARÍA…

Yo  mejor  pondría mis  esperanzas en  Jesús  mi  Salvador

y no en diamantes, plata u oro,

porque él es el Hijo de nuestro Padre Dios.

Mejor obedecería  los principios y  estatutos  de mi Dios

por sus verdades y  poder divino

que las  leyes  humanas  cuando  flaquean.

Mucho más obraría para hacer mis tesoros en el cielo

donde nada puede destruirlos

que tenerlos aquí  donde pueden perderse.

Tanto más me gustaría mirar a mi señor Jesucristo

entrar a mi casa y hacerme una visita

que  pasar un  segundo con  Barack  Obama.

LE IMPLORO A DIOS

Cuando tengo una necesidad que no puedo cumplir

llamo al Proveedor –

Jesucristo

Cuando  tropiezo en  la oscuridad del pecado mundano

busco la Luz Divina –

Jesucristo

Cuando  caigo  por alguna razón  y no puedo  levantarme

me sujeto de la mano de –

Jesucristo

Cuando Satanás me manda enfermedades para vencerme

llamo a mi Sanador –

Jesucristo

Cuando yo  tengo miedo y me siento totalmente inseguro

le imploro al Vencedor del Miedo –

Jesucristo

Cuando yo estoy triste y no hay nada que pueda alegrarme

pienso en el Dador de Regocijo –

Jesucristo

Cuando me siento impaciente  y no  me puedo controlar

le doy la impaciencia al Señor Paciente –

Jesucristo

Cuando los problemas mundanos  parecen  derrotarme

me acerco al Ser Eterno –

Jesucristo

Cuando parece como si todos me hubieran abandonado

me refugio en el Amigo Fiel –

Jesucristo

Cuando me toque enfrentarme a la eternidad

pensaré en El que me espera –

Jesucristo

LE PEDÍ A DIOS PERO ÉL TENÍA BUENAS RAZONES

Le pedí a Dios que me quitara los problemas.

Me  respondió  que no porque  entonces no  oraría.

Le pedí a Dios que me convirtiera en millonario.

Me contestó que no porque ya no dependería en El.

Le pedí a Dios que me diera muchos talentos.

Me dijo que no lo haría porque me traerían orgullo.

Le pedí a Dios que me diera humildad y amor.

“Te los daré porque eso te hará más como mi Hijo.”

HAY MUCHAS ESPERANZAS QUE PODEMOS TENER

Hay muchos senderos que podemos seguir

pero el mejor es el que nos lleva al reino de Dios.

Hay muchos principios que podemos vivir

pero los mejores nos los ha dado Dios en la biblia.

Hay muchos puestos donde podemos servir

pero el mejor es el ministerio que Dios nos preparó.

Hay muchos libros que pueden enriquecernos

pero el mejor,  sin duda ninguna, es la sagrada biblia.

Hay miles de maneras para pasar el tiempo

pero la mejor es pasarlo haciendo los negocios del Padre.

Hay varias maneras de gastar nuestro dinero

pero, desde luego,  la mejor es de invertirlo en el reino de Dios.

Hay muchos dioses a quienes podemos adorar

pero el verdadero Dios es el que se les apareció a Moisés y Abraham.

Hay muchas esperanzas que podríamos tener

pero la mejor sería de algún día  entrar al cielo por los portales de perla.

Solamente hay dos sitios para pasar la eternidad

pero el único que, en realidad,  es lógico es el cielo porque el otro es el infierno.

DIOS AMA A QUIENES LO AMAN

Dios les ayuda a quienes se ayudan.

¿Te estás ayudando?

Dios bendice a quienes le están sirviendo.

¿Le estás sirviendo?

Dios les ayuda a quienes ayudan al prójimo.

¿Estás ayudándole al prójimo?

Dios ama a las personas que lo aman a El.

¿Lo amas tú?

Dios ama a quienes aman a sus hijos.

¿Amas a los hijos de El?

Dios salvará  a los  que hagan su voluntad.

¿Estás haciendo su voluntad?

Dios contestará las peticiones de los que oren en fe.

¿Estás orando en fe?

DIOS ES LA RESPUESTA

Si tu corazón está bien vacío

y sientes su soledad…

Si  tiene un hueco  irreparable

que nada pueda llenarlo…

Si  ha  estado  tan  desalentado

que no pueda ser animado…

Si  se siente por ti  desamparado

sin ningún consuelo…

Si se está muriendo de pura tristeza

y eso te está afectando…

Si ha tropezado y ha sido despedazado

sin manera de repararlo…

Si está implorándote que le brindes ayuda

y no sabes cómo hacerlo…

Pídele a a Cristo que sea tu Señor y Salvador

Y el Espíritu Santo llenará y sanará tu corazón.

SI NO HUBIERA DIOS

Sin mi Dios viviente,

yo no tendría esperanzas.

Si Dios no existiera,

no hubiera vida en este planeta.

Si no existiera Dios,

el universo  ya se  hubiera  destruido.

Si no  tuviera  a Dios,

los  problemas de la vida  me consumirían.

Sin nuestro Dios eterno,

no  tendríamos  vida  eterna  en el  cielo con  él.

Si esta fuera la única vida,

ni  los  ateos tuvieran  una  buena  razón  para  vivirla.

¿ERES LIBRE DE VERDAD?

San Juan 8:36

¿Eres esclavo de la presión sociocultural?

Si lo es, libérate de ella.

¿La culpabilidad del pasado te tiene de rehén?

Si así es,  suéltasela  a  Dios.

¿Estás cubierto de tatuajes para sentirte aceptado?

Dios  te  acepta  tal  como  eres.

¿Estás atado a  fumar y  no has podido  dejar ese  vicio?

Deja  que  Dios  satisfaga   ese  deseo.

¿Eres un alcohólico  crónico y  ya no puedes  vivir sin  tomar?

Si lo eres, embriágate con el Espíritu Santo.

¿Has  tomado  tanta  droga  que  la drogadicción  domina  tu  ser?

Si  eso sucede,  permite  que  Dios  guíe  a tu ser.

¿Te has  entregado  a la  pornografía,  al  adulterio  o a la  prostitución?

Si  lo  has  hecho,  Jesucristo  desea  liberarte  de   eso.

Si haces lo que Jesucristo nos dice en San Juan 8:36, saldrás de la esclavitud.

La  realidad  es  que  sabrás   la  verdad  y  ella  te   liberará.

NUESTRO DIOS TE PERDONA

Si la gente supiera lo que hiciste…

te condenarían,

pero  Dios  te  perdona.

Si  tus  amigos supieran  lo que  piensas…

ya no fueran amigos,

pero  Dios  siempre te  ama.

Si tus vecinos  supieran lo que dijiste de  ellos…

no te hablarían jamás,

pero Dios sabe  por qué lo dijiste.

Si  tu empleador supiera  lo  que tú le   escondiste…

te despediría de seguro,

pero Jesucristo es muy misericordioso.

Si  la  gente  supiera   todos   tus   fracasos  del   pasado…

evitarían tu presencia,

pero Jesucristo anda en busca de tu amistad.

ES BUENO CREER

Es bueno creer en un comienzo –

que sea en la creación.

Es  bueno  creer  en  un  dios  eterno –

que sea  el de  la biblia.

Es  bueno  tener  confianza   en  alguien –

que sea en uno  mismo.

Es bueno creer en el matrimonio sagrado –

 entre  hombre y  mujer.

Es  bueno  esperar  un excelente  futuro –

pero  sólo  planeándolo.

Es  bueno  tener  una  fe  muy fuerte –

que  sea  en   Jesucristo.

Es bueno creer en la eternidad –

Jesucristo  es  el  camino.

ESO ES LO QUE ERES

¿Cómo te ves a ti mismo?

No eres más ni menos de eso.

¿Qué haces la mayoría del tiempo?

Eso  es  lo  más  importante  para   ti.

¿En  qué   gastas   tu   dinero   disponible?

Sea en lo que sea,  ese  es  tu verdadero dios.

¿Cuál es el área de tu vida que te concierne más?

Eso  influye   todas   las   decisiones   que   tú   haces.

YO CAMBIARÍA

Viviré  mi  vida  en  obediencia  a Dios

para no vivir en el pecado.

Dejaría  los placeres  de este mundo

por  el  reino  de  mi  Dios.

Mejor moriría por algo en que creo

que  vivir  la gran  mentira.

Yo cambiaría las mentiras mundanas

por  las  verdades  de  Dios.

Me gustaría  hacer  tesoros  en  el cielo

mucho más que en la tierra.

Sería  mejor  estar  culpable  en  una  corte

que  ser   juzgado   por  Dios.

Definitivamente cambiaría las penas de esta vida

por regocijarme en el Señor.

No me importa  parecer  tonto  en los  ojos del hombre,

pero  no en  los  ojos de  Dios.

EL VALOR DE LA MUJER

El valor de la mujer

no está en su apariencia física,

sino en su espiritualidad.

El valor de la mujer

no es  solamente  por  su firmeza,

sino   por   su   flexibilidad.

El valor de la mujer

no está en la dedicación a su empleo,

sino  en  cuidar  su   hogar.

El valor de la mujer

no es,  en realidad,  por su fuerza  física,

sino por su perseverancia.

El valor de la mujer

no se  encuentra  en  su  fidelidad a su  país,

sino en su lealtad a Dios.

CUANDO TERMINE TU VIDA

Cuando se acabe tu vida productiva,

¿estarás contento con lo que habrás hecho?

Cuando  todo se haya  dicho y  hecho,

¿habrás  logrado  todo  lo que te  propusiste?

Cuando estés  en la presencia de Dios,

¿tus pecados estarán cubiertos con su sangre?

Cuando te encuentres en la eternidad,

¿estarás en el cielo o será en el lago de fuego?

NUESTRO  DIOS  VIVE

Nuestro Dios no fue hecho por manos humanos como otros.

Nuestro  Dios  fue  el  que  hizo  todo.

Nuestro Dios no es uno quien esté  listo para castigar a los incrédulos.

La  verdad  es  que  desea  bendecirlos.

Nuestro Dios no es uno que sea indiferente a nuestro dolor y sufrimiento.

Desea que vengamos a él para sanarnos.

Nuestro  Dios  no  es uno que  quiera  matar a  los  de otras  religiones.

Quiere   bendecirlos   con   su  salvación.

Nuestro  Dios no  es  uno que no  pueda  andar,  ver,  oír  o  pensar.

En  realidad,  ve,   oye  y  lo  sabe  todo.

Nuestro Dios no es uno que no sea compasivo y misericordioso.

Por su misericordia podemos ser salvos.

Nuestro  Dios  no es uno que  nos pida  muchos sacrificios

A lo contrario, se sacrificó por nosotros.

NO TEMAS MÁS

Si tienes miedo,

dale tus temores al Señor,

y no temas más.

Si estás estresado,

arrójale  tu  estrés  a Dios,

y  siéntete  libre.

Si tienes rabia en ti,

suelta ese rencor al viento,

y la rabia se acabará.

Si te han rechazado,

echa al  diablo ese rechazo,

Dios te ha aceptado.

Si estás muy fatigado,

vuela alto como las águilas –

Dios te dará energía.

No más bajo autoestima.

Dios te creó en perfección –

Ten más confianza en ti.

ÓRALE A DIOS POR TUS NECESIDADES

Si estás perdido en la oscuridad del pecado,

acércate al Dios creador de luz.

Él puede  traer su  luz a tu  vida.

Si necesitas que tus pecados sean perdonados,

órale al Dios que perdona.

Él los  borrará  con su  sangre.

Si te sientes desamado y rechazado por todos,

aférrate al Dios de amor.

Él te aceptará así como eres.

Si  estás sufriendo sin tener ninguna esperanza,

 Dios desea ser tu esperanza.

Él puede cambiar tu destino.

Si  estás  en  gran   necesidad  económicamente,

confía en Dios el proveedor.

Él proveerá tus necesidades.

Si estás en una situación que es imposible para ti,

busca al Dios de lo imposible.

Hará lo imposible posible para ti.

Si los  médicos y  la medicina  no pueden  sanarte,

órale en fe al Dios que sana.

Él te sanará sin usar medicina.

Si nada aparte de un milagro soluciona tu problema,

ten fe en el Dios de milagros.

Clama tu milagro, espéralo y recíbelo.

ESPERARÍAS MUCHO TIEMPO

Si estás esperando que nuestro Dios crea en ti,

podrías estar esperando mucho tiempo.

Comienza a obedecer su palabra,

y entonces él creerá en ti.

Si crees  que Dios  te hablará  directamente,

es  posible que esperes mucho tiempo.

Comunícate con él en oración,

y  él sí  te  contestará.

Si estás  esperando que Dios  toque tu vida,

tal vez, en realidad,  él nunca te toque.

Tócalo en fe por tus oraciones,

y entonces sí  te tocará.

Si no haces nada sólo esperando bendiciones,

podrías  envejecer  y  no  recibir  ni una.

Comienza por bendecir al prójimo,

y luego Dios te bendecirá a ti.

Si estás esperando  que llegue avivamiento,

es posible que jamás participes en uno.

Comienza tu  propio avivamiento,

y otros participarán contigo.

SIMPLEMENTE ESPERA

Cuando parezca que tu mundo esté al revés,

simplemente espera.

Jesús todavía está en su trono.

Cuando estés caído y parezca que ya no puedes más,

simplemente espera.

Jesús está siempre en control.

Cuando parezca que todas las puertas se te hayan cerrado,

simplemente espera.

Jesucristo  puede  abrirte  una.

Cuando llegues al fin de lo que puedas hacer físicamente ,

simplemente espera.

Jesús  comienza  a obrar por ti.

Cuando pienses que tú  ya  no  puedes aguantar  más,

simplemente espera,

Jesucristo  te va  a  fortalecer.

Cuando parezca que no tengas a quien pedirle,

simplemente espera.

Dios en persona es tu recurso.

LA PUERTA AL CIELO

Jesucristo  es  la  luz  que  nos ilumina.

Es  la  verdad  la  cual nos  lleva al  Padre.

Es la palabra por la cual recibimos vida eterna.

Él es  “El Libro del Cordero de la Vida”  en  el  cielo,

donde  está   sellada  y  confirmada  nuestra   salvación.

Jesús,  hijo de Dios,  es el camino  que nos conduce  al cielo.

Es el  puente  que  hace  la  conexión  de  la  tierra  con  el cielo.

Cristo es el que endereza  nuestros caminos chuecos y pecaminosos.

Es nuestra esperanza y seguridad de que tenemos vida eterna con Dios.

Él es la puerta al cielo por la cual los redimidos entramos al reino de Dios.

ESTE ES EL MOMENTO DE DIOS

Había un momento esperado por Dios

para que  su hijo pagara por  nuestros pecados.

Este es  el momento  que Dios  esperó

para que te dieras cuenta que necesitas a Jesús.

Este es el momento que vengas a Dios

arrepentido y perdonado  de todos tus  pecados.

Este  es  el momento que  confieses  tú

que Jesús es  tu Señor,  Salvador y tu  único  Dios.

DEBE SER JESUCRISTO

Cuando  un  hombre  vive  sin  pecar,

debe ser muy justo.

Cuando un  hombre camina  sobre  el  agua,

debe ser sobrenatural.

Cuando un hombre puede sanar toda enfermedad,

debe tener poderes divinos.

Cuando un hombre tiene poder para perdonar el pecado,

Dios Padre debe habérselo dado.

Cuando un hombre tiene  poder para  resucitar a los muertos,

debe  ser  Emanuel,  Dios en persona.

Cuando un  hombre puede hacer  todas  estas cosas y  mucho más,

debe ser Jesucristo, el Hijo del Dios viviente.

SEÑOR, AYÚDAME QUE ME PIERDO

Señor, ayúdame que me pierdo,

me  pierdo  en  la  oscuridad,

y eso no es lo que quiero –

quiero estar en tu luz.

Señor, ayúdame que me alejo,

me alejo  muy  lejos  de ti,

y eso no  lo  necesito –

necesito estar en ti.

Señor, ayúdame que se me escapa,

se fuga  la fe que  tengo en ti,

y  ella no  debe  escaparse,

sino crecer más en mí.

Señor, ayúdame que  desobedezco,

desobedezco tus mandamientos,

quiero  y  debo  obedecerlos,

fielmente igual  que a ti.

JESÚS, MI SEÑOR

Jesús, mi Señor,

quiero comunicarme contigo,

 que me escuches y me hables a mí

para que podamos empezar una amistad.

Jesús, mi Señor,

voy a aceptarte  en mi  corazón

para que seas mi Redentor y Señor,

para que yo pueda ser tu verdadero hijo.

Jesús, mi Señor,

siempre  deseo  estar contigo,

que tu Espíritu haga su morada en mí

y que me guíe en la voluntad de mi Padre.

VENGO A DECIRTE, SEÑOR

Vengo a decirte, Señor

lo tanto que te necesito.

Hoy vine a pedirte, Señor

que vivas en mi corazón.

Quiero alabarte, Señor

por limpiarme del pecado.

Te estoy adorando, Señor

por ser el Dios que eres.

SI SIMPLEMENTE PUDIERA

Si cualquier deseo que tuviera se me cumpliera,

desearía pasar la eternidad en el cielo,

pero  no  tengo  que  desearlo,

Jesucristo lo hizo posible.

Si pudiera  soñar cualquier  sueño y se me realizara,

soñaría que se  perdonaran  mis pecados,

pero  yo  no  tengo  que  soñar eso,

porque Dios ya me perdonó.

Si pudiera volar hasta donde me llevara la imaginación,

volaría  al cielo  para estar  con mi  Padre Dios,

pero,  en realidad,  no tengo que hacerlo,

porque el Espíritu Santo vive en mí.

Si  pudiera vivir  en el agua como los  animales  marinos,

me quedaría allí  para  limpiarme del pecado,

pero,  de verdad,   no necesito hacer  eso,

Jesucristo me limpió completamente.

Si  tuviera que  pagar por  mi  salvación,  pagaría el precio,

pero  no tengo  que  pagar  ni  un  centavo,

porque mi Salvador me redimió

DIOS VE EL CORAZÓN

¿Te fijas en los músculos y cómo luce un hombre?

Dios ve su corazón.

Los hombres miran el  cuerpo y la cara de una mujer.

Dios ve su corazón.

La gente mira la chequera y las  posesiones de un  hombre.

Dios ve su corazón.

Algunas personas sólo ven los  títulos y los logros de los demás.

Dios ve el corazón.

TÚ ESTÁS CONMIGO

Yo estaba perdido en la oscuridad y me hallaste.

Gracias,  Señor,  por buscarme.

Estaba  completamente  solo y  me acompañaste.

Gracias, Señor, por ser mi amigo.

Estaba enterrado en el pecado y me desenterraste.

Gracias,  Señor,  por  rescatarme.

Yo  estaba  caído  sin  poder  más  y  me  levantaste.

Mil Gracias, Señor, por ayudarme.

Estaba  muy  enfermo  casi por morir  y  me  sanaste.

Gracias,  Señor,  ahora  estoy sano.

DIOS ESTÁ EN MÍ

Por la palabra de Dios lo conozco yo.

Esa  misma  palabra me  da esperanzas.

Es la luz de Dios la que ilumina mi sendero.

Esa misma luz  es la que guía  todos mis pasos.

El  amor  de  dios  es  el  que  me  ayuda  a amar.

Es ese amor el que me hace  entero en su  totalidad.

Solamente  la  voluntad  de  Dios  es  la que deseo hacer

y por eso me alegro cuando, en realidad, lo puedo lograr.

El perdón de Dios es lo que me limpia de todo pecado.

Y eso es  exactamente lo  que me  da la  salvación.

ESTE ES EL DÍA QUE HIZO EL SEÑOR

Salmo 118:24

Este es  el día  que  hizo nuestro  Señor.

Me arrepentiré, pediré perdón.

Este es el día que hizo nuestro Redentor.

Perdonaré a cualquier ofensor.

Este día  fue hecho por nuestro  Creador.

Su  voluntad  haré y  no  la mía.

Este día fue  designado  por mi  Salvador

para que  yo fuera su  servidor.

Si  este fuera  el día que  Dios  escogiera,

yo me iría con él a la eternidad.

Si  este  fuera  mi  primer día  en el cielo,

lo gozaría y me  alegraría en él.

TODA RODILLA SE DOBLARÁ

(Isaías 45:23)

El incrédulo puede decir,

“Dios es un mito.”

Sin  embargo  en  el  día  del  juicio

sus rodillas se doblarán y su boca confesará

que Jesucristo  es el camino,  la verdad y la vida.

El burlón piensa y dice así:

“Dios jamás existió.”

Sin embargo frente al Creador Cristo

le temblarán  las rodillas y  su boca confesará

que Jesucristo es el Rey de reyes y Señor de señores.

El ateo fuertemente afirma,

“No hay ningún Dios.”

Sin embargo cuando termine su vida

arrodillado no tendrá otra opción y declarará,

“Jesucristo  es  el  Hijo  de  Dios – Dios  en  persona.”

El evolucionista podría decir,

“La evolución da vida.”

Sin embargo cuando pase de esta vida

tendrá que arrodillarse y declarar verbalmente

que  Jesucristo  es  el Creador,  el Señor,  y Redentor.

TAL VEZ NO TENGAS NADA

Si financieramente eres rico,

pero no amas,

estás espiritualmente en bancarrota.

Si tienes la familia perfecta,

pero no amas,

tienes  una  casa  pero  no  un  hogar.

Si muchas personas te rodean,

pero no amas,

solamente te buscan por conveniencia.

Si tienes un grandísimo talento,

pero no amas,

tu  talento  es una  pérdida  de tiempo.

Si  aseguras  que eres  cristiano,

pero no amas,

Dios  va a decirte,  “Jamás  te  conocí.”

SI LOS AMAS

Si escuchas a tus hijos,

los amas, pero si no lo haces,

pues no los amas.

Si corriges a tus hijos,

los amas,  pero  si no haces eso,

pues no los amas.

Si disciplinas a tus hijos,

los amas, pero si no los disciplinas,

entonces no los amas.

Si oras sobre y por tus hijos,

los amas, pero si ni siquiera lo haces,

es  que  tú  no  los  amas.

Si  hablas  bendiciones  sobre tus  hijos,

los amas, pero si no te ocupas de eso,

es que, en realidad, no los amas.

Si les enseñas  a amar a Dio s a tus hijos,

los amas, pero si  no te preocupas de eso,

es que,  por la razón que sea,  no los amas.

EL MANÁ DE LA VIDA

Si tienes hambre, busca el maná de la vida –

es Jesucristo.

Si tienes mucha sed, bebe del manantial de la vida.

Es Jesucristo.

Si estás perdido en la oscuridad, ve hacia la luz de la vida.

Es Jesucristo.

Si has perdido toda esperanza, acércate al dador de vida eterna.

Es Jesucristo.

Si tienes una enfermedad fatal, confía en el único que puede sanarte.

Es Jesucristo.

Si tienes duda sobre tu destino final, corre hacia el que remueve toda duda.

Es Jesucristo.

Si te han desamparado vez tras vez, comienza a clamarle al que jamás desampara.

Es Jesucristo.

Si has pecado demasiado y no sabes si puedas ser perdonado, ve al que todo lo perdona.

Es Jesucristo.

DIOS PUEDE ARREGLARLO

Tu situación puede ser horrible –

Dios puede arreglarla.

Puedes tener problemas insolubles –

Dios puede resolverlos.

Solamente tú sabes cómo fue tu pasado.

Dios  puede  borrarlo.

Te pueden haber lastimado  muchas veces.

Dios puede remediarlo.

Puedes  ser  el   mayor  pecador  del  mundo.

Dios quiere perdonarte.

Ni  los  médicos  pueden  saber  lo  que  tienes,

pero Dios puede sanarte.

Sólo Dios sabe por cuántas derrotas has pasado,

pero quiere bendecirte.

Tal  vez  no  hayas  recibido  el amor de  padre,

pero Dios desea amarte.

Es  posible  que  no  sepas  tu  destino  final –

Dios  está  esperándote.

Es probable que sólo tengas fe durmiente.

Es tiempo de despertarla.

NO VIVAS POR LO QUE VES

El incrédulo vive por lo que ve,

pero el creyente por su fe.

El incrédulo  vive  por lo que piensa –

el justo por la palabra de Dios.

El incrédulo vive por sus propias fuerzas,

pero  el  santo  por  las  de  Dios.

El ateo siempre  estará  separado de Dios,

pero el hijo en unión con el Padre.

El incrédulo  vive por su  propia  voluntad,

pero  el  justo  por  la  de  Dios.

El incrédulo se quemará para siempre –

el creyente estará con Dios.

SIN LA CRUZ

Sin la cruz

no hay Victoria sobre el mal.

Sin la cruz

no  hay  verdadera  santidad.

Sin la cruz

Dios no nos  ofrece el perdón.

Sin la cruz

no  puede existir  la  salvación.

Sin la cruz

Dios no nos puede dar unción.

Sin la cruz

no recibimos  sanación divina.

Sin la cruz

no  nos  regocijamos  en  Dios.

Sin la cruz

perdemos  toda  la  esperanza.

¿CUÁNDO YA ES SUFICIENTE?

¿Cuándo se ha hecho suficiente para recibir el favor de Dios?

Jamás.  Sólo llega  por la  gracia de Dios.

¿Cuándo se ha hecho suficiente  para reconciliarse con Dios?

Jamás. Sólo se hace por la gracia de Dios.

¿Cuándo se  ha hecho lo  suficiente para  recibir la salvación?

Jamás.  Es imposible sin la gracia de Dios.

¿Cuándo se ha orado suficiente para ser perdonado por Dios?

Jamás.  Dios  nos  perdona  por  su gracia.

¿Cuándo se ha diezmado suficiente  para recibir bendiciones?

Jamás.  La gracia  de Dios  es lo suficiente.

¿Cuándo es un  cristiano  bastante  bueno  para ver milagros?

Jamás. Los milagros sólo llegan por gracia.

¿Cuándo se han hecho suficientes obras para ser santificado?

Jamás.   Nos  santifica  la  gracia  de   Dios.

SOY UNA PERSONA

Soy una persona creyente en Dios

y por eso me bendice.

Soy persona  salvada por la gracia

y por eso le doy las gracias.

Soy  un cristiano  orgulloso  de  ser

hijo de Dios y de Abraham.

Soy  un  alma  redimida  por  Jesús

y por eso al cielo voy.

YO SOY PEDRO

Vi a Cristo sanar enfermos

y  resucitar  a  varios  muertos,

pero no entendía  que él  era Dios.

Lo vi multiplicar unos peces

y  también multiplicó unos panes,

pero  no  comprendí  que él era Dios.

Lo vi caminar sobre el agua

y me ayudó a caminar sobre ella,

pero no creí que en realidad era Dios.

Lo vi transformado y cambiado

en  el  monte de su transfiguración,

pero yo  no estaba  seguro que era Dios.

Estuve con él hasta que murió,

y lo vi al tercer día cuando resucitó –

reconocí que,  en realidad,  él  era Dios.

¿Quién es Jesucristo para ti?

¿Es sólo un personaje de un cuento,

o es tu Redentor, tu Señor, y tu Salvador?

DIOS TE ESCOGIÓ CON UN PROPÓSITO

Dios te escogió

para  que  confiaras  y creyeras  en  él.

San Juan 20:31

Dios te seleccionó

para convertirte en su seguidor.

San Juan 12:26

Dios te eligió

para que nacieras de nuevo.

San Juan 3:3

Dios te predestinó

para que tuvieras vida eterna.

San Juan 3:15

Es el deseo de Dios

que lo ames a él y que ames al prójimo.

San Mateo 22:37-39

Dios está contigo

para que  lo representes a  él y hagas discípulos.

San Mateo 28:19-20

Es el deseo de Dios

que vivas con él para siempre en la morada que te ha preparado.

¿CUÁNTO ME AMA DIOS?

¿Cuánto me ama Dios?

Me ama bastante que me creó en su imagen.

¿Cuánto me ama Dios?

Me ama tanto que  envió a su Hijo para salvarme.

¿Cuánto me ama Jesús?

Me ama de tal manera que se hizo vulnerable por mí.

¿Cuánto me ama Cristo?

Me ama  demasiado que vertió  su sangre y murió por mí.

¿Cuánto me ama Jesús?

Me ama al extremo que pagó  por mis pecados  en el Calvario.

¿Cuánto me ama mi Señor?

Me tiene tanto  amor que resucitó  al tercer día  para  bendecirme.

¿Cuánto me ama Jesús?

Me estima tanto que está a la derecha del Padre intercediendo por mí.

¿Cuánto me ama Dios?

Su amor es tan grande que me ha preparado una mansión en el cielo.

¿Cuánto me ama Jesús?

Me  extraña  a  tal  punto  que ya  puy pronto va a volver por mí.

ALÁBALO CONTINUAMENTE

No alabes a Dios sólo por lo que hará –

alábalo por lo que ha hecho.

No sólo alabes a Dios porque  te sientes  bien –

alábalo porque te sale del alma.

No sólo  alabes a Dios  por quien piensas que  él sea –

alábalo  por  quien él es  en   realidad.

No sólo alabes a Dios porque estarás con el eternamente –

alábalo porque él está contigo aquí en esta vida.

No solamente  alabes a Dios  ahora que estás  en su luz –

alábalo  porque él  te sacó  de la  oscuridad.

No solamente alabes a Dios cuando todo te va bien –

alábalo también cuando todo te va mal.

LA VIDA VA VOLANDO

Si estás confuso con todos los caminos de esta vida,

Jesús es el camino verdadero.

Si la vida se te escapa de las manos y está dejándote atrás,

necesitas  pensar en la eternidad.

Si  te  sientes  insignificante  ahogándote  en  el  mar de  gente,

coge la línea que  te manda Jesucristo.

Si no  has  encontrado  tu propósito  en la vida y  vas  zigzagueando,

lee la biblia  para encontrar  tu propósito.

TIENES OTRA OPCIÓN

Si piensas huirte de la casa,

tienes otra opción –

Jesucristo.

Si sólo andas buscando religión,

tienes otra opción –

Jesucristo.

Si  estás   pensando   en  divorciarte,

tienes otra opción –

Jesucristo..

Si piensas hallar respuestas en las drogas,

tienes otra opción –

Jesucristo.

Si piensas estar en un estilo alternativo de vida,

tienes otra opción –

Jesucristo.

Si piensas prostituir tu cuerpo y tu vida en el futuro,

tienes otra opción –

Jesucristo.

Si estás pensando quitarte la vida por la razón que sea,

tienes otra opción –

Jesucristo.

Si te has rendido completamente a las presiones del mundo,

tienes otra opción –

Jesucristo.

HAY UNA MANERA MEJOR

Si los vientos te llevan  por la vida a lugares peligrosos,

hay una manera mejor.

Permite que la palabra de Dios te guíe.

Si  temes  que  llegue  el  futuro  por  la  incertidumbre,

hay una manera mejor.

Te llega al recibir a Cristo en tu corazón.

Si tratas  de hallar  respuestas  en el  licor y  las  drogas,

hay una manera mejor.

Encontrarás  las  respuestas  en la biblia.

Si  estás   estresado  y  ya  no  puedes  más  en  la  vida,

hay una manera mejor.

Exponle tus problemas  en oración  a Dios.

Si estás  viviendo  en  odio por algo que alguien  te hizo,

hay una manera mejor.

Olvida y perdona para que Dios te perdone.

Si haz tratado de abri  puertas,  pero  no tienes  la llave,

hay una manera mejor.

Jesucristo es el cerrajero y te las puede abrir.

LA MEJOR DECISIÓN

 Entregarle tu vida a Dios

es la mejor decisión que puedes hacer.

Recibir a Jesús como tu Señor

es la movida más sabia que puedes hacer.

El tener fe en Jesucristo

te traerá los mejores  resultados disponibles.

Si tú sigues  a Jesucristo,

él te proveerá la mejor eternidad de todas.

Si caminas con el Creador

al terminar la caminata llegarás  al cielo.

Si conversas con Jesucristo

puede convertirse en tu mejor amigo .

Si le sirves al reino de Dios

puedes recibir mucha satisfacción.

NO NECESITAS HACER ESO

No necesitas sufrir por todos tus pecados,

pero sí necesitas arrepentirte de ellos

y pedirle a Dios que te perdone.

No  necesitas  tener  una religión  establecida,

pero sí  necesitas  recibir  a  Jesucristo

como  tu Señor  y Salvador.

No necesitas estudiar varias filosofías mundiales,

pero debes leer y meditar en la biblia

 para que Dios te hable.

No  necesitas  involucrarte  en  deseos  falaces,

sino traerle todo en súplica y oración a Dios

para que él pueda proveerte y protegerte.

No necesitas tenerle miedo a la muerte,

pero necesitas a Jesucristo en tu vida,

para que pases la eternidad con él.

NO DESMAYES

Aunque la carga te parezca demasiado pesada,

no desmayes.

Aunque el enemigo  parezca más  fuerte que tú,

jamás te rindas.

Aunque tu caída parezca ciertamente inevitable,

no  te  desplomes.

Aunque  parezca  que  nada  más  se pueda hacer,

no pierdas esperanza.

Aunque para el hombre  tu situación sea imposible,

Dios  sí  puede  ayudarte.

CRISTO MURIÓ POR OTRAS RAZONES

Jesucristo  no  murió  por  mi  sabiduría   infinita,

sino porque me faltaba.

No dio su vida porque yo había llegado a la perfección,

sino por mi imperfección.

No derrotó la muerte por todas las obras que yo he hecho,

sino por todos mis pecados.

No fue a la sepultura porque yo me había ganado el cielo,

sino porque  iría al infierno.

No descendió a derrotar al diablo porque yo era humilde,

sino  por  mi  falso  orgullo.

No permitió ser crucificado por mis muchas victorias,

sino fue por mis derrotas.

EL MISMO NIVEL

Con  el  mismo  nivel  que tú bendigas  a  otros  en  su  necesidad,

Dios te bendecirá  en la tuya.

Con el mismo  nivel de interés  que tú  te preocupes por otros,

otros  se  preocuparán  por  ti.

El mismo  nivel y calidad  de  tiempo  que le  des al prójimo,

otras personas te lo darán a ti.

El mismo nivel de amor que les des y le demuestres a otros

te volverá cuando lo necesites.

El mismo nivel de asistencia que le proveas al necesitado

te llegará  al  tiempo  perfecto.

Según la sinceridad, honestidad y bondad con que tú trates,

así  te  tratarán  los demás a ti.

En el mismo  nivel que  perdones  a los  que  te  han lastimado,

 Dios te  perdonará  tus pecados.

El mismo  nivel  de  misericordia y  compasión  que  tu  demuestres,

nuestro Dios te lo demostrará a ti.

DIOS TE AMA TAL COMO ERES

Tal vez hayas pecado y la gente no quiera perdonarte,

pero si te arrepientes de corazón,

Dios  sí  te  perdona.

Es muy  posible que  hayas  fallado en  algunas  cosas,

y la gente te mira como perdedor –

 con Dios eres ganador.

Hay cierta probabilidad que actualmente estés caído,

y que la gente  te esté  pisoteando –

Dios te extiende la mano.

Sólo tú  sabes  por  el  sufrimiento  que estás  pasando,

y no parece  que a  nadie le  importe,

pero  Dios  oye tu  clamor.

Aparte de ti nadie sabe que opinión tengas de ti mismo,

o lo que  piensen de ti otras  personas –

Dios te ama  tal como eres.

MIENTRAS ESPERAS

Mientras esperas una promoción en el trabajo,

haz lo mejor que puedas.

Mientras esperas recibir reconocimiento,

dáselo a otras  personas.

Mientras esperas que alguien te acepte,

acepta a otros como son.

Mientras esperas que alguien  te perdone,

comienza tú  a perdonar.

Mientras esperas para recibir ayuda necesaria,

ayuda  a  los   necesitados.

Mientras esperas recibir tus bendiciones del cielo,

bendice a los que te rodean.

Mientras esperas que Dios te sane de la enfermedad,

ora por otros que estén enfermos.

Mientras esperas que llegue un mejor amigo a tu vida,

debes ser  buen amigo  para  alguien.

Mientras estás esperando para oír el llamado de Dios,

florece y da  fruto dónde estás  plantado.

Mientras esperas que muchos te quieran de verdad,

ama a los que son difíciles de ser amados.

Mientras esperas  que Dios te haga un milagro,

haz que se cumpla el milagro de otro.

AMOR POR SUS HIJOS

¿Por qué se dejaría un hombre ser golpeado y torturado?

Amor por sus hijos.

¿Por qué  permitiría  un hombre  ser  martirizado  y matado?

Amor por sus hijos.

¿Por qué  bajaría  un hombre al infierno para derrotar al diablo?

Amor por sus hijos.

¿Por qué resucitaría un hombre derrotando la sepultura y la muerte?

Amor por sus hijos.

¿Por qué pasaría 40 días con gente alguien después de haber resucitado?

Amor por sus hijos.

¿Por qué  ascendería  un  hombre al  tercer  cielo  para  estar con  su  Padre?

Amor por sus hijos.

¿Por qué Jesucristo intercede  por gente  a la derecha  de Dios  Padre  en el cielo?

Amor por sus hijos.

¿Por qué Jesucristo prepara muchas viviendas en el cielo para los que se arrepienten?

Amor por sus hijos.

¿Por qué  volverá  Jesucristo muy pronto al mundo  por lo que es conocido  como el rapto?

Amor por sus hijos.

LA FE

La fe sin obras está muerta.

Si se pone a prueba no vale nada.

Si Dios no es la base, está extraviada.

Si sólo  existe  en  la  mente,  es en  vano.

La  fe  sin  acción  es  como  si  no   existiera.

La fe es confiar en Dios cuando para  imposible.

 

EL OTOÑO LLEGÓ

El verano se fue,

el  otoño  ha  llegado.

Las hojas que eran verdes,

han cambiado a un color café.

Los pájaros cantaban alegremente,

pero  casi  se  han  callado  totalmente.

El sol, el cual,  nos alumbraba diariamente,

ahora  solamente  nos   brilla  ocasionalmente.

Algunas  nubes  que  nos  llegan  inesperadamente

son esparcidas  por los vientos a todas las  direcciones.

El invierno espera impacientemente que termine el otoño

para traer sus lluvias, sus heladas, y sus lindas nieves blancas.

VE DE “CASI” AL ÉXITO

Ve de

casi creía que Dios existía

a

recibí a Jesucristo como mi Salvador.

Ve de

casi  creía  que  Dios  sí  me  podía  cambiar

a

Dios borró mi pasado y me cambió completamente.

Ve de

casi  creía  que  Dios  todavía  estaba  haciendo   milagros

a

oré en fe en el nombre de Jesucristo y Dios me hizo el milagro.

Ve de

casi creía  que  pasaría  la eternidad en  el cielo con e l Dios Viviente

a

yo  sé,  sin ninguna  duda,  que  voy a pasar la  eternidad con  mi Creador.

MI DIOS ES TODO PARA MÍ

Mi armonía no es por falta de obstáculos o problemas,

sino por la paz que viene de Dios.

Mi fe  no  está  basada  en  oraciones  repetidas  en  vano,

sino en milagros que Dios me ha dado.

Mis esperanzas no están  en ídolos hechos por el hombre,

sino en mi Señor Jesucristo el Hijo de Dios.

Mi amor no se originó  en lo más profundo de mi alma,

sino en Dios Padre quien es simplemente amor.

No clamo mi salvación por algo que yo haya hecho,

Sino por lo que Jesucristo hizo en la cruz.

Darwin fabricó la teoría de evolución,

pero fue Dios el que lo creó a él.

La confianza  no me  llega  por mis  éxitos,

sino por lo que Dios hace en mí.

Mi luz no viene del sol allá entre las estrellas,

sino de Jesucristo el Hijo de Dios.

El regocijo no me viene de placeres temporales,

sino de  hacer la voluntad de Dios.

Mis riquezas no consisten en las ganancias o posesiones,

sino en los tesoros que tengo en el cielo.

Mis  logros  nunca   dependerán  de  lo  que  yo  pueda  hacer,

sino de lo que Dios desee  hacer obrando en mí.

TEN PACIENCIA CONMIGO

Ten paciencia conmigo

porque soy una obra en progreso.

Por  favor  considérame

porque estoy entre el comienzo y el fin.

No me juzgues severamente

porque simplemente aprendo y luego cambio.

No esperes ni pidas mucho de mí

porque jamás seré perfecto y sigo  haciendo errores.

No   te   vayas   a   preocupar   de   mí

porque   en  obediencia  sigo  el  destino  que Dios me  dio.

Tú tienes  que  aprender a  comprenderme.

Voy perdiendo, pero la carrera no se ha terminado. Voy a

NECESITAMOS LEER UN LIBRO

Todos necesitamos leer un libro;

la biblia.

Cada persona debe buscar el camino;

Jesucristo.

Hay  que  buscar la  verdad de verdades;

Jesucristo.

Debemos  saber  escuchar la voz del  Señor –

Jesucristo.

Todo el mundo  debería  adorar al Dios  Viviente –

Jesucristo.

Deberíamos   salir  de  la   oscuridad  a  la  luz  de Dios;

Jesucristo.

Sólo  hay  un  Dios  verdadero  el  que  puede  perdonarnos;

Jesucristo.

Sólo hay un intercesor a la diestra del Padre orando por nosotros;

Jesucristo.

                                         FE Y ORACIÓN

                                      ¿Qué precede a un milagro?

                                        – f e y oración –

                                         ¿Qué   puede   traer   avivamiento?

                                      – fe y oración –

                                           ¿Hay  manera de  traer a Dios a  mi vida?

                                     – fe y oración –

                                            ¿Algo o alguien me puede sacar de la esclavitud?

                                     – fe y oración –

                                           ¿Qué   puede  cambiar  a  una  ciudad,  estado  o  país?

                                     – fe y oración –

                                           ¿Cómo puedo cambiar mis horribles y terribles circunstancias?

                                     – fe y oración –

                                           ¿Hay  algo  que   me   pueda   dar  paz  en   medio   de  la    tormenta?

                                    – fe y oración –

                                         ¿Nos  provee Dios una  manera  de  derrotar al diablo y  a  sus  demonios?

                                    – fe y oración –

MI SEÑOR

Mi Señor,

permita que su Espíritu me guíe el corazón.

Mi Señor,

ponga su programa de computación en mi mente.

Mi Señor,

ponga un colador en mis oídos  para librarme del mal.

Mi Señor,

póngame  cegueras  en  los  ojos  para  no  ver  el  pecado.

Mi Señor,

destine a un centinela para que cuide  lo que salga de mi boca.

Mi Señor,

indíquele a un ángel que me cuide los labios para que yo no peque.

Mi Señor,

ayúdeme  para  que  yo  pueda  hacer su  voluntad en todo lo que haga.

SIEMPRE ALABARÉ AL SEŃOR

Celebraré al Señor por su amor.

Lo  bendeciré  por  su   misericordia.

Lo admiro constantemente por su poder.

Lo  amaré  eternamente  por  su  compasión.

Le  doy  gracias  cotidianamente  por  su  bondad.

Lo  alabaré  en esta vida y en la otra  por  su fidelidad.

No  puedo  adorarlo  suficientemente   por  su   perfección.

Jamás me olvidaré de agradecerle su bondad por perdonarme.

Lo exaltaré  diariamente  mientras  viva  por  su rectitud y  justicia.

DESEAS AGRADAR A DIOS

Si deseas complacer y agradar a Dios…

arrepiéntete de tus  pecados y deja  de pecar,

huye de la  oscuridad y  corre  hacia la luz  de Dios,

aléjate de lo injusto y vive  solamente en lo que  sea justo,

despójate del odio y el rencor y reemplázalos con amor sincero,

haz la voluntad de Dios, no la tuya,

pon tu  fe  en  Dios,  no  en  el  hombre,

perdona, olvida y deja el pasado en el olvido,

ve lo positivo  en la gente y descarta  lo negativo,

disfruta cada día  como si  fuera el último  de  tu  vida,

y alaba a Dios continuamente para que viva en tu adoración.

SOY ESPECIAL

Soy especial porque

Jesucristo bajó del cielo por mí.

Soy especial porque

Jesucristo tomó  mi lugar  para  sufrir.

Soy especial porque

Jesucristo dio un vida para que yo viviera.

Soy especial porque

Jesucristo resucitó de los muertos por mí.

Soy especial porque

Jesucristo  ascendió  al  cielo por  mí.

Soy especial porque

Jesucristo  intercede  por  mí.

Soy especial porque

Jesús volverá por mí.

TODOS NECESITAMOS A JESUCRISTO

Un civil,  un  soldado  y un  político

tienen algo en común

necesitan a Jesús.

Un abogado, un contador y un plomero

tienen algo en común

necesitan a Jesús.

Un  adolescente,  un adulto  y un  anciano

tienen algo en común –

necesitan a Jesús.

Una persona blanca,  una negra  y  un  nativo

tienen algo en común

necesitan a Jesús.

Un científico,  un bachiller y un señor analfabeto

tienen algo en común –

necesitan a Jesús.

Un señor rico, uno de la clase media y un indigente

tienen algo en común

necesitan a Jesús.

¿TE SIENTES DERROTADO?

¿Te sientes derrotado?

Cristo conquistó la derrota en la resurrección.

El puede convertir tu derrota en victoria.

Mateo 28:1-7

¿Está tu vida en caos?

El mundo estaba caótico y Dios le dio forma.

Puede convertir tu caos en armonía.

Génesis 1:1-31

¿Tu situación no tiene esperanzas?

Si simplemente lo crees Dios hará lo imposible.

Dios puede remover la falta de esperanza.

Marcos 10:27

¿Te sientes maldecido?

Jesús nos quitó la maldición en la cruz del calvario.

Puede convertir tu maldición en bendición.

Gálatas 3:13-14

¿TE SIENTES DERROTADO?

¿Te sientes derrotado?

Cristo conquistó la derrota en la resurrección.

El puede convertir tu derrota en victoria.

Mateo 28:1-7

¿Está tu vida en caos?

El mundo estaba caótico y Dios le dio forma.

Puede convertir tu caos en armonía.

Génesis 1:1-31

¿Tu situación no tiene esperanzas?

Si simplemente lo crees Dios hará lo imposible.

Dios puede remover la falta de esperanza.

Marcos 10:27

¿Te sientes maldecido?

Jesús nos quitó la maldición en la cruz del calvario.

Puede convertir tu maldición en bendición.

Gálatas 3:13-14

UN PECADOR SE ARREPIENTE

Dios, no tengo el don de hablar bien.

Por eso no sé cómo orarte.

- Hijo, sólo háblame y Yo te oiré – 

Padre mío, estoy desempleado.

Sólo te puedo ofrecer mucho de nada

- Hijo mío, lo único que necesito es tu tiempo  - 

Dios,  de verdad no tengo nada que ofrecerte.

No tengo dinero, empleo ni posesiones.

- Hijo,  no necesito posesiones;  te necesito a ti –

Padre Dios, he vivido una vida pecaminosa.

No sé cómo cambiar para limpiarme.

- Hijo, ven a Mí así como estás y Yo te limpio -

DIOS TIENE REGALOS PARA TI

Dios tiene muchos regalos para ti:

El primero era, es y siempre será su amor.

Debes amarlo, porque él siempre te ha amado

(1 Juan 4:19),

y  porque  dejó morir a su Hijo unigénito en  la cruz,

para  que  tú  no  tuvieras  que  pagar  por  tus  pecados

(Juan 3:16).

Su  segundo  obsequio es  liberarte  del mundo y  del  pecado.

La biblia nos dice que si Jesucristo te libera,  eres libre de verdad

(Juan 8:36).

Otro  presente que  tiene para  ti es su luz  para que no  te  tropieces.

Ya  no  tienes  que  andar  en  la oscuridad,  su  luz  ilumina  tu  sendero

(Juan 8:12).

Sin duda el regalo más  importante que Dios tiene para ti es la vida  eterna.

Para  obtener  la  salvación,  tienes  que  aceptar  a  Jesucristo  en tu  corazón

(1 Juan 5:12).

¿ERES INSUFICIENTE?

Si eres autosuficiente no le sirves a Dios.

Él anda en busca de gente con insuficiencia.

Si eres autodependiente Dios no puede usarte.

Es su anhelo  que le pidas  que supla tu necesidad.

Si eres  un  sabelotodo  Dios  no puede estar  contigo.

Es su voluntad que vengas a Él para que te dé sabiduría.

Si te has formado por esfuerzo propio Dios quiere cambiarte.

Es  su deseo  de  cambiarte  a su propia  imagen (Génesis 1:26).

Si eres muy  egoísta no estás  cumpliendo  con  la voluntad  de Dios.

Su  plan  es que  tú  aprendas  a  ser  un  dador  alegre (2 Corintios 9:7).

PUEDES ESTAR PERDIDO

Si sabes acerca la fe,

pero  tú  no  la  estás  practicando,

te estás perdiendo de mucho.

Si eres creación de Dios,

pero no obedeces sus mandamientos,

no eres parte de su familia.

Si sabes la palabra de Dios,

pero, en realidad,  no la estás viviendo,

sólo eres espectador.

Si eres bastante adinerado,

pero no  has hecho  riquezas en  el cielo,

con Dios estás en bancarrota.

Si sabes acerca de Jesucristo,

pero no lo has aceptado como tu Salvador,